Quiero verme bien en la fiesta de primera comunión

Hola. Primero que todo deseo felicitarte por este excelente espacio. ¿Por qué no se lo inventaron antes? Tengo una consulta para hacerte: Estoy invitada a la primera comunión del hijo de una amiga, la fiesta sé que será muy bonita. Es sábado a las 3:00 de la tarde. ¿Cómo debo ir vestida? Mido 1.70 y peso 65 kilos, soy blanca y de cabello oscuro.
Mil gracias y, de nuevo, ¡felicitaciones!

Hola: gracias por tus comentarios.

Hay varios factores a tener en cuenta: la fiesta es un día sábado y en la tarde, se trata de un evento con cierto aire de juventud, dado que el anfitrión es un menor de edad y sus amigos serán mayoría.

Lo que esto nos resume es que hay que lucir joven, cómoda y fresca. Esto no quiere decir que debas imitar las pintas de las jóvenes, pero si te sugiero evitar los atuendos muy aseñorados o rígidos. Es una fiesta fresca, atrévete a lucir como tal. 

Las maneras de lograrlo son:
Pensando si prefieres un vestido o un pantalón con una bonita camisa o camiseta. Y, ¡ojo! Cualquiera de estas piezas que consideres debe tener color, y si es vivo, mucho mejor. Dile no al negro, y sí al gris, al chocolate, al fucsia y a la gama de naranjas. Ya sea en tu atuendo o en los complementos como zapatos, cartera y accesorios.

Vamos por partes: si elegiste el vestido, busca uno tipo camisero o uno con un estampado vivo, que parezca una obra de arte o de flores (¡están de última moda!).

Si quieres pantalón, habrás hecho una apuesta por la comodidad, que le va muy bien a tu figura y estatura. Busca uno de botas muy anchas o muy pitillo, que puedas combinar o bien con una camiseta tipo Gef (indispensable un collar vistoso sobre ella) o con una linda blusa que le haga juego. 

Los accesorios y complementos serán fundamentales. Mi propuesta es que trates de lucirte con un hermoso paz de zapatos de colores o un collar de infarto. O qué tal un lindo anillo que nadie más tenga. Serás el centro de atención. 

Evita prendas negras o vestidos muy rígidos o muy “fiesteros”, esos que sabes que se ven bien en recepciones de noche o que has lucido en eventos que exigen más formalidad. 

Mi idea es que si quieres algo negro, combínalo con blanco y trata de sorprender (el detalle sorpresa del atuendo siempre es fundamental)  con un accesorio llamativo, ¡un cinturón, unos tacones rojos o violeta, un anillo amarillo enorme! 

No a los accesorios como perlas o el uso de medias veladas. 

¡Suerte y que estés entre las más bellas de la fiesta!