Soy un médico de 41 años. Trabajo en una institución muy seria de la ciudad a la que debemos ir todos los días de traje formal. A veces es difícil combinar trajes, camisa y corbata, y termina uno repitiéndose. ¿Cómo innovar dentro de los parámetros clásicos que debemos ponernos?

Hola: partiendo del precepto de que la corbata es un sinónimo de seriedad en la oficina, hay varias maneras de innovar y marcar la diferencia:

Tener corbatas de colores vivos y llamativos. Rompe con las clásicas de rayas y punticos. Atrévete con otras más coloridas, con pequeños prints de flores y figuras. El mercado ofrece diseño a buen precio (menos de $30.000 en Arturo Calle, AC).
Mancornas: ¡me encantan! Son un detalle indiscutible de buen gusto. Le dan variedad a tus camisas y hablan de ti como un hombre de buen gusto.

Ve a AC y pregunta por las de hilo de seda (son unos pequeños nudos). O en Galería Cano tienen unos diseños precolombinos espectaculares.

Además de tus trajes clásicos (negro, gris y azul) busca un gris claro raya tiza o diplomática y apuesta por zapatos en tono caramelo. No son fáciles de llevar para hombres muy clásicos, lo reconozco, pero son muy sobrios.

Bueno y diles si a las innovaciones en colores de camisas. ¿Has intentado con una rosa, aguamarina o violeta claro? Hazlo y notarás como se ilumina tu atuendo completo y tu rostro. Cuando te vean dirán: allí va una persona joven, que tiene buen gusto y sabe combinar.