Posts Tagged ‘social media’



9 consejos que revolucionarán su actividad en Instagram

Jueves, julio 30th, 2015

Conozca nuestras sugerencias para transformar la realidad en Instagram de una marca, producto o empresa.

Lo que está pasando con la aplicación de visual social media, como plataforma corporativa para el relacionamiento con audiencias y masificación de mensajes, es cada vez más sobresaliente. Si bien, Facebook y Twitter, siguen siendo percibidos —por los profesionales del marketing— como los medios sociales prioritarios para las organizaciones; Instagram no les está dejando el camino fácil. La herramienta recientemente ha evolucionando, a tal punto que sobrepasó a Twitter en términos de usuarios activos al mes (más de 300 millones en julio de 2015), en tasa de crecimiento (la cual aumenta mes a mes y no muestra signos de desaceleración) y en niveles de interacción (4,21% de tasa de involucramiento por mensaje, muy por encima del 0,07% de Facebook). Hechos y datos que nos llevan a concluir que, de mantenerse la tendencia, en poco tiempo Instagram superaría a Twitter en la segunda posición de importancia de los medios sociales para los directivos corporativos.

Lamentablemente, la evolución de uso de la plataforma no ha traído consigo una apropiación creativa por parte de las empresas; puesto que son muchas las que insisten en la errónea tendencia de explotar el canal como un nodo de emisión de mensajes y contenidos repetitivos que terminan desgastando y saturando la relación con las audiencias. De la misma forma, sigue siendo recurrente la dificultad de comprensión —por parte de los profesionales del sector— del valor, ventajas y beneficios que ofrece la herramienta.

En esta publicación, queremos compartir 9 recomendaciones que transformarán la presencia corporativa en Instagram. Se trata de un compilado de sugerencias y conceptos que elevarán la eficacia con la que se usa Instagram a nivel empresarial (para buscar objetivos de comunicación y un alto grado de involucramiento).

1. Revise periódicamente la pestaña de notificaciones

Esta tarea se hará cada vez más prioritaria (sobre todo a medida que crece la actividad). Muchas personas y empresas no son conscientes de que Instagram únicamente permite visualizar, en su pestaña de notificaciones, las últimas 80 interacciones. Es decir que, en caso de tener un alto nivel de interacción y una baja frecuencia de revisión, se podría dejar pasar algo. La recomendación es establecer ciclos de monitorización periódica de respuestas; apropiados y balanceados con la realidad específica de cada organización.

2. Personalice la biografía

Una biografía memorable marca la diferencia. Invertir tiempo en elegir las palabras correctas, en dar un formato atractivo a los textos y en encontrar un mensaje de marca ganador; es fundamental para conseguir buenos resultados. La simpleza y fuerza de la biografía es clave para pasar de lo común a lo extraordinario.

3. Cuide el texto que acompaña las imágenes o videos

El mensaje asociado a cada publicación de Instagram es un complemento que no se debe dejar al azar. Esta claro que la imagen o el video son el foco de atención, pero el texto y las etiquetas son un arma poderosa para contar una buena historia o dar contexto y profundidad al mensaje gráfico.

4. Optimice el uso de etiquetas

Los hashtags son la mejor alternativa disponible para elevar los niveles de distribución y exposición de una publicación en Instagram. Las etiquetas son una eficaz herramienta para aumentar el alcance y, por ende, la viralidad de los mensajes. Optimizar las etiquetas tiene que ver con:

  • Elegir los hashtags correctos para el contenido publicado.
  • Monitorear el contenido —generado por otros— dentro de las etiquetas elegidas (evite caer en una corriente de contenido incoherente con los valores de marca).
  • Resistir la tentación de sobrecargar de hashtags las publicaciones (es recomendable no usar más de 5, y en lo posible incorporarlos a la redacción del texto).

5. Haga seguimiento a las etiquetas asociadas a la marca, producto o empresa

Una practica común de los usuarios de Instagram es convertir los nombres —de personas, productos, marcas o empresas— en hashtags. Esta costumbre trae consigo una responsabilidad: monitorear regularmente los contenidos generados bajo las etiquetas asociadas a la marca, producto o empresa (no hacerlo podría generar un problema de reputación futuro).

6. Nútrase del contenido de la comunidad

Los primeros aliados que tienen las compañías para la construcción de contenidos son: empleados y clientes. Transformar a la comunidad natural que rodea la marca o producto en proveedores de contenido es una inteligente practica que facilitará la actividad social y elevará el involucramiento.

7. Implemente una política de enlaces acertada

Es bien sabido que la publicación de vínculos en Instagram es extremadamente limitada; por esta razón es conveniente apropiarse de la única alternativa disponible para agregar enlaces a las publicaciones: la biografía. Diseñar un mecanismo, usando links inteligentes, para promocionar contenidos externos y atraer tráfico es una tarea obligatoria de quienes administran la actividad en Instagram.

8. Incorpore una herramienta de analítica

La información métrica ofrecida por Instagram es muy deficiente (por no decir nula). Esta realidad obliga a las empresas a sumar una herramienta externa que se integre a la red social para capturar, almacenar y procesar datos que ayuden al entendimiento de la audiencia, de los contenidos y de la intención. Medir, en cualquier esfuerzo digital, es crítico para poder optimizar.

9. Tome mejores fotos

La fotografía es un arte complejo —eso tiene que quedar claro—; pero con algunas recomendaciones de los profesionales se podrían mejorar los resultados para potenciar la actividad en Instagram. La mayoría de los expertos en fotografía coinciden en que las mejores practicas para obtener fotos memorables son:

  • No abusar de los filtros y herramientas de edición. Proteger y resaltar los colores y sombras capturados por la lente es muy importante.
  • Buscar una buena iluminación. La mañana y la tarde ofrecen excelentes condiciones atmosféricas y de luz para lograr mejores imágenes (el medio día, por el contrario, produce sombras y brillos difíciles de controlar).
  • Evitar el uso del flash. Las situaciones de baja luz, que obliguen el uso del flash, no son recomendadas.
  • Ubicar al «héroe de la foto» en el centro o en una posición destacada dentro de la composición. Evitar los elementos que distraigan o resten atención al elemento prioritario de la comunicación es una mala idea.
  • Para encuadres cercanos es preferible evitar espacios descubiertos (pero evite saturar la imagen con elementos). Cuando tenga espacios vacíos agregue elementos metálicos simples que le ayuden a rellenar (este tipo de elementos enriquece la foto y no compite con el protagonista de la imagen).
  • Producir explosiones de color. Saturar las imágenes es una magnífica alternativa para mejorar las fotos con colores vivos y contrastantes.
  • Prestar atención a la temperatura de la foto para transmitir la sensación correcta: cálido o frío.
  • Evitar siempre la contraluz.

Bibliografía

DUNN, Mike. 6 Essential Instagram Community Management Tips. Artículo publicado en SocialMediaToday.com en Julio de 2015.

DOUGHERTY, Jim. 10 Pro Tips for Instagram. Artículo publicado en Cision.com en Julio de 2015.

YANKOVICH, Gyan. 16 Life-Changing Instagram Tips From Fashion Blogger Margaret Zhang. Artículo publicado en BuzzFeed.com en Julio de 2015.

6 preguntas que debe formularse para proteger la reputación en medios sociales

Miércoles, julio 8th, 2015

Presentamos algunos interrogantes que los profesionales y directivos de las empresas, que quieran proteger su reputación, se deben formular periódicamente.

La reputación —en la actualidad— es el activo más valiosos de una persona o empresa que busca vigencia y solidez en el mercado profesional o comercial. La protección y creación de la reputación es, por ende, la actividad individual y colectiva que requiere mayor atención y prioridad. Esto debido a que —con el pasar de los días— la reputación se ha transformado en el mecanismo usado por la humanidad para controlar a cada uno de sus miembros (personas y organizaciones) y en el instrumento democrático de la sociedad para medir la confiabilidad.

El papel que está jugando Internet —y los medios sociales en particular— en la construcción de la confianza es trascendental; porque la masificación de los entornos digitales ha facilitado la transmisión y propagación de información susceptible de crear o destruir reputación. Hoy hay evidencia clara de que las opiniones de otras personas está moldeando las decisiones y percepciones de las audiencias (lo cual se potencia si esas personas pertenecen a un entorno social cercano o influyente).

Con las herramientas disponibles, cualquier persona —cuando interactúa— produce una cadena de información que se expande como una onda a lo largo de sus círculos sociales (y si esos círculos son grandes, podría incubar una cadena de información lo suficientemente ruidosa para construir o destruir la reputación y confianza de un individuo u organización). Para ser coherente con esta realidad, las personas y organizaciones deben hacerse 6 preguntas elementales, con periodicidad, para facilitar el control y la gestión de la reputación en los medios sociales:

¿Se está trabajando en la prevención de potenciales crisis de reputación en los medios social?

La mayoría —por no decir todas— las crisis de reputación son identificables con antelación. Prevenir, monitorizar y controlar las amenazas es una tarea fundamental del equipo de administración de la presencia social y del área de comunicaciones. ¿A qué se debe prestar atención? A escuchar con frecuencia lo que se dice en los medios sociales para detectar potenciales ataques en el momento oportuno, a resolver cada uno de los problemas encontrados en el menor tiempo posible, a responder rápido —y sin evasivas— los requerimientos de la audiencia y a documentar cada tarea, respuesta, interacción y evento que se presente en el día a día.

¿Se cuenta con un manual de uso de medios sociales para los empleados?

Todas las empresa del planeta son vulnerables a un comportamiento vergonzoso de uno o varios de sus empleados y a que esto se haga visible frente a su audiencia. Evitar esta situación es utópico, pero existen formas de protegerse. El mecanismo recomendado para sortear esta amenaza es la evangelización, a todo el personal, sobre los riesgos corporativos que se desatan por actuaciones individuales pero que se transfieren al colectivo. En el proceso educativo al equipo de trabajo es aconsejable la creación colaborativa —entre los empleados y la empresa— de un manual de comportamiento no restrictivo (dicho documento debe identificar situaciones, prever reacciones y sugerir acciones para blindarse de las crisis generadas por personas que podrían afectar a la organización).

¿Se esta protegiendo la información crítica?

La fuga de información es, quizás, el más común de los orígenes de las crisis de reputación social. Pocas empresas controlan —sin limitar a sus funcionarios— la información. Las políticas laborales, el relacionamiento con proveedores, los planes comerciales, las estrategias de enfrentamiento a los competidores, entre otros; son documentos que podrían mal interpretarse por el publico general, debido a que no cuentan con el contexto completo de la realidad corporativa (aclarando que no hablamos de ocultar comportamientos irregulares o poco éticos; si una empresa realiza este tipo de conductas, tarde o temprano se conocerán y la crisis será inevitable). Recuerde que el mejor mecanismo, para compartir con las audiencias toda la información crítica de una organización, es la construcción de un informe de sostenibilidad transparente y de

¿Se tiene un plan de protección de la presencia corporativa en los medios sociales?

El «brandjacking» o sustracción de la identidad digital es habitual en la actualidad; son recurrentes los casos de perdida de control —por parte de la empresa— de los accesos a las cuentas en redes sociales (vulnerabilidad que, en la mayoría de los casos, origina una crisis de reputación). Existen muchas causas posibles para sufrir el «brandjacking»; las más probables son: una baja protección de nombre de usuario y contraseña por parte de los funcionarios responsables, la autorización de aplicaciones para agregar funcionalidades a las redes sociales y la ausencia de una rutina periódica de cambio de credenciales de acceso.

¿Se evangeliza periódicamente a los directivos sobre el uso correcto de los entornos sociales?

Los altos cargos de las organizaciones son imanes en la atracción de atención de los usuarios de los medios sociales. Una vez se identifica —por parte de los seguidores— la presencia social del directivo de una corporación, el crecimiento de la audiencia y el seguimiento y escrutinio de la actividad, es inmediato. Cualquier error o desacierto de un alto directivo se convierte en un suceso que retumba en la reputación de la empresa. En este caso la evangelización —en el uso y reconocimiento del impacto de sus acciones y comportamientos en la reputación digital— es el camino para evitar problemas futuros.

¿Se identifica a los empleados influyentes de la empresa en medios sociales?

La gestión de la reputación es una sumatoria de acciones preventivas y tácticas reactivas para proteger la confianza de la sociedad en un individuo u organización. En el segundo grupo de tareas —en las tácticas reactivas— los influenciadores y líderes de opinión juegan un papel trascendental. Reconocer a estos personajes en el interior de la empresa y sumarlos al equipo de trabajo en redes sociales es obligatorio (aún cuando no pertenezcan a áreas afines a la gestión de la presencia social).

Bibliografía

WHITFIELD, John. People will talk. The surprising science of reputation. Publicado por John Wiley & Sons Inc. 2012.

SHEPPERSON-SMITH, Steven. Critical questions for managing reputation online. Artículo publicado en cipr.co.uk.

5 recomendaciones que cambiarán su vida como bloguero

Viernes, mayo 22nd, 2015

Discutamos las recomendaciones más importantes que puede recibir una persona o empresa que quiere crear un blog como mecanismo para la construcción de marca y la generación de interacción con una audiencia.

Si existe algo apasionante en el mundo digital son los blogs. Constantemente insistimos —a las personas y empresas— que un blog bien gestionado es un excelente punto de partida para una estrategia en medios sociales y para una táctica que busque mejorar el involucramiento con las audiencias. Los blogs ofrecen una plataforma fácil para publicar y administrar periódicamente contenidos, para recibir comentarios y retroalimentación de los lectores y para conseguir visibilidad y viralidad en nichos y escenarios digitales.

Crear un blog y participar de la blogosfera es una actividad que suma a la intención de aportar contenidos valiosos, construir comunicaciones abiertas y transparentes y consolidar comunidades. Gestionar un blog, por lo tanto, es una obligación hoy para las marcas, productos y servicios.

Con frecuencia nos preguntan cuáles son las claves para tener éxito en un blog y —con la misma periodicidad— recalcamos que lograrlo es más simple de lo que se cree. Lo primero es sacudirse de la obsesión por el tráfico, la preocupación por lograr una buena posición en los buscadores y el empeño por masificar las publicaciones. No queremos con esto restarle importancia a esas 3 tareas (estamos de acuerdo en que son críticas), lo que intentamos es aclarar y ojalá hacer entender que son una consecuencia y no un objetivo prioritario.

Dicho esto, compartimos los que a nuestro juicio son los 5 consejos prioritarios para las marcas o personas que estén decididas a crear y desarrollar una estrategia de marketing en blogs:

1. Consistencia en la frecuencia de publicación

El principal problema de quienes crean un blog es la falta de continuidad en la frecuencia de publicación. En este tema no existe una regla de oro, ni mucho menos un estándar. El objetivo elemental es publicar la mayor cantidad de contenido de valor posible (una buena gestión comienza por imponerse metas alcanzables en la generación de contenidos). Concéntrese en proteger la frecuencia, la cual no debe ser rigurosa en la periodicidad de los contenidos sino en los límites para los tiempos de ausencia. Es decir, más importante que establecer la periodicidad, fije un tiempo de ausencia máximo (no pueden pasar más de «X» días sin publicar). La frecuencia rigurosa desgasta a los editores, permita que la administración del blog mantenga algo de creatividad y sorpresa (el blog debe ser un ejercicio de conversación natural, sin presiones).

2. El lenguaje y la forma son claves

Escribir es un ejercicio mucho más complejo que leer; eso es una obviedad. La lectura es una actividad desprevenida de consumo de información y la escritura una tarea consciente de construcción y transmisión de ideas. Aunque son labores diferentes, son complementarias. Para escribir hay que pensar en quien lee (no hacerlo es un error monumental). Cuando construya contenido para publicarlo en un blog, los lectores deben ser la obsesión. Es por esto que la presentación y el lenguaje de los contenidos son tan importantes como la información misma. Cuidar cada detalle y facilitar la asimilación del mensaje —apoyándose en un lenguaje simple y enriquecido por la forma— hará el blog atractivo, entretenido y cautivador.

3. Oportunidad y coherencia de los contenidos

La creación y publicación de contenidos necesita una visión estratégica y un olfato bien afinado para elegir cuando y sobre qué publicar. Mantener un hilo conductor y crear contenidos enmarcados en un eje temático son exigencias de un blog. No queremos decir con esto que usted debe encasillarse en una temática sino que debe evitar dar saltos irracionales entre temáticas disímiles (aclarando que en un blog personal este tipo de comportamientos puede ser aceptable, pero en un blog corporativo se requiere mantener una consistencia en la comunicación).

4. Buena categorización y organización lógica de la información

Elegir el eje temático, subdividirlo y darle una arquitectura de información lógica es una etapa crítica en la creación de un blog. Desde la primera publicación, los visitantes deben asimilar la forma como están organizados los contenidos (la navegación a través de ellos, el consumo y la búsqueda deben ser procesos simples y consistentes). Son muchas las visitas y los clics que se pierden por una arquitectura de la información confusa e incoherente. Categorice, clasifique y etiquete los contenidos con mucha lógica y haga que esto sea evidente para los usuarios.

5. Mida

Aprenda y evalúe los resultados de las publicaciones para replantear el plan editorial. Identifique las temáticas atractivas, reconozca las principales fuentes de tráfico y el comportamiento de los lectores dentro del blog (no se limite a las métricas elementales). Construya indicadores y objetivos específicos. Las dos competencias que un bloguero debe desarrollar con mayor ahínco son: habilidad para crear contenido original y apropiación e interiorización de la herramienta de analítica.

Cómo construir contenido de calidad para los motores de búsqueda

Lunes, marzo 9th, 2015

Conozca las claves y errores más comunes cuando se construye contenido con la intención de atraer la atención de los buscadores.

Google es —quizás— la compañía digital más inquieta del mundo y sin temor a equivocarme es el jugador cuyas decisiones afectan a más personas y empresas; cualquier cambio en un producto o servicio del gigante tecnológico deja ganadores y perdedores. Y cuando nos referimos al algoritmo de su buscador, cada actualización trae consigo sancionados y beneficiados.

Panda (en febrero de 2011), Penguin (en abril de 2012) y Hummingbird (en septiembre de 2013) son los nombres de las últimas 3 actualizaciones importantes del algoritmo de búsqueda de Google. En cada una de ellas, Google, intentó sacar el mal contenido y hacer más relevantes las páginas de resultados. El objetivo de Google siempre ha sido reducir la visibilidad de las páginas de bajo valor y darle mayor relevancia a quienes se esfuerzan por crear contenido valioso (buscando así estimular a los pequeños a trabajar con decisión para competir contra los grandes). Google constantemente vive una guerra fría con quienes viven de la optimización y ataca con dureza a los que utilizan técnicas fraudulentas y sobreoptimizan los sitios para ganar posiciones en las páginas de resultados. Todo esto con el fin de mejorar la experiencia del usuario.

¿Qué es contenido de calidad para Google?

Un contenido de calidad, para Google, es aquel que tiene las siguientes características:

  • Genera una buena experiencia: Una experiencia negativa se produce cuando el contenido es poco atractivo y no entrega valor a quien lo consume.
  • Es profundo: Los contenidos cortos según Google ofrecen poca información al consumidor, es por esto que el buscador prioriza a quienes crean contenido abundante y enriquecido.
  • Es original: Esos contenido duplicados que se encuentra varias veces en un mismo sitio web o que se encuentra exactamente igual en dos sitios web diferentes son de baja calidad para Google (el buscador siempre dará prioridad a quien lo publico primero).
  • No está relleno de palabras claves: El contenido que cae en la trampa del keyword stuffing (aumentar en exceso la aparición de una palabra clave dentro de un texto) es mal visto por el buscador.
  • No se añeja: Cuando hablamos de contenido añejo no nos referimos al que lleva mucho tiempo publicado y que aún sigue aportando, sino al que ya esta desactualizado y genera confusión en los usuarios.

¿Cómo mejorar la calidad de los contenidos para Google?

1. Enriqueciendo los contenidos

En la forma y en el fondo. Tómese su tiempo para investigar las necesidades de su audiencia antes de definir los contenidos que debe crear; entienda el código de lenguaje que debe usar para redactar en los términos que ellos usarán para buscar; estructure con claridad los títulos, subtítulos, párrafos y oraciones; sea ágil en la comunicación, pero extenso en la información; apóyese y publique fuentes adicionales de información (vía enlaces); proporcione ejemplos que ayuden al lector a comprender con mayor facilidad; y finalmente, agregue material multimedia de soporte.

No sobra recomendar una prueba de lectura que lo ayude a validar el correcto uso del lenguaje y la transmisión acertada del mensaje (aunque usted no lo crea, las faltas de ortografía y los errores gramaticales pueden hacerle daño en la optimización para motores de búsqueda)

2. Mantener sus contenidos actualizados

Abordar las tendencias del momento lo ayudará a mantenerse en la boca de su audiencia y a ser oportuno y visible; pero igualmente vivir el tema del momento lo obligará a hacer limpiezas periódicas de contenidos desactualizados. Es recomendable retirar el contenido irrelevante o inútil del sitio web (por ejemplo, estudios o investigaciones antiguas que contienen información obsoleta). Si se necesita tener esta información visible, trate de restarle autoridad reduciendo el numero de enlaces hacia ella.

3. Crear contenido que no pierda vigencia

El contenido “no perecedero”, ese que nunca caduca y que se mantiene fresco debe ser su obsesión. Las publicaciones siempre actuales son una magnifica arma para su estrategia de contenidos, ya que ofrecen un enfoque atemporal que evita que se vuelvan obsoletos. Algunos ejemplos de contenido perenne: tutoriales, glosarios, preguntas frecuentes, entre otros.

4. Controlar la densidad de las palabras claves

Su densidad de palabras clave puede apoyar o destruir sus posibilidades frente a Google (y frente a su audiencia). La densidad de las palabras claves es la relación existente entre el número de veces que una palabra clave se utiliza contra la cantidad total de palabras del texto. Encontrar el equilibrio es complejo —no hay una formula comprobada y definitiva— pero un rango seguro es entre el 2% y 4% (independiente de las matemáticas es recomendable crear su contenido con un tono natural; forzar la aparición de la palabra clave por el simple hecho de elevar su densidad es un grave error).

5. El plagio es el peor error

Encontrar la inspiración en diversas fuentes es una buena idea, pero copiar y pegar las palabras es un desacierto garrafal. Si existe alguien a quien no se puede engañar en temas de plagio es a Google (los bots recorren, indexan y comparan TODO lo que se publica en internet; por lo tanto, si algo ya se ha publicado Google ya lo tiene indexado y cuando se vuelva a encontrar con el contenido lo catalogará como copia y marcará el dominio que lo alojó). Sobra decir que no es una buena estrategia tomar contenidos de otros sitios web y publicarlos en el suyo, aún citando la fuente; es mejor enlazarlos.

6. Profundizar

Si está buscando impresionar a Google de verdad, el camino es la profundización. Los contenido de formato largo le dan mucha autoridad a su sitio web y tienen una relación directa con el rendimiento de la página en los resultados del buscador. ¿Qué es un contenido de formato largo? aquel que se acerca a las 2000 palabras.

7. Consistencia de temáticas

Todos los sitios web parten de un tema original y lo desglosan en la mayor cantidad de subtemas posibles; salirse de allí podría ser una mala idea. Este tipo de equivocaciones se cometen cuando los que gestionan el sitio web no cuentan con una estrategia de contenidos y un calendario editorial detallado.

Bibliografía

McCOY, Julia. 10 Ways to Beat The Panda and Penguin In Your Content Strategy. Diciembre de 2014. Search Engine Journal.

5 SEO Strategies That Will Still Work in 2015. Diciembre de 2014. Search Engine Watch.

Lección y taller gramatical para community managers: el sustantivo y el adjetivo

Lunes, marzo 2nd, 2015

El dominio del español como fundamento para mejorar la comunicación y la interacción en la estrategia digital y social de las empresas.

Muchos cuestionan la importancia de estudiar la gramática y la ortografía; argumentando que el corrector ortográfico, los diccionarios en línea y las revisiones gramaticales de los procesadores de texto son capaces de enmendar los errores y hacer el «trabajo sucio» para que los escritos sean impecables. Abiertamente me declaro en desacuerdo con esa postura, y la oposición se acentúa cuando me hablan de las personas que ejecutan las tareas digitales en las empresas. No quiero posar de experto en Español —no lo soy— simplemente quiero motivar para que estudiemos la lengua y compartamos conocimientos.

El conocimiento y buen uso del idioma —cualquiera que sea este— es prioritario para un gestor de comunidades. La comunicación y expresión escrita dependen de la capacidad para transmitir correctamente un mensaje; aquí entra en juego la gramática y la ortografía (dos piezas claves en la formación de un community manager). Debido a esto —desde hace algún tiempo— vengo creando publicaciones orientadas al estudio y práctica del español para ejercitar las competencias en el uso del idioma. Hoy hablaremos de los sustantivos y los adjetivos, sus características, usos y particularidades:

¿Por qué es importante para un community manager estudiar el idioma?

1. Porque facilita la legibilidad

Un gestor de comunidades escribe a diario; esa es —probablemente— la tarea más recurrente de quienes administran la presencia social de las organizaciones. El dominio de la gramática y la ortografía permitirá que la escritura sea fluida y legible para los receptores.

2. Porque optimiza la comunicación

La comunicación se fundamenta en el correcto uso del idioma, ya lo dijimos al inicio. Los community manager necesitan crear comunicaciones efectivas que blinden a la empresa de un malentendido (con la gramática se elimina la ambigüedad). La elocuencia, saber puntuar y usar bien los acento son un ventaja competitiva para quien administra una actividad social.

3. Porque enriquece los mensajes

Profundizar en el vocabulario facilita la selección de palabras a la hora de transmitir mensajes o de interactuar. Elegir buenas palabras es clave para transformar un mensaje aburrido en uno poderoso (las connotaciones y denotaciones específicas de las palabras influyen mucho en la perspectiva del lector). Un gestor de comunidades debe dominar el significado de las palabras y el sentimiento que cada una produce en su audiencia (nunca pierda de vista que se pueden herir susceptibilidades con una mala escogencia de palabras).

El sustantivo

El trabajo de un sustantivo es nombrar. Todas las personas, animales y cosas —materiales o inmateriales— tienen nombre; y cada uno de esos nombres son sustantivos.

En el español, existen 3 tipos de sustantivos: abstractos, comunes y propios. Los sustantivos abstractos se refieren a cosas inmateriales como: sabiduría, limpieza, aventura o amistad. Los sustantivos comunes nombran a todas las personas, animales o cosas de la misma especie sin particularizar; por ejemplo: hombre, perro, océano o edificio. Los sustantivos propios distinguen a cada individuo de los demás de una misma clase, especie o género; por ejemplo: Amazonas, Antonio, Mar Caribe o Edificio Coltejer (en español, los sustantivos propios, se deben escribir con mayúscula inicial).

Adicionalmente, los sustantivos tienen dos características básicas: el género y el número. Todos los sustantivos de la lengua española tienen género y número, pero no todos pueden cambiar de género o de número. El género se refiere a si una persona, animal o cosa es masculina, femenina o neutra y el número aclara si se habla de una o más de una persona, animal o cosa.

El adjetivo

Es frecuente que los sustantivos no sean suficiente para nombrar correctamente algo, en estas circunstancias aparecen los adjetivos, que se encargan de afinar el nombrado. El adjetivo —por definición— es la parte variable de la oración que acompaña el sustantivo y que expresa una particularidad del mismo.

El adjetivo expresa características concretas o abstractas del sustantivo para calificarlo, matizarlo, numerarlo, señalarlo o distinguirlo. En la gramática del español existen 3 tipos de adjetivos: calificativo, de relación o pertenencia y determinativo. El adjetivo calificativo expresa alguna cualidad del sustantivo que acompaña; por ejemplo: carro rojo, edificio alto, agua fría o mujer elegante (carro, edificio, agua y mujer son sustantivos y rojo, alto, fría y elegante son adjetivos calificativos). El adjetivo de relación o pertenencia aclara con que tiene que ver algo (expresan una relación entre el adjetivo y el sustantivo al que se refiere); por ejemplo: el nervio auditivo (auditivo es un adjetivo de relación). Los adjetivos determinativos establecen alguna circunstancia del sustantivo al que acompañan, pero simplemente delimitan, no entregan ninguna cualidad; por ejemplo: esos colores, mis amigos, alguna carretera o la segunda persona (colores, amigos, carretera y persona son sustantivos y esos, mis, alguna y segunda son adjetivos determinativos).

El grado de los adjetivos

Al igual que los sustantivos, los adjetivos tienen género y número, pero adicionalmente tienen grado. El género y el número del adjetivo estará determinado por el sustantivo, por ejemplo: los carros azules (sustantivo en plural se debe acompañar de un adjetivo en plural) y una casa bonita (el sustantivo femenino se debe calificar con un adjetivo en femenino). Por su parte, el grado se usa cuando el adjetivo solo no es capaz de expresar bien el mensaje.

Existen 3 grados para los adjetivos: positivo, comparativo y superlativo. El grado positivo denota la cualidad del sustantivo en su grado más simple, sin expresar ningún tipo de graduación o comparación. El grado comparativo indica la cualidad del sustantivo comparada con otro; existen 3 tipos de comparación: de superioridad, de inferioridad y de igualdad; por ejemplo: Estos edificios son más altos que aquellos, este barco es menos rápido que el otro y María es tan bonita como Ana (en la primera frase «más altos que» es un adjetivo en grado comparativo de superioridad, en la segunda «menos rápido que» es un adjetivo en grado comparativo de inferioridad y en la tercera «tan bonita como» es un adjetivo en grado comparativo de igualdad). El grado superlativo expresa la cualidad del sustantivo en el grado más alto, por ejemplo: Estos árboles son los más altos o estos árboles son altísimos.

Taller sobre el uso de sustantivos y adjetivos

Queremos cerrar esta corta lección con un taller que ayudará a reforzar e interiorizar los conceptos que acabamos de estudiar sobre los sustantivos y los adjetivos y que ejemplificarán algunas normas básicas de redacción:

1. Diferenciar sustantivos y adjetivos.

Clasifique las siguientes palabras como sustantivos o adjetivos: Pájaro, discreta, enorme, vacaciones, pobre, humildad, caos, terrenal, colombiano, triple, análisis, bueno, heroína, rebaño, naranja, fácil, ministro y pésimo.

Solución

Las palabras que son sustantivos: Pájaro (sustantivo común), vacaciones (sustantivo abstracto que solo admite la forma plural), humildad (sustantivo abstracto que solo se usa en singular), caos (sustantivo abstracto que solo admite la forma singular), análisis (sustantivo abstracto que es invariable en singular y plural), heroína (sustantivo común), rebaño (sustantivo común que se refiere a un colectivo), naranja (sustantivo común, el adjetivo es «naranjado») y ministro (sustantivo común individual).

Los adjetivos son: Discreta (adjetivo calificativo), enorme (adjetivo calificativo), pobre (adjetivo calificativo), terrenal (adjetivo de pertenencia), colombiano (adjetivo de pertenencia), triple (adjetivo determinativo), bueno (adjetivo calificativo), fácil (adjetivo calificativo) y pésimo (adjetivo calificativo).

2. Uso de sustantivos y adjetivos en contextos.

Identifique los sustantivos y los adjetivos en las siguientes oraciones y valide si son correctas o incorrectas revisando su gramática y ortografía:

  • Pedro sube las eternas escaleras de su casa.
  • Una Caja de galletas es un excelente regalo.
Solución

1. Pedro, escaleras y casa son sustantivos (el primero propio y el segundo y tercero comunes). Eternas y su son adjetivos (el primero calificativo y el segundo determinativo). La frase es correcta.

2. Caja, galletas y regalo son sustantivos. Excelente es un adjetivo. La frase es incorrecta porque usa mayúscula inicial para un sustantivo común (caja).

3. Frases correctamente expresadas.

Evalúe las siguientes frases y determine si son correctas o incorrectas:

  • Aquí fue que se extraviaron los excursionistas.
  • Veintiún personas visitaron el lugar.
  • Un hombre con pantalón y chaqueta negros.
Solución

1. La frase es incorrecta porque tiene un error de concordancia. La frase correcta es: Aquí fue donde se extraviaron los excursionistas.

2. La frase es incorrecta porque no mantiene la concordancia de genero entre el sustantivo «personas» y el adjetivo «veintiún». La frase correcta es: Veintiuna personas visitaron el lugar.

3. La frase es correcta. Cuando se tiene un único adjetivo para dos sustantivos de diferente género el adjetivo se usa en masculino.

Esta es una pequeña inmersión que esperamos que usted, como community manager, complemente y lo motive a estudiar profundamente el idioma para mejorar la legibilidad de sus escritos, la comunicación de sus mensajes y la riqueza de sus palabras.

Bibliografía

THOMPSON; Elizabeth. Razones generales de por qué la gramática es importante para el uso diario. eHow en Español.

COMÍN SEBASTIÁN, Pilar. Ortografía y gramática para dummies. Barcelona, 2013. Grupo Planeta.

MARTÍN VIVALDI, Gonzalo. Curso de redacción: Teoría y práctica de la composición del estilo. 33a Edición. España, 2018. Paraninfo.

Las redes sociales que nunca debe perder de vista

Viernes, enero 9th, 2015

Discutamos acerca de otras alternativas sociales diferentes a Twitter, Facebook e Instagram que no deben olvidarse y que enriquecerán su estrategia social.

Los medios social dejaron de ser una moda y se transformaron en una obligación para las empresas; muchas se fijaron el objetivo de acercarse a las audiencias y encontraron en ellos un aliado valioso, simple y económico. Es cada día más grande el número de compañías que inician una exploración planeada de estas plataformas, y entregan recursos presupuestales y humanos a ellas, para obtener resultados en comunicación, marketing y servicio al cliente.

En esa exploración es apenas obvió que las empresas se sientan atraídas por las de mayor alcance y penetración en la actualidad: Facebook, Twitter e Instagram. Y esto no esta mal. Es absolutamente normal que, en las primeras de cambio, las marcas quieran darse un baño de popularidad y de masificación.

La intención de este post no es desanimarlo en sus intenciones de desarrollar actividad en las plataformas líderes de mercado; por el contrario, lo que queremos es abrir su panorama para que sume nuevas alternativas y haga una elección acertada de cuales piezas usará en su actividad social y cuales simplemente monitorizará.

Comencemos primero por ratificar que no es una buena idea tener presencia en todos los medios sociales disponibles (se necesitaría una gran cantidad de recursos para construir contenido y controlar las interacciones en cada uno de ellos); pero tampoco es una idea brillante ignorar en los que no se tiene actividad. La elección de las plataformas en las que se desarrollará la actividad social debe ser una acción estratégica calculada y coherente con sus audiencias meta y necesidades corporativas. Una vez son seleccionados los medios en los que se tendrá presencia, restará únicamente asignar recursos para monitorizar las otras (recuerde que el no tener presencia en una plataforma específica no lo exime de escuchar lo que se dice, de su marca o empresa, en ella).

Presentamos, entonces, 10 medios sociales que usted debe evaluar y nunca perder de vista en su estrategia social. Aunque algunas son obvias, no quisimos ignorarlas para recordarle lo importantes que son (para considerarlas como herramienta de socialización o tenerlas presente en sus tareas de monitoreo):

1. Blog

Un blog, por su dificultad de construir contenido de valor de forma constante, siempre ha representado un reto; esto ha llevado a que las empresas lo usen poco como medio social. Una buena bitácora siempre será la pieza clave en una estrategia de marketing de contenidos y un eje robusto para su actividad en medios sociales. Los blogs son, hoy, poderosas herramientas de comunicación y acercamiento con las audiencias, gracias a que permiten compartir información útil y relevante de una forma práctica y eficaz.

¿Por qué los blogs son importantes?
  • Porque el 77% de los usuarios de internet lee un blog.
  • Porque solo el 2% de los blogs que existen en el mundo son gestionados por compañías.

En el caso de que no cuente con los recursos para gestionar un blog, le recomendamos que use «Google Alerts» para monitorizar lo que sucede en ellos.

2. Google +

Google + es una red social, con algunas características similares a Facebook, pero con unos beneficios claves para las empresas que no tienen grandes presupuestos o alta visibilidad.

¿Por qué debe estar atento a Google +?
  • Porque cuenta con cerca de 1.000 millones de usuarios a nivel mundial.
  • Porque tiene 359 millones de usuarios activos al mes.
  • Porque está creciendo a un 33% anual.

Si ya tiene presencia en Facebook puede ser una buena idea usar los mismos contenidos para Google + (adaptándolos a las formas específicas de esta red). Finalmente no olvide destinar algo de tiempo a monitorizar las interacciones allí (el trabajo social no se reduce a la publicación).

3. LinkedIn

LinkedIn ofrece un perfil de usuarios muy atractivo y enriquecedor para las empresas (tanto en usuarios, como en publico interno y prospectos de colaboradores). Aunque no sea una red social que ofrece un elevado volumen de usuarios puede ser el escenario de conversaciones interesantes, retroalimentaciones valiosas y construcción de relaciones que aportan mucho a las organizaciones.

¿Por qué vale la pena revisar LinkedIn?
  • Porque superó los 332 millones de usuarios.
  • Porque el 40% de sus usuarios accede diariamente.
  • Porque 1 de cada 3 profesionales en el mundo tiene un perfil en ella.
  • Porque Colombia es uno de los 3 países en los que ha reportado mayor crecimiento.

Si no puede desarrollar una actividad intensa en LinkedIn le recomiendo capacitar y empoderar a sus colaboradores para que sean los ojos y oídos de la empresa al interior de la plataforma.

4. You Tube

No se entiende porque muchas personas y empresas siguen viendo a You Tube como una simple plataforma de publicación de videos e ignoran su potencial social. You Tube le puede aportar alcance, visibilidad y viralidad a sus acciones e igualmente puede ser una fuente de relacionamiento, interacción y acercamiento con las audiencias.

¿Por qué se recomienda usar You Tube?
  • Porque tiene 1.000 millones de usuarios.
  • Porque tiene 490 millones de usuarios únicos que la visitan cada mes.
  • Porque produce 4.000 millones de reproducciones diarias.
  • Porque un usuario promedio invierte 462 minutos mensuales allí.

El principal reto de You Tube es crear contenido en video; pero esto es cada vez más simple (por la amplia oferta de herramientas que facilita la construcción de videos).

5. Pinterest

Después de Instagram, Pinterest es la mejor alternativa en el universo de los medios sociales para acercarse a las mujeres. Adicionalmente, ofrece muchas posibilidades para potenciar su marca y mejorar sus resultados en comercio electrónico.

¿Por qué debe estar alerta a Pinterest?
  • Porque tiene 70 millones de usuarios (80% de ellos son mujeres).
  • Porque tiene 20 millones de usuarios activos mensuales.

A diferencia de You Tube (en el que los contenidos deberían ser originales), en Pinterest la curaduría de contenidos facilita el trabajo.

6. Slideshare

La documentación técnica o estratégica que genera una organización se puede transformar en una comunidad; y esa comunidad, que gira entorno a contenido que ya se está generando y que no significa un esfuerzo extra, puede atraer prospectos y entregar visibilidad adicional para la empresa.

¿Por qué vale la pena sumar Slideshare a su actividad social?
  • Porque tiene 60 millones de usuarios.
  • Porque suma 159 millones de páginas vistas cada mes.

Siempre existirá al interior de una empresa investigaciones, estudios o documentación, no confidencial, que se podría entregar a la audiencia.

7. Wikipedia

Wikipedia es, hoy, fuente de consulta obligada para la mayoria de usuarios de internet; y como lo hemos dicho en otras publicaciones, es un deposito de información con funcionalidades sociales. Monitorizar, editar y enriquecer la información que se publica allí es una responsabilidad de las organizaciones (al igual que revisar los historiales de edición, las discusiones y las contribuciones).

¿Por qué incluir Wikipedia en su trabajo digital?
  • Porque es el séptimo sitio web más visitado del mundo.
  • Porque cuenta con 40 millones de usuarios registrados.
  • Porque se calcula que acumula 10 mil millones de paginas vistas cada mes.

8. Tumblr

¿Quiere acercarse a los adolescentes? Entonces debe agregar Tumblr a su mix de plataformas sociales. Es una herramienta versátil de microblogging y blogging; de manejo simple y de personalización flexible, con mucha empatía en las audiencias jóvenes.

¿Por qué acercarse a Tumblr?
  • Porque tiene 217 millones de blogs.
  • Porque tiene 199 millones de visitantes cada mes.
  • Porque el 61% de los adolescentes la considera su red social favorita.

9. Foursquare

Aunque no han alcanzado una gran masificación, las plataformas de georeferenciación ofrecen alternativas importantes de marketing. Esté atento a quien hace check-in en su ubicación física, conozca al alcalde y preste atención a los comentarios de sus usuarios

¿Por qué atender a Foursquare?
  • Porque tiene 45 millones de usuarios.
  • Porque acumula 87 millones de check-ins y 1 millón de comentarios en promedio cada mes.

10. Spotify

Una de las mayores apuestas de Spotify para el futuro es la iniciativa «Soundtrack Your Brand» (disponible únicamente en Suecia en este momento); este proyecto busca el involucramiento de las marcas y clientes a través de la música. Podría ser muy enriquecedor entender los gustos y motivaciones de las audiencias para oxigenar la creatividad; además, la música, se puede transformar en una excusa fantástica para producir conversaciones y generar empatía.

¿Por qué usar Spotify?
  • Porque tiene 34 millones de usuarios activos mensualmente (y 10 millones diariamente).

Todos los datos fueron tomados de Digital Marketing Ramblings

Las 13 tareas que olvidan los community managers

Jueves, noviembre 20th, 2014

El tiempo pasa y son cada vez más las empresas que son conscientes de los beneficios y oportunidades que ofrecen los medios sociales.

La construcción y gestión de comunidades ha ganado terreno en la mezcla de acciones de marketing y ha transformando, para bien, la comunicación entre las marcas y las audiencias. Por esto, cada día cobra fuerza, visibilidad y responsabilidad el rol de community manager en el organigrama corporativo. El gestor de comunidades se ha convertido en la pieza clave del marketing, la publicidad, la comunicación, la investigación de mercados y el servicio al cliente de las empresas.

Hoy el community manager trascendió de ser un simple empleado a ser el vocero de los clientes dentro de la empresa y el líder de la marca en la comunidad.

Ante este nuevo escenario, las organizaciones están buscando profesionales que tengan habilidades para el cumplimiento de las tareas de una forma eficiente y productiva; porque ademas de las tradicionales acciones en conversación, construcción de contenidos, seguimiento de interacciones y medición de resultados; el gestor de la comunidad debe ser una fuente de retroalimentación que ayude a aumentar la cuota de mercado, a mejorar la relación con los clientes y a perfeccionar los productos o servicios de la compañía (a partir de su dialogo con la audiencia).

6 claves para mejorar sus resultados como community manager

Un community manager de calidad tiene que ir más allá del conocimiento y uso de las redes sociales; necesita mezclar y desarrollar capacidades, experiencias, aptitudes, ingenio y método. Les compartimos 6 aspectos que ocupan un lugar preferencial dentro del plan de crecimiento y mejoramiento del gestor de comunidades:

1. Saber comunicar

Perfeccionar la habilidad de comunicación es el punto de partida para una comunidad involucrada y cohesionada alrededor de una marca. Quien administra una comunidad debe ser consciente de lo que se dice, cómo se dice y por qué se dice; esto lo logra apropiándose del tono (cómo se dice), de las palabras (qué se dice) y del objetivo de comunicación (por qué se dice). Corre Davidson (@CorrieDavidson), community manager de Google, opina al respecto: «Un gestor de comunidades debe ser capaz de escribir -en corto o en largo-, de elaborar y transmitir ideas y de adaptar un mensaje a un medio especifico. Tiene que tener la habilidad de escribir para un blog, un correo electrónico, una propuesta o un medio social».

2. Saber elegir

Curar contenidos se convirtió en una tarea exigente. Vivimos una era con saturación de información que obliga la selección y síntesis; el community manager necesita mejorar su capacidad de análisis y desarrollar su olfato para filtrar el contenido que se genera en una organización. Saber elegir cómo, cuándo y qué compartir son la esencia de la curaduría de contenidos (es más complejo administrar la abundancia que la escasez porque nos obliga a priorizar y desechar).

3. Saber acercarse

Para participar de una comunidad se requiere conocer el tipo de personas que la conforman y buscar la empatia con ellos. Construir cercanía es trascendental y el único responsable de esta tarea es quien está gestionando la comunidad. Tim McDonald (@tamcdonald), director de comunidades del Huffington Post, dice: «Si un community manager no empatiza con la audiencia, no será capaz de ponerse en sus zapatos, lo que reducirá su capacidad de comunicarse con ellos».

4. Estar conectado

A diferencia de otros trabajos, en el de community manager, no hay un inicio ni un fin de la jornada. Todo administrador de comunidad entiende que tiene que estar disponible siempre para la audiencia. «Gestionar una comunidad es una labor 24/7», dice Rachael King (@rachaelgking), ex gerente de comunidades de Adobe, «Bueno o malo, algo puede pasar en cualquier momento, y cuando sucede, las plataformas sociales son el primer lugar que las personas visitarán». Corre Davidson de Google añade: «Un gestor de comunidad debe mirar su trabajo como un estilo de vida; si busca un trabajo con horario, gestionar comunidades, NO es una alternativa».

5. Saber organizar

El volumen de actividades, de plataformas y de procesos que desarrolla un community manager es extenso, y pueden ser abrumadoras si no se hacen de forma ordenada. «Un gestor de comunidades tiene que ser multitask y para ello se necesita orden», señala Dave Kerpen (@DaveKerpen), CEO de Likeable, «Es un trabajo intenso y a paso veloz, que aglutina cosas que se deben realizar en simultanea».

6. Tener pasión por la marca

El administrador de la comunidad representa los ojos, los oídos y la voz de la empresa; y el público quiere interactuar con alguien que ame la marca. «La pasión es realmente importante», dice Dave Kerpen, «Al final del día, el community es el responsable de la marca, por lo tanto tiene que comer, dormir y respirar lo que vende».

¿Cuales son las actividades que olvidan los community managers con frecuencia?

Como acabamos de ver, gestionar una comunidad encierra una gran cantidad de actividades, lo cual lleva a que algunas se descuiden. Les presentamos las que más se olvidan:

1. No ser usuario o consumidor. Usar los productos o servicios ayuda a entender las ventajas y desventajas de lo que ofrece la organización; y hacerlo periódicamente da un panorama global que permite interactuar con la audiencia desde la experiencia.

2. No documentar. Una bitácora de lo hecho y los resultados obtenidos suma información para futuras acciones; igualmente contar con un listado detallado de actividades -tipo checklist- evita que alguna tarea se olvide o que no se ejecute un proceso de forma ordenada. Un community manager se asemeja a un piloto de avión, tiene que preparar un plan detallado para cada escenario posible.

3. No priorizar. Un community manager necesita tener claro qué es lo más importante para la organización. Algunas tareas, productos, plataformas o acciones son prioritarias para lograr los objetivos y el gestor de comunidad tiene que ser consciente de ello a la hora de planificar su trabajo.

4. No establecer posición. Coincidamos en que una empresa no debe tener actividad en todas las plataformas sociales (es inoficioso y consume una gran cantidad de recursos), pero convengamos que es importante establecer posición para proteger el nombre de usuario en cada una de ellas.

5. No integrar. Hacer que la audiencia circule entre cada una de las plataformas digitales de la empresa. Se requiere que nuestro publico consuma los contenidos y obtenga una visión 360º del mensaje de la organización.

6. No identificar ni acercarse a los líderes de opinion. Quien guía e influye sobre la comunidad debe ser mi aliado; detectarlo y sumarlo al equipo de apoyo es un aspecto clave para la consecución de objetivos.

7. No escuchar. Oír, con atención, todo lo que se dice en las redes sociales sobre la marca, los productos y los intereses de la organización y la audiencia abre un gran abanico de oportunidades: responder preguntas abiertas, atender quejas, conocer noticias, entre otros.

8. Ignorar el «newsjack». Hacer newsjack significa tomar un tema del momento para perseguir objetivos de negocio. Son pocos los gestores de comunidad que prestan especial atención a los temas del momento y destinan horas de creatividad para apropiarse de ellos.

9. No medir los contenidos. Tener métricas del comportamiento individual de cada publicación sirve para optimizar la línea editorial. Es recomendable identificar la incidencia de las temáticas, los días y los horarios en los resultados.

10. No ampliar las fuentes de información. Explorar las redes para encontrar nuevos blog y usuarios que mejoren nuestros contenidos (mientras mejores contenidos recibamos, mejores contenidos entregaremos).

11. No construir un protocolo de contenidos. Crear un paso a paso detallado para la revisión de contenidos, antes de ser publicados, reducirá las posibilidades de cometer errores y/o malos entendidos.

12. No consumir contenidos. Seguir se está convirtiendo en un acto de inercia. Las marcas deben comportarse como personas: consumir el contenido que generan sus seguidos, evidenciar sus intereses, amplificar lo bueno e interactuar.

13. Ignorar a Wikipedia. ¿Que se dice de su empresa y sus líderes en la enciclopedia? Wikipedia es una de las plataformas de mayor reputación y credibilidad (y cada día lo será más). Estar alerta y editar los contenidos de la red colaborativa es responsabilidad del community manager.

Bibliografia

LYTLE, RYAN. 10 Qualities of an Effective Community Manager. Mashable. Enero 2014.

10 recomendaciones para perfeccionar su estrategia de contenidos

Sábado, octubre 25th, 2014

Vivimos en un mundo sobrecomunicado, con exceso de información y deficit de tiempo; un mundo en el que atraer la atención es cada vez más complejo para las empresas.

Las organizaciones, independientemente del tipo de audiencias que enfrenten, están entendiendo la importancia de los contenidos en la atracción de la atención; y es que el contenido se transformó en el mejor mecanismo para abrir puertas y enriquecer las relaciones con los clientes.

La capacidad de crear, estructurar y distribuir el contenido es lo que está definiendo el éxito de las compañías en el actual ecosistema digital. Esto producto de que las nuevas tecnologías y el nuevo marketing convirtieron las marcas en pequeños medios de comunicación que deben competir por la atención y que, con un limitado número de plataformas y recursos, deben usar el contenido como su principal motor para lograr visibilidad.

La importancia del contenido está obligando a los directivos a destinar recursos y tiempo: recursos para construir o potenciar las habilidades internas de generación, y tiempo para diseñar estrategias y tácticas que optimicen los resultados.

¿Cómo construir una estrategia de contenidos?

Aunque gran parte del peso lo termina asumiendo el calendario editorial, la estrategia de contenidos va mucho más allá de un simple plan operativo. La planeación de la estrategia de contenidos es una tarea compleja que requiere mucha atención y un método. El paso a paso que recomendamos, para la elaboración de la estrategia, es el siguiente:

1. Conocer con detalle la audiencia. Se requiere identificar el perfil sicográfico de las personas que consumirán los contenidos; cómo, cuando y donde lo harán. Reconocer sus intereses y motivaciones acortará el camino, evitará el desperdicio de esfuerzos y mejorará los resultados.

2. Escuchar. Una vez conozca su interlocutor objetivo centre su atención en oírlo antes de empezar a hablarle. Destine gran parte del tiempo en las etapas iniciales de la construcción de la estrategia de contenidos a escuchar con atención (mientras más escuche más acertados serán sus contenidos).

3. Identificar los ciclos de su audiencia. Reconocer los momentos y lugares correctos en los que su cliente toma las decisiones de compra o usa sus productos o servicios le ayudará a elegir las horas de publicación, tipos de contenido y medios o plataformas idóneas.

4. Creación del calendario editorial. La línea editorial le servirá para identificar, clasificar y distribuir los contenidos que debe construir. Es importante que vea el calendario como una historia completa transmitida por partes, NUNCA como un grupo de mensajes independientes. Tener un guión editorial garantizará el flujo constante de contenidos oportunos y frescos entre la marca y sus audiencias.

5. El proceso creativo. La creación y construcción de los contenidos son el proceso difícil para las organizaciones; pero si se sigue este paso a paso de construcción de la estrategia de contenidos esta fase se hace más simple (aclarando que el proceso creativo de creación de contenidos siempre tendrá un componente alto de talento, habilidad y capacidad).

6. Optimizar su contenidos. Después de tener los contenidos en bruto es necesario adaptarlos y perfeccionarlos. Amolde los contenidos a los objetivos de negocio, aplique en ellos el lenguaje nativo de cada plataforma y revise su forma para evitar errores.

7. Medir los resultados. Si no se mide no se aprende. Evaluar los resultados de sus esfuerzos de contenido le permitirá corregir y mejorar el trabajo realizado en los 6 pasos previos.

Su estrategia de contenidos NO se debe convertir un documento inquebrantable para seguir al pie de la letra, es un guión que entrega la estructura y genera disciplina para sus iniciativas de marketing orientadas y ejecutadas a partir de contenidos. Debe ser visto como una herramienta que facilitará los procesos creativos y que ordenará su comportamiento en el mundo digital (NUNCA se debe convertir en un limitante para su actividad).

10 buenas prácticas para mejorar su estrategia de contenidos

1. Equilibro entre valor y marketing. Es necesario buscar y establecer un equilibro entre el contenido que le interesa a su audiencia y sus objetivos de negocio. Centrarse en uno de los dos afectará sus resultados: si se enfoca en dar valor obtendrá seguidores muy fieles e interesados pero malos resultados de marketing para su compañía y en el caso contrario probablemente no captará la atención de una audiencia significativa.

2. Siempre tendrá una nueva oportunidad para profundizar. Es normal que las empresas tengan la mala costumbre de tratar de decir todo en una sola comunicación (esto se debe a las viejas limitaciones análogas para transmitir mensajes). En la actualidad NO es necesario transmitir todo en una sola publicación; piense y recuerde que en el futuro tendrá una nueva oportunidad para profundizar en los contenidos.

3. No use todos los canales para comunicar todo de la misma forma. Este tipo de comportamientos también es producido por las secuelas del mundo análogo y del viejo marketing que invitaba a decir lo mismo en todos los canales (el alcance era difícil de lograr). En la nueva era del marketing es más eficiente adecuar y distribuir los mensajes dependiendo de las plataformas. NO diga lo mismo, y de la misma forma, en todas sus presencias; construya historias y haga que se crucen y complementen desde diferentes escenarios.

4. Varíe sus formatos de contenido. Lo fácil es escribir y publicar; lo difícil es escribir, enriquecer el formato y publicar. NO todos los contenidos deben entregarse en texto. NO es igual explicar algo en un video a hacerlo en texto, NO es lo mismo mostrar cifras en una infografía que hacerlo en texto. El formato es inherente al contenido; cuando tenga el contenido listo para publicar pregúntese: ¿cuál es el mejor formato para hacerlo?.

5. Entregue bocados digeribles. El tamaño afecta el consumo y el consumo es el fin primordial de cualquier contenido. Usted NO está llenando un álbum, el objetivo siempre debe ser la transmisión del mensaje y para esto es necesario entender el momento y luego definir el tamaño del contenido que contendrá ese mensaje. No debe ser igual el tamaño del contenido que se entrega en un horario laboral al que se entrega al final del día o los fines de semana.

6. Transmitir historias, no mensajes. Como lo planteamos en el método de construcción de la estrategia de contenidos, su plan debe ser visto como una gran historia contada por etapas. Es necesario que se mantenga un hilo conductor, que los contenidos se complementen y se usen constantemente para reforzar ideas.

7. Establecer un lenguaje. Crear una experiencia de marca que sea identificable sin la aparición de un logotipo debe ser su obsesión en la construcción de contenidos. Es necesario que las personas conozcan el origen de los contenidos aún sin la firma de su creador (usted reconoce los grandes artistas sin necesidad de una firma). Si la única forma de diferenciarse es su logotipo, hay algo que esta fallando en la estructuración de la personalidad y apariencia de su mensaje.

8. Usted no tiene que crear todo desde cero. La curaduría de contenidos le ayuda a recortar el proceso de creación. Crear siempre contenido original es un arma muy poderosa, pero también se puede transformar en un consumo innecesario de recursos. Encuentre la mezcla perfecta de contenido original y de terceros para hacer su línea editorial rica en contenidos y optima en consumo de recursos.

9. Compare los contenidos. Analice cuales de sus contenidos son los más populares en contra de los que no lo son y aprenda de los matices leves que su audiencia aprecia. No se transforme en una máquina de contenidos sino en un experto creador de contenidos atractivos para su audiencia especifica.

10. Lo visual es el camino correcto. Esta comprobado que el contenido multimedia consigue mejores niveles de exposición y conservación frente a las audiencias. La narración visual debe ser un elemento imprescindible hoy para las marcas.

¿Por qué están fracasando las empresas en Facebook?

Martes, septiembre 16th, 2014

Facebook fue la primera plataforma social que alcanzó niveles de penetración interesantes para los directivos de marketing y una de las encargadas de acelerar el ingreso de las empresas al mundo digital. Las compañías vieron en ella el ímpetu de los medios sociales y la eligieron para dar sus primeros pasos digitales.

Debido a la alta familiaridad de los usuarios con Facebook la mayoría creyó que traer resultados sería una tarea sencilla y natural, pero la realidad fue otra.

Muchas organizaciones hoy, casi 8 años después de su masificación, siguen cometiendo pequeños errores que hacen altamente ineficiente su presencia en Facebook. Esto se debe a que es una plataforma engañosamente simple, que muchos usan pero que pocos realmente aprovechan.

¿Cuál es el problema? Simple, la mayoría de las empresas siguen apegadas a las viejas tácticas publicitarias enfocadas en la creación, transmisión y repetición de mensajes para conseguir objetivos de mercado y se rehusan a avanzar en la dirección elemental del marketing digital que pide reaprender la forma de crear estrategias, comunicarse y relacionarse con las audiencias. Facebook los está obligando a encontrar la forma de crear experiencias personalizadas, relevantes y agradables para su público y muchos no lo han logrado. Y esto no se debe a una incapacidad corporativa sino a la falta de decisión y competencias al interior de la organización para convertir las relaciones sociales en un activo valioso y medible.

Este desenfoque o desorientación está llevando a las marcas a fallar en la creación de presencias valiosas, convirtiendo su actividad en Facebook en una acción más cercana a molestar que a atraer; y gran parte de la responsabilidad recae sobre los gestores de comunidad (community managers), quienes son los primeros que deben sacudirse del lugar común y transformar una actividad social pensada desde la transmisión de mensajes, a la construcción de relaciones que aporten valor y que consigan interacciones.

Y es que las marcas se están volviendo muy aburridas, sordas y promocionales en Facebook; presas de una comunicación en caliente, pensada en el día a día y con poca planeación; y los community managers poco están haciendo para evitar esto, puesto que se dedicaron a publicar y responder como máquinas.

Esta publicación esta pensada para invitarlos a reflexionar alrededor 8 conceptos que se deben evitar o aprovechar y en los que se deben enfocar las empresas para mantener a la audiencia comprometida, interesada y leal.

¿Qué se debe evitar?

1. La deshumanización

Todos estamos cansados de la jerga corporativa y de las respuestas automatizadas. Quienes estamos socializando queremos que las compañías den la cara, acepten sus errores y trabajen en la solución. Las marcas deberían ver con claridad las oportunidades reputacionales que ofrece el tratamiento de los problemas de frente y a la luz de todos. Vale la pena que las empresas se humanicen y establezcan conversaciones reales y honestas; para hacer posible la creación de comunidades de defensores de la marca. Llego el momento de que las organizaciones entiendan que la actividad social debe tener menos robots y más personas.

2. El “chip” publicitario

Es obvio que los objetivos corporativos obligan a buscar beneficios en cualquier actividad que consuma recursos (actitud con la que comulgo), pero vale la pena cambiar algunos métodos para poder lograr esto en Facebook. Si su foco de atención sigue siendo el producto o servicio que aspira a comercializar, las audiencias se alejarán; pero si cambia el centro de atención hacia la audiencia, se harán evidentes los puntos de concordancia y eso lo conducirá a la consecución de objetivos comerciales. Hacer visibles las similitudes de intereses, dandole un descanso a las labores de difusión de mensajes promocionales es el camino que lo llevará al éxito.

3. Hacerse el sordo

Según un estudio de Lithium (empresa de desarrollo de herramientas para la gestión social), el 72% de los clientes que publican una queja en una plataforma social esperan una respuesta en menos de 1 hora. Las empresas NO se pueden seguir dando el lujo de ignorar a las audiencias; es momento de invertir más en escuchar y menos en hablar.

¿Qué se debe aprovechar?

1. Mostrar más y decir menos

La tendencia más evidente de los medios sociales es la apropiación de los contenidos visuales para comunicar, es claro que las audiencias prefieren relacionarse con contenidos visuales. Una de las marcas que mejor lo hace en Facebook es Nutella, aprenda de ellos (desde sus inicios prefirió mostrar a decir y sus resultados han sido increíbles en crecimiento de audiencia, interacción e involucramiento).

2. El “Newsjack”

Prestar atención y activar la creatividad alrededor del ruido del momento en los medios sociales, para exponer la marca, puede ser una excelente alternativa para conseguir altos niveles de visibilidad. Pero tenga cuidado, este tipo de acciones requiere un involucramiento paulatino, porque existen algunos temas del momento que se disfrazan de oportunidades pero que en el fondo son amenazas. Vea dos publicaciones con buenos ejemplos de Newsjack: Publicación 1publicación 2.

¿En dónde se debe enfocar?

1. En el resultado

Facebook ofrece un gran número de datos que hace posible cuantificar el aporte de la plataforma a la estrategia corporativa. Son pocas las empresas que actualmente evalúan el retorno de la inversión en Facebook y ya es hora de que se obsesionen con esto.

2. En darle la importancia que se merece

Muchas empresas, de dientes para afuera, hablan de la importancia de las redes sociales, pero pocas realmente evidencian esa importancia con actos al interior y exterior. Ubique su presencia social en el centro, hágala visible. Nunca pierda la oportunidad de mostrar su compromiso con su accionar en Facebook.

3. En invertir

Si usted decidió ingresar a Facebook es porque cree que sumará a su negocio, es decir que confía en que la actividad social le traerá resultados medibles. En ese orden de ideas, invierta en ella para elevar los niveles de involucramiento y alcance. No escatime esfuerzos ni recursos para darle a Facebook el empujón que necesita para entregarle resultados.

10 buenas prácticas para llamar la atención de los reclutadores en LinkedIn

Jueves, septiembre 4th, 2014

Conozca 10 sencillas actividades que le ayudaran a convertir su perfil en Linkedin en un imán para los cazadores de talento de las empresas.

En los últimos 3 años he acompañado a organizaciones, de diferentes tamaños, a construir competencias al interior de sus equipos de gestión humana para perfeccionar la atracción de talento desde las redes sociales. Son muchas las empresas que están decididas a atraer y capturar nuevos talentos, locales, regionales y globales, para potenciar su futuro.

El objetivo de esta publicación no es dar trucos para engañar a las organizaciones cuando están buscando prospectos de colaboradores; sino compartirles algunas buenas practicas en la construcción de un perfil personal para ser más visibles y efectivos frente a los reclutadores de talento.

1. Complete su perfil

Dedique tiempo a la creación y redacción del contenido publicado en cada uno de los espacios disponibles. Construya un perfil detallado y completo. Transmita la mayor cantidad de información laboral y académica en el menor tiempo posible.

2. Personalice su URL publica

Transforme su presencia en LinkedIn en su hoja de vida. Disponer de una URL pública le facilitará el acceso y la comunicación de su curriculum. Haga que sea fácil de memorizar.

3. Elija una buena foto de perfil

Según cifras de LinkedIn, tener una foto de perfil eleva 7 veces la probabilidad de ser visto por los cazadores de talento, y está comprobado que la foto tiene un alto nivel de importancia para quienes buscan colaboradores. No deje su foto al azar.

4. Busque conexiones

A mayor número de contactos, mayores oportunidades de trabajo en red y visibilidad. Pero, no se exceda, no cometa el error de tratar de conectar con personas que no conoce o que no son afines. LinkedIn podría cerrar su cuenta si muchas personas no responden a la solicitud de conexión.

5. Aprópiese de las aptitudes

Las aptitudes son una herramienta que le sirve a los reclutadores para hacerse una idea rápida de las habilidades y conocimientos de las personas. Úselas para su beneficio. Agradezca a quienes se toman el tiempo para validarlas y valide las de sus conocidos. No abuse de ellas y no las convierta en una obsesión o competencia.

6. Use los grupos

Los grupos son un excelente mecanismo para lograr visibilidad y trabajo en red. Revise los grupos a los que pertenece y analice cada grupo antes de unirse. Pertenecer o no a un grupo debe ser una decisión estratégica.

7. Sume palabras claves

Las palabras claves le ayudarán a ser visible en las búsquedas. Una de las primeras actividades que realiza un reclutador es indagar, a través de los buscadores de LinkedIn, las personas bien posicionadas en términos relacionados con la actividad. Invierta tiempo en elegir las palabras claves que mejor lo describen; pensando en sus conocimientos, habilidades e intereses laborales.

8. Agregue contenidos

Cualquier trabajo, publicación o investigación que usted haya realizado a lo largo de su carrera profesional (o estudiantil) podría ser de gran utilidad para refrendar sus conocimientos y experiencias. Muestre su trabajo. No pierda la oportunidad de evidenciar sus capacidades.

9. Desactive la difusión de su actividad

Por defecto, LinkedIn informa a todos sus contactos cualquier cambio en su perfil (por pequeño que este sea). Inhabilite esta función para evitar que, constantemente, los pequeños ajustes de su perfil sean actualizados a sus contactos.

10. Trabaje con determinación en su perfil

Similar a lo que sucede en cualquier aspecto del mundo digital, en LinkedIn su perfil nunca será un trabajo terminado (se vive en versión BETA). Optimice, perfeccione y enriquezca su perfil constantemente.

Bonus. Participe de la red

Las redes sociales premian a los usuarios activos. Interactúe, comente, comparta y conecte. A mayor participación, mayor visibilidad.

Finalmente, Evalué su actividad social buscándola eficiencia de sus acciones. Más no es mejor.