Posts Tagged ‘Emprendimiento’



Las tres preguntas que todo emprendedor debe formularse

Viernes, julio 25th, 2014

Emprender es la tarea más compleja que he enfrentado en mi vida, pero a su vez es la más gratificante de todas; es una actividad que pone a prueba a las personas todos los días y que tiene la presión constante de sobrevivir en el corto y el largo plazo, lo cual es realmente difícil.

Los problemas que viven los emprendedores podrían incluso abrumar a muchos altos directivos de grandes corporaciones. Los emprendedores deben tomar un excesivo número de decisiones diariamente y están obligados a acertar para no poner en riesgo su futuro y el de la empresa (mientras los directivos de grandes organizaciones tienen un margen de error mayor). No quiero decir con esto que una es mas fácil que otra, simplemente quiero hacer evidente que son dos actividades muy diferentes que requieren el desarrollo de habilidades especificas.

Un emprendedor es una persona que detecta rápidamente una oportunidad y que trabaja de forma decidida para construir una organización que ataque de manera frontal dicha oportunidad. Un directivo es una persona con la capacidad de administrar recursos, diseñar estrategias y optimizar resultados.

Cualquiera puede emprender, no hace falta ser rico ni joven ni necesariamente haber pasado por la universidad. Lo que se necesita es tener convicción, una idea y un plan.

El plan del que hablo debe superar una sucesión de preguntas estructuradas que le ayudarán a tener claridad en muchos de los aspectos críticos de un proceso de emprendimiento. Esas preguntas están clasificadas en tres etapas: metas, estrategias y capacidades.

Metas: ¿a dónde quiero ir?

Todos los emprendedores tienen metas personales y empresariales, y estas generalmente van de la mano. Es importante que aclare y concrete sus metas personales y empresariales antes de emprender. Una vez claro su proyecto personal y la idea elegida para ser transformada en empresa, se deben resolver tres inquietudes:

  • ¿Qué clase de empresa necesita formar? Una empresa que genere flujo de efectivo o una empresa que crezca con en el tiempo aún cuando no entregue beneficios inmediatos. En otras palabras, usted debe tener claro si necesita resolver sus problemas económicos en el corto plazo o tiene la capacidad de esperar y pensar en el largo plazo.
  • ¿Qué riesgos y sacrificios de tiempo y de recursos exige la empresa? Entender esto ayuda a tener calma y cautela en la toma de decisiones. Nunca pierda de vista lo que esta en juego.
  • ¿Puede asumir esos riesgos y sacrificios? Esto termina siendo una conciliación entre lo que se desea y lo que se está dispuesto a arriesgar.

Cuando un emprendedor logra compaginar sus metas personales con las empresariales está listo para emprender y para crear la estrategia de negocio.

Estrategias: ¿cómo llegaré a la meta?

Para que un emprendedor triunfe en el largo plazo deberá pasar de lo táctico (aprovechar oportunidades en el corto plazo) a lo estratégico (crear fortalezas en el largo plazo). En esta etapa se debe responder las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo una estrategia definida? La estrategia se encarga de explicar las aspiraciones del emprendedor. Debe orientar al equipo de trabajo en la toma de decisiones y establecer las políticas que conducirán a la empresa a la obtención del resultado esperado.
  • ¿La estrategia elegida le permite a la compañía generar suficientes beneficios y crecimiento? Las dos cosas más difíciles de conciliar por un emprendedor son: gano dinero hoy o invierto dinero para crecer y ganar más dinero mañana. Esta es la fase crítica de un emprendimiento (mi recomendación es sobreviva en el presente con lo justo y apuéstele a un gran futuro).
  • ¿Es sostenible la estrategia? Esta pregunta se la debe formular todos los días y tratar de anticiparse a las situaciones cambiantes de los mercados para evitar sorpresas.
  • ¿Los objetivos son muy conservadores o demasiado agresivos? Definir bien los objetivos hará que se elijan bien las tácticas y que el equipo trabaje bien (sin relajarse o reventarse).

Capacidades: ¿lo puedo hacer?

Esta es la más difícil de las preguntas porque exige una autocrítica honesta. Una gran idea no garantiza el éxito si no se tienen las herramientas y las capacidades necesarias para ejecutarla. En esta etapa se necesita evaluar: recursos, capacidades de la organización y destrezas o habilidades personales. En esta fase se requiere resolver las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo los recursos y las relaciones adecuadas? El entorno del emprendedor y la red de contactos que pueda construir en el corto plazo son determinantes para el éxito del emprendimiento.
  • ¿Cuales son las fortalezas del equipo de trabajo conformado? Sus fortalezas no necesariamente son las fortalezas del equipo de trabajo (a no ser que el proceso de selección del recurso humano se haya realizado con un alto grado de profesionalismo).
  • ¿Cuales son las fortalezas personales que necesito como emprendedor? Identifíquelas y trabaje en ella con decisión.

Bibliografía

AMAR BHIDE. The questions every entrepreneur must answer. Harvard Bisiness Review. Ediciones Deusto S.A., Noviembre, 1996.

20 sencillos consejos para emprendedores

Jueves, enero 31st, 2013
Emprender es una de las tareas mas retadoras y gratificantes que existe en la vida empresarial. Son muchas las buenas ideas y muy pocos los valientes que arriesgan su futuro simplemente por ejecutar esa idea que les da vueltas en la cabeza.
Hace mas de 5 años me inicie en el difícil ejercicio del emprendimiento.
Si, soy un novato y me enorgullezco de serlo, cada día me deja una enseñanza y al hacer un balance son mas las cosas buenas que las malas.
A lo largo de estos 5 años he pasado por las duras y las maduras (un poco mas de las primeras que de las segundas).
Hoy, con algo del camino recorrido quiero compartirle 20 sencillos consejos que van a ayudarle a hacer su camino mas llevadero:
  1. No diga SI a todo. Yo se que al principio cualquier oportunidad de generar ingresos o de aliviar los costos sonará muy atractiva, pero reflexione bien y piense en el largo plazo (muchas veces las salidas de corto o mediano plazo terminaran perjudicando el largo plazo de la idea).
  2. Apunte alto. Mientras mas altas sean las metas mayores serán los esfuerzos y la dedicación. No se conforme con “subsistir”.
  3. En las primeras ventas, lo de menos es el dinero. Entiendo que ningún proyecto funciona si no hay ingresos, pero también entiendo que el futuro de cualquier idea depende de las redes que logre construir. Las primeras acciones comerciales aunque no lo crea condicionaran la evolución de su negocio.
  4. Subcontrate el back office. Las actividades administrativas generalmente distraerán su mente de lo realmente importante para que su negocio progrese. Entregue estas tareas a un tercero, obviamente protegiendo sus recursos y calculando los costos.
  5. Siéntese con un experto de su sector. Por mas innovadora que sea su idea, escuchar la opinión de un tercero con recorrido ayudará a aterrizar sus proyectos.
  6. No subestime a la gente que conoce: le pueden ayudar. Nunca olvide: tejer redes de contactos es una de las primeras actividades comerciales de cualquier proyecto. Probablemente sus amigos o conocidos no serán sus clientes, pero si podrían ser replicadores de su idea.
  7. Multiplica por 0,5 el presupuesto de ingresos y por 1,5 las expectativas de gastos. Somos soñadores, es una característica común en los emprendedores. Trate siempre de crear escenarios positivos y negativos para tener planes de acción en cada uno de ellos.
  8. Mida todo… y si algo no funciona, cancelelo. En las etapas iniciales de su proyecto emprendedor intente no apegarse a acciones o actividades que le generen perdidas constantes.
  9. El único camino para capitalizar NO es entregar una parte de su idea. Lo se, es tentador salir de las afugias económicas vendiendo un porcentaje de su idea, pero créame que lo lamentara en el largo plazo. Intente encontrar mecanismos de capitalización que no atenten contra su patrimonio.
  10. Contrate talento. Debe ser consciente de que no es capaz de hacerlo de todo.
  11. Cuando construya su plan de negocio trate de usar datos reales. Ya se los había dicho, los emprendedores somos soñadores y muchas veces nuestros sueños nos desvían de la realidad. Esta bien soñar, pero a la hora de actuar es mejor aterrizar.
  12. No se encierre en su idea inicial. Si necesitas invertir en nuevas líneas de negocio, hágalo rápido.
  13. No postergue sus decisiones, sobre todo las que sean impopulares… Y tampoco las delegue.
  14. Aléjese de los pesimistas. No permita que nadie le derrumbe sus ideas, allá ellos con sus temores.
  15. Aprenda a delegar desde el primer día. Mientras mas tiempo tenga para concentrarse en la idea, mas rápido verá los frutos de su proyecto emprendedor.
  16. Muchas reuniones atentan contra la productividad. No estoy diciendo que las anule, lo que quiero decir es que debe luchar porque las reuniones de trabajo sean productivas.
  17. Reutilice lo que ya esté inventado. Cree lo mínimo desde cero.
  18. Calcule su índice de supervivencia (con los gastos que tiene, ¿cuánto tiempo aguantaría sin tener ingresos?)
  19. A su entorno más pesimista réstele un 30% y analice sus posibilidades de sobrevivir.
  20. Entienda que modificar su estrategia de ventas lo puede obligar a cambiar su producto. Haga una planeación solida y clara y trate de respetarlas y ejecutarla con disciplina y dedicación.