Archivo de mayo, 2011



El comercio electrónico potencia a las empresas, ¿pero sabemos dar el primer paso?

Martes, mayo 10th, 2011

Desde que empezó esta semana me está dando vueltas en mi cabeza el comercio electrónico. En el último año he pensado que muy pronto el mercado Colombiano, producto de su evolución permanente, experimentará una bonanza del comercio en plataformas digitales. En vista de esto, y como se los anticipe vía twitter me dedique esta semana a leer y buscar información que pueda ser útil para que los empresarios de Colombia empiecen a visualizar a sus compañías en el escenario del comercio digital (a propósito me pueden buscar en twitter: @carlosdelaossa para que hablemos de marketing digital).

En esa inmersión profunda en posteos y textos de comercio digital, me encontré con el Blog Sage; una compañía española que en un texto muy fácil de leer nos muestra el camino para dar los primeros pinitos en el mundo del comercio electrónico. El título del post es bastante acertado: El comercio electrónico potencia a empresas, ¿pero sabemos dar el primer paso?

Empiezan el post contextualizando con cifras el escenario del comercio digital en España. País en el que como el nuestro, actualmente, la mayoría de compras online se hacen en webs extranjeras. Según cuentan ellos, el producto español únicamente obtiene el 40% del total de compras online. Detalle que muestra claramente las oportunidades y la potencialidad de los escenarios digitales para crecer (estas son cifras del mercado español, que estoy seguro deben ser mucho mejores que las del mercado colombiano).

Herramientas

Casi podría decirse que únicamente hace falta algo de inteligencia y una dosis de sentido común para ingresar una compañía en el comercio digital. Antes de empezar, se debe plantear y profundizar en la idea que más tarde se desarrollará. Para ello no está mal fijar la mirada en la competencia y empezar a comprender qué cánones se deben respetar y cuáles mejorar para una buena recepción de negocio.

En los bocetos de la idea se debe buscar un lay-out diferente e innovador, una web donde comprar sea fácil y su contenido sea interesante y atractivo (que motive la compra). Donde el look and feel se base en letras con un tamaño mayor, colores sencillos e información muy directa.

Buena cuenta de este diseño lo vemos en Facebook y Twitter. Al cliente le será más fácil hallar lo que busca si se caracteriza este diseño con un motor de búsqueda simple, un carro de compra con memoria, un proceso de checkout claro y una atención ante la devolución rápida y sencilla.

Llegar al cliente

Para llegar a los futuros clientes se debe primero entender las características de la audiencia que podría estar interesada en los productos que se comercializaran. Una vez detectado el nicho de mercado, se podrá empezar a configurar un acercamiento y un mecanismo de presentación de los productos.

Para conseguir los prospectos se podría utilizar una estrategia de adquisición básica, con tres herramientas: SEO, SEM y Social Media.

Tener a un SEO (optimizador del sitio web para motores de búsqueda) como aliado en la empresa es algo muy positivo. El trabajo de éste es hacer visible la web ante los principales buscadores. Para ello se escogen palabras a destacar que muestren de una manera clara lo que se vende y/o lo que podemos llegar a realizar.

La campaña SEO variará mucho dependiendo del producto o servicio, por ejemplo: si la intención es entrar en el negocio de las apuestas, se necesitará un ejército de SEO siempre a su lado; pero si se quiere vender un producto sin competencia, con unos seis meses o un año de trabajo y una revisión periódica se obtendrán buenos resultados.

Esta actividad se puede acompañar, para que tenga un buen arranque, de la opción profesional del SEM (mercadeo en motores de búsqueda). Los SEM son aquellos que se especializan en anuncios de pago en buscadores. Se usan para promocionar un arranque y conseguir prospectos con rapidez.

Por último, se busca a la figura más sonada actualmente: el Community Manager. Quien será la encargada de darle la presencia a los productos o servicios en las plataformas sociales; esta persona debe entender la estrategia y esforzarse por ganar visibilidad del producto en redes sociales. Todas las redes sociales son gratuitas pero no la jornada del Community Manager.

Conclusión

El desembarco de una empresa sobre suelo on-line no debe suponer un gran desembolso. Sólo deben adaptar una idea a la realidad, acompañarse de un asesoramiento profesional y estar dispuesta a comprender el mercado digital como el análogo.

6 mitos acerca del Porcentaje de Rebote

Martes, mayo 3rd, 2011

Siempre lo he dicho, el mundo digital es un mundo cognitivo, caer en el juego de la intuición para planificar o tomar decisiones generalmente le jugará en contra. En ese afán de conocimiento para acertar en las decisiones, generalmente surgen mitos. Como todos los mitos, algunos son reales y otros son absolutamente falsos.

Con el objetivo de esclarecer muchos de esos mitos me di a la tarea de buscar en la web algunas verdades y mentiras que hay en el mundo de la analítica web. En esa búsqueda me encontré con un post de Cristina Mataix (especialista catalana en analítica web) sobre verdades y mentiras del Porcentaje de Rebote (una de las métricas más confusas del mundo digital).

El Bounce Rate, también conocido como tasa de rebote, ratio de rebote o porcentaje de rebote, se ha convertido lentamente en una de las métricas más inquietantes para los analistas y adicionalmente en uno de los retos más comunes a la hora de establecer objetivos métricos.

Mito No. 1: Las visitas que ven una sola página de mi sitio web son un rebote.

¡Cierto! La métrica “Porcentaje de Rebotes” se encarga de contabilizar todas aquellas visitas que únicamente ven una página de nuestro sitio web, sin tener en cuenta si están en la primera página 5 segundos o 5 minutos, y sin tener en cuenta si esta visita hace scroll, mueve el ratón, etc

Por tanto, si una visita llega a la página, lee su contenido moviéndose por ella pero no pasa en ningún momento a otra página del sitio web, esta visita será contabilizada como rebotada, y en muchas de las herramientas de analítica web la duración de la visita será cero segundos.

Mito No. 2: El porcentaje de salida tiene una relación directa con el porcentaje de rebote

¡Falso! Todas las visitas que acceden a un sitio web terminan por salir de él (porcentaje de salida), pero no todas las visitas tienen porque rebotar (porcentaje de rebote).

Entonces, dada una página específica de nuestro sitio web, su porcentaje de rebote siempre será inferior al porcentaje de salida, ya que todas aquellas visitas que reboten de la página serán contabilizadas también como salida, pero en ningún caso a la inversa.

Mito No. 3: Los rebotes alteran la métrica “tiempo promedio en el sitio”

¡Cierto! Que la visita quede registrada con tiempo nulo, es consecuencia del modo de calcular el valor de esta métrica que tienen algunas herramientas de analítica web (Ejemplo: Google Analytics). El tiempo que una visita está en cada una de las páginas de nuestro sitio web, se calcula con la diferencia de tiempo que transcurre entre la página en la que se está y la siguiente página que se visita. Es por este motivo, que en el caso de las visitas que rebotan, no existe otra página sobre la que hacer este cálculo, y por tanto acaba valiendo cero.

El hecho de que todas estas visitas valgan cero, hace que al calcular el tiempo promedio en el sitio web de todas las visitas, este valor no sea del todo real, ya que reduce el cálculo del promedio.

Mito No. 4: Tener un porcentaje de rebote bajo es señal de “buena salud” del sitio web

¡Falso! Básicamente sería necesario saber qué consideramos un porcentaje alto y qué consideramos un porcentaje bajo. Es decir, intentar encontrar la respuesta a la pregunta recurrente “¿sobre qué valor debería estar mi porcentaje de rebote para que pueda considerarlo bueno?”

Aunque cada sitio web es un mundo y no existen unas reglas ni unos valores sobre los que considerar el porcentaje de rebote bueno o malo, sí que es cierto que según el objetivo de nuestro sitio web, existen unos valores típicos.

Mito No. 5: No es una métrica válida para evaluar sitios web de contenidos: blogs, medios, etc

¡Cierto! La navegación más habitual de las visitas que llegan al post de un blog, a la portada o al artículo de un periódico, o a la mayoría de páginas de contenidos, es leer dicho contenido y luego marcharse, sin seguir navegando por el sitio web.

En estos casos, el porcentaje de rebote suele ser elevadísimo, y por tanto deja de tener valor para el análisis. La métrica que interesaría analizar, sería el tiempo que la visita pasa en esta primera y única página, pero no suele ser un dato que la herramienta nos dé por defecto, aunque existen modos de implementar esta funcionalidad.

Mito No. 6. Sólo es importante prestar atención al porcentaje de rebote del sitio web

¡Falso! Aunque el porcentaje de rebote del sitio web sea el dato sobre el que mayor atención se centra, para sacarle partido a la métrica y realizar un buen análisis debe analizarse también el porcentaje de rebote segmentado por fuentes de tráfico, campañas, palabras clave…

Sólo de este modo podremos acotar qué es lo que está funcionado y qué es lo que no, y así poder plantear acciones de mejora.