Archivo de ‘Emprendimiento’



Las tres preguntas que todo emprendedor debe formularse

Viernes, julio 25th, 2014

Emprender es la tarea más compleja que he enfrentado en mi vida, pero a su vez es la más gratificante de todas; es una actividad que pone a prueba a las personas todos los días y que tiene la presión constante de sobrevivir en el corto y el largo plazo, lo cual es realmente difícil.

Los problemas que viven los emprendedores podrían incluso abrumar a muchos altos directivos de grandes corporaciones. Los emprendedores deben tomar un excesivo número de decisiones diariamente y están obligados a acertar para no poner en riesgo su futuro y el de la empresa (mientras los directivos de grandes organizaciones tienen un margen de error mayor). No quiero decir con esto que una es mas fácil que otra, simplemente quiero hacer evidente que son dos actividades muy diferentes que requieren el desarrollo de habilidades especificas.

Un emprendedor es una persona que detecta rápidamente una oportunidad y que trabaja de forma decidida para construir una organización que ataque de manera frontal dicha oportunidad. Un directivo es una persona con la capacidad de administrar recursos, diseñar estrategias y optimizar resultados.

Cualquiera puede emprender, no hace falta ser rico ni joven ni necesariamente haber pasado por la universidad. Lo que se necesita es tener convicción, una idea y un plan.

El plan del que hablo debe superar una sucesión de preguntas estructuradas que le ayudarán a tener claridad en muchos de los aspectos críticos de un proceso de emprendimiento. Esas preguntas están clasificadas en tres etapas: metas, estrategias y capacidades.

Metas: ¿a dónde quiero ir?

Todos los emprendedores tienen metas personales y empresariales, y estas generalmente van de la mano. Es importante que aclare y concrete sus metas personales y empresariales antes de emprender. Una vez claro su proyecto personal y la idea elegida para ser transformada en empresa, se deben resolver tres inquietudes:

  • ¿Qué clase de empresa necesita formar? Una empresa que genere flujo de efectivo o una empresa que crezca con en el tiempo aún cuando no entregue beneficios inmediatos. En otras palabras, usted debe tener claro si necesita resolver sus problemas económicos en el corto plazo o tiene la capacidad de esperar y pensar en el largo plazo.
  • ¿Qué riesgos y sacrificios de tiempo y de recursos exige la empresa? Entender esto ayuda a tener calma y cautela en la toma de decisiones. Nunca pierda de vista lo que esta en juego.
  • ¿Puede asumir esos riesgos y sacrificios? Esto termina siendo una conciliación entre lo que se desea y lo que se está dispuesto a arriesgar.

Cuando un emprendedor logra compaginar sus metas personales con las empresariales está listo para emprender y para crear la estrategia de negocio.

Estrategias: ¿cómo llegaré a la meta?

Para que un emprendedor triunfe en el largo plazo deberá pasar de lo táctico (aprovechar oportunidades en el corto plazo) a lo estratégico (crear fortalezas en el largo plazo). En esta etapa se debe responder las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo una estrategia definida? La estrategia se encarga de explicar las aspiraciones del emprendedor. Debe orientar al equipo de trabajo en la toma de decisiones y establecer las políticas que conducirán a la empresa a la obtención del resultado esperado.
  • ¿La estrategia elegida le permite a la compañía generar suficientes beneficios y crecimiento? Las dos cosas más difíciles de conciliar por un emprendedor son: gano dinero hoy o invierto dinero para crecer y ganar más dinero mañana. Esta es la fase crítica de un emprendimiento (mi recomendación es sobreviva en el presente con lo justo y apuéstele a un gran futuro).
  • ¿Es sostenible la estrategia? Esta pregunta se la debe formular todos los días y tratar de anticiparse a las situaciones cambiantes de los mercados para evitar sorpresas.
  • ¿Los objetivos son muy conservadores o demasiado agresivos? Definir bien los objetivos hará que se elijan bien las tácticas y que el equipo trabaje bien (sin relajarse o reventarse).

Capacidades: ¿lo puedo hacer?

Esta es la más difícil de las preguntas porque exige una autocrítica honesta. Una gran idea no garantiza el éxito si no se tienen las herramientas y las capacidades necesarias para ejecutarla. En esta etapa se necesita evaluar: recursos, capacidades de la organización y destrezas o habilidades personales. En esta fase se requiere resolver las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo los recursos y las relaciones adecuadas? El entorno del emprendedor y la red de contactos que pueda construir en el corto plazo son determinantes para el éxito del emprendimiento.
  • ¿Cuales son las fortalezas del equipo de trabajo conformado? Sus fortalezas no necesariamente son las fortalezas del equipo de trabajo (a no ser que el proceso de selección del recurso humano se haya realizado con un alto grado de profesionalismo).
  • ¿Cuales son las fortalezas personales que necesito como emprendedor? Identifíquelas y trabaje en ella con decisión.

Bibliografía

AMAR BHIDE. The questions every entrepreneur must answer. Harvard Bisiness Review. Ediciones Deusto S.A., Noviembre, 1996.

¿Son eficientes las reuniones de trabajo en las empresas?

Jueves, junio 5th, 2014

“A veces cinco minutos gastados con seis personas de forma separada son más eficaces y productivos que una reunión de media hora con todos ellos juntos”. Antony Jay.

Las reuniones de trabajo se han convertido en el principal mecanismo de las empresas para la planeación, resolución de problemas, asignación de tareas y evaluación de resultados.

Los ejecutivos actualmente ocupan un gran porcentaje de su agenda en reuniones (y son pocos quienes las cuestionan, las perfeccionan y las evalúan),  advirtiendo que si estas son mal manejadas se podrían convertir en una perdida de tiempo, una amenaza para la productividad y un obstáculo para el logro de los objetivos (el exceso de reuniones, en algunas empresas, está siendo usado para diluir la autoridad, difuminar la responsabilidad y retrasar las decisiones).

Es recurrente en las empresas que se citen a reuniones sin tener claro el problema o la situación que se quiere resolver; ignorando, quienes las citan, que las reuniones se deberían usar para trabajar temas que no se pueden resolver de manera individual.

Aún dicho lo anterior, las reuniones son necesarias para la socialización y solución de los problemas y la evangelización desde los líderes hacia los funcionarios. En conclusión, el problema NO es el método sino quien lo usa.

¿Para qué sirven las reuniones en una empresa?

Comencemos por aclarar los mejores usos para las reuniones dentro de una organización (sin decir que estos son los únicos):

  1. Para conformar equipos de trabajos que desarrollarán tareas individuales, persiguiendo un resultado global. En este caso, las reuniones se convierten en el escenario para mantener informados de los avances a cada uno de los equipos y para rediseñar acciones a partir de la retroalimentación y resultado obtenido por cada grupo.
  2. Para revisar, actualizar y aumentar el conocimiento general de los funcionarios. Hacer reuniones de confrontación de posiciones ayuda a elevar las habilidades y los conocimientos (el grupo extrae lo valioso y desecha el resto).
  3. Para entender los objetivos colectivos y las responsabilidades individuales.
  4. Para crear compromisos individuales y/o colectivos.

¿Son eficientes las reuniones de trabajo en las empresas?

Organizamos una pequeña investigación, sin rigurosidad estadística en la selección de la muestra, y obtuvimos unos interesantes resultados que queremos compartirles en una infografía:

Analizando los resultados sacamos dos conclusiones:

  • Las reuniones están aportando poco valor a las empresas.
  • Es muy deficiente el proceso de planeación, seguimiento, análisis y optimización de las reuniones en sí.

¿Cómo hacer eficientes las reuniones en las empresas?

Una reunión para ser eficiente debe tener una preparación, una ejecución y un seguimiento detallado. En esencia son tres los momentos sobre los que se debe poner atención:

Antes de la reunión

La planeación de la reunión se realiza respondiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Para qué se hará la reunión? (aclarar los objetivos del encuentro). Algunas de las razones comunes son: transmitir información y facilitar su entendimiento, construir algo usando un colectivo de personas, recibir retroalimentación de acciones realizadas y resultados obtenidos o asignar responsabilidades y tareas a un grupo de trabajo.
  • ¿Qué pasa si no se hace la reunión? Ponga a prueba la necesidad de realizar la reunión, en muchos casos los objetivos pueden conseguirse con trabajo individual.
  • ¿Cómo se evaluará el cumplimiento del objetivo de la reunión? Defina métodos que permitan evaluar la eficiencia de la reunión.

La siguiente fase, del trabajo previo a la reunión, es la preparación y esta consta de las siguientes acciones:

  • Definición de los asistentes: trate de vincular a la menor cantidad de personas, el éxito de un comité es inversamente proporcional al número de personas que lo conforman.
  • Construcción del orden del día (documento que debe ser enviado a los asistentes con anterioridad). Ubique los temas urgentes o los que requieran energía mental primero y ordene con lógica las discusiones (por ejemplo: no es posible debatir un plan publicitario sin antes discutir el presupuesto).
  • Definición de la duración de la reunión. Las reuniones se deben programar con una hora de inicio y fin. Si se requiere más tiempo es mejor programar otra reunión (evite el desgaste de los asistentes).

Durante la reunión

Las reuniones buscan la exposición individual de ideas y la discusión colectiva de decisiones. Para tener un debate constructivo y enriquecedor:

  • Haga que los asistentes tengan claro y entiendan el problema o situación que se discutirá (antes de iniciar la discusión exponga la mayor cantidad de datos del problema que se intenta solucionar: ¿por qué se está presentando?, ¿cuándo comenzó?, ¿hace cuánto se presenta?, ¿se ha tomado alguna medida?, etc.).
  • Permita que cada uno de los asistentes haga un diagnóstico de la situación (escuche las posiciones individuales frente al problema).
  • Invite a los asistentes a presentar sus posibles soluciones.
  • Permita que los asistentes evalúen, de forma individual, cada una de las posibles soluciones.
  • Conduzca al colectivo a la toma de una decisión.

Después de la reunión

Para hacer un buen resumen o acta:

  • Incluya el día, la hora, el lugar y los asistentes a la reunión.
  • Enuncie los puntos que se trataron, los comentarios y las conclusiones.
  • Enumere las tareas asignadas, los responsables y los tiempos de ejecución
  • Enuncie los mecanismos de seguimiento.
  • Incluya la fecha, hora y lugar de la próxima reunión.

15 consejos finales

  1. Evite que las reuniones se conviertan en un mecanismo de los empleados para sobresalir (no es una competencia de capacidades, es un ejercicio de trabajo en equipo).
  2. Una reunión no debe superar las dos horas (y ojalá se hagan pequeños recesos de 5 minutos entre tema y tema).
  3. Planifique la reunión para que no termine cerca a la hora de almuerzo o al final de la jornada laboral.
  4. Si se presenta una división irreconciliable de posiciones cambie de tema y dialogue por separado con cada una de las partes.
  5. Aunque la idea es que las reuniones conduzcan a una decisión, es posible que esto no suceda y que se necesiten otros encuentros (no las prolongue indefinidamente en la búsqueda de la conclusión).
  6. Inicie las reuniones a la hora acordada y no actualice a quienes llegan tarde. Premie a las personas cumplidas (un buen mecanismo de enseñanza para los incumplidos es agregar en el acta un listado de quienes llegaron a tiempo y quienes llegaron tarde).
  7. Asigne lugares en la mesa (ubique estratégicamente a los asistentes a la reunión).
  8. Restrinja el uso de dispositivos (esfuércese porque los asistentes estén concentrados).
  9. Controle a quienes usan mucho tiempo para decir poco (fomente la brevedad)
  10. Haga hablar a los que callan (trate de romper los dos tipos de silencio: el de la timidez y el de la hostilidad).
  11. Estimule la lucha de ideas y disuada la lucha personal.
  12. No permita que las reuniones se conviertan en una lucha de bandos y mucho menos en una discusión entre dos personas.
  13. Nunca menosprecie una sugerencia o una idea (escuche y documente).
  14. Entregue la palabra a las personas de mayor cargo al final (las personas se acomodan a la posición de los jefes).
  15. No convierta la reunión en un escenario de acusaciones.
  16. Termine siempre las reuniones con una nota positiva.

Bibliografía

ANTONY JAY. How to run a meeting. Harvard Business Review on effective communications. Grupo Editorial Planeta.

¿por qué la investigación de mercados es el pilar fundamental de una estrategia digital?

Viernes, marzo 7th, 2014

Crear una estrategia digital sin entender su mercado es como buscar un tesoro sin mapa.

Hace algún tiempo tuve una entretenida discusión con algunos empresarios sobre cual era el reto más complejo que vivirían las organizaciones para enfrentar el mundo digital.

La mayoría de ellos centraban su atención en la tecnología, argumentando que para los directivos (quienes habían nacido en otra era) sería realmente difícil entender y apropiarse de muchas de esas nuevas herramientas.

Otros se orientaron hacia los recursos y los presupuestos. Argumentaban que con la gran cantidad de herramientas y de tareas, sería muy complejo para las empresas controlar y optimizar los recursos necesarios para tener buenos resultados en el mundo digital.

Finalmente, habíamos unos pocos que pensábamos que lo realmente complejo sería asimilar la perdida de poder de las organizaciones frente a los clientes o consumidores; y sobre todo la perdida de control sobre los mensajes y la reputación de la marca. El nuevo mundo digital obligaría a las empresas a entender, acercarse y ganarse la confianza y la atención de las audiencias.

Hoy, varios años después de haber vivido aquella discusión, sigo pensando que la clave de cualquier estrategia digital está allí. El entendimiento y la cercanía con la audiencia determina el éxito o fracaso de una empresa en el mundo digital.

Dicho lo anterior, la investigación de mercados asume un papel protagónico dentro del trabajo de marketing en las empresas.

¿Es posible triunfar en el mundo digital sin investigar el mercado o entender la audiencia? Yo pienso que no. Ahora, el proceso puede ser previo o experimental. Yo puedo hacer un estudio juicioso del mercado antes o durante la construcción de la estrategia digital o puedo crear la estrategia e irla optimizando cuando la ejecuto (retroalimentándose con el comportamiento de la audiencia).

Hacerlo previamente requiere más recursos en el corto plazo, pero mejores resultados en el mediano.

¿Para qué se debe investigar?

Nosotros identificamos 4 objetivos específicos que usted le puede entregar a una investigación de mercados.

Cumpliendo alguno de ellos, le dará a su compañía una ventaja competitiva y una fuente abundante de información que le servirá para tomar decisiones que mejorarán la presencia digital:

  1. Para entender a su audiencia objetivo. Sus motivaciones, intereses, expectativas y características. Las clásicas segmentaciones demográficas le dan, hoy, pocos elementos para acercarse a las personas.
  2. Para encontrar necesidades NO satisfechas en su audiencia. Si bien su producto o servicio está orientado a una necesidad especifica, no sobra entender las nuevas necesidades para anticiparse a sus competidores o para agregar beneficios adicionales a sus productos o servicios.
  3. Para aportar información a la empresa direccionada al perfeccionamiento de sus productos y servicios. Conocer el pensamiento de los consumidores frente a sus productos o servicios le ayudará a potenciar los atributos críticos y a ignorar los intrascendentes.
  4. Para detectar los factores claves para que un prospecto se convierta en cliente. Elevar los índices de conversión debe ser una obsesión para cualquier organización con actividad digital, y la mejor forma de hacerlo es entendiendo los racionales de su audiencia a la hora de decidir.

Las empresas pueden perder dinero, pero nunca pueden darse el lujo de perder tiempo.

La investigación de mercados puede hacerle gastar dinero hoy, pero le ahorrará tiempo a la obtención de resultados en el mundo digital.

En el mundo digital ser bueno NO es suficiente.

Decálogo para triunfar en comercio electrónico

Viernes, noviembre 8th, 2013

El comercio electrónico es una de las actividades digitales mas complejas. Requiere trabajo en muchos –y diversos– frentes de batalla y necesita la sincronización de una gran cantidad de procesos internos y el constante análisis de datos y resultados para optimizar y perfeccionar los esfuerzos en pro de la rentabilidad.

Un decálogo es el conjunto de diez normas o principios considerados básicos para el ejercicio de cualquier actividad.

En la construcción de este decálogo me concentraré entonces en aspectos simples –pero a la vez críticos en el objetivo de lograr el éxito en el comercio electrónico–, tratando de no reducir el espectro únicamente a los aspectos de marketing digital.

Que hacer en Comercio Electrónico

1. Permita, de forma sencilla, que los usuarios entreguen sus datos (para enviar información de sus productos o servicios). Ojo, lea bien, he dicho permita ¡NO obligue!. Un proceso de comercio electrónico no difiere mucho de uno de comercio análogo. El consolidar una base de datos de clientes, el entender e identificar su comportamiento y el construir canales de comunicación con ellos le ayudará a consolidar su actividad comercial en los escenarios digitales.

2. Ofrezca el mayor número de posibilidades de pago. Nunca deseche una alternativa, por mas compleja –o costosa– que parezca. De la misma forma, nunca deje de estudiar nuevos mecanismos y de confrontar con sus clientes los niveles de satisfacción, de ellos, frente a sus métodos de pago.

3. Haga que el registro, en el momento de la compra, sea opcional. Optimizar el proceso de compra lo ayudará a mejorar las tasas de conversión. Mientras más simple y rápido se produzca la transacción mejores resultados tendrá. Forzar a los compradores a entregar muchos datos, antes de iniciar una compra, elevará sus niveles de deserción.

4. Antes de la transacción, entregue al usuario un resumen de los productos seleccionados (y permita que los modifique). Este debe ser el primer paso de cualquier proceso de checkout. Presente un consolidado detallado de los productos agregados al carrito de compras (con cantidades, valores unitarios y totales). Adicionalmente, es vital que la edición del carrito de compra –agregar y/o retirar productos– sea muy simple.

5. Presente información complementaria durante el proceso de compra (evite dudas en el usuario). Entregar información muy detallada sobre la disponibilidad de inventarios, tiempos de entrega, descuentos, productos alternativos, entre otros, le ayudará a mejorar la experiencia de compra de sus clientes.

6. Sea detallado en la presentación del valor a pagar. Muestre con claridad los costos de envío e impuestos –sea lo mas explicito posible–

7. Piense en métodos de pago y de entrega análogos. En mercados maduros los métodos de pago análogo NO son tan importantes por los altos niveles de penetración de los productos financieros (tarjetas de crédito, cuentas de recaudo digital, etc.); pero en los mercados digitales emergentes es recomendable explorar alternativas de pago análogo (como el pago contra entrega, compra de códigos en puntos de venta, entre otros). Igualmente, vale la pena albergar la posibilidad de ofrecer al cliente la alternativa de compra y recogida en las oficinas o puntos de venta de la empresa (para ahorrarle los costos de envío).

8. Diseñar un plan detallado de marketing digital. Abrir la tienda online no pone fin al trabajo. La puesta en funcionamiento de la plataforma es simplemente el inicio de la etapa de marketing digital (que debe ir orientado a la consecución, con mecanismos óptimos, de prospectos).

Que NO hacer en Comercio Electrónico

9. Abrir una tienda online sin tener claro: procesos de logística, pasarela de pago y seguridad informática. Cualquier iniciativa de comercio electrónico obliga un trabajo previo –independiente del desarrollo de la tienda online- de optimización de procesos internos de monitorización de inventarios, despacho y embalaje de productos, de definición de la pasarela de pagos y recaudos y de seguridad de servidores y de manejo de los datos. Vender sin resolver lo anterior crea un riesgo alto para la reputación de la empresa y para la información de los clientes.

10. Dejar alguna duda sobre el manejo de la información de pago. Cualquier cabo suelto o percepción de inseguridad de su plataforma alejará al prospecto de la compra. Es necesario que su tienda online evidencie un excelente trabajo en seguridad informática.

¿Por qué usar los Social Media para crear una Marca Personal?

Viernes, abril 19th, 2013

Crear una marca personal es una de las cosas mas complejas hoy en día. Ser visible y sobresalir en un mundo saturado de comunicaciones hace que la tarea se complique cada vez mas.

Las personas que tienen iniciativas de emprendimiento están obligadas a trabajar fuertemente en la construcción, cuidado y perfeccionamiento de su marca personal. Al igual que quienes quieren ser empleados de una organización.

Para crear esa marca personal hay que trabajar con método y dedicación y sumar las herramientas necesarias para que los objetivos se consigan en el menor tiempo posible. Una de las herramientas con las que contamos en la actualidad para construir nuestra marca personal son los Social Media.

En este post quiero compartirles 7 razones por las cuales usted debe invertir tiempo para perfeccionar el uso de los medios sociales para lograr crear su marca personal:

1. Porque aceleran el ritmo de crecimiento y propagación de su idea.

Generalmente lo que nos hace diferentes a las demás personas en nuestro negocio son nuestras ideas y la forma como las ejecutamos y como las evaluamos. Hacer que nuestro trabajo y nuestra visión se propague es una tarea titánica si no contamos con un escenario de propagación. Los medios sociales le ofrecen esa posibilidad.

2. Porque aportan en la generación de confianza y respeto.

Los medios sociales tienen una característica muy poderosa para generar credibilidad, la viralidad. Que usted lo diga no es tan eficiente comparándolo con que lo digan los otros. Si usted acierta en sus apreciaciones y su audiencia hace eco de esto, lo que están haciendo indirectamente es entregándole su confianza y respaldando sus opiniones.

3. Porque convierten su pasión en su negocio.

Difícilmente una persona construye una marca personal alrededor de algo que no le gusta. Pues bien, una vez que explote esa pasión en los medios sociales está convirtiendo su hobbie en un negocio que será rentable (si se hace con dedicación).

4. Porque lo ayudan a aumentar su nivel de influencia.

Tener alto nivel de influencia es el objetivo primordial cuando se construye una marca personal y la única forma de conseguir esta influencia es haciendo que sus opiniones y sus ideas sean escuchadas (y el mejor lugar que se me ocurre para que esto suceda son los medios sociales).

5. Porque lo ayudan a conocer gente interesante para su negocio.

El networking es una de las actividades que mas ayuda al crecimiento y consolidación de un proyecto de marca personal. Hacerlo requiere esfuerzo y tiempo. Los medios sociales le permitirán conectarse con nuevas personas que compartan su pasión o sus ideas.

6. Porque lo conectan con los mercados mundiales.

La globalización no debe ser únicamente vista desde el ángulo: “como hago para llegar a otros mercados” sino también desde: “que tengo que aprender de otros mercados que pueda aplicar en mi mercado local”. El aprendizaje y la documentación de los mercados mundiales le ayudará a entender y anticiparse a las tendencias de su negocio.

7. Porque lo muestran como un líder de opinión.

Las personas persiguen lideres, no pierda esto de vista nunca (es obvio, pero a veces se nos olvida). Los lideres se construyen a partir de la opinión, y el mejor escenario de la actualidad para emitir sus opiniones son los medios sociales.

Elija el medio social que se adapte mejor a su negocio, sus capacidades y su mercado. Luego comprométase con su actividad en el y le garantizo que mas temprano que tarde notará las diferencias.

20 sencillos consejos para emprendedores

Jueves, enero 31st, 2013
Emprender es una de las tareas mas retadoras y gratificantes que existe en la vida empresarial. Son muchas las buenas ideas y muy pocos los valientes que arriesgan su futuro simplemente por ejecutar esa idea que les da vueltas en la cabeza.
Hace mas de 5 años me inicie en el difícil ejercicio del emprendimiento.
Si, soy un novato y me enorgullezco de serlo, cada día me deja una enseñanza y al hacer un balance son mas las cosas buenas que las malas.
A lo largo de estos 5 años he pasado por las duras y las maduras (un poco mas de las primeras que de las segundas).
Hoy, con algo del camino recorrido quiero compartirle 20 sencillos consejos que van a ayudarle a hacer su camino mas llevadero:
  1. No diga SI a todo. Yo se que al principio cualquier oportunidad de generar ingresos o de aliviar los costos sonará muy atractiva, pero reflexione bien y piense en el largo plazo (muchas veces las salidas de corto o mediano plazo terminaran perjudicando el largo plazo de la idea).
  2. Apunte alto. Mientras mas altas sean las metas mayores serán los esfuerzos y la dedicación. No se conforme con “subsistir”.
  3. En las primeras ventas, lo de menos es el dinero. Entiendo que ningún proyecto funciona si no hay ingresos, pero también entiendo que el futuro de cualquier idea depende de las redes que logre construir. Las primeras acciones comerciales aunque no lo crea condicionaran la evolución de su negocio.
  4. Subcontrate el back office. Las actividades administrativas generalmente distraerán su mente de lo realmente importante para que su negocio progrese. Entregue estas tareas a un tercero, obviamente protegiendo sus recursos y calculando los costos.
  5. Siéntese con un experto de su sector. Por mas innovadora que sea su idea, escuchar la opinión de un tercero con recorrido ayudará a aterrizar sus proyectos.
  6. No subestime a la gente que conoce: le pueden ayudar. Nunca olvide: tejer redes de contactos es una de las primeras actividades comerciales de cualquier proyecto. Probablemente sus amigos o conocidos no serán sus clientes, pero si podrían ser replicadores de su idea.
  7. Multiplica por 0,5 el presupuesto de ingresos y por 1,5 las expectativas de gastos. Somos soñadores, es una característica común en los emprendedores. Trate siempre de crear escenarios positivos y negativos para tener planes de acción en cada uno de ellos.
  8. Mida todo… y si algo no funciona, cancelelo. En las etapas iniciales de su proyecto emprendedor intente no apegarse a acciones o actividades que le generen perdidas constantes.
  9. El único camino para capitalizar NO es entregar una parte de su idea. Lo se, es tentador salir de las afugias económicas vendiendo un porcentaje de su idea, pero créame que lo lamentara en el largo plazo. Intente encontrar mecanismos de capitalización que no atenten contra su patrimonio.
  10. Contrate talento. Debe ser consciente de que no es capaz de hacerlo de todo.
  11. Cuando construya su plan de negocio trate de usar datos reales. Ya se los había dicho, los emprendedores somos soñadores y muchas veces nuestros sueños nos desvían de la realidad. Esta bien soñar, pero a la hora de actuar es mejor aterrizar.
  12. No se encierre en su idea inicial. Si necesitas invertir en nuevas líneas de negocio, hágalo rápido.
  13. No postergue sus decisiones, sobre todo las que sean impopulares… Y tampoco las delegue.
  14. Aléjese de los pesimistas. No permita que nadie le derrumbe sus ideas, allá ellos con sus temores.
  15. Aprenda a delegar desde el primer día. Mientras mas tiempo tenga para concentrarse en la idea, mas rápido verá los frutos de su proyecto emprendedor.
  16. Muchas reuniones atentan contra la productividad. No estoy diciendo que las anule, lo que quiero decir es que debe luchar porque las reuniones de trabajo sean productivas.
  17. Reutilice lo que ya esté inventado. Cree lo mínimo desde cero.
  18. Calcule su índice de supervivencia (con los gastos que tiene, ¿cuánto tiempo aguantaría sin tener ingresos?)
  19. A su entorno más pesimista réstele un 30% y analice sus posibilidades de sobrevivir.
  20. Entienda que modificar su estrategia de ventas lo puede obligar a cambiar su producto. Haga una planeación solida y clara y trate de respetarlas y ejecutarla con disciplina y dedicación.