Posts Tagged ‘Rally’



Iniciando el DAKAR en PERU

Viernes, enero 11th, 2013
Marco, Lili y yo

Foto cortesía: www.pamotos.com

Aunque no ha habido mucha actividad en estos días en JAQUEMOTO, desde la salida el pasado 5 de Enero en Lima, Perú y sus desiertos, en mi vida si han pasado un sin fin de actividades y muchos pensamientos en ustedes, los lectores, que espero estén esperando información de primera mano del Rally mas importante del mundo.

La ultima foto limpios

Jueves, diciembre 27th, 2012

Foto cortesía: www.pamotos.com

Las ultimas sonrisas , antes de lavarnos los dientes con arena.   El Dakar comienza el 5 de enero y por primera vez la bandera colombina estará en la parte mas alta del asta en Peru.

Kit escolar express

Lunes, marzo 28th, 2011

Esta semana tuve mi primera experiencia comprando un auto. Hay que llamarlo así puesto que este blog lo leerán en alguna otra parte de los hispanos parlantes y así es como se dice.

.

Carro entonces. Me fue mal, muy mal. Tengo que comprar carro por que la vida así me lo pidió y es necesario organizar el trasporte familiar. Cuando mi hija este un poco más grande seguro la convenceré de que salgamos en la moto mientras esté lloviendo.

A pesar de la mala experiencia, si tuve una muy buena a bordo de un autito. Pues nos fuimos repartir mercados y kit escolares al Choco, en un vehículo que no se cómo definir diferente al derroche de goces y diversión. Lo que los americanos llaman un side by side o sea un lado a lado.

.

Un lado a lado no es más que un cuatrimoto que comparte las sillas una al lado de la otra haciendo este más parecido a un carrito que a una motico. Tampoco tiene manubrio. Este tiene una cabrilla común y silvestre. Se conocen como UTV, por sus siglas en ingles, vehículo utilitario. Pues estos señores de Kawasaki cometieron el error y gracias a dios, de sacar un vehículo utilitario pero deportivo.

Esto es un Terix 750

.

¿Cómo es eso? ¿Un tractor de carreras o qué? …Si un cuatrimoto con volcó y bastante potencia para lo que sea.

En camino hacia las selvas del Choco, en medio de un asentamiento de los indios cholos detuvimos el carrito y sacamos un arsenal de regalos, los kits escolares que habíamos arreglado con anterioridad.

De una casa de madera muy rudimentaria una señora de avanzada edad y perteneciente a alguna sociedad/comunidad ni colombiana ni de los bandos armados, mientras me recibe uno de los regalos me pregunta: ¿señor eso es un carro?

.

-Doña, no tengo ni idea, pero tiene placa de moto y si tiene placa de moto cabe en este blog dedicado para ello. Déjeme decirle, que lo que sea ese aparato con motor de cuatrimoto es sin duda la oportunidad para que yo deje de montar en moto y me dedique pasear en esto.

.

Es primera vez que se me permite llevar más que unos calzoncillos secos en el equipaje. Carpas colchonetas, mercados para regalar, kit escolares, sillas para asolearnos y un mundo de correas y pitas de arrastre por si nos pegábamos en alguna trocha del carajo que no encontré.

.

La ruta a Quibdó es todo menos lo que yo me imaginaba. Mientras empacábamos, nos surtimos de raciones militares, para comer, imaginamos acercarnos a la cola del mundo y no fue asi. Las rutas son bastantes amigables y gracias a la organización del evento y al ejército nacional, el camino al Atrato estaba todo custodiado.

.

Este grupo musical de moda que canta y dice “que debió llover un poco más para que estuvieras a mi lado”, seguro no ha ido a las selvas del choco. Si esa canción hubiera sido escrita en ese departamento diría lo contrario “Quizá debió escampara rapidito para que la despegaras ya”. Lo que es un aguacero de esos que les dan trabajo a los bomberos, en este lugar es un aguacero de cada día. -¡Claro!- el Choco en la región del mundo donde más llueve, según me acuerdo de las clases de geografía del colegio. Y a nosotros nos dio la estupenda idea de irnos a acampara a ese lugar.

.

Que ríos tan lindos, que aguas tan claras y que gente tan amable, esta región es más que malas noticias. Poder conocer la otra cara de la moneda, haber podido llevar nosotros mismo las ayudas y saber que no se perdían en el camino o que no las darían para engordar marranos, fue bastante gratificante fuera de eso pudimos darnos la tranquilidad de salir atrochar en un mini Hummer y adentrarnos en la región. Que vehículo tan fácil de manejar, como éramos dos y cuál de los dos más gomosos, nos turnamos. Un rato hacia fuerza él y al momentico hacia fuerza yo, porque para qué, pero sin nos fuimos con el pedal a fondo.

¿Asi o mas limpia el agua?

No todo fue velocidad, también 4X4

hasta para socializar hubo tiempo

Y si sacaron oro

La próxima vez pido una lancha pa` ensayar

Los del Sotano y DJ tego

Vean que tan fácil fue hacer una cover de caratula para un disco del reggaeton, El DJ, el flow y el Hummer atrás.

Una curiosa despedida, miren bien

¿Y las 690 cc que?

Sábado, enero 8th, 2011
¿Cómo es la cosa que no se pueden usar las motos 690cc y yo las veo ahí corriendo?
.
Y esto dice :
Como en todos los deportes, los atletas llegan a estar en unos niveles impensados de velocidad, resistencia y duración. Las federaciones, las ligas y entes reguladores del deporte, imponen  nuevas reglas con antelación, que permitan controlar el deporte un poco más y también bajar el nivel de riesgo cuando en velocidad se trata. También con estas nuevas reglas esporádicas, buscan mantener las categorías en un nivel más parejos entre los corredores. Ese es el caso del Dakar.
.
En fórmula 1 por ejemplo, impusieron el uso de llantas con labrado lineal. El objetivo de esto, es bajar la velocidad con la que un carro podía voltear sin perder tracción. Al tener las líneas, hace que el carro tenga que voltear más despacio y con esto pretenden mantener la velocidad una pisca más baja.
.
Para el evento del 2010  los directores deportivos de KTM se llevaron una sorpresota, cuando de repente y faltando escasos meses para la carrera, la organización DAKAR dio como noticia, que serian prohibidas las motos mayores de 450 cc en la categoría.
.
Como un baldado de agua fría, la firma de  las motos naranja, que son el equipo más fuerte y el mayor proveedor de motos tipo rally, tomó acciones sobre la notica y decidió retirarse del evento. La notica afectaría toda su producción de motocicletas que tenía listas para el evento, vendidas, encargadas y por vender.  Si esto llegara a pasar,  su retiro serian trágicos para el evento y para la Historia del mismo.
.
La organización al ver semejante noticia decidió cambiar la norma y poner una restricción de poder a los motores de 690 cc.
La famosa “Brida”, llegaría para el evento del 2010 para regular la potencia  y homogenizar la categoría de motos. La Brida es un buje reductor de diámetro en al admisión del carburador.  En la rigurosa inspección de las motocicletas por parte del comité técnico, revisarían moto por moto e instalarán  el buje, entregado por la misma organización. Brida suena como a la pintora mexicana, Frida Kahlo, o sea Brida Kahlo
.

Esa cosa roja que se ve ahí. Brida Kahlo

En las metas, revisarían un número de motos de 690cc al azar, para inspeccionar que el restrictor no haya sido removido.
A los corredores les dificultara mucho bajar la brida en mitad de carrera, por que perderán mucho tiempo que no será recuperable después por mas rápido que sea.
.
Esto si redujo la potencia de las motos pero no impidió en absoluto que siguieran siendo las más rápidas y se quedaran con el título.
Para este año, la norma sigue vigente, el uso de las 690cc es permitido, pero solo a pilotos fuera del grupo elite.  Los pilotos del grupo élite, son considerados los pilotos con historia, velocidad, experiencia y todos los pertenecientes a los equipos oficiales.
Si usted es un aspirante del DAKAR 2012 y su equipo está conformado por su mas grande patrocinador, lo productos reductores que vende su señora, si podrá correr sobre un 690cc.  -Ya la otra es conseguirla-, puesto que en Colombia no he visto sino una.
Las 450 cc son sin duda mas fáciles de manejar, mas ágiles y pesan menos.
El exceso de potencia es mas problema que la falta de. Controlar la explosión de un motor potente por largas horas de carrera es bien agotador y lleva a que un piloto cansado cometa miles de errores que pueden terminar en una caída o en un despiste. – Me moría de ganas de mencionar esa palabra-, despiste, que se sale de la pista.
Les dejo esta increíble foto de Ruben Faria , el mochilero de Marc Coma sobre una 450 cc, es como de mentiras.

Ruben Faria en Dakar.com

Dakar 2011

Domingo, enero 2nd, 2011
El primero de enero arrancó la carrera de motos más dura del mundo, rally Dakar. Qué fecha tan difícil de entender, si apenas se está pasando el guayabo de la noche anterior y de la tiradita de globos. No nos dan unos días como para llegar a un internet y poder ponernos al día. Seria mejor que arrancara el puente del 8.
Se me pasó un poco, pero mientras anualizo toda esta información de la primera etapa, Hay miles de detalles y sucesos. He logrado recoger algunos de ellos en cuanto a motociclismo concierna.  Así que aquí queda.
Detalles interesantes:

Dakar.com

-Las motos que ocupan los4 primeros lugares son todas KTMs 450 seguidas de una BMW y una Aprillia.
.
-El piloto más rápido fue Ruben Fria sobre un KTM 450, tristemente una penalización de 1 minuto lo bajó al segundo puesto.
.
-El líder de carrera es el campeón del año pasado, Cyril Despres
.
- 20 Kilos menos pesan las 450 a comparación de las 690 del año pasado.

befurious

-188 motos inscritas. Solo salieron 170 ¿que paso con las demás?  solo llegaron a la meta del primer día 168.
.
-Ya hay tres corredores penalizados seria mente, desde 3 horas hasta 9 horas. Entre ellos esta el corredor de Bolivia, Juan Carlos Salvatierra.
.
-Rodrigo Andrés Caballero Alcayaga, su segunda participación en moto, el competidor más joven con de 20 años.
.
-6 mujeres en la categoría motos, entre ellas Tina Meier #100 con el Team Croco Aventures que usan motos Sherco y la llamada reina del Dakar, Annie Seel #56 sobre una KTM525 y la española, campeona mundial de trial Laia Sanz con el numero 44

dirtgirls.de

-Hay 43 Yamaha en carrera, 4 de ellas son oficiales del equipo Yamaha Racing France Ipone con su corredor más esperado, Oliver Pain.
.

Oliver Pain YZ450

Etapa 5, el despertar de un sueño

Viernes, julio 23rd, 2010
Este evento ha sido todo un sueño para mí. Uno siempre despierta de los sueños dejando el final inconcluso. Los dragos quedaron sin conocer a su lanza que les atravesaría el corazón, la princesa en la torre quedaría sin conocer a su príncipe enmascarado. Por más que haya amor en una pareja, compartir la punta del choco cono siempre es un sabor agridulce.
Por más amor que le tenga yo a este deporte, aquí sentado en la arena con la última sonrisa del día, pienso: -ya quiero despertar, quiere dejar de jugar a héroe-
No me mal interpreten, no es que esté sufriendo, pero tampoco es que me muera de llegar a la meta a recibir una vaso de agua caliente.
Si pudiera describir la inmensidad del hueco por el cual estuve luchando mi salida entenderían más fácil mi  posición.
Imagínense ustedes una taza de cereal del tamaño de un estadio, o más bien imagínense un agujero negro con efectos de telaraña, todo aquel que se atreve a pisar la parte baja se queda atorado.
En un filo de una duna, donde puse a reposar mi moto, pude ver a lo lejos una aglomeración de carros de la organización y fotógrafos.
Mientras mi motor me esperaba en ralentí bajo el sol y mi moto de reojo me acosaba a tomar la decisión que seria determínate en mi carrera.
A continuación se encantaraba una pendiente, que calculo yo podían ser 45 grados. Una vez te deslices por allí no abra como devolverse  y si donde están esos fotógrafos que ves a los lejos no es más que el fin de tu carrera. Ellos están allí, o porque hay un escenario muy bello, o porque es un lugar bien difícil de sortear.
Decido jugármela y dirigirme a donde los fotógrafos ponen su atención, en caso que sea un lugar que reúne los futuros varados, pues me vararé acompañado.
Me deslizo por esta pendiente y con el acelerador a fondo intento de llevar la moto hasta lo más alto. Fue inútil, la arena ha jugado su papel y una vez a empujar. Por suerte llega en pocos minutos un compañero de equipo y entere los dos empujamos los dos motos, una la vez hasta lo que sería el divisadero del circo.
Se aparece la taza de la que les venía hablando. Seis carros de los buenos y siete motos de todas las categorías luchan por salir de allí. La arena es tan suelta y pura que la moto se entierra bajando.
Por medio de señas con mi compañero acordamos cargar las motos 5 metros por un filo de duna y apuntar deslizados a un pequeño balcón, que parece seria la salvación.
Con la llanta delantera apunto y con el acelerador a toda, tome la decisión.
Los cálculos no fueron correctos y mientras me rodaba por la arena en un cachete, pensaba en voz alta, Hubiera cargado la moto otros 5 metros.
Este evento ha sido todo un sueño para mí. Pero como en todo sueño, hay que despertar dejando el final inconcluso.
La ultima sonrisa

La última sonrisa

Los dragones quedaron sin conocer la lanza que les atravesaría el corazón, la princesa en la torre quedaría sin conocer a su príncipe enmascarado. Yo quedaría sin correr la etapa 6.
.
La etapa 5, es el día cuando desperté de este sueño y esta foto fue la última foto en carrera en la que sonreí. Por más amor que le tenga yo a este deporte, aquí sentado en la arena con la última sonrisa del día, pienso: -ya quiero despertar, quiero dejar de jugar al héroe, no quiero empujar más-.
.
No me mal interpreten, no es que esté sufriendo, pero tampoco es que me muera de ganas de seguir enfrentando las dunas con poca potencia.
.
En el filo de una duna, donde puse a reposar mi moto, pude ver a lo lejos una aglomeración de carros de la organización y fotógrafos. Mi motor me esperaba en ralentí bajo el sol, la gasolina ya estaba en reserva.
.
En la muñeca derecha, una quemadura con el mofle,  la Qingqi de reojo me mira y me acosaba para que tome una decisión. Decisión que sería determinante en mi carrera.
.
La llanta delantera colgaba por la pendiente, que calculo, podía  ser de 45 grados. Una vez te deslices por allí no habrá como devolverse.
.
¿Y si donde están esos fotógrafos que ves a los lejos no es más que el fin de tu carrera?
 
Ellos están allí, o porque hay un escenario muy bello, o porque es un lugar bien difícil de sortear. Decido jugármela y dirigirme al lugar donde los fotógrafos ponen su atención, en caso que sea un espacio que reúne a los futuros varados, pues me vararé acompañado.
Me deslizo por la pendiente y con el acelerador a fondo tomé impulso e intenté llevar la moto hasta lo más alto de la siguiente duna.
.
Fue inútil, la arena ha jugado su papel y una vez más, a empujar.

a fondo que ya casi llegamos

A pocos minutos, un compañero de equipo llega al mismo lugar y entre los dos empujamos las motos, una a la vez, hasta lo que sería la grada del circo o el primer palco de la gran taza de cereal.
.
La taza de cereal, sin cereal

La taza de cereal, sin cereal

Imagínense ustedes una taza de cereal del tamaño de un estadio, o más bien imagínense un agujero negro con efectos de telaraña, todo aquel que se atreve a pisar la parte baja o alguna de sus pendientes, sería succionado hasta el fondo.
.
Sentado en la arena y a tan solo 7 km de la meta, por medio de señas con mi compañero acordamos, literalmente, cargar las motos 5 metros por un filo de duna. Luego apuntaríamos deslizándonos a un pequeño balcón, que parecía ser la salvación.
.
Con la llanta delantera a punto y con el acelerador a toda, tomé la iniciativa.
Los cálculos no fueron correctos y mientras me rodaba por la arena sentado en la nalga sujetando el manubrio al mismo tiempo, pensaba en voz alta,- hubiera cargado la moto otros 5 metros-.
.
Llegó el final de la carrera para mí.  Estuve tratando de buscar la salida de este lugar y fue imposible. La pendiente era tan pronunciada que la moto y los carros no podíamos subirla. Tomábamos impulso bajando, seguíamos acelerando por la parte plana y nos enfrentábamos a las lomas hasta que se acababa el impulso. Unos se impulsaban para abajo, otros para arriba, otros para la izquierda y otros para la derecha. Un error o un descuido habrían sido fatales, ya que hubieran provocado un choque en la mitad del desierto.
Algo de sombra

Algo de sombra

Se empezó a acabar la gasolina, el agua cada vez era menos. Las dos últimas botellas que me quedaron me las regaló un carro de la competencia que se encontraba también luchando por salir. Nunca me pude acordar que número era, para agradecer el regalo.
A esperar

A esperar

.
.
Después de chapalear como una mosca en una sopa, tiré la toalla.  Puse la moto enfrentando el sur para que me hiciera una sombra. Con una cobija térmica de emergencia que cargaba, hice un techo improvisado, amarrado con un pulpo elástico.
.
Seguí viendo desde mi palco cómo cada nuevo corredor caía en las trampas del desierto. Durante las dos hora que estuve allí solo un carro de la competencia pudo salir.
.
En las etapas especiales como esta, teníamos cinco horas y media para llegar a la meta.  No fuimos capaces. La organización nos penalizó con doce horas a todos a los que el desierto decidió secuestrarnos y no llegamos dentro del tiempo permitido.
El punto blanco a la derecha es la QINGQI

El punto blanco a la derecha es la QINGQI

Un juez de carrera que pasó caminando entre carros y motos, nos invitó a dejar los vehículos tirados y a caminar a una estación de rescate.  Después de una exhausta caminata por la arena, encontraríamos agua y un buggie hechizo que nos llevaría a tierra firme.
Ya a salvo, sin mi moto

Ya a salvo, sin mi moto

De las motos y de los carros se encargaría un cambio de asistencia al que se le dice carro escoba. Es un gran camión de marca rusa que parece no se pega en estas blandas arenas. Este camión se parquea en mitad de la ruta y espera sigiloso en algún lugar estratégico a ser llamado a prestar asistencia.

Esperamos poder volver a ver la moto mañana en la mañana.

 

 

Etapa 5, parte 3

Sábado, julio 17th, 2010
Mientras rodamos, las dunas empiezan a hacer una nueva aparición. Esta vez solo hay dunas de color café con leche, y un poco de café con menos leche. La presencia de ellas, ha dejado de ser un paraíso montable o cualquier cosa que se parezca a un video de motocross. En estos videos, se puede ver como los corredores surfean las dunas y saltan sobre ellas dominándolas bastante fácil.  Los que me diferencia esta crónica de esos videos, son 250 centímetros cúbicos menos de motor para mí.
En algunas ocasiones, el exceso de potencia es bastante preocupante, pero en este caso, la falta de poder sobre los dos dedos gordos ha empezado a perturbarme. Los motores de 200 cc no son para estas dunas, se requiere o un motor 450 de cuatro tiempos o un 250 de 2 tiempos para estar tranquilo.
Recuerdo que cuando solía correr otro tipo de carreras y uno ya no daba más o la moto no quería seguir el camino, uno simplemente tiraba la toalla. Que yo me acuerde, fueron muy pocas las veces que eso pasó.  En este tipo de carreras a campo traviesa, eso no es una posibilidad. Uno simplemente no tira la toalla en la mitad del desierto, pues no hay a donde quedarse, donde descansar y no hay a quien entregarle la moto.
Este es el lugar más barato del mundo para comprar una moto. Todos los corredores estamos tan casados que vemos las motos pequeñitas. Cuando estas verracas se caen al suelo,  ahí se pesan una tonelada estas malpa….- Cambio moto por una botella de agua-, ¡es más!, – la regalo-
En una duna cualquiera, un piloto de carros, que aún vestía su uniforme, se aparece a unos escasos metros del filo de la duna y decide ayudarme a empujar la moto hasta lo más alto.
Mientras empujo sujetando la moto del manubrio, este hombre empuja de algún otro lado. Solo fijé en la rayita. La velocidad que la moto empezó a tomar fue mayor que la que pude correr con las botas llenas de arena.
Grite, para desahogar la furia y el cansancio que me atropellan y luego de una pausa que no supera los 10 segundos, hice el último empujón hasta la cima.
¡Ha! , ya veo de donde salió este sobreviviente que me ayudó.
Este man junto con otro loco, seguro están pasando por un buen momento, por lo menos así es como lo demuestran las fotos.
El hombre empieza a hablarme, no le entiendo nada, hago señas como las que haría un sordo, apenas retiro mis gafas de montar que son de lente oscuro,  se asombra al ver uno ojos redondos y azules. El no sabía que otro más loco que el iría hasta allá para empujar.
Shuei, shuei, le grité, que quiere decir agua, agua. Lo poco que he aprendido en chino sirvió para que  el señalara su carro extrañamente parqueado  y me dice que baje por ella. Decido más bien no, está muy abajo. Sigo mi rumbo después de unas foticos, ¡claro!.
Que viva el desierto, que viva su grandeza y su magia, ya solo quedan 37 kilómetros para la meta de la quinta etapa.
Mientras rodamos, las dunas empiezan a hacer una nueva aparición. Esta vez solo hay dunas de color café con leche, y otras, un poco de cafés pero con menos leche.
.
La presencia de ellas ha dejado de ser un paraíso montable o cualquier cosa que se parezca a un video de motocross. En estos videos se puede ver cómo los corredores surfean las dunas y saltan sobre ellas dominándolas bastante fácil.
Lo que diferencia esta crónica de esos videos son los 250 centímetros cúbicos menos de motor que tengo.
¡Que grande!

¡Qué grande!

.
En algunas ocasiones, el exceso de potencia es bastante preocupante, pero en este caso, la falta de poder sobre los dos dedos gordos ha empezado a perturbarme. Los motores de 200 cc no son para estas dunas, se requiere de un motor 450  de cuatro tiempos o un motor 250 de 2 tiempos para estar tranquilo.
.
Recuerdo, que cuando solía correr otro tipo de carreras y uno ya no daba más o la moto no quería seguir el camino, uno simplemente tiraba la toalla. Que yo me acuerde, fueron muy pocas las veces que eso me pasó.
.
En este tipo de carreras a campo traviesa eso no es una posibilidad. Uno simplemente no tira la toalla en la mitad del desierto. Sí hay a donde tirarla pero no hay a donde parar a descansar y tampoco encuentras a quien entregarle la moto. Este es el lugar más barato del mundo para comprar una moto.
.
Todos los corredores estamos tan casados que vemos las motos pequeñitas. Cuando estas verracas se caen al suelo, ahí si que pesan una tonelada estas malpa….(con el perdón de ustedes, creo que es efecto del calor).
.
- Cambio moto por una botella de agua-, ¡es más!, – la regalo-.
.
En una duna cualquiera, un piloto de carros que aún vestía su uniforme, se aparece a unos escasos metros del filo de la duna y decide ayudarme a empujar la moto hasta lo más alto.
.
Mientras empujo sujetando la moto del manubrio y el acelerador a fondo, este hombre empuja de algún otro lado.
Solo fijé la mirada en la raya a donde había que llegar. La velocidad que la moto empezó a tomar fue mayor que la que pude correr con las botas llenas de arena.
.
Grité para desahogar la furia y el cansancio que me atropellan y luego de una pausa, que no superó los 10 segundos, hice el último empujón hasta la cima.

¡Ah! , ya veo de donde salió este sobreviviente que me ayudó.
extraña forma de estacionar

Extraña forma de estacionar

Con esta foto se libro el paseo

Esta foto libró el paseo

Este man junto con otro loco, seguro están pasando por un buen momento, por lo menos así es como lo demuestran las fotos.
.
El hombre empieza a hablarme, no le entiendo nada, hago señas como las que haría un sordo, apenas retiro mis gafas de montar que son de lente oscuro,  se asombra al ver uno ojos redondos y azules.
.
El no sabía que otro más loco que el iría hasta China para empujar.
.
Shuei, shuei, le grité, que quiere decir agua, agua. Lo poco que he aprendido en chino sirvió para que él señalara su carro extrañamente parqueado  y me dice que baje por ella. Decido más bien no ir, está muy abajo. Sigo mi rumbo después de unas foticos, ¡claro!.
.
Que viva el desierto, que viva su grandeza y su magia, ya solo quedan 37 kilómetros para la meta de la quinta etapa.

Etapa 5, parte 1

Lunes, julio 5th, 2010

 

En la noche del día de descanso, el señor Peng, o sea mi traductor y el señor Lee, o sea el director del equipo, alegaban con fuerza de temas que nunca pude entender.

El señor Lee, de por sí habla como si estuviera al lado de una turbina prendida de un avión.  A esto le ponemos un poco de autoridad y de fuerza en su alegar y ya ustedes se imaginarán el resultado. Una trifulca china que entre el vaivén de babas que expelan al alegar y, entre frase y frase, se atraviesa mi nombre.

Esto me ha generado un aire de desconfianza del p….. Solo falta ponerles un kimono, una moña en el pelo, que caminen por encima del agua y que vuelen por encima de un bosque de bambú, para que se parezca a una película de artes marciales.

–No-, mentiras, exageré un poco. Esto no pasó de un intercambio de asteriscos y numerales.

Me dejé llevar por la lírica.

cultivos de uva y melón

Por más que pregunto a mi traductor de que se trata  todo esto, él me explica burdamente que no está de acuerdo con el manejo que el Sr Lee le ha dado al equipo. Hasta allí estuve  de acuerdo. Pues en días anteriores se rehusaron a comprarme una llanta trasera que se necesitaba para surfear las dunas.

-Esa es la palabra: Surfear-.

Esta llanta nos tocó pagarla a mi mecánico y a mí. Pero estar de acuerdo, no me ha quitado la incertidumbre. Hasta ahora no sé cuál de los dos está a mi favor.  

(más…)

Etapa 1 – Sacúdelo que tiene arena-

Viernes, junio 4th, 2010

Arrancó la primera etapa. Ahora sí a lo que vinimos.  El cumplimiento y la organización del evento me tienen descrestado.

en algun lugar

En algún lugar

Ya me he separado de mi intérprete y quedaré solo completamente.

Empezamos a recorrer los primeros kilómetros de lo que serían 536 kms. para este día. La especial sería solo 186kms.

¿186 kms? , ¿Acaso eso no es muy poco? Pues esto de andar en la arena es muy duro, la moto pierde potencia al pisar arenas más blandas y entre kilómetros y rectas eternas se aparecen unas trampas de arena que no avisan.

Sigilosas esperan el almuerzo de algún corredor que caerá en ellas.

El piso es como una capa de galleta y por debajo una gran masa de merengue. Al pasar por encima uno alcanza a sentir como se va quebrando el suelo y si por alguna razón perdieras la velocidad, de inmediato la arena tratará de frenar la moto del todo.

Esta fue la etapa de los errores. Una caída no se hizo esperar. La desesperada acción de pelea por la línea de carrera me dejó ciego al entrar junto a otro corredor a un camino que más parecía talco que otra cosa. Al caer, la arena se me ha entrado por todos lados, incluso debí bajarme los pantalones en la mitad del desierto y sacudirme los calzoncillos. -Yo creo que nadie me estaba viendo-.

Siempre fue que la caída me dejó un poco aporreado, el casco golpeó la arena bastante fuerte, la cámara de video adherida a un costado del casco quedó inservible.

(más…)

Mi cuento en imágenes II

Miércoles, junio 2nd, 2010