En 1972 Independiente Medellín se llamó Oro Negro y jugó por Barrancabermeja en el rentado colombiano con una base antioqueña liderada por Álvaro Santamaría y Jorge la Rata Gallego. Ese fue el inicio de la venta del club por parte de los Arriola Delvalle a varios dirigentes paisas liderados por Augusto López Valencia.