Demasiada agradecida se notó a Inés Madrid, directora, al saber que gracias al Día del Fútbol Antioqueño su fundación Santiago Corazón recibirá 186 millones de pesos para seguir luchando por los niños colombianos con problemas cardíacos.

Esa cantidad fue la ganancia que dejó la edición 25 del certamen que se desarrolló el pasado 27 de enero en el estadio Atanasio Girardot con la participación del Atlético Nacional, Once Caldas y Atlético Junior.

El esfuerzo de ustedes valió la pena y sólo nos resta decirles un agradecimiento eterno, porque con este dinero salvaremos, mínimo, 300 vidas al facilitarle la cirugía a los pequeños”, fueron las palabras de la directiva Madrid  para los organizadores en la rueda de prensa que se brindó en las instalaciones de Marllantas.

Mario Múnera, gerente de Marllantas, y responsable del certamen benéfico hace un cuarto de siglo, fue el encargado de hacer público el balance del evento que llevó 15.271 personas al estadio y generó la vinculación de EPM, Kenworth de la Montaña, Red Interllantas, Une, Gana, Juegos Olímpicos de la Juventud Medellín-2018, Postobón, Minivallas, Casa Blanca, Carnelly, Marketing Deportivo y Fiat.

Esperábamos algo más” fue el lamento de Mario Múnera, debido a que quería doblar la cifra de aficionados. Sin embargo, admitió que los ingresos le caerán muy bien a la fundación social que este año enfocará su accionar a la detención, a tiempo, de problemas de corazón en algunos infantes del país.

Con esa misión empezó la programación del próximo evento que pretende una reestructuración para el 2014  y desea recaudar fondos para entidades que luchen por las personas con problemas de cáncer en el departamento.

Satisfacción y “Dios les pague” fueron las palabras que predominaron en el informe de cuentas del Día del Fútbol Antioqueño que ratificó otra vez que cuando se trata de obras sociales los paisas dicen presente y son felices aliviando corazones.