Atmósfera del Sol se extiende a 8 millones de kilómetros

Astrofísica Sin Comentarios

Nunca es tarde para aprender, incluso cosas que estaban en nuestras barbas. Utilizando el observatorio de relaciones solares terrestres (Stereo) de la Nasa científicos precisaron que la atmósfera del Sol se extiende 8 millones de kilómetros más allá de la superficie solar.

Esa cantidad es equivalente a 12 radios solares y hasta ahora no se sabía que se extendiese tanto.

Una información que va más allá de la simple curiosidad: es vital para la misión Solar Probe Plus que será lanzada en 2018 y que irá más cerca del Sol que lo que ningún otro artefacto humano ha ido.

Estas observaciones de las sondas Stereo proveyeron las primeras medidas de la frontera interior de la heliosfera, esa gigantesca burbuja repleta de partículas solares que rodea el Sol y todos los planetas del Sistema Solar.

“Rastreamos esas ondas como del sonido a través de la corona externa y las usamos para mapear la atmósfera”, dijo Craig DeForest, del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado. “No podemos escuchar los sonidos directamente en el vacío del espacio, pero con un análisis cuidadoso podemos verlas a través de la corona”.

Los resultados fueron publicados en el Astrophysical Journal.

Los investigadores estudiaron las ondas conocidas como magnetosónicas, un híbrido de ondas de sonido y magnéticas conocidas también como las ondas Alfven.A diferencia de las ondas del sonido en la Tierra que oscilan varios cientos de veces por segundo, estas oscilan una vez cada 4 horas y son de 10 veces la longitud terrestre.

Al rastrear las magnetosónicas, DeForest y su equipo vieron que permanecía una conexión con el material solar hasta 8 millones de kilómetros del Sol, hasta donde las gigantescas tormentas solares y o las eyecciones coronarias de masa pueden crear efectos de ondulaciones a través de la corona. Más allá de ese límite, sin embargo, el material solar va en un flujo continuo llamado el viento solar y su movimiento no afecta la corona solar.

La sonda Solar Probe Plus se acercará hasta 6.5 millones de kilómetros del Sol.

Marco Velli, científico del proyecto, dijo que “la misión medirá directamente la densidad, velocidad y campo magnético del material solar allí, permitiéndonos entender cómo se generan el movimiento y el calor en la corona y el viento solar”.

Mis 10 noticias científicas de la semana (8-14)

Astrofísica, Astronomía, Cáncerología, Genética, Geología, Neurociencias, Química, biología Sin Comentarios

1. Las ratas también se arrepienten

Cuando una rata escoge la opción errada, muestra arrepentimiento, ese sentimiento de reconocer un error que no se hubiera dado si se hubiera elegido otra opción. Eso demostraron científicos de la U. de Minnnesota en el artículo publicado en Nature Neuroscience. Se creía que ese sentimiento era exclusivo de los humanos. El estudio se hizo dándoles distintas opciones de escogencia de alimentos.

2. Se nos mojó el interior

Científicos reportaron evidencia de grandes océanos debajo del manto terrestre que serían el mayor reservorio del planeta, según el artículo publicado en Science. Los investigadores detectaron la existencia de unos bolsillos de magma a unos 650 kilómetros debajo de la superficie de Estados Unidos, una posible señal de la presencia de agua. Esto sugiere que agua de la superficie podría ser conducida a esos profundos sitios por la tectónica de placas provocando eventualmente el derretimiento parcial de las rocas del manto en esas profundidades.

3. Un perro bien obediente

Si desea un perro bien amoroso, que esté todo el rato pendiente de usted, pues rocíele oxitocina. Un estudio japonés publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que perros a los que se les rociaba corrían donde sus amos y se hacían acariciar, a diferencia de aquellos a los que se les roció una solución salina. La oxitocina ha sido llamada la hormona del amor en humanos y parece que en perros también funciona.

4. Lunares riesgosos

Dos estudios que duraron más de 15 años, publicados ambos en Plos Medicine relacionaron por primera vez el número de lunares en la piel de las mujeres y el riesgo de cáncer de seno. Aunque ya se sabía d ella relación lunares-cáncer, no este en específico. Las mujeres que tenían 15 o más lunares tenían 35% más riesgo de ser diagnosticadas con cáncer de seno, según el estudio americano. En el otro, francés, también se encontró una relación del 13% aunque en este no se dijo el número específico de lunares.

5. El largo despertar del Sol

Científicos solares de la Nasa informaron que nuestra estrella legó al pico máximo de su actual ciclo, pico que de todas maneras no ha sido elevado. Esta semana se han producido varias llamaradas y explosiones solares seguidas, aunque ese no es el único indicativo del pico. Un ciclo durra unos 11 años, pero se extiende hasta 14 o 15. Se cree que de acá a 2015 la actividad del Sol será mucho menor.

6. No, así no fue

Un análisis de galaxias pequeñas alrededor de la Vía Láctea y Andrómeda sugiere que la actual teoría de formación de galaxias y evolución del universo puede estar viciada, pues al usar los datos disponibles más unas modelaciones los investigadores no observaron la distribución aceptada de la materia oscura. El estudio aparecerá en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. Si se corrobora luego, sería otra pieza menos en el rompecabezas sobre cómo es que estamos acá.

7. Sincronizados se aprende rápido

La mente humana puede absorber y analizar nueva información mientras pasa de pensamiento a pensamiento. Cuando dos áreas del cerebro, la corteza prefrontal y el cuerpo estriado sincronizan sus ondas para formar nuevos circuitos de comunicación, el aprendizaje es rápido reveló un estudio en chimpancés. No se habían visto hasta ahora las interacciones entre esos dos sistemas durante el aprendizaje. El estudio fue publicado en Neuron.

8. Sí, nuestro mundo es más viejo

Un estudio revelado por la Asociación Europea de Geoquímica reveló que la Tierra es 60 millones de años más antigua, lo que indica que se formó unos 40 millones de años después de la formación del Sistema Solar, aunque es difícil decir cuál es su edad. La Luna también es así de antigua, pues los análisis de xenón hallado en cuarzo australiano dicen que el choque entre la Tierra y el cuerpo enorme del cual surgió la Luna fue antes de lo que se estimaba.

9. Una retina especial

En un paso adelante hacia la fabricación de una retinal funcional, científicos de John Hopkins cultivaron en laboratorio tejido de retina con células fotorreceptoras funcionales a partir de células madre inducidas pluripotentes. El estudio fue publicado en Nature Communications. Y aunque aún está lejano el día en que se cree una retina completa, es un avance importante.

10. Le salió bien y así se quedó

Una serpiente norteamericana, Lampropeltis elapsoides, una coral, que no es venenosa, imita una especie que se extinguió hace 50 de años y lo hace mejor desde que esta otra desapareció reveló un estudio en Biology letters. Imitar una especie desaparecida no es ventaja alguna, pero pese a ello esta lo ha seguido haciendo para sorpresa de los científicos. Tal vez, explicaron, no ha habido suficientes generaciones de depredadores para no seguir esquivando la imitadora.

2013: mis 10 noticias científicas del año

Antropología, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Física, Genética, Medicina, biología Sin Comentarios

1. Juntos y revueltos con Neandertales y Denisovanos

A veces los pies hablan. Y los dedos también. El genoma obtenido a partir de un hueso de una mujer Neandertal reveló que sus padres eran parientes cercanos y que esa mezcla fue común en aquellos tiempos.

En un estudio publicado en Nature se informó que ese genoma permitió ver que no solo se apareaban entre sí, sino también con otros grupos de homíninos de entonces y con los ancestros de los humanos.

El hueso del dedo fue hallado en la caverna Denisova en Siberia, donde las condiciones permitieron la conservación del ADN al mantener unos 0° C todo el año.

En esa caverna se han hallado otros huesos que pertenecen a un nuevo grupo, los denisovanos. Este no lo era. La mezcla perfecta.

2. Kepler: el cazaplanetas en problemas

En mayo, el más exitoso cazaplanetas, el telescopio espacial Kepler, perdió la segunda de las ruedas de reacción del giroscopio, vital para realizar su misión de alta exactitud. Requiere tres para funcionar y detectar con suma precisión la débil señal de planetas pasando delante de sus estrellas en una pequeña región del espacio entre la Lira y el Cisne, a donde se ha enfocado su trabajo.

Meses después la Nasa informó que no se pudo recuperar su funcionamiento y el telescopio será destinado a la observación de galaxias, estrellas, supernovas y cúmulos estelares, para lo cual no necesita tanta precisión.

Durante su misión ha detectado más de 3.200 candidatos a planetas y 199 planetas extrasolares confirmados. Una sensible pérdida.

3. El meteorito que asustó al mundo

Desde 1908 cuando un enorme meteorito explotó en Tunguska, remota región de Siberia, no se había vivido una situación así: el 15 de febrero una roca que tenía 12.000 toneladas métricas cuando ingresó a la atmósfera y fue disminuyendo de tamaño explotó sobre la ciudad rusa de Chelyabinski, generando grandes destrozos aunque no pérdida de vidas.

La explosión fue el equivalente a 30 bombas de Hiroshima, unos 530 kilotones de TNT energía equivalente. El asteroide viajaba a unos 54.00 kilómetros por hora.

Fue tal la onda explosiva que le dio la vuelta al mundo confirmaron semanas después sensores instalados en diferentes regiones.

Astrónomos de la Universidad de Antioquia fueron los primeros en trazar el origen del enorme meteorito.

4. Sí, los neutrinos se pueden agarrar de la cola

Luego de 25 años de haberse sugerido que bajo el hielo se podrían capturar, el IceCube, un detector de neutrinos bajo el hielo de la Antártida reportó la observación de 28 eventos de partículas de alta energía que constituyen la primera evidencia sólida de neutrinos provenientes de aceleradores cósmicos mucho más allá de nuestro Sistema Solar, con energías más de 1 millón de veces la observada durante la explosión de supernova en la Gran Nube de Magallanes (galaxia vecina) en 1987.

Estas partículas rara vez interactúan con la materia. De masa casi inexistente, pueden entregar información sobre el funcionamiento de los fenómenos más energéticos y más alejados del universo.

Cada segundo, miles de millones de neutrinos pasan por cada centímetro cuadrado de la Tierra, pero en su inmensa mayoría provienen del Sol o de la atmósfera terrestre.

5. Clonación pero ya para qué

Luego de una década de intentos fallidos, incluso de haber propiciado uno de los fraudes científicos más sonados, el del coreano Woo Suk Hwang que dijo lo había logrado comprobándose luego que todo era falso, este año se logró la obtención de células madre a partir de embriones humanos clonados.

Los científicos de Oregon Health and Science University siguieron el mismo procedimiento usado para clonar la oveja Dolly, pero el logro no causó tanto furor pese a lo que mucho se intentó en su momento.

¿La razón? Porque igual resultado se puede obtener a partir de células madre pluripotentes inducidas reprogramadas a partir de células humanas adultas, lo que se logró hace ya varios años.

6. El año del simpático olinguito

En agosto se anunció el descubrimiento del olinguito (Bassaricyon neblina), primer carnívoro hallado en el continente americano en 35 años, reportado en Zookeys. Habitante en unas pocas regiones colombianas y ecuatorianas, como Antioquia era considerado otra especie.

Los científicos dicen que pertenece a la familia de los Proyonidae, los mapaches y parece el cruce de un gato con un oso de peluche según los científicos, teniendo una cara muy simpática. Pese alrededor de un kilo, sus ojos son enormes y su pelaje oscuro.

Su hábitat está en los bosques entre los 1.500 y 2.700 metros de altura, cada vez más reducido por la presión humana. Vive en los árboles, de los cuales rara vez baja.

Su hallazgo se produjo por azar, cuando los investigadores realizaban un estudio sobre cuántas especies de olingos había.

Su hallazgo recuerda cuánto nos falta por descubrir en nuestras propias narices.

7. A donde van a morir los cometas

En un rincón del espacio cercano, entre las órbitas de Marte y Júpiter donde está el cinturón de asteroides, astrónomos de la Universidad de Antioquia reportaron la presencia de cometas muertos o dormidos. Serían al menos 85.000 según los cálculos del profesor Ignacio Ferrín.

En esa región del espacio residen al menos 500.000 cuerpos de un metro a 987 kilómetros de longitud que es el tamaño del planeta menor Ceres.

Algunos de esos cometas están reviviendo, por lo que los denominaron Lázaro, mientras los demás ya agotaron el agua. Los que reviven es debido a la energía que en un momento han recibido del Sol, cuando más se acercan a él.

El cementerio tiene millones de años, reportaron los profesores Ferrín, Jorge Zuluaga y Pablo Cuartas.

8. Los genes son de la humanidad

Aunque fue una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, puede tener incidencia en muchas otras regiones del planeta: los genes no son patentables.

Se resolvió así una larga querella con la firma Myriad, que durante años usó una patente para algunas mutaciones, como las BRCA que aumentan el riesgo de cánceres de seno, útero y próstata y para los cuales tenía exclusividad con un test para que una persona pudiera conocer si las poseía.

La decisión comenzó pronto a tener repercusiones, pues incluso una corte federal falló que otra firma, Sequenom no podía mantener el derecho sobre exámenes para determinar algunas condiciones fetales.

Tras el fallo, otras firmas lanzaron sus pruebas sobre las mutaciones BRCA.

9. Si, los humanos somos responsables

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático presentó la primera parte del quinto reporte (que realiza cada 7 años), relacionada con las evidencias científicas. Aunque los datos no muestran una disminución en la tendencia al calentamiento y a la variación del clima en todo el planeta, por primera vez reportó que el cambio climático sí es antropogénico.

La concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera se incrementó de manera sostenida desde la revolución industrial. En mayo de este año, la concentración de dióxido de carbono (CO2) alcanzó niveles no vistos hace al menos 700.00 años: 400 partes por millón, aunque luego, por condiciones estacionales bajó 2 puntos.

La situación, dijo el Panel, se agravó desde 1950 con cambios en océanos, atmósfera, glaciares no vistos antes.

10. Nadie sabe dónde anda

Por fin este año, luego de 36 años de viajar por el espacio, La Nasa confirmó que la nave Voyager 1 salió del Sistema Solar, siendo el primer artefacto humano en llegar tan lejos.

Su gemela, la sonda Voyager 2 también se aleja, pero aún le falta por dejar su casa.

Ha viajado más de 19.000 millones de kilómetros y aún le queda batería por unos años para comunicarse con la Tierra, al menos hasta 2020.

En la ruta que lleva en 40.000 años pasaría a 1,6 años luz de una de las estrellas en la constelación Camelopardalis, AC+79 3888. La nave recorre cada año unos 500 millones de kilómetros.

La nave está destinada a vagar errante por la Vía Láctea e igual suerte correrá la Voyager 2, que se dirige hacia Ross 248, de la que estará a 1,7 años luz en 296.000 años.

¿Hay otro exoplaneta en nuestro vecindario?

Astronomía Sin Comentarios

El par de enanas marrón. Foto cortesía

Un posible planeta extrasolar en nuestras barbas. Y no en una estrella, no: en una estrella fallida.

Sí, en 2012 astrónomos habían detectado un par de estrellas fallidas llamadas enanas marrón. A solo 6,6 años luz, el tercer sistema más cercano a nuestro Sol. Tan cerca están, que las transmisiones de televisión de 2006 ya están llegando allá, como explicó Kevin Luhman, del Centro para los Exoplanetas y Mundos Habitables de Penn State University, cuando esas enanas fueron halladas.

El sistema de enanas, denominado Luhman 16AB , clasificado oficialmente como WISE J104915.57-531906, está solo un poco más lejos que la estrella de Barnard. Más cercano a nosotros está el sistema Alfa Centauri, de tres estrellas, dos de ellas en un sistema binario a 4,4 años luz. Alrededor de una de ellas parece que existe un planeta, Alfa Centauri Bb, que sería el más cercano al Sistema solar.

Las enanas marrón son llamadas por algunos estrellas fallidas por ser más grandes que los planetas pero sin la masa para desencadenar fusión nuclear.

Este par fue oteado por Wise en su misión de 13 meses en los que tomó unos 1,8 millones de imágenes de asteroides, estrellas y galaxias.

Henri Boffin del European Southern Observatory (ESO) condujo el equipo que analizó más esas vecinas, midiendo su movimiento con una exactitud equivalente a conocer desde París la posición de alguien en Nueva York con una precisión de 10 centímetros.

Las dos enanas tienen de 30 a 50 veces la masa de Júpiter (el Sol tiene unas 1.000 veces la masa del planeta) y tardan 20 años en completar una órbita una alrededor de la otra.

El grupo detectó pequeñas perturbaciones en las órbitas durante la observación de dos meses. Por eso se considera que el jalón sería producido por un planeta. La investigación fue presentada en una carta al editor del journal Astronomy and Astrophysics.

Más estudios se requerirán, pero si es así, ¡bienvenidos el nuevo vecino!

El planeta Mercurio se está encogiendo

Astronomía Sin Comentarios

Sí, Mercurio, el planeta más cercano al Sol se está encogiendo mucho más de lo que los científicos habían observado.

Se ha encogido unos 11 kilómetros desde que el Sistema Solar se formó hace unos 4.500 millones de años. El planeta se fue enfriando y se contrajo, haciéndose áspero con largas crestas montañosas curvadas similares a las arrugas de una manzana vieja.

Un nuevo censo de esas cadenas montañosas permitió detectar más y más escarpadas que antes. Esto sugiere que se ha encogido más de los 2 a 3 kilómetros que se había estimado, según Paul Byrne, científico planetario de Carnegie Institution for Science en Washington DC, quien presentó los resultados del análisis esta semana.

Este hallazgo ayuda a explicar cómo se enfrió el gran núcleo metálico del planeta y reconciliara teóricos que predecían ese mayor encogimiento y observadores que no lo habían detectado.

Desde los tres pasos del Mariner 10 sobre Mercurio en 1974-75 los científicos habían medido la altura y longitud de los escarpes para calcular cuánto había sido el encogimiento.

Este encogimiento es un producto de la peculiar composición del planeta “como un núcleo flotando en el espacio cubierto con una delgada capa”, según Byrne. La mayor parte del planeta está hecho de ese gran núcleo, que se debió enfriar rápido con el calor moviéndose hacia la superficie.

Los estudios de modelación dicen que Mercurio se ha encogido de 10 a 20 kilómetros en su vida, comparado con los 2 a 3 según los datos del Mariner.

Las últimas imágenes de la sonda Messenger con medidas de la topografía, han permitido datos más exactos. Así, se concluye por ahora que ese encogimiento debe ser de unos 11,4 kilómetros.

En la foto imagen del planeta tomada por Messenger, cortesía Nasa.

Un planeta que flota en la bañera

Astronomía Sin Comentarios

Qué tal tener un planeta y meterlo en la piscina para que flote. Y no se crea, podría ser posible si la piscina fuera lo suficientemente grande.

Científicos planetarios identificaron el objeto sólido más grande del Sistema Solar que podría flotar en agua. Se trata de un cuerpo de roca y hielo que orbita más allá de los planetas conocidos y que es menos denso que el agua.

En una bañera del tamaño de Londres a Frankfurt cabría.

Se trata de 2002 UX25, objeto del cinturón de Kuiper, ese reservorio de planetas menores, cometas y cuerpos pequeños congelados más allá de la órbita de Neptuno.

Su baja densidad y tamaño -unos 650 kilómetros de diámetro- parecen contradecir el modelo de formación de cuerpos grandes sólidos en el Sistema Solar.

La medición de su densidad será publicada por Michael Brown, del California Institute of Technology en próximo número de The Astrophysical Journal Letters.

Los objetos en esa región deben haber cambiado poco desde la formación del Sistema Solar, por lo que se trata de un laboratorio para comprender mejor las fases iniciales de formación planetaria según Andrew Youdin, científico planetario en Nature.

El modelo aceptado dice que pequeñas partículas de polvo en el disco que rodeaba al Sol colisionó y se reunió para formar partículas mayores, proceso que construyó cuerpos en la región de Kuiper como Plutón, pero también la Tierra y los otros planetas rocosos del Sistema Solar Interior.

Si los cuerpos más grandes de Kuiper fueron hechos por agregación de los más pequeños, las densidades de pequeños y grandes debería estar relacionada. Pero los objetos de Kuiper con diámetros de menos de 350 kilómetros parecen menos densos que el agua, pero aquellos de más de 800 son más densos.

Podría ser que los pequeños fueran más porosos y la gravedad de los más grandes los compactara, pero eso falla al hablar de un término medio.

2002 UX25 tiene una densidad de 0,82 gramos por centímetro cúbico, 18% menor a la del agua y sugiere que está constituido más que todo por hielo.

Otra posible explicación sería la formación inicial de los grandes cuerpos y tras colisiones en las que perdieron capas heladas, surgieron los menores.

El caso es que si se pudiera, tendríamos un cuerpo de 650 kilómetros flotando en una bañera.

Hallan una ‘foto’ comprimida del Sistema Solar

Astronomía Sin Comentarios

Comparación de los 2 sistemas solares. DLR

Parece una foto del Sistema solar, pero más empaquetado. Astrónomos encontraron un sistema con 7 planetas alrededor de la estrella KOI-351 identificada por el averiado telescopio espacial Kepler como la posible casa de varios planetas.

Los planetas están dispuestos en una forma similar a los 8 planetas de nuestro Sistema, con los planetas rocosos pequeños más cerca de la estrella y los gigantes gaseosos hacia el exterior.

El hallazgo lo hicieron astrofísicos del German Aerospace Center (Deutsches Zentrum für Luft und- Raumfahrt; DLR), con colegas alemanes y europeos.

El equipo estuvo encabezado por Juan Cabrera. De los 7 planetas, 3 se habían identificado en años recientes. El grupo detectó cuatro, que tienen periodos orbitales de 7, 9, 92 y 125 días. Los 3 previos tienen periodos de 331, 211 y 60 días.

El planeta más externo orbita a unos 150 millones de kilómetros de su sol, la misma distancia a la que orbita la Tierra alrededor del Sol. O sea que el sistema planetario está comprimido en esa estrecha región.

En el artículo publicado en el Astrophysical Journal Cabrera y colegas enfatizan las similitudes entre KOI-351 y el Sistema Solar. “Ningún otro sistema planetario presenta una arquitectura tan parecida al nuestro como este sistema”.

Aunque los planetas rocosos orbitan muy cerca de su estrella madre como para ser habitables, el hallazgo es interesante en busca de sistemas solares iguales al nuestro.

Dos de los planetas son 31 y 19 por ciento más grandes que la Tierra. Otro es 2,9 veces la Tierra. Los dos mayores tienen un diámetro 8 y 11 veces el terrestre.

Mundos paralelos.

Juno sobrevuela la Tierra hoy

Astronomía Sin Comentarios

Aunque la lanzaron en 2011 y va para Júpiter, la nave Juno se devolvió hacia la Tierra.

Bueno, devolverse es algo coloquial: la nave sobrevuela hoy a solo 558 kilómetros de la superficie de nuestro planeta con el fin de ganar momento para proseguir su viaje hacia el gran planeta, al cual debe llegar en 2016.

La nave se moverá a 40 kilómetros por segundo, más que la velocidad de la Tierra alrededor del Sol que es de 30 kilómetros.

“Requerimos esa velocidad para poder llegar”, dijo Bill Kurth, investigador de la misión. La nave se insertará en órbita polar el 4 de julio de 2016.

Durante un año, Juno estará alrededor de Júpiter, dándole 33 vueltas, 1 cada 11 días, tomando datos de los polos a una distancia de 2,8 millones de kilómetros sobre las nubes del mayor planeta del Sistema Solar.

La nave explorará las más poderosas auroras de nuestro sistema volando a través de las potentes corrientes que generan. Otros objetivos serán determinar la cantidad de agua y amoniaco en la atmósfera, observar la dinámica de la atmósfera superior y mapear los campos magnético y gravitacional para aprender más de su interior, incluso del núcleo.

Un planeta donde se duerme todo el año

Astronomía Sin Comentarios

Imagen Cristina Sanches

Mientras usted duerme, en ese planeta pasó un año. Si uno viviera allá se pasaría todo un año durmiendo y dos años despiertos.

Científicos estudiaron un pequeño planeta del tamaño de la Tierra a 700 años luz, Kepler 78b, que gira alrededor de su estrella en solo 8,5 horas. Por eso está muy cerca de ella, a solo 3 radios estelares, y se estima que su superficie puede tener una temperatura de unos 3.000 grados centígrados, un ambiente de lava derretida: sí, un océano de lava. Claro que dependiendo de las otras características no precisadas aún.

Pero lo que resultó más espectacular fue que se pudo detectar la luz emitida directamente por el planeta, la primera vez que se logra para un cuerpo tan pequeño.

Esa luz debe proporcionar información para conocer más acerca de la composición de la superficie y sus propiedades reflectivas.

El estudio fue publicado en The Astrophysical Journal.

Kepler 78b está tan cerca a su estrella que los científicos esperan medir su influencia gravitacional sobre la estrella, una información que puede ayudar a medir la masa del planeta, que podría convertirlo en el primer planeta del tamaño de la Tierra por fuera del Sistema Solar con masa conocida.

Al tiempo, varios miembros del grupo con otros astrónomos, publicaron en Astrophysical Journal Letters datos del planeta KOI 1843.03 que tiene incluso un año más corto: de apenas 4,2 horas, lo que indica que está tan cerca a su estrella que para sobrevivir a las fuerzas que lo despedazarían, debe ser de hierro.

Cosas raras de la jauría planetaria.

Mis 10 noticias científicas de la semana (7-13)

Astronomía, Ecología, Física, General, Genética, Neurociencias, Salud, Sexualidad, biología Sin Comentarios

1. Pintado de azul

A 63 años luz, de hecho es uno de los que pasa delante de su estrella, más cercanos a la Tierra, se encuentra un planeta, el primero cuyo color es detectado. Se trata de HD 189733b, que reside cerca a su estrella. El color fue observado mediante espectrografía por el telescopio espacial Hubble. A diferencia de la Tierra, el azul no se debe a la existencia de océanos sino a una atmósfera nublada, cargada con partículas de silicatos. En el planeta soplan vientos de más de 7.000 kilómetros por hora y la temperatura supera los 1.000 grados centígrados. El planeta es un Júpiter caliente orbitando a solo 5 millones de kilómetros de su estrella madre.

2. Unas magas para abrir cerrojos

Un estudio presentado en el journal Plos One muestra la inteligencia de las cacatúas, lo cual no es un descubrimiento nuevo. Sí es novedad la forma como logran superar este tipo de obstáculos: abren de manera consecutiva varios cerrojos (5) para obtener alimento, a pesar de que en cada paso no reciben recompensa alguna. El experimento se hizo en la Universidad de Viena con las cacatúas Goffin, originarias de una isla en Indonesia.

3. Qué cola tengo yo

El Sistema Solar en el que vivimos tiene una cola en forma de trébol de cuatro hojas, revelaron mediciones efectuadas por el satélite Ibex (Interstellar Boundary Explorer) de la Nasa. El hallazgo fue publicado en el Astrophysical Journal. Las partículas de la cola y de la heliosfera (la región del espacio influenciada por nuestra estrella no brillan por lo que no se pueden detectar con un instrumento convencional. Ibex mide las colisiones de partículas en las fronteras del Sistema Solar.

4. Calor por todos lados

Si planea tener bebé sería mejor que lo encargase en el verano, pues nacen más sanos de acuerdo con un estudio aparecido en Proceedings of the National Academy of Sciences. No solo tendrá mejor peso sino que no nacerá en invierno, cuando las condiciones son menos favorables. Eso al menos para las regiones con estaciones.

5. Así nacen los monstruos

A 11.000 años luz fue captado el nacimiento de una enorme estrella que al final tendrá más de 100 veces la masa del Sol. Con los radiotelescopios Alma de la ESO en Chile se detectó el enorme embrión de estrella en el interior de una nube oscura, la nube oscura de Spitzer. Devora con avidez el material de polvo y gas que cae desde la nube. El material colapsará para formar el monstruo. Solo 1 de cada 1.000 estrellas en la Vía Láctea alcanza tal masa según el astrofísico Nicolás Peretto, del equipo investigador.

6. Los secretos de un lago del pasado

El lago Vostok en la Antártida es el cuarto más grande en volumen y el séptimo en profundidad del planeta, a más de 3.700 metros de profundidad, quedó atrapado hace 3 millones de años. Fue destapado por científicos rusos que extrajeron núcleos de hielo y agua con el fin de analizar la vida que se encontraba. En un estudio en Plos One, revelaron que los análisis presentaron muchísimas especies conocidas pero 3.507 nuevas. La reacción no se hizo esperar y distintos investigadores creen que pudo haber contaminación con los equipos usados.

7. Cómo nos cambia el tiempo

La puesta en escena de nuevos relojes atómicos de entramado óptico con una precisión casi impensable, podría llevar a que se redefiniera el concepto de qué es un segundo se informó esta semana. En los relojes atómicos actuales se exponen los átomos de cesio a una radiación de ondas para hacerlos oscilar, en los nuevos eso se logra con una luz láser. Los actuales pueden perder solo un segundo cada 138 millones de años, los nuevos son 3 veces más exactos según artículo en Nature Communications.

8. Anticuerpos autistas

Dos estudios publicados en Translational Psychiatry indican que un cuarto de los casos de autismo pueden deberse a los anticuerpos ‘anticerebro’ que pasan de la madre al feto, lo que podría conducir a un test sanguíneo que diga con exactitud si el feto viene con esa condición, proclama de la que algunos dudan. Con ese defecto nace 1 de cada 88 niños y es una condición que se adquiere en el útero. Los anticuerpos se unen a proteínas en el cerebro en 1 de cada 4 madres reveló el estudio, provocando aquel desenlace.

9. Nadie sabe para quién trabaja

El virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) puede ser usado para curar dos enfermedades hereditarias de acuerdo con estudio publicado en Science y realizado por Instituto para Terapia de Genes Teletón San Rafael en Italia. Se trata de la leucodistrofia metacromática y el síndrome Wiskott-Aldrich. En pruebas de varios años con 6 pacientes se mostró el beneficio que el nuevo tratamiento ofrece. La primera enfermedad es neurodegenerativa y la segunda hace a los portadores más proclives a enfermar de cáncer e infecciones.

10. Contaminación es peor que una guerra

Cada año más de 2,5 millones de personas mueren por efectos de la contaminación reveló un estudio en Environmental Research Letters. Cerca de 470.000 fallecen debido al aumento de los niveles de ozono superficial y 2,1 millones por efectos del material particulado PM 2,5. La contaminación se convierte en así en uno de los principales factores de salubridad pública que inciden en la mortalidad.

« Anteriores