Resumen científico de la semana

Astrofísica, Astronomía, Cáncerología, Evolución, Genética, Neurociencias, biología Sin Comentarios

1. Porqué no pierdo peso

Hay personas, hombres y mujeres que se esfuerzan mucho, pero nada. Es duro que pierdan peso. Un estudio de los Institutos de Salud de Estados Unidos encontró evidencias serias de que personas con ciertas fisiologías pierden menos peso que otros aunque limiten sus calorías. El estudio apareció en Diabetes. Pese a ello, una dieta balanceada y ejercicio debe darles resultado a largo plazo. Los investigadores no saben si esa resistencia es heredada o se adquiere con el tiempo.Foto womenhealth.gov.

2. Los bichos os delatarán

No, no es necesario saber cuál es el genoma personal. No, para identificar una ´persona hay otra manera que no se conocía hasta ahora: los microbios que poseemos en nuestro organismo, el llamado microbioma es una huella personal, tal como la ordenación de nuestro material genético. Eso sugiere un estudio publicado en PNAS, un hallazgo que por lo menos genera inquietud sobre la privacidad de esa información. También podría ser usado en investigación criminal.

3. Amanecer nublado

Un estudio aparecido en el Astrophysical Journal reveló cómo es el estado del tiempo en algunos planetas extrasolares, en los cuales parece que hay nubosidad en la mañana y calor días despejados en la tarde. Son planetas calientes tipo Júpiter, que residen muy cerca a su estrella, inhóspitos para la vida, con más de 1.600 grados centígrados. Los investigadores se basaron en información proporcionada por el telescopio espacial Kepler.

4. Qué rata tan noble

Cuando una rata se está ahogando, otra, que ya ha vivido la experiencia de luchar contra el agua, le presenta u pata para que se agarre y se salve. No es un sueño. No. Es un estudio que apareció esta semana en Animal Cognition y que muestra un aspecto no conocido de estos roedores con mala fama entre muchos humanos. El hallazgo sugiere que actúan pro-socialmente.

5. Calientico, calientico

Científicos de NOAA reportaron en Science el hallazgo del primer pez de sangre caliente, el pez luna, conocido en varios mares. Vive a entre 40 y 400 metros de profundidad. Esa característica la permite moverse más rápido y ser un buen cazador, a diferencia de otros que viven en esas profundidades, que deben economizar energía. Se encontró que sus agallas son muy distintas a las de los demás peces.

6. Una nariz muy particular

Científicos crearon embriones de pollos con caras que los hacen parecer a sus remotos ancestros: los dinosaurios, según una investigación publicada en Evolution. En su trabajo, inhibieron la expresión de genes relacionados con la formación de la nariz en esos embriones, con lo cual parecían más con la trompa de dinosaurio que con el pico característico de pollos y gallinas, un estudio que trata de determinar cómo fue ese proceso evolutivo.

7. A bañarse en Europa

Experimentos en laboratorio conducidos por científicos de la Nasa sugieren que el material oscuro que se observa sobre la superficie de la luna Europa en Júpiter es probablemente sal marina, revelando una conexión entre el océano de agua subterráneo que los estudios sugieren existe allí y la superficie. Esto aumentaría la probabilidad de existencia de alguna forma de vida. Europa será el destino de futura misión espacial, probablemente en la década que viene.

8. Primer cuasar cuádruple

En un hallazgo sorprendente científicos reportaron en Science el hallazgo del primer cuasar cuádruple, cuatro extraños agujeros negros activos situados en proximidad uno del otro, una de las estructuras más masivas descubiertas en el universo temprano rodeada por una nebulosa de gas frío. O es una coincidencia de 1 en 10 millones o hay que repensar los modelos de evolución de los cuasares y de formación de las más grandes estructuras. Los cuasares son una breve fase de la evolución galáctica alimentada por materia que cae en un gigantesco agujero negro en el centro de una galaxia.

9. Dos que parecen una

Hace 230 años fue descubierta Delta Cefhei, un prototipo que dio lugar a las cefeidas, estrellas variables en brillo que se utilizan para medir distancias cósmicas. Ahora, científicos dicen que se trata no de una sino de dos estrellas: es una estrella doble, sistema binario, en el cual la compañera había escapado a la observación quizás por su baja luminosidad. El artículo apareció en Astrophysical Journal.

10. Contra el cáncer cervical

La nueva vacuna contra el papilomavirus humano 9-valente puede prevenir 80% de los cánceres cervicales si se administra a niños de 11-12 años antes de que estén expuestos al virus. Comercializada como Gardasil-9 también protege un 8 por ciento adicional contra el cáncer orofaríngeo, que incluyen la base de la lengua y las amígdalas. La vacuna actúa contra siete tipos del papilomavirus humano. La cobertura en protección es un 13% mayor que las primeras vacunas. El estudio apareció en el JNCI.

Resumen científico de la semana

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Evolución, General, Genética, Neurociencias, Psicología, Tecnología, biología Sin Comentarios

1. La ficha que faltaba

Un nuevo microbio que representa un vínculo perdido en la evolución de la vida compleja fue portado por investigadores de Uppsala University en Nature. El hallazgo ayuda a entender mejor cómo hace miles de millones de años los tipos complejos de células que comprenden plantas, hongos, animales y por ende humanos, evolucionó de simples microbios. El microbio, llamado Loki, es una forma intermedia entre las células simples de los microbios y las complejas de los eucariotas. Fue hallado a 2.352 metros bajo el nivel del mar en unas ventanas hidrotermanales. En la foto, el sitio donde fue hallado Loki, cortesía Centre for Geobiology, R. Pedersen

2. Mi amigo el delfín

Un estudio durante más de 8 años durante el cual se hizo seguimiento a unos 200 delfines, se encontró que aunque no interactúen en redes sociales, poseen amigos con los que pasan más tiempo. Así como los humanos, buscan ciertas compañías y evaden otras. El estudio apareció en Marine Mammal Science. También se reúnen en grupos o comunidades en determinados sitios de su hábitat, en este caso una laguna estuarina en la costa oriental de Florida, sonde se adelantó la investigación.

3. Seis letras de la vida

El ADN tiene cuatro letras conocidas, A, C, G y T y sus miles de combinaciones hacen posible la variabilidad genética que permite todo el funcionamiento de los seres vivos. Hace unos lustros se agregó la quinta, metilcitosina, derivada de la Citosina. Y ahora científicos proponen la existencia de una sexta, la metiladenina, que ayuda a determinar el epigenoma y que por ende sería clave en la vida de las células. ¿Crece el alfabeto?

4. Requetecalentados

Durante todo el mes de marzo, la concentración de CO2 en la atmósfera superó las 400 partes por millón, un nivel que la Tierra no veía desde hace al menos 2 millones de años. El dióxido de carbono es el principal gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global y su auge se debe al consumo de combustibles fósiles para uso energético. El reporte lo hizo el Observatorio de Mauna Loa, que mide dicha concentración. El nivel viene al alza cada año que pasa.

5. Deme más cebolla

Sí, la cebolla lo hace llorar si no está triste o le ayuda a conservar algunas frutas. Y le da buen sabor a platos en ensaladas. Ahora tiene un uso más: sirve para fabricar músculos artificiales. Bueno, el ensayo hasta ahora incluye prototipos muy pequeños, de unas células, creados a partir de las células de la epidermis de este tubérculo. Si se congelan, cubren con oro y se les pasa una corriente eléctrica, se contraen o estiran dependiendo del voltaje. El desarrollo fue publicado en Applied Physics letters.

6. Una galaxia en los confines cósmicos

Es una hazaña llegar tan lejos: astrónomos extendieron la frontera cósmica de la exploración galáctica al encontrar una galaxia nacida cuando el universo apenas tenía un 5% de la edad actual. Está a más de 13.000 millones de años. La distancia fue medida con gran precisión. En ella se da una formación rápida de estrellas masivas. La galaxia observada es uno de los objetos más brillantes y masivos del universo temprano. El hallazgo apareció en el Astrophysical Journal.

7. Decisiones

Científicos que estudian cómo hace decisiones el cerebro grabaron por primera vez momento a momento las fluctuaciones en las señales cerebrales que se dan cuando un mono que hacía una elección libre cambiaba de decisión. Un rastreo de decisiones con mucha precisión. Un avance que podrá derivar en nuevas prótesis que sean controladas con el cerebro. El estudio apareció en eLife.

8. ¿Garrote o zanahoria?

¿Qué viene siendo más efectivo, si dar garrote o premiar con la zanahoria? Un estudio publicado en Cognition sugiere que para cambiar una conducta es más efectivo el castigo que la recompensa. Tiene un efecto dos a tres veces más fuerte. El tema ha ocupado a los sicólogos desde hace años y esta es una evidencia más a favor… del garrote.

9. Cargueros de agua

En la atmósfera de una enana blanca astrónomos detectaron una gran cantidad de hidrógeno y oxígeno, agua equivalente al 30 o 35% del agua contenida en los océanos de la Tierra y que fue llevada por al menos un asteroide del tamaño de Ceres, de 900 kilómetros de diámetro. El hallazgo reafirma la teoría de que el agua en los planetas llega en los cometas y asteroides, lo que sucedió en la Tierra también en las primeras épocas tras su formación. El estudio apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

10. ¿Aló, cuántos gusanitos tienes?

Ingenieros desarrollaron un teléfono celular que posee un microscopio que utiliza video para detectar de manera automática y cuantificar una infección por gusanos parásitos, a partir de una gota de sangre. El desarrollo fue presentado en Scence Translational Medicine y será de ayuda médica en regiones apartadas de África y otras comunidades marginadas del planeta, proporcionándole información a distancia al per5sonal de salud.

Ayuno nocturno reduciría riesgo de cáncer

Cáncerología, biología Sin Comentarios

Dos fórmulas que podrían ayudar a reducir el riesgo de cáncer de seno: pasar menos tiempo comiendo y el ayuno nocturno.

Eso sugiere un nuevo estudio publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, cuyos resultados recuerdan otras investigaciones de años pasados.

Al cumplir esas dos condiciones se reducen los niveles de glucosa y por lo tanto baja el riesgo de desarrollar ese cáncer, según el estudio de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego.

“Aumentar el ayuno nocturno es una estrategia novedosa para reducir el riesgo”, dijo Catherine Marinac, candidata a doctorado. “Es un cambio dietario simple que creemos que la mayoría de las mujeres pueden entender y adoptar. Puede tener un gran impacto en la salud pública sin necesidad de conteos complicados de calorías o nutrientes”.

Las mujeres que ayudan por períodos más largos en las noches tenían un control mucho mejor sobre las concentraciones de glucosa en la sangre. Los datos revelan que cada 3 horas de aumento en el ayuno nocturno estaba asociado con un 4% de menos glucosa, independiente de cuánto comiera la mujer.

Hasta ahora los consejos para reducir el riesgo se han centrado en limtiar el consumo de carnes rojas, de alcohol y de granos refinados e incrementar los vegetales. Pero parece que cuándo y cuán a menudo se come también importa.

En el estudio se trabajó con mujeres que reportaron comer 5 veces al día con un ayuno nocturno medio de 12 horas. Aquellas que ayunaban más tiempo indicaron que consumían menos calorías por día e ingerían menos calorías después de las 10 de la noche.

Qué invento: dispositivo que borra infecciones

Medicina, Nanotecnología, Salud, biología Sin Comentarios

Este es el bio-bazo. Wyss Institute

Parece un imán atrapabacterias. Agarra hasta las que no se conocen.

Investigadores desarrollaron un método para limpiar el cuerpo de infecciones, un dispositivo inspirado en el bazo y que rápidamente podría eliminar desde la Escherichia coli hasta el ébola.

Eso dice el artículo publicado en Nature Medicine.

Se sabe que las infecciones sanguíneas son muy difíciles de tratar y pueden derivar en la sepsis, una respuesta inmunitaria a menudo fatal.

Más del 50% de las veces los médicos no logran diagnosticar la causa de una infección que ha conducido a la sepsis según una nota en Nature, por lo que usan antibióticos que atacan un rango amplio de bacterias, un procedimiento no siempre efectivo y que puede derivar en resistencia bacteriana.

Un grupo dirigido por Donald Ingber, bioingeniero del Wyss Institute for Biologically Inspired Engineering en Boston, Massachusetts, desarrolló un bio-bazo artificial para filtrar la sangre.

Este utiliza una versión modificada de MBL, una proteína en las personas que se une a las moléculas de azúcar en la superficie de más de 90 bacterias distintas, virus y hongos, así como a las toxinas liberadas por las bacterias muertas que activan la sobrerreacción inmunitaria en la sepsis.

Los investigadores recubrieron esferas de tamaño nano con esa proteína. Cuando la sangre entra por el bio-bazo, le pasa las esferas que se unen a la mayoría de los patógenos. Un imán en el dispositivo las hala luego fuera de la sangre, que luego es enrutada de nuevo hacia el paciente.

El estudio se hizo con ratas y funcionó. Luego usaron sangre humana y se removieron los patógenos en 5 horas. Quedan remanentes que pueden ser combatidos con el cuerpo y los antibióticos.

Un método para detectar Alzheimer

Medicina, Neurociencias, Salud Sin Comentarios

Saberlo sería bueno, tal vez para tratar de retrasarlo.

Científicos del Centro Médico de la Universidad de Georgetown reportaron en marzo la identificación de 10 lípidos que podrían predecir el desarrollo de demencia con un 90% de precisión y ahora otro grupo halló 10 proteínas que también tendrían similar impacto predictivo.

Identificar biomarcadores en la sangre que ayuden a predecir qué paciente desarrollará Alzheimer ha sido un campo de febril actividad científica.

Los investigadores Simon Lovestone del King’s College London y University of Oxford y colegas analizaron la sangre de 452 pacientes sanos, 330 con problemas cognitivos leves y 476 con la enfermedad de Alzheimer y lograron predecir con una precisión del 87% quiénes desarrollarían la enfermedad en el año siguiente, según el estudio publicado en Alzheimer’s & Dementia.

“El Alzheimer comienza a afectar el cerebro varios años antes de que los pacientes sean diagnosticados con la enfermedad”, dijo Lovestone al diario The Guardian. “Un simple test de sangre podría ayudarnos a identificar los pacientes en una etapa mucho más temprana para hacer parte de pruebas y poder desarrollar tratamientos que pudieran retrasar la progresión de la enfermedad”.

Las pruebas desarrolladas, sin embargo, aún dan un número alto de falsos positivos.

“Nos tomará varios años y necesitamos muchos más pacientes antes de que podamos estar seguros de que estos exámenes estén disponibles para uso clínico”, dijo el coautor Ian Pike.

Así mata el estrés (probablemente)

Medicina, Salud, biología Sin Comentarios

Cuidado se estresa que le da un ataque. Lo que parece una cita coloquial es verdad, se sabe hace tiempo. Pero ¿cómo puede provocar un ataque cardíaco el estrés? La respuesta es simple e inesperada: ¡una bacteria!

Sí. Un estudio publicado en mBio sugiere que las hormonas del estrés pueden romper grupos de bacterias creciendo en las placas de grasa en las arterias liberándolas y provocando derrames o ataques al corazón.

De hace tiempo científicos sospechaban que bacterias infectan las placas de arterias endurecidas. Esas placas forman una superficie sobre la cual se pueden adherir bacterias y crecer en masas denominadas biopelículas agrupadas en estructuras.

Para verificarlo, un grupo liderado por el bacteriólogo David Davies, de Binghamton University en Nueva York analizó arterias de 15 pacientes con enfermedad cardiovascular. Con marcadores fluorescentes para marcar ADN de bacterias descubrieron al menos 10 especies reunidas alrededor de las placas, incluyendo la formadora de esas biopelículas, Pseudomonas aeruginosa.

Si esas biopelículas se encuentran muy pegadas a las placas, pueden tener efecto en la enfermedad cardiovascular. Las placas en los vasos sanguíneos son estables, pero si se rompen y entran en el torrente sanguíneo pueden desencadenar coágulos que deriven en ataques o derrames.

Los científicos hicieron crecer P. aeruginosa en arterias artificiales fabricadas con tubos de silicona y esperaron que se formaran esas películas. Luego los inundaron con la hormona del estrés noradrenalina que rompió esas películas.

La hormona del estrés en la sangre, dijeron, hace que las células liberen hierro en el torrente sanguíneo. Este hace que la bacteria produzca enzimas que afecta los polímeros de la unión que mantiene agrupadas las bacterias y unidas a la placa. La placa se quiebra como efecto colateral.

El estudio es interesante. Algunos científicos han dicho que la cantidad de hormona usada en el experimento es mucho más alto que el producido naturalmente, lo que afecta el resultado.

Pero, de todas maneras, podría ser…

Ya sabe: si tiene estrés, esas bacterias podrían estar a punto de jugarle una mala pasada.

La sangre joven rejuvenece adultos… (en ratones)

Neurociencias, biología Sin Comentarios

Nada mejor para rejuvenecer que ¡la sangre de un joven! Y no es asunto draculesco. Es un tema, por ahora, entre ratones.

A ratones viejos a los que les hicieron transfusión de sangre de congéneres jóvenes, su cerebro pareció recobrar nueva vida.

El estudio fue publicado en Nature Medicine y fue realizado por científicos de la universidad de Stanford.

Mediante técnicas sofisticadas se pudieron notar cambios moleculares, neuroanatómicos y neurofisiológicos en el cerebro de los ratones con la nueva sangre.

También los investigadores hicieron una prueba sencilla: simplemente compararon el desempeño de los ratones viejos con la sangre nueva en tests de memoria espacial y los que no la habían recibido.

Saul Villeda, líder del estudio, ahora en la Universidad de California indicó que “demostramos que al menos ciertas condiciones cerebrales relacionadas con la edad son reversibles. No son el final”.

Un estudio anterior de Tony Wyss-Coray, Villeda e colegas, descrito en un reporte en Nature en 2011 había revelado que unas regiones claves del cerebro de ratones ancianos expuestas a sangre de jóvenes producía más células nerviosas y al revés: sangre de los viejos colocada en los jóvenes reducía esa formación y les dificultaba andar en sitios nuevos.

No evaluó sin embargo los cambios en la conducta. Esta vez se estudiaron los cambios en los circuitos nerviosos y en células individuales para ver los efectos demostrables en el aprendizaje y la memoria.

¿Funcionará en humanos? Es pronto para decirlo. “No sabemos”, indicó Wyss-Coray, pero esperan saberlo antes que tarde y para ello se planea un ensayo clínico.

Más información:

http://news.sciencemag.org/biology/2014/05/young-blood-renews-old-mice?utm_content=buffer8931b&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

http://www.sciencedaily.com/releases/2014/05/140505094906.htm

Sangre para detectar depresión

Medicina, Neurociencias, Salud, biología Sin Comentarios

No se extrañe si un día le ordenan un examen de sangre para chequear… la depresión.

Sí, investigadores en MedUni Vienna han demostrado la posibilidad de detectar la depresión por ese medio. Aunque se ha dicho que los exámenes de sangre no sirven para enfermedades mentales, un estudio sugiere que en principio aquella condición sí podría ser diagnosticada con esa prueba en un futuro no muy lejano.

El transportador de serotonina es una proteína en la membrana celular que facilita el transporte del neurotransmisor serotonina (conocida como la hormona de la felicidad) a la célula. En el cerebro ese transportador regula las redes de depresión neuronal. Las condiciones depresivas son causadas por la carencia de serotonina. Como consecuencia, el transportador es el objetivo de varias drogas antidepresivas.

El transportador también se presenta en grandes cantidades en otros órganos como los intestinos o la sangre. Estudios recientes han mostrado que ese transportador en la sangre funciona de la misma manera que en el cerebro. En la sangre asegura que las plaquetas mantengan la concentración apropiada de serotonina en el plasma sanguíneo.

Los investigadores de MedUni utilizaron una imagen de resonancia magnética funcional del cerebro e investigaciones farmacológicas para demostrar que existe una relación cercana entre la velocidad de absorción de serotonina en las plaquetas y el funcionamiento de la red de la depresión en el cerebro.

Esa red es denominada la ‘red de modo default’, porque está activa primariamente en reposo. Hallazgos recientes han demostrado además que se suprime durante los procesos de pensamiento complejo, esencial para niveles adecuados de concentración. Y los pacientes con depresión tienen dificultad en suprimir esa red durante aquellos procesos, derivando en pensamiento negativos, introspección y baja concentración.

“Este es el primer estudio capaz de predecir la actividad de una gran red de depresión en el cerebro mediante un examen de sangre”, indicó Lukas Pezawas, líder del estudio, del Departamento de Siquiatría Biológica en MedUni

Es decir, podría llegarse a una prueba efectiva en un futuro no muy lejano.

El estudio apareció en Plos One.

Murió lleno hace 46 millones de años

Paleontología Sin Comentarios

Murió con la comida en la boca. Científicos del Museo Nacional de Historia Natural en Washington descubrieron la primera comida de sangre de la historia según un artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences: un insecto fosilizado de hace 46 millones de años. Tenía sangre.

El hallazgo permite conocer más sobre cuándo se originó la conducta de picar otros animales en busca de alimento.

“Se muestra que los detalles de un mosquito chupador pueden estar bien preservados en un medio distinto al ámbar”, dijo el paleontólogo George Poinar, de Oregon State University, citado por The Scientist. Él no participó en el estudio. “También se ve que en esa época ya existían mosquitos chupadores, por lo que debieron originarse mucho antes”.

La investigación es una evidencia además de que ciertas moléculas de la sangre perduran mucho más allá de lo que se creía, según Mary Schweitzer, paleontóloga citada por esa publicación.

El mosquito fue hallado por Dale Greenwalt en la formación Kishenehn en el Parque Nacional de los Glaciares en Montana, Estados Unidos, un sitio en donde inexplicablemente se hallan muchos insectos fosilizados

El abdomen alargado y ennegrecido del insecto y la morfología de su aparato bucal llamaron de inmediato la atención de Greenwalt, quien en su expedición recogió unos 1.000 vestigios de otros tiempos.

“Nadie había hallado un fósil con un mosquito lleno de sangre”, dijo.

Los investigadores midieron el contenido elemental en el mosquito y hallaron que el abdomen contenía más hierro que el tórax y que otro mosquito del mismo sitio, revelando el contenido de sangre. El análisis por espectrometría lo confirmó.

Ahora, la pregunta que quedará sin respuesta es: ¿a quién picó el mosquito?

Picaduras de hace 46 millones de años.

Para poner el cáncer en huida

Medicina, Salud, biología Sin Comentarios

Avances de todos los días. Un nuevo examen para el cáncer de ovario parece detectar la enfermedad en sus etapas tempranas. Si se confirma en las pruebas clínica, podría llegar a ser un examen rutinario para las mujeres.

En el estudio, la estrategia se probó en más de 4.000 mujeres durante un lapso de 11 años. Fueron sometidas a exámenes de sangre anuales y los investigadores grabaron los niveles de la proteína CA-125, producida en su mayoría por tumores de ovario. Aquellas que presentaban un aumento súbito eran referidas al ginecólogo y se les practicó ultrasonido.

Con base en los resultados de ultrasonido, 10 mujeres fueron sometidas a cirugía y 4 de ellas tenían cáncer de ovario aún en etapa temprana, otras 5 presentaban tumores benignos o que podrían ser peligrosos. Una tenía cáncer endometrial según el estudio publicado en el journal Cancer.

El estudio sugiere que la prueba tuvo una especificidad del 99,9%, o sea que apenas 0,1% de pacientes sin cáncer serían identificados falsamente como que tuvieran cáncer.

Dos mujeres del estudio tuvieron cáncer no detectado por la nueva prueba, pero en ambos casos fueron benignos.

“Los resultados no son para cambiar la práctica, pero sugieren que usando una estrategia de chequeo longitudinal puede beneficiar las mujeres postmenopáusicas con riesgo de desarrollar cáncer de ovario”, dijo Karen Lu, autora y profesora de Ginecología y Oncología en la Universidad de Texas.

Pese a los tratamientos contra esta clase de cáncer, permanece como una enfermedad mortal, en particular porque muchísimas mujeres son diagnosticadas cuando el cáncer está en etapa avanzada. Cuando se detecta pronto, del 75 al 90% de las pacientes sobreviven al menos 5 años, dijeron los investigadores.

Una esperanza.

« Anteriores