Mis 10 noticias científicas de la semana (6-12)

Genética, Medicina, Neurociencias, Paleontología, Salud, biología Sin Comentarios

1. La piel también hace sniff

No solo olemos por la nariz aunque eso es lo que siempre se nos dijo. Tejidos internos como el corazón, el hígado y el estómago tienen receptores olfativos. Es que solo una pequeña cantidad de olores son recogidos por la nariz. Bueno, científicos reportaron en el Journal of Investigative Dermatology respuestas olfativas de la piel. Pero los receptores en este órgano no cumplen especialmente el papel de oler, no: ayudan a cicatrizar. Hasta ahora se conocen más de 150 receptores olfativos por fuera de la nariz, en otros órganos, cumpliendo otras funciones. Tal parece que el olor tiene un papel secundario en el cuerpo humano.

2. Descuido mortal

Tras la erradicación de la fatal viruela, muestras del virus permanecen en solo dos sitios del planeta, en Rusia y Estados Unidos para el caso de que volviera a presentarse en la población. Y aunque se ha dicho que las muestras se mantienen bajo estrictas medidas de seguridad, el asunto podría no ser tan seguro. Es más, es inseguro. En una nevera en la sede de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos se encontró una muestra mientras se hacía un inventario. No estaba abierta, por lo que se descarta contagio, pero demuestra una ligereza absoluta con algo tan delicado. El virus dataría de los 50, pero es aún activo, reportó Scientific American.

3. Mi mamá era la inteligente

Sí, puede que los factores ambientales incidan, pero no son determinantes. La inteligencia de los chimpancés está determinada básicamente por los genes que heredan de sus padres sugiere un estudio de Georgia State University publicado en Current Biology. Los investigadores especulan que puede tratarse por la importancia de la búsqueda de comida y la solución de problemas en grupo: los más inteligentes pueden tener más acceso a comida y a parejas.

4. Bigotes táctiles

No son dedos pero parecen. Las ratas utilizan sus bigotes como los humanos usamos los dedos sugiere un estudio de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido publicado en Current Biology. De manera deliberada cambian el modo de sentir el ambiente empleando los bigotes faciales, dependiendo si el ambiente es nuevo para ellas, si hay riesgo de colisión o no pueden ver para dónde van. Las ratas mueven sus bigotes hacia adelante y hacia atrás mientras se mueven. Un interesante hallazgo.

5. Siguiendo las enormes huellas

En el Parque Nacional Denali en Alaska se encontraron miles de huellas fosilizadas de dinosaurios, de uno en concreto: el hadrosaurio, llamado el dinosaurio pico de pato. Las impresiones fueron dejadas hace 72 a 69 millones de años, tienen cuatro tamaños representando igual número de edades, una manada intergeneracional. Un 13% eran menores, quizás dinosaurios de menos de 1 año, 84% fueron hechas por adultos y solo 3% por jóvenes, lo que sugiere que había una rápida transición de la infancia a la edad adulta. El llamativo estudio fue presentado en Geology.

6. Muy, pero muy lejos

Astrónomos de reportaron la detección de las dos estrellas más lejanas observadas hasta hoy: se encuentran a entre 770.000 y 900.000 años luz, en el halo externo de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Hasta ahora solo se habían detectado 7 estrellas a distancias cercanas a los 400.000 años luz. La titánica tarea fue posible mediante análisis de rastreos celestes en infrarrojo. Son estrellas gigantes rojas, en su etapa final de vida. El medio donde habitan es parte del remanente de la fusión de galaxias enanas para formar la Vía Láctea. El hallazgo fue reportado en Astrophysical Journal Letters.

7. Señales de más allá

Un estallido rápido de radio fue detectado por el observatorio de Arecibo, lo que tiene pasmados a los científicos, que no saben de dónde proviene aunque aprece que es del espacio profundo, más allá d ella galaxia. Esa clase de estallidos solo habían sido detectadas por el observatorio Parkes en Australia, por lo que se creía que era un error y las ondas procedían de alguna fuente en la Tierra. Ahora se sabe que no, que algo, bien sea agujeros negros que se evaporan, la fusión de estrellas de neutrones o explosiones de un magnetar (un tipo poderoso de estrella de neutrones) podrían ser algunos de los orígenes, pero el abanico es mayor. En todo caso, algo llegó de lejos. El estudio fue publicado en el Astrophysical Journal.

8. Antioxidantes: ¿Y si lo que hacen es daño?

Desde hace años se sabe del beneficio de los antioxidantes y es común que la gente trate de ingerir alimentos que los contengan o suplementos. Una manera de contrarrestar los oxidantes que afectan el sistema celular. Pero dos investigadores publicaron en el New England Journal of Medicine un artículo en el cual sugieren que los antioxidantes podrían estar acelerando los cánceres. En algunos estudios la suplementación ha sido ligada a un mayor número de ciertos cánceres y en una prueba fumadores tomando dosis extras de betacaroteno tenían altas y no reducidas tasas de cáncer de pulmón, ¿Qué pasa entonces? La duda queda.

9. A madre desnutrida, el hijo le sale con líos

Cuando una madre gestante padece desnutrición, esto se reflejará en los espermatozoides de sus hijos reveló un estudio en Science, que demostró de manera clara cómo se afecta el epigenoma (factores no genéticos que intervienen en la determinación del desarrollo de un organismo) de sus descendientes machos. El estudio se hizo en ratones y es más difícil de seguir en hembras. Esa transmisión intergeneracional no se pasan a la segunda generación. Algunas de las regiones del ADN identificadas en los hijos estaban cerca a genes relacionados con la secreción de insulina y estudios previos han demostrado menor peso al nacer y una función alterada del páncreas.

10. Nos bajaron de tamaño

Un estudio publicado en Human Molecular Genetics sugiere que en nuestro genoma tenemos unos 1.700 genes menos de los estimativos previos, quedando con unos 19.000. El estudio mostró además poca evidencia de expresión de proteínas en los genes más recientemente evolucionados que solo se pueden rastrear hasta los linajes primates. Se halló que el número de genes que separan a los humanos de los ratones pueden ser menos de 10.

Mis 10 noticias científicas de la semana (11-17)

Antropología, Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Física, Genética, Medicina, Psicología, Salud, biología Sin Comentarios

1. Un hallazgo enterito

No se había encontrado un cuerpo tan completo. Y fue hallado a 40 metros bajo la superficie del mar. Sí, el cuerpo casi completo de una niña que vivió hace 12.000 a 13.000 años, el fósil americano más antiguo más completo, incluso con fragmentos de ADN, cráneo entero y dentadura. Fue hallado en Hoyo Negro, en la península de Yucatán en México, dentro de la caverna Sac Antun. Estaba junto a restos de otros animales extinguidos, revelaron los investigadores en el artículo publicado en Science. Es una clara evidencia del vínculo entre los paleoamericanos, los primeros habitantes de América, y los nativos modernos. En la foto, buzos obtienen los restos.

2. ¡Qué año tan largo!

GU Psc es un planeta gaseoso gigante que se encuentra a 155 años luz de nosotros. Pero tiene una característica especial: de los que se han hallado es el planeta que más lejos orbita su estrella. Anda de ella a unas 2.000 veces la distancia Tierra-Sol (que es de 150 millones de kilómetros). Tan lejos está que su año dura ¡80.000 años! Es lo que demora en darle una vuelta. El planeta está hacia la constelación Piscis. La estrella y su planeta son jóvenes, con menos de 100 millones de años reveló el estudio publicado en The Astrophysical Journal. De 90 estrellas analizadas en busca de planetas, solo se encontró este.

3. Fíjese metas en la vida

Una buena manera para agregarle años a la vida: tenga un propósito, un sentido vital. No importa cuál es su edad. Eso dice un estudio publicado en Psychological Science. Tener una dirección en la vida, un norte, y fijar metas para lo que se quiere lograr ayuda a vivir más tiempo, independiente de cuándo se logra el propósito, explicaron los autores. Así, mientras más pronto alguien encuentre o fije ese sentido, más rápido comenzarán los beneficios protectores.

4. Alguien lavó mal la mancha

Alguna fuerza o proceso desconocido está encogiendo la gran mancha roja de Júpiter. De los casi 41.000 kilómetros que tenía a fines de los 1800, pasó a 23.000 cuando las Voyager pasaron por el gran planeta y ahora mide 16.500 kilómetros revelaron las imágenes tomadas por el telescopio espacial Hubble, revelaron la Nasa y la Agencia Espacial Europea ESA. Una hipótesis es la presencia de vórtices o remolinos que estarían incidiendo en el tamaño de la mancha.

5. Levántate, y… ¡caminó!

Ratones discapacitados severamente por una condición tipo esclerosis múltiple caminaron menos de dos semanas después de un tratamiento con… células madre humanas, un avance que abre nuevas perspectivas para tratar esa condición, según un artículo publicado en Stem Cell Reports. Cuando los científicos trasplantaron esas células humanas en los ratones, predijeron que serían rechazadas, tipo rechazo de un órgano ajeno. Pero qué sorpresa: los resultados fueron espectaculares, dijeron.

6. Tomar vino por otras razones

Hace unos años la fama del vino tinto subió como espuma: uno de sus compuestos, el resveratrol, parecía proteger contra el cáncer y contra enfermedades del corazón, además de alargar la vida en modelos animales. Ni esa bebida ni el chocolate ni las fresas, que también lo contienen, serían útiles contra aquellas condiciones reveló un nuevo estudio en Jama Internal Medicine. Se encontró que esos productos podrían reducir la inflamación y proteger algo el corazón pero se debería a otros compuestos. ¿Al fin qué?

7. Qué tal: un ratón ‘pesado’

Otro cuento con ratones, bien interesante: científicos reportaron la creación de un ratón ‘pesado’, el primer animal enriquecido con isótopos no radiactivos, permitiéndoles capturar en detalles sin precedentes la estructura molecular del tejido natural leyendo el magnetismo inherente a los isótopos. Es un avance que podría conducir a sorprendentes descubrimientos médicos y a implantes mejores. El estudio fue publicado en Science.

8. Derretida como un helado

Seis glaciares del ala occidental de la Antártida están en claro proceso de desestabilización reveló un nuevo estudio. ¿Qué quiere decir? Que se derretirán de manera irremediable, pues el proceso no es reversible dijeron los investigadores de la Nasa. En unos pocos cientos de años la enorme masa habrá desaparecido y el nivel del mar aumentará cerca de 1 metro reveló el artículo que será publicado en Geophysical Research Letters.

9. Una fábrica de huesos

Cientifícos demostraron en un animal muy emparentado con el hombre que es posible producir nuevo hueso a partir de células madre inducidas pluripotentes elaboradas de las propias células de la piel del animal. La investigación, en monos, presentada en Cell Reports también mostró que existe cierto riesgo: que las células puedan alimentar tumores, pero esa infortunada consecuencia parece menos probable que lo que sugerían estudios en ratones inmunosuprimidos. Un avance prometedor en monos macacos.

10. Quieto para la foto

El nuevo tomador de fotos de Gemini, en los Andes chilenos, acaba de imponer una nueva marca al tomar la mejor foto lograda de un planeta extrasolar: Beta Pictoris b, que se encuentra a más de 63 años luz de la Tierra. Con el anterior instrumento se habían tomado imágenes de un puñado de planetas, todos lejanos de su sol como del nuestro Saturno o Neptuno, y todos enormes, con varias masas de Júpiter. Beta pictoris b tiene una masa de 4 a 11 la de Júpiter. El seguimiento al planeta permitió saber que en 2017 hará tránsito delante de su estrella, una gran oportunidad para confirmar datos y allegar otros. El reporte apareció en Proceedings of the National Academy Sciences.

La sangre joven rejuvenece adultos… (en ratones)

Neurociencias, biología Sin Comentarios

Nada mejor para rejuvenecer que ¡la sangre de un joven! Y no es asunto draculesco. Es un tema, por ahora, entre ratones.

A ratones viejos a los que les hicieron transfusión de sangre de congéneres jóvenes, su cerebro pareció recobrar nueva vida.

El estudio fue publicado en Nature Medicine y fue realizado por científicos de la universidad de Stanford.

Mediante técnicas sofisticadas se pudieron notar cambios moleculares, neuroanatómicos y neurofisiológicos en el cerebro de los ratones con la nueva sangre.

También los investigadores hicieron una prueba sencilla: simplemente compararon el desempeño de los ratones viejos con la sangre nueva en tests de memoria espacial y los que no la habían recibido.

Saul Villeda, líder del estudio, ahora en la Universidad de California indicó que “demostramos que al menos ciertas condiciones cerebrales relacionadas con la edad son reversibles. No son el final”.

Un estudio anterior de Tony Wyss-Coray, Villeda e colegas, descrito en un reporte en Nature en 2011 había revelado que unas regiones claves del cerebro de ratones ancianos expuestas a sangre de jóvenes producía más células nerviosas y al revés: sangre de los viejos colocada en los jóvenes reducía esa formación y les dificultaba andar en sitios nuevos.

No evaluó sin embargo los cambios en la conducta. Esta vez se estudiaron los cambios en los circuitos nerviosos y en células individuales para ver los efectos demostrables en el aprendizaje y la memoria.

¿Funcionará en humanos? Es pronto para decirlo. “No sabemos”, indicó Wyss-Coray, pero esperan saberlo antes que tarde y para ello se planea un ensayo clínico.

Más información:

http://news.sciencemag.org/biology/2014/05/young-blood-renews-old-mice?utm_content=buffer8931b&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

http://www.sciencedaily.com/releases/2014/05/140505094906.htm

Científicos hombres estresan los roedores, ¿datos errados?

biología Sin Comentarios

Hombres, a trabajar con otros. Un estudio publicado en Nature Methods sugiere que los investigadores hombres, no las mujeres, provocan intenso estrés en ratones, lo que podría estar alterando los resultados de los estudios.

Los autores descubrieron la situación al investigar si la presencia de los investigadores afectaba los estudios sobre dolor en roedores. Por años se ha reportado anecdóticamente que los roedores muestran menos dolor cuando quien los maneja permanece con ellos.

Hasta ahora no se había estudiado bien el tema.

El equipo de Jeffrey Mogil, de McGill University en Montreal, midió la respuesta en ratones y ratas a una inyección en el tobillo, bien ante distintos investigadores o en un cuarto vacío (abandonaban el salón tras la inyección). Para sorpresa, los animales parecían mostrar un 40% menos dolor cuando un hombre y no una mujer permanecía en el cuarto.

El mismo efecto tenía una camiseta de un hombre usada la noche previa, dejada en el sitio con los animales. E igual con químicos de las axilas, algunos de los cuales son más concentrados en machos que en hembras.

Las mujeres no alteraban la respuesta al dolor.

Al profundizar, se encontró que el olor a macho no actuaba en los mecanismos del dolor como un analgésico. En vez de eso, los animales mostraban más estrés, medido en la corticosterona. Y el estrés tiene un efecto reductor de la respuesta al dolor.

No solo los hombres causaban el estrés, sino otros animales machos cercanos, como los gatos, perros y conejillos de indias.

Esto indica que distintos estudios pueden haber obtenido resultados equivocados. Al analizar investigaciones del mismo grupo, encontraron que en los casos de dolor en roedores, sí había diferencia en la sensibilidad demostrada cuando eran hombres o mujeres los que los examinaban.

Este estudio muestra un efecto potencial en casi toda clase de investigación médica hecha con estos animales. Los investigadores, sugieren algunos, deben cobijar métodos estadísticos que compensen ese rango de variabilidad.

Obesidad sí predispone al cáncer

Cáncerología, Genética, Salud, biología Sin Comentarios

Georgia Medical College

No parece ser la dieta, como siempre se dijo. La obesidad sería la responsable de provocar cambios en el colon que podrían conducir al cáncer colorrectal según un estudio con ratones de los Institutos de Salud de Estados Unidos.

Hoy más que antes cobra vigencia la vieja recomendación de que el control de calorías y el ejercicio frecuente no solo son claves para un estilo de vida más saludable sino que son una estrategia para disminuir el riesgo de cáncer de colon, uno de los cánceres más comunes.

Como muchos estudios vinculan la obesidad con varios cánceres, Paul Wade y Thomas Eling alimentaron dos grupos de ratones con una dieta en la que el 60% de las calorías venían de grasa. Un grupo tenía una versión de un gen, NAG-1, que se ha mostrado protege contra el cáncer de colon. El segundo no lo tenía.

Los que portaban el gen no ganaron peso luego de comer esa dieta alta en grasas, mientras que los otros sí. Los investigadores advirtieron otra diferencia entre los grupos. “Los ratones obesos presentaban señales moleculares en su intestino que conducen a la progresión del cáncer, pero los otros no las tenían.

Los patrones de los ratones obesos semejaban esos de ratones con cáncer colorrectal. Además el peso parecía activar más genes asociados con la progresión de ese cáncer, lo que sugiere que los ratones gordos son más predispuestos al cáncer de colon.

Una bacteria ayuda a ratones con autismo

Medicina, Salud, biología Sin Comentarios

Más de lo que se cree: bacterias tendrían que ver con el autismo.

Ratones con una conducta autista mejoraron sus síntomas cuando fueron tratados con una bacteria intestinal de los humanos, según un estudio publicado en Cell.

El microbio, de paso, les alivió ciertos problemas gastrointestinales, tal como se había demostrado en personas.

El vínculo entre esa fauna intestinal y el autismo se había sugerido y el neurobiólogo de Caltech Paul Patterson desarrollaron un modelo de ratón en el que se permitió que las por las paredes intestinales salieran. Se detectó entonces que los ratones autistas tenían niveles bajos de Bacteroides fragilis. Cuando se les suministró en las dietas, parecieron mejorar, tanto en cuanto a su conducta como en la salud intestinal.

Eso, para Stephen Collins de MacMaster Unviersity es una prueba de que se puede comenzar a mirar las bacterias probióticas para mejorar el funcionamiento del cerebro en las personas.

¿Se puede pasar el miedo entre generaciones?

Genética, Neurociencias, biología Sin Comentarios

Los miedos se pueden transmitir de generación en generación de acuerdo con un estudio publicado en Nature Neuroscience.

En él, ratones entrenados para sentir miedo al olor de un químico con una esencia de cereza y almendras llamado acetofenona, transmitían su ansiedad a sus hijos. Al comprar con un grupo de control, los ratones de padres temerosos a ese olor temblaban más en respuesta a él cuando lo olían por primera vez, lo que siguió hasta la tercera generación. El efecto podría ser mediado por cambios epigenéticos según algunas evidencias aunque no aceptadas por todos.

“Los anuncios son tan extremos que violan el principio de que anuncios extraordinarios requieren pruebas extraordinarias”, según Timothy Bestor, de Columbia University, citado por Nature.

Pero otros están convencidos. David Sweatt, neurobiólgo de la Universidad de Alabama dijo que el manuscrito “es el más riguroso y convincente conjunto de estudios publicados a la fecha demostrando efectos epigenéticos transgeneracionales adquiridos en un modelo de laboratorio”.

Los investigadores, Kerry Ressler y Brian Dias de Emory University en Atlanta, Georgia, advirtieron las diferencias en el número de neuronas productoras de una proteína receptora para detectar la acetofenona en los ratones entrenados para sentir el miedo y también cambios en un gen de los espermatozoides relacionados con la sensibilidad a ese químico.

Bestor no cree que ningún esté relacionado. Pero la evidencia de que la epigenética influencia el comportamiento durante generaciones es creciente, como por ejemplo la predisposición a enfermedades en los niños holandeses criados bajo hambruna en los años 40.

Ciencia movida: Mis 10 noticias científicas de la semana (18-23)

Antropología, Astronomía, Física, Genética, Medicina, Salud Sin Comentarios

1. El intestino tiene clave frente al cáncer

Una población de microorganismos que obtienen su comida y otros beneficios de otros organismos que viven en el intestino se requiere para una buena respuesta a la terapia contra el cáncer, según un estudio hecho con ratones por científicos del Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos. Se encontró que ratones libres de gérmenes o tratados con antibióticos para eliminar las bacterias intestinales se afectaban en su capacidad de responder a la inmunoterapia que disminuye el crecimiento del cáncer y prolonga la supervivencia. Además, se reducía la capacidad de responder a drogas de quimioterapia como oxaliplatino y cisplatino. Los hallazgos fueron presentados en Science y comienzan a preguntarse si será igual en humanos.

2. La explosión más potente jamás registrada

Si hubiera sucedido cerca, la Tierra se hubiera achicharrado y ya seríamos materia muerta. Sí. En abril se detectó una poderosa explosión de rayos gamma, las más fuertes del universo. Análisis presentados esta semana indican que nunca se había visto una así. Ocurrió a 3.700 millones de años luz, o sea se produjo en ese momento pero su luz solo llegó ahora. Fue producida por una estrella que colapsó, 20 a 30 veces más masiva que el Sol metida en un tamaño solo dos veces más grande que nuestra estrella. Aunque se han detectado centenares de explosiones gamma, nunca ‘tan cerca’, por lo que se pudo registrar toda su intensidad. Además ha sido la de mayor duración. Los análisis indican que habrá que reescribir las teorías sobre esta clase de eventos cósmicos.

3. Al fin se les vio la cara

Cada segundo miles de millones de neutrinos atraviesan cada centímetro cuadrado de la Tierra, pero son tan esquivos que rara vez interactúan con la materia. Pues bien, el detector de neutrinos conocido como IceCube, una estructura enterrada en la Antártida, detectó 28 neutrinos de origen astrofísico en aceleradores cósmicos. Esas partículas pueden tener información sobre los fenómenos más energéticos y lejanos del universo como supernovas, agujeros negros, púlsares, núcleos galácticos activos y otros. La mayoría se origina en el Sol o en la atmósfera terrestre, por lo que el IceCube fue concebido para detectar los que provienen de otras regiones del espacio. Los observados tenían una energía de más de un millón de veces aquellos detectados tras la supernova de 1987 en la Gran Nube de Magallanes.

4. Este virus se especializó en crear cáncer

Tras años de estudio, Maura Gillison tuvo resultados concluyentes: No queda duda que personas portadoras del virus del papiloma humano en sus bocas o garganta son 15 veces más proclives a desarrollar cánceres de cabeza o cuello y sobre eso volvió un artículo aparecido en Nature. No solo los provocan sino que esa incidencia viene al alza de manera silenciosa. El hallazgo pone de manifiesto de paso el riesgo que podría tener el sexo oral. Ahora investigan si también causa otros tipos de cáncer.

5. El viaje fue hace 24.000 años

El estudio del ADN de un esqueleto de un joven que se cree vivió hace 24.000 años sugiere que 30% de los americanos modernos provino de este banco genético de personas que habitaban Siberia de acuerdo con un estudio publicado en Nature. Los primeros habitantes del continente habrían estado en aquella época en Beringia e ingresaron a Alaska, lo que además sitúa 10.000 años antes el poblamiento de América, que usualmente se ha situado alrededor de hace 14.000 años.

6. Nos dejaron los virus

Se fueron pero nos los dejaron: virus antiquísimos de los Neandertales han sido hallados en el ADN de los humanos modernos reveló un estudio publicado en Current Biology. Los investigadores compararon información genética de fósiles de Neandertales y otro grupo arcaico, los denisovanos y hallaron evidencias de que virus que estos portaban se encuentran en el genoma humano, habiéndose originado hace más de 500.000 años. El vínculo podría conducir a estudiar posibles relaciones entre los virus del pasado y enfermedades como el cáncer y VIH.

7. Le quitaron el manto de la invisibilidad

De los dos grandes tipos de VIH, solo el 1 causa sida en personas infectadas que no reciben tratamiento. Un estudio publicado en el journal Inmunity reveló cómo el VIH-1 escapa a la detección al hacerse invisible al sistema inmunitario de las personas, mientras el VIH-2 genera una respuesta inmunitaria. El entendimiento de cómo funciona ese manto de la invisibilidad del VIH-1 podría derivar en el desarrollo de vacunas efectivas. El virus usa una de sus proteínas para activar su ‘invisibilidad’. Los investigadores mostraron además cómo modificar el virus para que sea reconocido y genera una respuesta efectiva del sistema inmunitario.

8. Con frío funciona mejor

Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que los ratones en ambientes fríos combaten mejor el cáncer que en ambientes más cálidos. En un laboratorio con condiciones entre 30-31 grados no fueron tan efectivos para combatir el cáncer, pero en temperaturas entre 20 y 26 grados mostraron menor formación del tumor y menos metástasis. ¿Qué quiere decir eso? Todavía poco, pero podría ser un nuevo filón para investigaciones en humanos.

9. Dos genes bien fértiles

Solo dos genes en el cromosoma Y permiten que los machos sean fértiles. En un estudio con ratones publicado en Science se encontró que ratones sin el cromosoma Y pero portando los genes Sry y Eif2s3y de ese cromosoma podían producir espermátidos (célula haploide masculina que resulta de la división de los espermatocidos secundarios) introducidos en los óvulos de la hembra mediante inyección, producían embriones que podían ser trasplantados en los oviductos de las hembras para producir descendientes vivos.

10. Los minirriñones

Los minirriñones anunciados esta semana se unieron al grupo de órganos funcionales progenitores cuando científicos españoles y norteamericanos describieron la diferenciación de células madre humanas en células tipo progenitoras renales. El artículo apareció en Nature Cell Biology. Antes otros grupos habían descrito organoides cerebrales y estructuras hepáticas utilizando células madre. De a poco se arma el cuerpo.

Las lágrimas de ratón joven no mienten

biología Sin Comentarios

Lágrimas de ratón. Un compuesto en las lágrimas de los ratones jóvenes evita que los adultos busquen aparearse con ellos, de acuerdo con un estudio publicado en Nature.

Animales nocturnos como los ratones dependen de su nariz para sobrevivir, tanto para escapar a depredadores como para combatir rivales en el apareamiento. El olor dejado en la orina alerta de inmediato, mucho más rápido que la señal visual que procesan los humanos.

En los ratones la conducta social también es dirigida por esas señales químicas, las feromonas.

Los científicos han observado diferencias en cómo los ratones interactúan con los adultos, jóvenes o bebés, pero no conocían cuáles señales sensoriales permitían esa discriminación por edad.

Ahora investigadores encabezados por Stephen Liberles, han descubierto una feromona hallada solo en las lágrimas de los ratones jóvenes. En los experimentos demostraron cómo esa molécula, un péptido denominado ESP-22, protegía los ratones pre púberes de la actividad de apareamiento de los adultos.

El estudio es un paso hacia el entendimiento de cómo un sistema sensorial puede regular las conductas sociales.

“Al identificar feromonas específicas y los receptores que activan, se tiene la visión de los circuitos neurales que controlan esas conductas instintivas”, dijo Liverles. “La idea es generar un conjunto de distintas feromonas que controlen distintos comportamientos. Luego se puede ver cómo el sistema olfativo las canaliza para producir la respuesta adecuada de conducta”.

El azúcar produce una dulce muerte

Salud, biología 1 Comentario

Cuando los ratones se alimentaban con un 25 por ciento adicional de azúcar -el equivalente en roedores a una dieta humana saludable más 3 latas de gaseosa al día- las hembras morían a una tasa el doble de lo normal y los machos tenían un 25% menos probabilidad de tener su territorio y reproducirse.

Eso dijo un test de toxicidad desarrollado en la Universidad de Utah.

“Nuestros resultados entregan evidencia de que el azúcar adicional consumido en concentraciones consideradas seguras provocan severos impactos negativos en la salud de los mamíferos”, dijeron los investigadores en el estudio publicado en Nature Communications.

“Esto demuestra el efecto adverso de adicionar azúcar en niveles relevantes para los humanos”, según Wayne Potts, profesor y autor senior del estudio.

Por su parte, ha reducido el consumo de azúcar refinada y animado a su familia a hacer lo mismo por los efectos severos de ese 25% de contenido adicional de azúcar -12,5% de dextrosa y 12,5% de fructosa.

Aunque los ratones no engordaban y presentaron pocos síntomas metabólicos, el test mostró que morían más y tendían a tener menos hijos, según James Ruff, autor principal.

“Demostramos que los niveles de azúcar que la gente consumo y que son considerados seguros por las agencias de regulación, afectan la salud de ratones”.

El nuevo test es muy sensible para medir la reducción de la salud y el vigor y había sido usado para mostrar cómo la reproducción entre ratones familiares afectaba la salud.

Se muestra además la necesidad de un test de sensibilidad no solo para los componentes de nuestra dieta sino para la ciencia farmacéutica, donde el 73% de las drogas que pasan ensayos preclínicos fallan por problemas de seguridad y toxicología.

« Anteriores