Las 10 noticias científicas de la semana

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Climatología, Ecología, Evolución, Genética, Geología, Neurociencias, Sexualidad, biología Sin Comentarios

Escena del crimen prehistórico. Foto Marta Mirazón

1. La primera masacre de la prehistoria

A 30 kilómetros al oeste del lago Turkana en Kenya científicos de la Universidad de Cambridge encontraron los restos parciales de 27 individuos, incluyendo al menos 8 mujeres y 6 niños que fueron masacrados hace 10.000 años en una lucha de cazadores-recolectores de ese entonces. 12 estaban casi completos y 10 mostraban claras señas de muerte violenta, con traumas craneanos, manos, costillas y rodillas quebradas, lesiones de flechas en el cuello y puntas de proyectiles de piedra en el cráneo y el tórax de dos hombres. Varios esqueletos fueron hallados boca abajo con fracturas severas de cráneo. El estudio fue publicado en Nature.

2. Internet cerebral

Una investigación publicada en eLife reclama una nueva estimación de la capacidad de memoria del cerebro humano, 10 veces más que previas estimaciones. Para los investigadores de Salk University esa capacidad es de al menos 10 petabytes (10 a la 15 potencia). Los científicos estudiaron las conexiones neuronales de axones y dendritas y otras estructuras para llegar a la conclusión de que esa capacidad es similar a la de la web mundial. Cada neurona tiene miles de sinapsis con otras miles neuronas.

3. Bombeo de agua

En un artículo en Science Reports científicos explicaron cómo los árboles bombean agua de las raíces hasta la copa, un misterio que rodeaba aun la botánica. Hallaron además que ese bombeo se da hasta unos 15 metros, mucho más del límite barométrico de 9 que se tenía estimado. El agua es mantenida en el vacío por periodos de tiempo casi indefinidos aún bajo alta tensión y sin formar burbujas o romperse.

4. 1, 2, 3, 4… 9

Dos astrónomos reconocidos, de Caltech, publicaron un artículo en The Astrophysical Journal en el cual presentan lo que consideran evidencias serias de que hay un noveno planeta en el Sistema Solar, que se acerca hasta unas 200 a 300 veces la distancia Tierra-Sol y se aleja entre 600 y 1.200 veces esa distancia. Las evidencias se basan en la forma como se encuentran dispuestos varios cuerpos en el lejano cinturón de Kuiper, lo que supone un jalón gravitacional por algún cuerpo mayor, que sería el planeta 9, con una masa al menos 5 veces la terrestre. Falta detectarlo ópticamente, dicen.

5. Calores

El año pasado fue el más caliente en la historia de los registros de 136 años, revelaron la Nasa y la NOAA (oficina del clima de Estados Unidos), superando el calor vivido en 2014, que era el año más caliente. La temperatura promedio de tierra y océanos excedió 0,90 grados el promedio del siglo 20. Al calentamiento global por los gases de invernadero se sumó El Niño, que rigió buena parte del año. Los expertos consideran que 2016 podría a su vez destronar a 2015.

6. Comenzó a temblar

La Tierra unos rasgos únicos en el Sistema Solar, aparte de sus océanos de agua, su atmósfera rica en elementos para soportar la vida. Es el único planeta con una capa externa de placas tectónicas que se desliza una debajo de la otra, creando montañas, valles y… terremotos. Esa característica surgió hace 3.000 millones de años, reveló un estudio en Science que utilizó trazos de elementos químicos. Todo se fundamenta en la alta presencia de granito, que se formó cuando el agua se filtró debajo de la corteza.

7. Apostemos

Agregarle luces centelleantes y música a los sitios de juego o casinos, aumenta el índice de decisiones arriesgadas de los jugadores, sugiere un estudio en el Journal of Neuroscience a cuya luz se puede explicar su presencia en casi todos esos sitios. El estudio, con ratas, demostró además que al bloquear un receptor de la dopamina se podría tratar la adicción al juego en humanos.

8. El amor, el amor

La atracción física tiene razones poco románticas sugiere un estudio en Genome Biology: está relacionada con nuestros genes, en especial aquellos vinculados con la estatura de la persona. Eso de acuerdo con un análisis del genotipo de más de 13.000 personas heterosexuales. Es decir: los genes que determinan su estatura influyen su elección de pareja por la estatura. Un ingrediente más para un tema tan complicado.

9. Araña mentirosa

Un artículo en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que existe un límite de tamaño con el cual los animales pueden adherirse a superficies verticales. Es el del lagarto o geco. Más allá, se requerirían extremidades muy grandes, difíciles de manejar. Para un humano, sería el 40% de su tamaño, lo que deja en claro que el hombre araña no tiene bases científicas.

10. Sexo para qué

Cuando un espermatozoide y un óvulo se unen, comienza una nueva vida. Es el caso en humanos, otros animales y en principio en plantas. Pero científicos israelíes y alemanes descubrieron un activador genético que hace que el musgo Physcommitrella patens tenga descendencia sin fertilización alguna, un mecanismo conservado a través de la evolución. El artículo apareció en Nature Plants.

¿Tienen conciencia los peces? Podría ser…

Neurociencias, biología Sin Comentarios

Foto Wikipedia commons

¿Son conscientes los peces? Pues científicos de Barcelona, Stirling y Bristol observaron un aumento de la temperatura corporal de 2 a 4 grados en peces cebra cuando están sometidos a estrés, un fenómeno conocido como fiebre emocional , como si estuviera relacionado con lo que los animales sienten frente a un estímulo externo.

Esa fiebre ha sido observada en mamíferos, aves y ciertos reptiles, pero no en peces. Por eso han sido catalogados como con poco nivel de sensibilidad.

En este experimento, con 72 peces, se comienza a cuestionar ese punto de vista.

Los peces fueron divididos en 2 grupos de 36 y puestos en un tanque grande con distintos compartimentos interconectados con temperaturas entre 18 y 35°C. En uno de los grupos las condiciones fueron normales, al otro se le sometió a estrés, confinado en tanque a 27grados por 15 minutos, luego liberado. Mientras el grupo de control permaneció a 28 grados, los ideales, el sometido al estrés tendió a moverse a compartimentos con temperatura más alta aumentando la temperatura corporal de 2 a 4 grados. Para los investigadores es una evidencia de que esos peces mostraban fiebre emocional.

Algunos científicos difieren en si los peces pueden tener conciencia, diciendo que su cerebro es simple y no posee corteza cerebral, tienen poca capacidad de aprendizaje y memoria, un repertorio de comportamiento simple y sin capacidad de experimentar sufrimiento. Otros argumentan que a pesar del pequeño cerebro, análisis morfológicos y de conducta han remarcado el parecido de algunas estructuras cerebrales con las de otros vertebrados, como el hipocampo, ligado al aprendizaje y la memoria espacial, y la amígdala de los mamíferos, vinculada a las emociones.

Sonia Rey, del Instituto de Acuicultura de la Universidad de Stirling cree que “estos hallazgos son muy interesantes: la expresión de fiebre emocional sugiere por primera vez que los peces tienen algún grado de conciencia”.

El estudio fue publicado en Proceedings of the Royal Society of London, Biological Sciences.

Descubren el odómetro cerebral

Neurociencias, biología Sin Comentarios

Foto Wikipedia

Navegar a ciegas. Sí, de eso se encargan unas células particulares según hallazgo reportado en Neuron. Son neustro odómetro.

Los animales se desplazan calculando su posición actual basados cuánto y cuán largo han viajado. En el nuevo estudio en Neuron se revela cómo se da eso: las neuronas denominadas células de red o rejilla integran la información del tiempo y distancia para apoyar la memoria y la navegación espacial, aún en la ausencia de señales visuales. Esto desafía el conocimiento actual sobre el papel de dichas células.

“El espacio y el tiempo son dimensiones siempre presentes gracias a las cuales los eventos pueden ser organizados en la memoria”, dice el autor senior, Howard Eichenbaum, psicólogo y neurocientífico de la Universidad de Boston. “Este descubrimiento respalda el punto de vista de que la memoria evolucionó como una función común en los mamíferos usando circuitos que organizan eventos en espacio, tiempo y posiblemente en otras dimensiones de la experiencia”.

Estudios pasados han mostrado que las células de rejilla reciben información de otras células acerca de la dirección recorrida, pero hasta ahora no había evidencia directa que mostrara que aquellas señalaran la distancia o el tiempo, dejando su rol en la integración del recorrido como especulativa.

En el nuevo estudio Eichenbaum y Benjamin Kraus responden a esa inquietud colocando ratas en bandas mientras registraban la actividad de las células de rejilla y mantuvieron la distancia o la duración fijas, mientras variaban la velocidad para eliminar la influencia de esos factores en la activación de las células.

Durante el recorrido en la banda, 92% de las células red se activaban en momentos o distancias específicos mientras las ratas corrían. Así, una célula se podría activar a los 8 segundos de correr, independiente de velocidad y distancia, mientras otra se activaría cuando había recorrido 400 centímetros, independiente de la velocidad y la duración. Cerca de la mitad de las células fueron influenciadas por el tiempo,la otra mitad por la distancia, y 41% por ambas.

O sea, las células codifican tiempo y distancia, no solo sitios en el espacio. De hecho serían el odómetro cerebral.

Mi resumen científico de la semana

Astrofísica, Neurociencias, Salud, Sexualidad, Tecnología, biología Sin Comentarios

1. Esta vida nos está matando

Un estudio que comparó21 países occidentales entre 1989 y 2010 encontró que las demencias están comenzando en los adultos unos 10 años antes que en el pasado, lo que sugiere que la vida moderna nos está desquiciando. El estudio fue publicado en Surgical Neurology International. Se encontró además que las muertes por enfermedad neurológica en adultos de 55 a 74 años y de más de 75 años de edad se duplicó en cada uno de los países. Cada día más personas mueren jóvenes por esa clase de padecimientos. Para los autores los factores ambientales deben estar detrás de esta epidemia.

2. El picante de la vida

Si bien se trata de un estudio observacional sin conclusiones definitivas, aporta un elemento interesante para continuar investigando: Ingerir alimentos condimentados, con picante, se asociaría a un menor riesgo de muerte, asociación hallada asimismo para ciertas condiciones como cáncer, problemas isquémicos del corazón y enfermedades respiratorias. Publicado en el BMJ, el estudio liderado por científicos chinos, el estudio halló que quines consumían alimentos picantes 1 o 2 días a la semana tenían un riesgo 10% menor de muerte, que subía al 14% para quienes los ingerían 3 a 5 o 6 a 7 días. O sea, ingerir picante a diario reduciría el riesgo de muerte.

3. Un lujo de pastilla

Spritam (levetiracetam) se convirtió en la primera pastilla impresa en 3D en ser aprobada por la FDA de Estados Unidos. Es un medicamento para la epilepsia. Se fabrica usando un método de impresión 3D denominado Tecnología ZipDose que produce una pastilla porosa que se disuelve rápido al sorber un líquido. Ese avance facilita el camino hacia medicamentos personalizados con bases en las necesidades de cada paciente en vez de un producto para todos. La pastilla estará en venta a fines del año próximo. El fabricante es Aprecia Pharmaceuticals.

Foto Copeia

4. El pequeño demonio

Una nueva especie de demonio marino, un pez lophiiforme ceratiidae fue encontrado en aguas del Golfo de México. De 30 a 95 milímetros de tamaño vive en profundidades de hasta 1.500 metros, un mundo oscuro. Posee un apéndice parecido a una antena que termina en una especie de ramillete. Allí a esas profundidades hay que ingeniárselas para atraer presas y esa parece ser su arma. El hallazgo recuerda todo lo que falta por conocer del mundo marino. El estudio fue publicado en Copeia, revista internacional especializada en peces, anfibios y reptiles.

5. Qué cosa tan grande

Astrónomos húngaros halló lo que parece el más grande rasgo del universo observable: un anillo de 9 estallidos de rayos gamma de 5.000 millones de años luz de extensión. El hallazgo fue presentado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. Esas explosiones son los eventos más luminosos del universo liberando en pocos segundos tanta energía como la que produciría el Sol en 10.000 millones de años. Se encuentran a unos 7.000 millones de años luz de nosotros.

6. Un buen recuerdo

Se pueden borrar, se pueden recordar. Un grupo de científicos cree haber mostrado que los recuerdos son más robustos de lo que se piensa y habrían identificado el proceso en el cerebro que podría ayudar a rescatar recuerdos perdidos o enterrar los malos y que ayudaría al desarrollo de nuevos tratamientos y drogas para personas con problemas de memoria. El estudio apareció en Nature Communications. Para los científicos al traer un recuerdo no se produce interferencia con otro para quedar borrado, como se ha pensado hasta ahora.

7. Perros fieles

Por eso son tan afines a los humanos: científicos encontraron mediante imágenes de resonancia magnética un área cerebral en perros que responde a la visión de rostros humanos, lo que sugiere una cualidad innata de procesar rostros y un enraizamiento profundo a través de una evolución cognitiva. Así, se comprueba que no se trata de algo aprendido. El estudio apareció en PeerJ.

8. Anticonceptivos anticáncer

La píldora, el anticonceptivo oral, sí previene el cáncer de endometrio reveló un extenso estudio publicado en The Lancet Oncology. Su efecto es duradero, incluso si no se ingirió durante muchos años. Por cada 5 años de uso se reduce un 25% el riesgo de desarrollar ese cáncer antes de los 75 años. Este efecto protector se da pese a que el estrógeno que contienen se ha reducido con el paso de los años.

9. Caballos que hablan

¿Qué comparten los caballos con los humanos y con los chimpancés? Piense un poco…¡pues las expresiones faciales! Un estudio en Plos One de investigadores de la Universidad de Sussex reveló que los caballos utilizan músculos de varios rasgos faciales 8nariz, labios y ojos) para alterar sus expresiones faciales en una variedad de situaciones sociales. El hallazgo refuerza otros estudios que sugerían que los caballos utilizan su rostro para comunicarse.

10. Emociones impresionantes

Un estudio en eLife encontró que las emociones no son solo producto del procesamiento de información en el cerebro sino que influyen directamente los procesos de aprendizaje y memoria en el cerebro: emociones diferentes hacen que el cerebro trabaje de modo distinto y en frecuencias distintas. Cuando las emociones son sociales y positivas las áreas del cerebro trabajan con cierto protocolo, diferente a cuando hay temor. Esto influye en el aprendizaje.

Dormir mal ayudaría a desarrollar alzheimer

Medicina, Neurociencias, Salud, biología Sin Comentarios

Si duerme mal, podría hasta olvidársele: tiene mayor riesgo de desarrollar Alzheimer. Eso según un estudio publicado en Nature Neuroscience.

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley hallaron evidencias serias de que dormir mal, en especial la falta de ese sueño profundo, restaurador, necesario para afirmar los recuerdos, es una puerta por la cual la proteína beta amiloide que se cree activa el Alzheimer, ataca el cerebro y la memoria de largo plazo.

“Nuestros hallazgos revelan un nuevo camino por el cual la enfermedad de Alzheimer puede provocar una declinación de la memoria tarde en la vida”, según Matthew Wlaker, autor senior del estudio.

Los depósitos excesivos de beta amiloide son claves en la patología de esa enfermedad, una forma agresiva de demencia causada por la muerte gradual de células en el cerebro. Es una de las enfermedades de mayor crecimiento en el mundo, a medida que la población envejece.

Pero no todo estaría perdido en opinión de Walker: hay formas de mejorar el mal dormir a través del ejercicio, terapia del comportamiento y con estimulación eléctrica que amplifica las ondas cerebrales al dormir, tecnología empleada con éxito en adultos jóvenes para incrementar la memoria en la noche.

“Este descubrimiento ofrece una esperanza”, dijo. “El sueño podría ser un enfoque terapéutico novedoso para luchar contra la pérdida de memoria en los adultos mayores y aún en aquellos con demencia”.

A diferencia de otros estudios, este se realizó con personas.

Willian Jagust, uno de los coautores, experto en alzheimer, explicó que “nuestro estudio muestra que la deposición de beta amiloide puede llevar a un círculo vicioso en el cual el sueño resulta alterado y la memoria disminuida”.

Mi resumen científico de la semana (24-30)

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Física, Genética, Medicina, Neurociencias, Psicología, Salud, Sociología Sin Comentarios

1. La imagen que no debió ser imagen

En un caso sorprendente, investigadores desarrollaron una nueva técnica de fotografía cuántica difícil de creer, pero así es. Por primera vez se logró una foto sin haberse detectado la luz que fue usada para iluminar el objeto, mientras que la luz que revela la imagen nunca tocó el objeto fotografiado. El objeto fue el contorno de un gato. El avance, mediante el uso de pares de fotones en entrelazamiento cuántico, dicen los investigadores que podría tener aplicación en condiciones de baja luz y en campos tales como las imágenes biológicas o médicas. El estudio apareció en Nature. La foto cuántica.

2. Las mujeres no existen

La discriminación es en todas las actividades. Un estudio publicado en la revista Surgery mostró que en las investigaciones pocas mujeres son tomadas en las muestras y se usan pocas células de ellas. Hasta el 80% de los estudios solo usan hombres. El análisis incluyó la revisión de 2.300 artículos científicos sobre temas quirúrgicos. El hallazgo sugiere que muchos resultados pueden estar, por tanto errados: las mujeres son más de la mitad de la población, ¿entonces por qué no aparecen en las investigaciones? Las mujeres también están relegadas en los estudios clínicos reveló otro trabajo de la FDA.

3. Era bueno, pero ya no tanto

Los recuerdos están ligados a emociones, positivas o negativas, y tanto ellos como estos se originan en distintos puntos del cerebro. Científicos reportaron en Nature que encontraron el sendero que comunica memorias y emociones y mediante optogenética (manipulación de las neuronas con luz) lograron cambiar las emociones asociadas a recuerdos en ratones. Así, algo que era agradable se tornaba chocante. Un avance hacia el desarrollo de drogas que ayuden en situaciones como el estrés postraumático.

4. Estrellas en la quinta porra

Muchos de seguro habrán visto en el cielo las Pléyades, lo que el común de la gente denomina los siete cabritos. Son un grupo de estrellas juntitas, en la constelación Tauro, de solo 100 millones de edad. Se distinguen 7 con claridad con el ojo humano, pero son más. Astrónomos en Science revivieron el debate sobre cuán lejos está el grupo. Mediante distintas técnicas e instrumentos fijaron la distancia en 444,2 años luz, lo que no concuerda con mediciones de otros grupos y sofisticados equipos como el Hipparcos y de nuevo causa alboroto. Cuando las mire, recuerde que están a más de 400 años luz.

5. Para que no se le olvide

Una semana muy cerebral: se sabe que el hipocampo es una área del cerebro crucial para ciertos tipos de memoria. Investigadores reportaron en Science, en un trabajo con personas, que un tipo de estimulación específica no invasiva mejora la memoria según mediciones en pruebas y alentaba el flujo de información entre el hipocampo y otras regiones del cerebro. El aumento en la conectividad era muy específico en las áreas seleccionadas en cada participante.

6. Un avance para no desestimar

Científicos desarrollaron un órgano que funcionó a la perfección cuando fue trasplantado en un ratón. Se trata de un timo, que produce las células T vitales para luchar contra las infecciones. Tomaron fibroblastos, células de un embrión de ratón y las convirtieron en unas células totalmente diferentes, de timo, crecieron dándole forma y al ser trasplantado produjeron las células T. Un avance hacia la regeneración de tejidos que sirven en humanos. El avance fue presentado en Nature Cell Biology.

7. Un virus en… bola

En poco tiempo, científicos secuenciaron 99 virus del ébola tomados de 78 pacientes en Sierra Leona, país donde se han infectado más de 900 personas y pudieron rastrear cómo ha estado variando desde que comenzó el brote en una mujer, cuyo genoma también fue secuenciado, que pudo recuperarse. El estudio permitirá ver si los futuros brotes en ese y otros países están conectados epidemiológica y genéticamente. La investigación fue publicada en Science.

8. La Tierra bota sus gases

En esa región no se tenía conocimiento del fenómeno. Investigadores detectaron más de 570 chorros de metano que salen del piso del océano, a unos 180 metros de profundidad, a lo largo de la costa este de Estados Unidos. Esos chorros han sido vinculados a lugares donde hay actividad tectónica, que no ocurre en ese costado del Atlántico. El estudio publicado en Nature Geoscience. La mayoría de estos sitios son muy profundos para que el metano llegue a la atmósfera, pero el que permanece en la columna de agua se puede oxidar para formar dióxido de carbono que aumenta la salinidad del océano y reduce los niveles de oxígeno.

9. Que brille el Sol

Las teorías sobre el brillo del Sol recibieron respaldo al detectarse neutrinos producidos por las reacciones nucleares dentro de la estrella, lo que se logró en el detecto situado bajo los Apeninos en Italia. Los procesos de fusión protón-protón generan el 99% de la potencia solar, pero no se había logrado detectar neutrinos formados en esa reacción. Un hallazgo para reforzar el conocimiento que se tiene del Sol. El avance fue presentado en Nature. Los neutrinos pasan por billones cada segundo sobre cada centímetro cuadrado de la Tierra pero poco difícilmente interactúan con la materia ordinaria.

10. Razones para tener ira

Las facciones del rostro que denotan ira son universales. Hasta un niño ciego las expresa aún sin haberlas visto. Científicos estudiaron porqué evolucionó ese rasgo en los humanos y parece que es distintivo de nuestra biología. El estudio publicado en Evolution and Human Behavior revela que esa cara de ira hace que la persona parezca más fuerte, algo que era y es necesario en determinadas situaciones. Se encontraron 7 componentes de un rostro iracundo con el mismo efecto: hacerse el fuerte.

Así se forman los recuerdos

Neurociencias Sin Comentarios

Parece sencillo pero no lo es. Porqué recordamos, porqué olvidamos. Asunto de todos los días. Mediante un rayo de luz científicos desactivaron y reactivaron una memoria en ratones modificados genéticamente, la primera evidencia de causa y efecto de que las conexiones fuertes entre neuronas son la base de la memoria.

“Nuestros resultados se añaden al conjunto de evidencias de que el cerebro representa un recuerdo formando ensamblajes de neuronas con conexiones fortalecidas o sinapsis”, explicó Roberto Malinow M.D., Ph.D.,de la Universidad de California en San Diego. “Es más, los hallazgos sugieren que debilitando la sinapsis probablemente desarregla ese ensamblaje neuronal para desactivar una memoria”.

El estudio apareció en Nature y se fundamentó en el uso de tecnología óptica-genética de punta.

“Más allá de aplicaciones potenciales en problemas de deficiencia en la memoria, como la demencia, este mejoramiento en el conocimiento de cómo funciona la memoria puede entregar pistas para tomar el control de recuerdos descontrolados en enfermedades mentales como el estrés postraumático”, dijo Thomas Insel, director del NIMH.

Los neurocientíficos habían sospechado durante mucho tiempo que las conexiones fuertes entre las neuronas, denominadas potenciaciones de largo plazo, eran la base de la formación de recuerdos pero la prueba había sido esquiva. Hasta ahora.

El grupo de Malinow lo demostró detectando las PLP cuando formaban una memoria, removiéndola con un proceso conocido como reversa PLP y luego volviéndola a traer vía PLP, todo mediante la modificación de la fortaleza de la sinapsis en un circuito de la memoria.

Con razón olvidamos los recados

biología Sin Comentarios

No deberíamos culparnos si se nos olvidó lo que nos pidieron que compráramos. Científicos de la Universidad de Iowa realizaron un estudio que reveló que cuando se trata de la memoria no recordamos cosas con tanta claridad como cuando las vemos o tocamos.

“Parece que sí hay mérito para el proverbio chino “escucho y olvido; veo y recuerdo”, según el autor del estudio, James Bigelow.

Resulta que contrario a lo que creemos, las zonas del cerebro relacionadas con la memoria están integradas, pero el estudio sugiere que existen caminos separados para procesar la información.

Los hallazgos sugieren además que el cerebro puede procesar la información auditiva de modo diferente a la visual y táctil y que se requerirían estrategias alternativas para mejorar la recordación, tales como más repetición mental, según Amy Poremba, participante en el estudio que fue publicado en Plos One.

En el estudio con 100 estudiantes sometidos a una variedad de sonidos, elementos visuales y cosas que podían sentir, recordaban menos los sonidos que lo demás.

En otro experimento escuchaban tonos en audífonos, miraban cuadrados rojos y sentían vibraciones suaves en una barra de aluminio. Cada cosa separada de 1 a 32 segundos. La memoria se reducía a medida que pasaban los segundos y era mayor el olvido para los tonos escuchados: de los 4 a los 8 segundos comenzaban a olvidarse.

En una prueba más se examinó su memoria usando cosas que se encuentran el el día a día. Entre una hora y una semana después los estudiantes eran más malos para recordar los sonidos.

Ciencia anticonceptiva: Mis 10 noticias científicas de la semana (1-7)

Antropología, Astronomía, Genética, Medicina, Salud, Sexualidad, biología Sin Comentarios

1. Que no salgan de casa

Científicos australianos reportaron en Proceedings of the National Academy of Sciences cómo lograr mediante una nueva técnica un método anticonceptivo masculino eficaz: conteniendo la salida de espermatozoides. Los intentos de hallar esa píldora para hombres se han centrado en hacer que estos no funcionen al interrumpir la producción de hormonas como la testosterona, lo cual trae efectos secundarios molestos. En el nuevo estudio en ratones la eyaculación fue normal, pero los espermatozoides no eran expulsados por los conductos deferentes hacia los testículos, por lo cual el semen no los portaba. El método es reversible dijeron y en el caso de los ratones se modificaron unos genes en su ADN, pero en humanos se lograría con drogas.

2. Esa leche sí sirvió

La leche materna no solo provee los nutrientes requeridos por el bebé sino que hace algo más: los prepara para los retos que vienen al dotarlos con una mejor memoria. Esto según un artículo aparecido esta semana en Nature Neuroscience. En él, Bingfang Liu de Weill Cornell Medical College halló que si la ratona carece de la proteína TNF produce una leche con bajos niveles de citoquinas -químicos involucrados en activar la respuesta inmunitaria. Si los recién nacidos beben una leche baja en este compuesto desarrollan un hipocampo más grande, esa parte del cerebro relacionada con la memoria. Como resultado, son mejores al recorrer laberintos y recordar la ubicación de objetos incluso en la edad adulta.

3. La magia perfecta

La mantis orquídea se esconde tan bien que en realidad parece na flor. Y aunque son muchos los animales que se mimetizan para evadir depredadores y hasta para cazar, este insecto tiene una característica adicional: atrae las posibles presas, que la visitan más que a las flores de verdad gracias a que no se distingue de 13 especies de flores de la zona donde vive en Malasia. El estudio aparece en The American Naturalist.

4. Un miedo muy duradero

En un estudio que desata controversias, científicos reportan la transmisión de miedos entre generaciones: ratones eran entrenados para sentir temor al oler un químico con esencia de cereza y almendra, acetofenona. Cuando tenían descendientes, estos también se mostraban más inquietos ante la presencia del olor, lo que sugiere que el efecto está mediado por cambios epigenéticos. El artículo apareció en Nature Neuroscience y la comunidad científica parece dividida sobre el hallazgo.

5. No se sabe si alguien la bebe

En dos estudios al tiempo, astrónomos reportaron lo que para ellos son señales evidentes de la presencia de agua en cinco planetas extrasolares del tipo Júpiter calientes, grandes cuerpos que viven muy cerca a sus estrellas. No es la primera vez que se demuestra la existencia en exoplanetas, pero no se habían presentado perfiles concluyentes de su existencia dijeron los astrónomos en el estudio en el Astrophysical Journal. Lejanos mundos cada vez más cercanos a la ciencia. Los planetas estudiados fueron WASP-17b, HD209458h, WASP-12b, WASP-19b y XO-1b.

6. Los huesos que hablan

La caverna Sima de los Huesos en el norte de España contiene una de las más grandes colecciones de fósiles de homíninos descubiertas. Científicos presentaron en Nature la secuenciación del ADN extraído de un fémur de alguien que vivió hace 400.000 años, el genoma más antiguo secuenciado hasta ahora, cuatro veces más antiguo que la secuenciación de un Neandertal de hace 100.000 años. La importancia radica en la posibilidad de encontrar ADN en organismos más antiguos.

7. Desenredando la dislexia

La dislexia puede ser causada por una desconexión cerebral reportaron científicos en Science. Una desconexión entre los centros cerebrales del habla y el oído, con lo cual se comienza a entender mejor lo que provoca este déficit para hallar una posible solución. Cuando la gente aprende a leer, sus cerebros hacen conexión entre los símbolos escritos y los componentes de las palabras habladas, pero las personas con dislexia tienen dificultad en identificar y manipular los sonidos del habla para ligarlos a los símbolos escritos. Los científicos hallaron que las representaciones fonéticas del lenguaje permanecen intactas en el cerebro pero son menos accesibles que en personas normales debido a un déficit en la conectividad.

8. Salido de toda norma

Astrónomos descubrieron el planeta extrasolar más alejado de su estrella de todos cuantos han sido detectados hasta hoy, revelaron los investigadores encabezados por Vanessa Bailey, de la Universidad de Arizona. El planeta, HD 106906 tiene 11 veces la masa de Júpiter es aún niño, con solo 13 millones de años de edad, y se halla a 650 veces la distancia Tierra-Sol. En comparación, el planeta menor Plutón se halla en promedio a unas 40 veces esa distancia. Los astrónomos no se explican bien cómo es posible tal separación. El artículo será publicado en Astrophysical Journal letters.

9. No me crean tan tonto

De los cocodrilos se ha pensado que son animales aletargados, perezosos, que pasan el día asoleándose y que tienen una potentísima mordida. No, no son así: son bien listos. Un estudio publicado en Ethology Ecology & Evolution revela una característica desconocida: utilizan herramientas para atraer aves. Son palos encima de su larga cabeza, que las aves desprevenidas intentan recoger para construir sus nidos y entonces son atrapadas por este gran depredador.

10. Alóoo… ¿con el hígado?

Científicos de la Universidad del Sur de Dinamarca realizaron un descubrimiento insólito, publicado en Cell Reports: la piel se comunica con el hígado, lo que puede ayudar a entender cómo las enfermedades de la piel pueden afectar el resto del cuerpo. Los investigadores, que buscaban otro asunto, se sorprendieron al ver que la piel, el órgano más largo del cuerpo, se comunica con el hígado. El hallazgo se produjo en ratones recién nacidos.

A ellas no se les olvida una cara

Psicología, biología Sin Comentarios

Aunque pueda haber hombres de memoria prodigiosa para recordar rostros, las mujeres son mucho mejores en esa tarea.

Un estudio nuevo de McMaster University sugiere que ellas pueden recordar mejor las caras en parte porque pasan más tiempo estudiando rasgos incluso sin conocerlas, una técnica que ayudaría a mejorar la memoria.

“La forma como movemos los ojos sobre el rostro de alguien que conocemos afecta nuestra capacidad para reconocer ese individuo luego”, explicó Jennifer Heisz, del Rotman Institute en Baycrest y profesor de en el Departamento de Kinesiología en McMaster University.

Ella fue coautora del paper con David Shore, profesor de sicología.

“El hallazgo aporta luces en los mecanismos potenciales de la memoria episódica y las diferencias entre los sexos. Descubrimos que las mujeres miraban más los rostros nuevos que los hombres, lo que les permite crear una memoria más rica y superior”.

Una tecnología de rastreo de ojos fue usada para monitorear hacia dónde miraban los participantes -ojos, nariz o boca- mientras se les mostraba una serie de rostros seleccionados al azar en una pantalla de computador. Cada cara recibía un nombre que los participantes debían recordar.

Un grupo hizo la prueba durante un día, otro durante 4. “Encontramos que las mujeres se fijaban más en los rasgos que los hombres, una situación que se da sin darse cuenta. Las personas por lo general no notan dónde se fijan sus ojos, es algo inconsciente”.

Con este hallazgo se podría enseñar a las personas a escanear más y así tener mejor memoria.

El estudio fue publicado en Psychological Science.

« Anteriores