Con razón olvidamos los recados

biología Sin Comentarios

No deberíamos culparnos si se nos olvidó lo que nos pidieron que compráramos. Científicos de la Universidad de Iowa realizaron un estudio que reveló que cuando se trata de la memoria no recordamos cosas con tanta claridad como cuando las vemos o tocamos.

“Parece que sí hay mérito para el proverbio chino “escucho y olvido; veo y recuerdo”, según el autor del estudio, James Bigelow.

Resulta que contrario a lo que creemos, las zonas del cerebro relacionadas con la memoria están integradas, pero el estudio sugiere que existen caminos separados para procesar la información.

Los hallazgos sugieren además que el cerebro puede procesar la información auditiva de modo diferente a la visual y táctil y que se requerirían estrategias alternativas para mejorar la recordación, tales como más repetición mental, según Amy Poremba, participante en el estudio que fue publicado en Plos One.

En el estudio con 100 estudiantes sometidos a una variedad de sonidos, elementos visuales y cosas que podían sentir, recordaban menos los sonidos que lo demás.

En otro experimento escuchaban tonos en audífonos, miraban cuadrados rojos y sentían vibraciones suaves en una barra de aluminio. Cada cosa separada de 1 a 32 segundos. La memoria se reducía a medida que pasaban los segundos y era mayor el olvido para los tonos escuchados: de los 4 a los 8 segundos comenzaban a olvidarse.

En una prueba más se examinó su memoria usando cosas que se encuentran el el día a día. Entre una hora y una semana después los estudiantes eran más malos para recordar los sonidos.

Ciencia anticonceptiva: Mis 10 noticias científicas de la semana (1-7)

Antropología, Astronomía, Genética, Medicina, Salud, Sexualidad, biología Sin Comentarios

1. Que no salgan de casa

Científicos australianos reportaron en Proceedings of the National Academy of Sciences cómo lograr mediante una nueva técnica un método anticonceptivo masculino eficaz: conteniendo la salida de espermatozoides. Los intentos de hallar esa píldora para hombres se han centrado en hacer que estos no funcionen al interrumpir la producción de hormonas como la testosterona, lo cual trae efectos secundarios molestos. En el nuevo estudio en ratones la eyaculación fue normal, pero los espermatozoides no eran expulsados por los conductos deferentes hacia los testículos, por lo cual el semen no los portaba. El método es reversible dijeron y en el caso de los ratones se modificaron unos genes en su ADN, pero en humanos se lograría con drogas.

2. Esa leche sí sirvió

La leche materna no solo provee los nutrientes requeridos por el bebé sino que hace algo más: los prepara para los retos que vienen al dotarlos con una mejor memoria. Esto según un artículo aparecido esta semana en Nature Neuroscience. En él, Bingfang Liu de Weill Cornell Medical College halló que si la ratona carece de la proteína TNF produce una leche con bajos niveles de citoquinas -químicos involucrados en activar la respuesta inmunitaria. Si los recién nacidos beben una leche baja en este compuesto desarrollan un hipocampo más grande, esa parte del cerebro relacionada con la memoria. Como resultado, son mejores al recorrer laberintos y recordar la ubicación de objetos incluso en la edad adulta.

3. La magia perfecta

La mantis orquídea se esconde tan bien que en realidad parece na flor. Y aunque son muchos los animales que se mimetizan para evadir depredadores y hasta para cazar, este insecto tiene una característica adicional: atrae las posibles presas, que la visitan más que a las flores de verdad gracias a que no se distingue de 13 especies de flores de la zona donde vive en Malasia. El estudio aparece en The American Naturalist.

4. Un miedo muy duradero

En un estudio que desata controversias, científicos reportan la transmisión de miedos entre generaciones: ratones eran entrenados para sentir temor al oler un químico con esencia de cereza y almendra, acetofenona. Cuando tenían descendientes, estos también se mostraban más inquietos ante la presencia del olor, lo que sugiere que el efecto está mediado por cambios epigenéticos. El artículo apareció en Nature Neuroscience y la comunidad científica parece dividida sobre el hallazgo.

5. No se sabe si alguien la bebe

En dos estudios al tiempo, astrónomos reportaron lo que para ellos son señales evidentes de la presencia de agua en cinco planetas extrasolares del tipo Júpiter calientes, grandes cuerpos que viven muy cerca a sus estrellas. No es la primera vez que se demuestra la existencia en exoplanetas, pero no se habían presentado perfiles concluyentes de su existencia dijeron los astrónomos en el estudio en el Astrophysical Journal. Lejanos mundos cada vez más cercanos a la ciencia. Los planetas estudiados fueron WASP-17b, HD209458h, WASP-12b, WASP-19b y XO-1b.

6. Los huesos que hablan

La caverna Sima de los Huesos en el norte de España contiene una de las más grandes colecciones de fósiles de homíninos descubiertas. Científicos presentaron en Nature la secuenciación del ADN extraído de un fémur de alguien que vivió hace 400.000 años, el genoma más antiguo secuenciado hasta ahora, cuatro veces más antiguo que la secuenciación de un Neandertal de hace 100.000 años. La importancia radica en la posibilidad de encontrar ADN en organismos más antiguos.

7. Desenredando la dislexia

La dislexia puede ser causada por una desconexión cerebral reportaron científicos en Science. Una desconexión entre los centros cerebrales del habla y el oído, con lo cual se comienza a entender mejor lo que provoca este déficit para hallar una posible solución. Cuando la gente aprende a leer, sus cerebros hacen conexión entre los símbolos escritos y los componentes de las palabras habladas, pero las personas con dislexia tienen dificultad en identificar y manipular los sonidos del habla para ligarlos a los símbolos escritos. Los científicos hallaron que las representaciones fonéticas del lenguaje permanecen intactas en el cerebro pero son menos accesibles que en personas normales debido a un déficit en la conectividad.

8. Salido de toda norma

Astrónomos descubrieron el planeta extrasolar más alejado de su estrella de todos cuantos han sido detectados hasta hoy, revelaron los investigadores encabezados por Vanessa Bailey, de la Universidad de Arizona. El planeta, HD 106906 tiene 11 veces la masa de Júpiter es aún niño, con solo 13 millones de años de edad, y se halla a 650 veces la distancia Tierra-Sol. En comparación, el planeta menor Plutón se halla en promedio a unas 40 veces esa distancia. Los astrónomos no se explican bien cómo es posible tal separación. El artículo será publicado en Astrophysical Journal letters.

9. No me crean tan tonto

De los cocodrilos se ha pensado que son animales aletargados, perezosos, que pasan el día asoleándose y que tienen una potentísima mordida. No, no son así: son bien listos. Un estudio publicado en Ethology Ecology & Evolution revela una característica desconocida: utilizan herramientas para atraer aves. Son palos encima de su larga cabeza, que las aves desprevenidas intentan recoger para construir sus nidos y entonces son atrapadas por este gran depredador.

10. Alóoo… ¿con el hígado?

Científicos de la Universidad del Sur de Dinamarca realizaron un descubrimiento insólito, publicado en Cell Reports: la piel se comunica con el hígado, lo que puede ayudar a entender cómo las enfermedades de la piel pueden afectar el resto del cuerpo. Los investigadores, que buscaban otro asunto, se sorprendieron al ver que la piel, el órgano más largo del cuerpo, se comunica con el hígado. El hallazgo se produjo en ratones recién nacidos.

A ellas no se les olvida una cara

Psicología, biología Sin Comentarios

Aunque pueda haber hombres de memoria prodigiosa para recordar rostros, las mujeres son mucho mejores en esa tarea.

Un estudio nuevo de McMaster University sugiere que ellas pueden recordar mejor las caras en parte porque pasan más tiempo estudiando rasgos incluso sin conocerlas, una técnica que ayudaría a mejorar la memoria.

“La forma como movemos los ojos sobre el rostro de alguien que conocemos afecta nuestra capacidad para reconocer ese individuo luego”, explicó Jennifer Heisz, del Rotman Institute en Baycrest y profesor de en el Departamento de Kinesiología en McMaster University.

Ella fue coautora del paper con David Shore, profesor de sicología.

“El hallazgo aporta luces en los mecanismos potenciales de la memoria episódica y las diferencias entre los sexos. Descubrimos que las mujeres miraban más los rostros nuevos que los hombres, lo que les permite crear una memoria más rica y superior”.

Una tecnología de rastreo de ojos fue usada para monitorear hacia dónde miraban los participantes -ojos, nariz o boca- mientras se les mostraba una serie de rostros seleccionados al azar en una pantalla de computador. Cada cara recibía un nombre que los participantes debían recordar.

Un grupo hizo la prueba durante un día, otro durante 4. “Encontramos que las mujeres se fijaban más en los rasgos que los hombres, una situación que se da sin darse cuenta. Las personas por lo general no notan dónde se fijan sus ojos, es algo inconsciente”.

Con este hallazgo se podría enseñar a las personas a escanear más y así tener mejor memoria.

El estudio fue publicado en Psychological Science.

Con células humanas crean super ratones

Medicina, Neurociencias, Salud, biología Sin Comentarios

La intención no es la de crear el super ratón, pero algo así se está logrando.

Sí, al trasplantar células cerebrales humanas a ratones, estos se vuelven más listos, reveló un estudio.

No crea que el trasplante es de neuronas, esas que la mayoría piensa que controlan los pensamientos. No: les trasplantaron células cerebrales llamadas gliales, que apoyan las neuronas e intervienen en el procesamiento cerebral de la información.

Los científicos han visto las gliales, incluido un subgrupo denominado astrocitos, como células de apoyo que alimentan las neuronas y ayudan a mantener el cerebro unido.

En el nuevo estudio publicado en Cell Stem Cell, se muestra que esas células también influyen en la formación de la memoria, dijo R. Douglas Fields a ScienceNews. Él no participó en el estudio.

En este, investigadores liderados por el neurólogo y biólogo de células madre Steven Goldman y el neurobiólogo Maiken Nedergaard del centro médico de la Universidad de Rochester en Nueva York, implantaron células gliales progenitoras en los cerebros de ratones recién nacidos. Estas son un tipo de células madres que originan varias variedades de gliales, incluyendo los astrocitos. Antes, los investigadores habían trasplantado células gliales progenitoras humanas a cerebros de ratones con un desorden parecido a la esclerosis, lo que les permitió vivir una vida normal. El resultado trajo la promesa de que tales trasplantes podrían ayudar a personas con problemas neurológicos.

Los ratones trasplantados suplantaron las células progenitoras de los ratones.

Los científicos de Rochester examinaron las células gliales progenitoras humanas en ratones normales. Hacia los 6 meses de nacidos, estas habían suplantado las células de los ratones, incluidos los astrocitos.

Tras una serie de tests, los ratones mostraron que aprendían más, distinguían nuevos objetos y conocían que ciertos sonidos significaban un shock eléctrico.

Dada la forma como se elaboró el experimento, parece que el fortalecimiento de la memoria provino de las células humanas.

Casi lista la supercomputadora Titán

Física, Tecnología Sin Comentarios

Quién pudiera tener un ‘monstrico’ de estos: el Laboratorio Oak Ridge del Departamento de Energía de Estados Unidos lanzó una nueva era de supercomputación científica con Titán, un sistema capaz de realizar más de 20.000 trillones de cálculos por segundo empleando una familia de procesadores denominados unidades de procesamiento gráfico creadas en un principio para juegos.

Titán será 10 veces más potente que el sistema Jaguar, sobreponiéndose a las limitaciones de espacio y poder de la generación previa de computadores de alto desempeño.

Titán proveerá una capacidad de computación sin precedentes para investigaciones sobre energía, cambio climático, eficiencia de motores, materiales y otras disciplinas.

El sistema XK7 contiene 18.688 nodos, cada uno con 16 procesadores AMD core Opteron 6274 y una unidad de procesamiento de gráficos NVIDIA Tesla K20. Dispone además de más de 700 terabytes de memoria. Pese a todo esto ocupa el mismo espacio que su predecesor Jaguar utilizando solo un poco de más electricidad.

Como manejará cientos de cálculos simultáneamente ofrecerá más velocidad y precisión. “Permitirá a los científicos simular sistemas físicos con mayor realidad y con mucho más detalle”, dijo James Hack, del ORNL’s National Center for Computational Sciences.

“Las mejoras en la fidelidad de la simulación acelerará el progreso en un amplio rango de áreas de investigación tales como las energías alternativas y la eficiencia energética, la identificación y desarrollo de materiales novedosos y útiles y la oportunidad de proyecciones más avanzadas del cambio climático”.

Esta supercomputadora comenzará a operar en 2013.

Tres ejemplos de que el ejercicio es esencial

General, Neurociencias, Salud Sin Comentarios

No coma cuento, porque no alimenta. Eso de las dietas tiene sus bemoles. Pero bueno, si la hace o no, ¡haga ejercicio! En ello está la salud.

Si no, veamos tres ejemplos de estudios aparecidos en los últimos días, que dan para pensar.

Caso 1.

Las personas que hacen ejercicio hacia los 70 años protegen mejor su cerebro de los cambios relacionados con la edad que aquellos que no se ejercitan, según sicólogos y expertos en neuroimágenes de la Universidad de Edimburgo, que no hallaron beneficio para la salud mental por la participación en actividades sociales o involucrarse en actividades estimulantes.

El encogimiento cerebral está ligado a problemas de memoria y pensamiento y los científicos dicen sus hallazgos sugieren que el ejercicio es potencialmente un camino importante para mantener un cerebro sano en cuanto a tamaño y para reducir daños.

También examinaron la materia blanca cerebral, esa conexión que transmite mensajes por todo el cerebro. Las personas de más de 70 años que eran más activas físicamente tenían menos áreas afectadas que aquellos que no lo hacían. Además los primeros tenían más materia gris.

Caso 2

El pobre desempeño físico en actividades como caminar se asoció con mayores posibilidades de demencia en un estudio con personas de 90 años y mayores, según un reporte en Archives of Neurology.

El estudio conducido por Szofia S. Bullain y colegas de la Universidad de California en Irvine involucró 629 participantes. El promedio de edad era 94 años y la mayoría eran mujeres.

“Nuestro estudio halló una fuerte asociación de dependencia entre el pobre desempeño físico y la demencia en los más ancianos”, dijeron los autores. “Los resultados sugieren que incluso modestas reducciones en el desempeño físico están vinculadas con mayores posibilidades de demencia”.

Caso 3

Tener estilos sanos como no fumar, consumir alcohol moderadamente y ejercitarse, así como comer frutas y verduras a diario lleva a que las personas tengan una mejor salud mientras envejecen, según un estudio en CMAJ.

“Nuestro estudio muestra el impacto acumulativo de las conductas saludables en un envejecimiento exitoso, con mayor beneficio mientras más conductas saludables se tengan”, escribió Séverine Sabia, del Department of Epidemiology and Public Health, UCL (University College London), junto a los coautores.

El envejecimiento exitoso es definido como mantener la habilidad de desempeñarse bien, con buena movilidad, capacidades cognitivas, función respiratoria, salud mental y sin enfermedades crónicas como diabetes, cáncer, insuficiencias cardiacas, derrame ni discapacidad a la edad de 60 o más años.

El pulpo está entre animales con conciencia

Neurociencias, biología 3 Comentarios

Se sabe que los elefantes cooperan para resolver problemas; los chimpancés enseñan a sus jóvenes a elaborar herramientas. ¿Y los pulpos? Pues parece que son capaces de planear.

Estos animales marinos fueron incluidos en la lista de animales con conciencia según un grupo de neurocientíficos cognitivos y computacionales, que suscribieron la Declaración de Conciencia de Cambrigde reportó Katherine Harmon en Scientific American.

La Declaración sostiene que el privilegiado estado de autoconciencia no es exclusivo del Homo sapiens.

“El peso de la evidencia indica que los humanos no son los únicos que poseen los sustratos neurológicos que generan la conciencia”, escribieron los científicos. “Animales no humanos, incluyendo todos los mamíferos y aves, y muchas otras criaturas, incluyendo los pulpos, también poseen esos sustratos neurológicos”.

El pulpo es el único invertebrado en la lista gracias a una copiosa serie de investigaciones que respaldan la aseveración. En 2009 un estudio mostró que algunos recogen conchas del coco y las usan como habitación portátil, un ejemplo de uso de herramientas. Otro estudio documentó su sofisticada navegación espacial y su memoria. Reportes anecdóticos de científicos, como Jennifer Mather, describen pulpos que vagan por el piso marino para recoger el número exacto de rocas que permiten hacer más pequeña la entrada a su cueva. Y experimentos en laboratorio muestran que pulpos mantenidos en tanques cambian su comportamiento por la ausencia de un ambiente rico que los mantenga estimulados.

Los científicos aceptan la existencia de conciencia en otros especies por una razón básica: la anatomía cerebral: muchas redes nerviosas involucradas en la atención, el sueño y la toma de decisiones parece haber surgido en el proceso evolutivo tan temprano como la gran radiación de invertebrados, siendo evidente en insectos y moluscos cefalópodos como el pulpo.

Incluso las emociones, dice la declaración, no dependen de que el animal tenga una estructura cerebral particular, como nuestra corteza. De hecho, muchas otras regiones neuronales se activan cuando nos emocionamos y son muy importantes en la generación de conductas emocionales en los animales, dice la declaración.

Tocar instrumento detendría el envejecimiento

General, Psicología, Salud, biología 1 Comentario

Una de las cosas que más durará en su vida es… la música. Sí: las clases de música en las que su mamá insistió le traerán beneficios que podrían durar hasta el final de sus días.

Un estudio conducido por Brenda Hanna-Pladdy, neuropsicóloga clínica en Emory’s School of Medicine, aporta evidencias adicionales de que el entrenamiento instrumental musical, comparado con otras actividades, puede reducir los efectos de la pérdida de memoria y el envejecimiento cognitivo.

Es el segundo estudio de Hanna-Pladdy y confirma lo hallado por otro en 2011 en el que se reveló que los músicos con al menos 10 años de entrenamiento instrumental tenían agudeza mental a avanzada edad.

El nuevo estudio fue publicado en el número de julio de Frontiers in Human Neuroscience.

“Este confirma que la actividad musical preserva el conocimiento mientras envejecemos”, dijo la investigadora.

“Un rango de beneficios cognitivos, incluyendo la memoria, eran retenidos por músicos entre los 60 y 80 años si habían tocado un instrumento al menos 10 años a través de su vida, confirmando que la preservación de esas ventajas no depende de la actividad continua. En otras palabras, no se trata de úselo o piérdalo”.

Las mejoras cognitivas en músicos adultos incluyeron un rango de funciones verbales y no verbales, así como la memoria, central a la enfermedad de Alzheimer.

Si bien los años de tocar un instrumento eran el mejor indicador de conocimiento en edad avanzada, los resultados revelaron diferentes periodos sensibles para el desarrollo cognitivo a través de la vida. Una adquisición temprana, antes de los 9 años de edad, predecía las funciones de memoria de trabajo verbal tal como recordar y reorganizar dígitos en la cabeza, consistente con periodos tempranos sensibles del desarrollo cerebral.

La actividad musical sostenida en edad avanzada predecía otras capacidades no verbales incluyendo el juicio viso-espacial, lo que sugiere que nunca es tarde para estar activo musicalmente.

Hallan que el café protegería contra Alzheimer

General, Neurociencias, Salud Sin Comentarios

Puede que el café no enseñe, pero ayuda a no olvidar. Un estudio que monitoreó la mejora y los procesos de pensamiento de mayores de 65 encontró que aquellos con altos niveles de cafeína en la sangre evitaron la aparición del Alzheimer en los 2 a 4 años que duró el estudio.

El café parecía ser la mayor o la única fuente de cafeína en esas personas, dijeron científicos de las Universidades South Florida y Miami, lo que sería la primera evidencia directa de que la ingestión de cafeína/café está asociada con un riesgo menor de demencia o de posponer su aparición.

Los hallazgos aparecen en la versión online de un artículo en el Journal of Alzheimer’s Disease.

“Los intrigantes resultados sugieren que los adultos mayores con problemas leves de memoria que beben niveles moderados de café –2, 3 tazas al día- no tendrán Alzheimer o al menos retrasan su aparición”, dijo Chuanhai Cao, cabeza del estudio y neurocientífico en la USF.

Los estudios, agregó, son consistentes con otros realizados previamente en ratones que sugieren el vínculo entre cafeína y protección contra el Alzheimer.

El estudio muestra que la protección ocurre probablemente aún en adultos de más edad con señales tempranas de la enfermedad, o sea la deficiencia cognitiva media. Las personas con esta condición experimentan cierta pérdida de memoria de corto plazo y el comienzo de la patología del Alzheimer en sus cerebros. Cada año, cerca del 15% de los pacientes con esa deficiencia progresan hacia el Alzheimer total.

El estudio se concentró en esa clase de pacientes.

Los niveles de cafeína en la sangre cuando comenzó el estudio eran mucho más bajos, 51%, en los participantes diagnosticados con la deficiencia cognitiva media y que desarrollaron a la demencia durante el estudio, que en aquellos que con esa condición que permanecieron estables los 2 a 4 años referidos.

Ninguno con la deficiencia media que desarrolló el Alzheimer luego tenían un nivel de cafeína sobre los 1.200 ng/ml equivalente a beber varias tazas de café pocas horas antes de tomarse la muestra. En contraste, muchos con la deficiencia cognitiva estable tenían niveles más altos a 1.200.

La cocaína encoge el cerebro

Neurociencias, Salud Sin Comentarios

Una razón más para no consumir cocaína: quienes la consumen en sus años 30 o 40, presentan cambios cerebrales como los observados en personas de 60 o más años.

En esas personas su cerebro está envejeciendo a un ritmo rápido.

Diversos estudios han mostrado que consumidores de drogas de edad media presentan a menudo problemas que se ven más en personas de edad, tales como pérdida de memoria, mayor susceptibilidad a infecciones y tasas más altas de enfermedad cardiovascular.

También, las tasas de muerte prematura en ese grupo son 8 veces mayores que en la población en general.

Los adictos a la cocaína se desempeñan peor en tareas que involucran un área del cerebro, la corteza prefrontal, que incide en la memoria, la atención y el tiempo de reacción.

Al ver que estos drogadictos de edad media presentaban problemas similares a los de los personas de 60 y más años, Karen Ersche, de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y colegas se dieron a la tarea de investigar si el consumo habitual de cocaína aceleraba los cambios en el cerebro.

Para eso estudiaron 120 personas de 18 a 50 años de edad. La mitad había consumido cocaína al menos durante 10 años.

Con la edad, el cerebro se encoge. Entre quienes consumían cocaína, la tasa de encogimiento fue 2 veces mayor que en el grupo de los que no consumían (3 milímetros por año versus 1,7 milímetros). El estudio apareció en Molecular Psychiatry.

Los investigadores explicaron que el consumo de alcohol, que por lo general va de la mano con el consumo de cocaína, no parece incidir en el encogimiento.

Si la población en algunos países está envejeciendo, este hallazgo suma un ingrediente a esa problemática.

« Anteriores