Resumen científico de la semana

Astrofísica, Astronomía, Cáncerología, Evolución, Genética, Neurociencias, biología Sin Comentarios

1. Porqué no pierdo peso

Hay personas, hombres y mujeres que se esfuerzan mucho, pero nada. Es duro que pierdan peso. Un estudio de los Institutos de Salud de Estados Unidos encontró evidencias serias de que personas con ciertas fisiologías pierden menos peso que otros aunque limiten sus calorías. El estudio apareció en Diabetes. Pese a ello, una dieta balanceada y ejercicio debe darles resultado a largo plazo. Los investigadores no saben si esa resistencia es heredada o se adquiere con el tiempo.Foto womenhealth.gov.

2. Los bichos os delatarán

No, no es necesario saber cuál es el genoma personal. No, para identificar una ´persona hay otra manera que no se conocía hasta ahora: los microbios que poseemos en nuestro organismo, el llamado microbioma es una huella personal, tal como la ordenación de nuestro material genético. Eso sugiere un estudio publicado en PNAS, un hallazgo que por lo menos genera inquietud sobre la privacidad de esa información. También podría ser usado en investigación criminal.

3. Amanecer nublado

Un estudio aparecido en el Astrophysical Journal reveló cómo es el estado del tiempo en algunos planetas extrasolares, en los cuales parece que hay nubosidad en la mañana y calor días despejados en la tarde. Son planetas calientes tipo Júpiter, que residen muy cerca a su estrella, inhóspitos para la vida, con más de 1.600 grados centígrados. Los investigadores se basaron en información proporcionada por el telescopio espacial Kepler.

4. Qué rata tan noble

Cuando una rata se está ahogando, otra, que ya ha vivido la experiencia de luchar contra el agua, le presenta u pata para que se agarre y se salve. No es un sueño. No. Es un estudio que apareció esta semana en Animal Cognition y que muestra un aspecto no conocido de estos roedores con mala fama entre muchos humanos. El hallazgo sugiere que actúan pro-socialmente.

5. Calientico, calientico

Científicos de NOAA reportaron en Science el hallazgo del primer pez de sangre caliente, el pez luna, conocido en varios mares. Vive a entre 40 y 400 metros de profundidad. Esa característica la permite moverse más rápido y ser un buen cazador, a diferencia de otros que viven en esas profundidades, que deben economizar energía. Se encontró que sus agallas son muy distintas a las de los demás peces.

6. Una nariz muy particular

Científicos crearon embriones de pollos con caras que los hacen parecer a sus remotos ancestros: los dinosaurios, según una investigación publicada en Evolution. En su trabajo, inhibieron la expresión de genes relacionados con la formación de la nariz en esos embriones, con lo cual parecían más con la trompa de dinosaurio que con el pico característico de pollos y gallinas, un estudio que trata de determinar cómo fue ese proceso evolutivo.

7. A bañarse en Europa

Experimentos en laboratorio conducidos por científicos de la Nasa sugieren que el material oscuro que se observa sobre la superficie de la luna Europa en Júpiter es probablemente sal marina, revelando una conexión entre el océano de agua subterráneo que los estudios sugieren existe allí y la superficie. Esto aumentaría la probabilidad de existencia de alguna forma de vida. Europa será el destino de futura misión espacial, probablemente en la década que viene.

8. Primer cuasar cuádruple

En un hallazgo sorprendente científicos reportaron en Science el hallazgo del primer cuasar cuádruple, cuatro extraños agujeros negros activos situados en proximidad uno del otro, una de las estructuras más masivas descubiertas en el universo temprano rodeada por una nebulosa de gas frío. O es una coincidencia de 1 en 10 millones o hay que repensar los modelos de evolución de los cuasares y de formación de las más grandes estructuras. Los cuasares son una breve fase de la evolución galáctica alimentada por materia que cae en un gigantesco agujero negro en el centro de una galaxia.

9. Dos que parecen una

Hace 230 años fue descubierta Delta Cefhei, un prototipo que dio lugar a las cefeidas, estrellas variables en brillo que se utilizan para medir distancias cósmicas. Ahora, científicos dicen que se trata no de una sino de dos estrellas: es una estrella doble, sistema binario, en el cual la compañera había escapado a la observación quizás por su baja luminosidad. El artículo apareció en Astrophysical Journal.

10. Contra el cáncer cervical

La nueva vacuna contra el papilomavirus humano 9-valente puede prevenir 80% de los cánceres cervicales si se administra a niños de 11-12 años antes de que estén expuestos al virus. Comercializada como Gardasil-9 también protege un 8 por ciento adicional contra el cáncer orofaríngeo, que incluyen la base de la lengua y las amígdalas. La vacuna actúa contra siete tipos del papilomavirus humano. La cobertura en protección es un 13% mayor que las primeras vacunas. El estudio apareció en el JNCI.

Las 10 noticias científicas de la semana

Astrofísica, Astronomía, Física, Genética, Medicina, Neurociencias, Salud, biología Sin Comentarios

1. Te comen por los genes

Un nuevo estudio publicado en Plos One sugiere que los mosquitos prefieren unos humanos sobre otros debido a los genes. Se sabe que unas personas son más dulces para las picaduras. Se sabe que a las mujeres embarazadas las pican más, así como a las personas con más peso. Y el olor también los atrae. Este estudio sugiere que los genes vinculados al olor tienen que ver en esa dulce atracción de mosquitos.

2. Ediciones peligrosas

En un hecho sin par, científicos chinos reportaron haber realizado la primera edición de genética de embriones humanos, técnica mediante la cual se modifican embriones para remediar enfermedades antes del nacimiento y que se pasarán de generación en generación. El desarrollo apareció en Protein & Cell. En semanas pasadas científicos pidieron una moratoria en el tema por las implicaciones que trae, porque podría derivar en la modificación de los rasgos físicos del feto para que nazca ‘el niño perfecto!

3. El reloj del universo que nunca se atrasa

La hora exacta no es solo indispensable para cumplir con las citas. No. Lo es también para el sistema de posicionamiento geográfico (GPS) y muchas otras tecnologías. Bueno, científicos del Instituto de Tecnología y Estándares de Estados Unidos (NIST) mejoraron el reloj atómico de estroncio de modo que no se atrasa ni adelanta un segundo en ¡15.000 millones de años!, casi la edad del universo. El logro fue presentado en Nature Communications.

4. Abejas envenenadas

Dos estudios publicados en Nature agregan evidencias al portafolio científico que sugiere que unos insecticidas, los neonicotinoides, son responsables de la muerte masiva de abejas. Estas han venido declinando de manera alarmante, atribuyéndosele a diversas razones, pero la de los insecticidas toma cada vez más fuerza, surgiendo una división entre quienes piden su prohibición y los que defienden el uso.

5. Nadie sabe para quién trabaja

Una combinación de una droga antiviral y un medicamento contra el cáncer eliminó 100% el virus de la hepatitis B en paciente australianos, en un estudio en fase preclínica se reveló en Proceedings of the National Academy of Sciences. Se trata de la droga birinapant, usada contra el cáncer y del antiviral entecavir. No se han visto efectos colaterales. Hoy la hepatitis B es incurable.

6. Una batata transformada

Tanta discusión por los organismos modificados genéticamente y científicos acaban de descubrir una novedad que puede dejar perplejos a muchos: la batata de todo el mundo contiene genes de la bacteria Agrobacterium. Sí, es una papa modificada genéticamente de forma natural, un caso más de transferencia horizontal de genes. El hallazgo se hizo mientras se analizaba el ADN en busca de enfermedades virales. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

7. De grano en grano se llena el planeta

Un nuevo estudio revela cómo se hacen los asteroides y planetas: a partir de partículas milimétricas llamadas cóndrulos, que vienen a ser los bloques originales de la formación del Sistema Solar. Son reunidos por la fuerza de gravedad sugiere el estudio en Science Advances. Esas minúsculas partículas tienen el tamaño exacto para ser frenadas por el gas que orbita alrededor de la estrella joven siendo capturadas luego por los asteroides… y los planetas.

8. Cuánto valen los océanos

En un estudio denominado Reviving the Ocean Economy, investigadores del WWF tasaron en 24 trillones de dólares el valor de las pesquerías, los barcos y el turismo del océano, que produce a su vez un valor anual de 2,5 trillones en recursos, una cifra no muy distante de estimativos previos. La idea es llamar la atención sobre la necesidad de darle un manejo sostenible.

9. Me desaparecí

Neurocientíficos del Instituto Karolinska en Suecia reportaron una ilusión perceptual de tener un cuerpo invisible y mostraron cómo el sentimiento de invisibilidad cambia nuestra respuesta física al estrés en situaciones sociales comprometedoras. El estudio apareció en Scientific Reports. En el experimento las personas sintieron su cuerpo en otro lado. Antes se había creado la ilusión de invisibilidad para una mano.

10. ¡Atájenlas!

Astrónomos ya conocían estrellas errantes que se habían ido de sus galaxias, expulsadas en diversas circunstancias. Ahora un estudio en Science reveló la existencia de galaxias errantes, que partieron de su grupo galáctico y ahora andan solas por el espacio, lo que les deparará un destino solitario. Estas galaxias se desplazan a 3.000 kilómetros por segundo y ya no regresarán nunca más a su casa.

Las estrellas hablan

Astrofísica Sin Comentarios

Foto del Sol, nuestra estrella. Cortesía SDO

Las estrellas hablan, pero casi nadie puede escucharlas. Por accidente científicos descubrieron evidencias experimentales de que emiten sonidos.

Cuando examinaban en laboratorio la interacción entre un láser ultraintenso y el plasma, los investigadores hallaron algo inesperado.

Descubrieron que una billonésima de segundo antes de que el láser golpeara, el plasma fluía rápido de áreas de alta densidad a otras de menos, creándose algo como una congestión de tráfico. El plasma se apilaba en la interfaz entre las regiones de alta y baja densidad produciendo series de pulsos de presión: una onda de sonido.

Pero no es un ruido monstruoso por el que hubiera que llamar a las autoridades para que le bajara volumen. El sonido emitido es un alta frecuencia, tan alta que sería difícil hasta para los murciélagos y delfines. A casi un billón de hertz, el sonido no era solo inesperado sino también muy cercano a la más alta frecuencia posible con tal material, 6 millones de veces más alto que lo que se puede escuchar en cualquier mamífero.

“Una de las pocas localidades en la naturaleza donde creemos que ese efecto pueda ocurrir es en la superficie de las estrellas. cuando están acumulando nuevo material podrían generar un sonido similar al observado en laboratorio, es decir que las estrellas podrían estar cantando, pero como el sonido no se puede propagar por el vacío del espacio nadie puede escucharlas”, dijo el profesor Jophn Paslye, del Instituto del Plasma en la Universidad de York y participante en el estudio.

10 noticias científicas de la semana

Astrofísica, Astronomía, Genética, Paleontología, biología Sin Comentarios

Así habría sido el mar marciano. Cortesía ESO

1. Los marcianos se bañaban

Un estudio aparecido en Science reporta que Marte tuvo un océano con más agua que el Ártico y cubría una extensión mayor que la del Atlántico en la Tierra. El anuncio se hizo tras un análisis de datos durante 6 años en el cual se monitorearon las propiedades de la atmósfera marciana en distintos sitios, gracias al Very Large Telescope de ESO, al observatorio Keck y al telescopio de infrarrojos de la Nasa. El océano pudo tener hasta 140 metros de profundidad

2. Un poco más viejos

Una mandíbula hallada en el sitio Ledi-Geraru en la región de Agar en Etiopía parece llevar 400.00 años más atrás en el tiempo la aparición de los Homos. El fósil data de hace 2,8 millones de años según el artículo publicado en Science. Los fósiles entre hace 3,5 millones y 2,5 millones de años han sido esquivos, por lo que este hallazgo, que de todas maneras suscita controversia, es importante para trazar la historia de nuestra evolución. La mandíbula perteneció a alguien que vivió solo 200.000 años tras Lucy, la famosa Australopithecus afarensis.

3. Somos como los papás

Heredamos igual cantidad de mutaciones genéticas de madre y padre, pero un estudio publicado en Nature Genetics dice que usamos más del ADN heredado del papá. Genéticamente somos más como nuestros padres y no como nuestras madres. Un hallazgo que tiene implicaciones para el estudio de las enfermedades humanas. La investigación revela que en los mamíferos heredar una mutación tiene consecuencias distintas dependiendo de si son heredades de la madre o del padre.

4. ¡Apareció el pajarito!

Desde 1941 no se tenían noticias de él, de una pequeña y simpática ave, el timalí de Jerdon (Chrysomma altirostre), que mide unos 16 a 17 centímetros. Acaba de ser visto cerca al pueblo Myitkyo en Myanmar. El pájaro fue descrito por primera vez en 1862. El grupo que lo avistó encontró distintos individuos, tomando sangre y fotografías para su identificación. Una buena noticia para la vida.

5. La hormona que imita el ejercicio

Científicos han hallado una hormona que combate la ganancia de peso debida a una dieta alta en grasas y normaliza el metabolismo. Una hormona es una molécula que actúa como señal del cuerpo, desencadenando varias respuestas fisiológicas. La hormona es la MOTS-c y fue hallada en estudio con ratones. La investigación apareció en Cell Metabolism.

6. Universo apagado

En nuestra galaxia nace un manojo de estrellas cada año. Muchísimas en todo el universo, pero este no brilla entonces como debería de acuerdo con la cantidad de materia existente (gas). Cuando este se enfría comienza a colapsar para formar una nueva estrella. Algo hace que eso no suceda a la tasa prevista. Científicos creen tener una explicación: los alrededores de esas nubes son muy calientes y mediante conducción impiden que el gas se enfríe. La hipótesis fue publicada en Nature.

7. Apretón oloroso

Parece obvio: nos damos la mano, un apretón de manos, para saludar a alguien que encontramos, pero científicos creen que hay algo más y su estudio publicado en eLife sugiere que es para oler al otro, lo que nos puede proporcionar información. Antes fue más directo, hoy de modo subliminal, sugieren. Muchos mamíferos se huelen unos a otros cuando se encuentran. ¿Por qué ser la excepción?

8. Uno en cuatro

Un nuevo caso de planeta que se encuentra en un sistema de cuatro estrellas fue reportado por investigadores de la Nasa y su Jet Propulsion Laboratory. El sistema múltiple es denominado 30 Ari y se encuentra a 136 años luz de nosotros hacia la constelación Aries. El hallazgo sugiere que esa clase de formaciones serían más comunes d ellos pensados. El planeta es mucho más grande que Júpiter, no apto para la vida.

9. Para ver el universo

Astrónomos de la Universidad de Antioquia revelaron el proyecto para construir un telescopio profesional colombiano, de 2 metros, que estaría ubicado en el desierto de La Tatacoa en Huila y sería construido con un novedoso diseño. Se trata de un proyecto nacional que se encuentra parcialmente financiado. Una necesidad sentida por la comunidad astronómica, máxime con la cantidad de jóvenes que cursan el pregrado de Astronomía.

10. Un nuevo árbol

Investigadores presentaron el más grande y preciso árbol de la vida, calibrado con el tiempo, el cual revela que la vida se ha estado expandiendo a una tasa constante y confiere también importancia a las mutaciones al azar y al aislamiento geográfico como factores fuertes en la especiación. El estudio apareció en Molecular Biology and Evolution. El árbol contiene más de 50.000 especies, desde el inicio de la vida.

Hallan estrella que cruzó el Sistema Solar

Astrofísica, Astronomía Sin Comentarios

Cortesía Michael Osadciw-U. of Rochester

Aún hoy hay astrónomos buscando una estrella compañera del Sol. Otros buscan un posible planeta perdido de nuestro Sistema Solar. Hasta ahora ni lo uno ni lo otro.

Lo que sí parece que pudieron rastrear fue el paso de una estrella por nuestro Sistema hace 70.000 años. Y vaya si pasó cerca.

La estrella, que tiene una compañera, cruzó por la nube de Oort, esa remota región repleta de cometas y cuerpos fríos, a solo 0,8 años luz, cinco veces más cerca de lo que está la estrella más cercana a nosotros, Próxima Centauri.

No se conoce otro cuerpo que haya pasado tan cerca. Los efectos, de todas maneras, no debieron haber sido muy sentidos por nuestros primeros ancestros que en ese entonces aún se encontraban en las sabanas africanas.

En un artículo publicado en Astrophysical Journal Letters, Eric Mamajek de la Universidad de Rochester y colegas analizaron la velocidad y trayectoria de un sistema estelar de baja masa, denominado la estrella de Scholz.

Todo indica que pasó a unas 52.000 unidades astronómicas, equivalentes a 8 billones de kilómetros, muy cerca en términos astronómicos.

La nube se extiende desde unas 2.00 UA a unas 50.000 o 100.000, pues los investigadores no se ponen de acuerdo. Una UA es la distancia Sol-Tierra de 150 millones de kilómetros.

Los astrónomos dijeron que tienen una seguridad del 98% de que atravesó esa nube.

La estrella de Scholz se encuentra hoy a unos 20 años luz y presenta un movimiento tangencial muy bajo, alejándose del Sistema Solar a una velocidad elevada.

Hasta ahora la estrella candidata a tener el más cercano ‘vuelo’ por el Sistema Solar era HIP 85605, que se ha indicado que pasará cerca en unos 240.000 a 470.000 años, aunque Mamajek y colaboradores creen según sus cálculos que no se acercará dado que creen la distancia a la que está es diferente.

De pronto, al acercarse provocó una lluvia de cometas en la nube cambiando probablemente la órbita de algunos para ponerlos en camino al Sol, aunque es solo especulación. Pero de esa nube con frecuencia llegan cometas, como el reciente visitante Lovejoy, que anda de regreso a la región exterior del Sistema Solar.

Para Mamajek, un impacto mayor en la nube de Oort debe provenir de estrellas cercanas. El satélite europeo Gaia se encuentra realizando el mapa de 1 millón de estrellas de la galaxia, lo que podría dar más certeza sobre cuáles cruzaron por acá en el pasado y cuáles podrán hacerlo en el futuro.

Hoy la estrella de Scholz es pequeña una enana roja hacia la constelación Monoceros. Cuando se acercó al Sistema Solar hace 70.000 años debió tener un brillo mayor y quizás pudo ser observada a simple vista por los humanos entonces.

La estrella, con un 8% de la masa del Sol, es parte de un sistema binario, acompañada por una enana marrón, un cuerpo mayor que Júpiter pero que no llegó a ser estrella.

Qué buena semana tuvo la ciencia (25-31)

Antropología, Astrofísica, Astronomía, Física, General, Genética, Neurociencias, biología Sin Comentarios

Cortesía Nature

1. Primer cráneo fuera de África

Que el hombre emigró de África al Medio Oriente hace 100.000 años, luego de surgir como tal hace 200.000. O que pobló primero Eurasia hace 70.000 años. Un pedazo de cráneo hallado en una caverna en Israel parece ayudar a la solución: perteneció a alguien que vivió hace 55.000 años, era un humano africano que sugiere que la migración ocurrió hace 70.000 años, se asentaron en el Levante y de ahí poblaron Europa. El estudio apareció en Nature.

2. Anillos perdidos

La estrella anillada: astrónomos descubrieron un sistema de anillos en un objeto que gira en la joven estrella J1407 que es mucho más grande y pesado que el sistema de Saturno, según artículo avalado por el Astrophysical Journal. Parece que en él se han formado lunas. Son unos 30 anillos, cada uno de decenas de millones de kilómetros de diámetro: 120 millones de kilómetros, el doble de los de Saturno. El posible planeta sería gigante, pero no se ha visto aún.

3. Tengo sed

Científicos del HHMI encontraron, en trabajo con ratones, la zona del cerebro que regula la sed. Al activar ciertos genes en el órgano subfornical se genera sed aún si el animal está bien hidratado. Otros apagan ese deseo pese a requerir agua. Es un sistema que se mantiene en perfecto balance y que está relacionado también con la ingestión de sal, que activa la necesidad de beber. El estudio apareció en Nature.

4. Los pollitos dicen 1, 2, 3…

Los pollitos asocian valores numéricos bajos con el espacio a la izquierda y altos valores a la derecha, lo que sugiere que utilizan la misma línea mental de números que nosotros, o sea la representación espacial de estos de izquierda a derecha, según un estudio publicado en Science. Y al parecer no se trata de algo adquirido culturalmente sino de un rasgo que evolucionó hace millones de años.

5. Sorprendente hallazgo planetario

Con datos del observatorio espacial Kepler, astrónomos reportaron el hallazgo de la estrella más vieja con planetas: a 11.200 años luz, en la primera edad del universo. Se trata de la estrella Kepller-444, que alberga 5 planetas menores que la Tierra, con tamaños entre los de Mercurio y Venus. Sugiere esto que la formación de planetas se ha dado desde muy temprano y no es algo exclusivo de la última fase del universo. Recuérdese que el Sistema Solar tiene unos 4.600 millones de años. Y tiene implicaciones sobre la posibilidad de que se haya desarrollado vida mucho antes. El artículo apareció en el Astrophysical Journal.

6. Las serpientes más antiguas

Serpenteaban mucho antes de lo que se creía. Científicos reportaron en Nature Communications el hallazgo de fósiles de serpientes en Inglaterra, Portugal y Estados Unidos que datan de hace 143 a 167 millones de años, más de 70 millones de años antes de lo que se tenía registrado. Lo hallado aporta luces sobre la evolución de estos animales, sobre su cráneo y el momento en que perdieron sus patas.

7. Shssst… cerebro de bebé durmiendo

No hay descanso para los bebés mientras duermen. Un estudio revelado en Nature Communications, realizado en bebés de 9 a 16 meses, sugiere que su cerebro se mantiene activo al dormir. Comprobaron los investigadores que cuando toman una siesta, recuerdan mejor los nombres y solo tras dormir logran transferir los nombres aprendidos a los objetos nuevos similares.

8. Que se caiga el cabello

¿Se le cae el cabello? ¿Se quedó calvo? ¿Le molesta eso? Un nuevo paso hacia una posible solución dieron científicos del Sanford-Burnham Medical Research Institute al usar células madre inducidas pluripotentes para generar nuevo cabello. El artículo fue publicado en Plos One. El método provee una fuente inagotable de células del paciente para el trasplante y no está limitado por los folículos pilosos existentes.

9. Menopausia plástica

Preocupante: Mujeres en cuyos cuerpos se encuentran altos niveles de químicos hallados en plásticos, productos de cuidado personal, artículos para el hogar y el medio ambiente, experimentan la menopausia 2 a 4 años antes que las mujeres con menos cantidad de esos ingredientes, reveló un estudio en Plos One. Esos químicos están ligados a un declive en la función de los ovarios, que a su vez tiene relación con el desarrollo de enfermedad cardíaca, osteoporosis y otras condiciones.

10. Cómo revertir un huevo duro

Científicos averiguaron cómo hacer posible algo que pareciera que no lo es: cómo revertir un huevo hervido, duro, a su estado original. Y aunque no lo crea, no es un desafío a las leyes de la ciencia. Cuando se hierve un huevo, las proteínas en él se desdoblan y redoblan de una manera más intrincada. En el estudio ,os investigadores hallaron una forma de poner aparte esas proteínas en la clara del huevo y permitirles volver a su forma original. El estudio apareció en ChemBioChem y tiene aplicación para reducir costos de ciertas drogas para el cáncer y la producción de alimentos.

Toman imagen de nacimiento de planetas

Astrofísica, Astronomía Sin Comentarios

No tiene un millón de años y ya concibe hijos. Maternidad precoz la de la estrella HL Tauri a 450 años luz de la Tierra.

El potente telescopio Alma del Observatorio Europeo del Sur (ESO), presentó la primera imagen de una estrella alrededor de la cual se están formando planetas en un disco de polvo y gas. No se había logrado jamás tal detalle.

El hallazgo tomó por sorpresa a los científicos pues no esperaban encontrar planetas formándose alrededor de una estrella tan joven. En la imagen se observa una serie de anillos concéntricos separados por huecos.

Ese disco parece muy desarrollado, lo que sugiere que quizás la formación de planetas no toma tanto tiempo como se ha considerado.

Las estrellas como HL Tauri nacen en nubes de gas y polvo en regiones que han colapsado por efecto de la gravedad, formando así núcleos densos y calientes que al alcanzar la masa requerida se encienden por fusión nuclear convirtiéndose en estrellas. Por lo general quedan envueltas en el gas y el polvo sobrantes, el disco protoplanetario.

Tras un proceso en el que ocurren constantemente colisiones la materia se va juntando, formando grumos, haciéndose cada vez más grande para formar asteroides, cometas y planetas incluso. Estos irrumpirán y crearán anillos y huecos como los que se observan en la imagen.

Desde septiembre Alma ha estado observando el universo usando su base más amplia con antenas separadas hasta 15 kilómetros, campaña que irá hasta diciembre.

El Alma (Atacama Large Millimeter/Submillimeter Array), inaugurado recientemente, observa el universo en longitudes de onda alrededor de un milímetro. Es el dispositivo más potente hasta ahora, con 66 antenas de alta precisión a distancias de hasta 16 kilómetros.

Se cree que transformará la visión de mucha parte del universo. Y ya comenzó.

En luz visible HL Tauri se esconde detrás de una nube masiva de gas y polvo.

Las estructuras de la imagen tienen una resolución de solo 5 veces la distancia Tierra-Sol. La imagen que aparece es una ilustración, no la fotografía.

Estrella salió con rasguños de encuentro con agujero negro

Astrofísica, Astronomía Sin Comentarios

La galaxia antes y después del evento de disrupción. Cortesía SDSS, D. Bersier, J. Prieto

Nada de lo que cae en él puede escapar, pero algunos corren con suerte. Si pudiera decirse así.

Astrónomos reportaron el hallazgo de una estrella en una galaxia a 650 millones de años luz que escapó solo con rasguños de un intento del agüero por engullírsela.

La estrella solo perdió una milésima parte de la masa del Sol, algo así como la masa de Júpiter.

El hallazgo lo hicieron con telescopios de 15 centímetros de Hawai que son parte de un programa para rastrear el cielo cada 2 a 4 días.

“Es lo que se denomina un evento de disrupción de una estrella por los efectos de marea. Lo que nosotros observamos no fue la estrella en sí misma, sino el efecto que produce este evento: un haz luminoso muy brillante en el centro de la galaxia proveniente del material que se está ´comiendo´ el agujero negro supermasivo”, dijo en un informe de prensa José Luis Prieto, astrónomo del Instituto Milenio de Astrofísica MAS y académico del Núcleo de Astronomía de la Universidad Diego Portales, quien fue parte de la investigación.

En un principio pensaron que el evento luminoso era una explosión de supernova, pero se dieron cuenta que este fenómeno no correspondía por sus características particulares.

“En enero pasado descubrimos que el brillo del centro de la galaxia SDSS J110840.11+340552.2 aumentó dramáticamente, por lo que hicimos un estudio detallado con distintos telescopios – desde el telescopio de 15 centímetros de diámetro usado para el descubrimiento hasta el telescopio LBT de 8 metros de diámetro en Arizona, también incluyendo el telescopio espacial Swift – y en distintas longitudes de onda. Pudimos observar que la temperatura del evento transiente se mantuvo muy alta por más de tres meses, mientras que la temperatura de las supernovas generalmente disminuye en el mismo período. Además, el espectro era distinto al de explosiones de supernova”, señala Prieto.

La galaxia se sitúa a 650 millones de años luz y es parte del recientemente bautizado grupo Laniakea, del cual forma parte nuestra galaxia.

Los investigadores creen que esta serie de eventos son más comunes de lo creído.

La estrella tuvo suerte.

Las 10 noticias científicas de la semana (29-3)

Astrofísica, Astronomía, Física, Genética, Medicina, Neurociencias, Salud, Tecnología, biología Sin Comentarios

1. La amenazada vida del guepardo

Es el animal terrestre más veloz, pero de 100.000 individuos que había en 1900 solo quedan menos de 10.000 ¿A qué se debe el declive? Científicos decían que se debía a que este eximio cazador no es más fuerte que otros como la hiena y los leones, que le quitaban las presas luego de ese gran gasto energético en su cacería. Un estudio aparecido en Science sugiere que esa no es la razón, pues al analizar se encontró que para que la población diezmara se requeriría que los competidores le quitaran 50% o más de las presas que cazan, lo cual no es el caso. La culpa, ahora parece clara: la pérdida de hábitat y, como es usual hoy, la intervención humana. Foto cortesía Johnny Wilson.

2. Bienvenido: Escuela de reptiles

Un estudio publicado en Animal Cognition reveló por primera vez que los reptiles pueden aprender nuevas habilidades a través de la imitación real de la conducta de otros. No se trata de emulación sino de imitar: no solo el individuo copia lo que ve sino que entiende la intención detrás de la acción. Aprendizaje social que no se había reportado en estos animales. El estudio se realizó con dragones barbados (Pogona vitticeps).

3.Una superexplosión

Fue como el acabose. Y debió serlo en su entorno, pero menos mal estamos a 60 años luz. El satélite Swift de la Nasa detectó la secuencia más potente, caliente y fuerte de una llamarada solar jamás detectada, en una vecina enana roja. La serie fue 10.000 veces más potente que cualquiera registrada hasta hoy. Alcanzó temperaturas de 200 millones de grados Celsius, más de 12 veces más caliente que el centro del Sol. La superllamarada provino de una de las dos estrellas del sistema binario DG CVn. La detección se hizo el 23 de abril pasado.

4. Genes que vuelan bien

Si quiere saber para dónde van las mariposas, estudie sus genes. Bueno, no exactamente así, pero científicos publicaron en Nature que secuenciaron el genoma de 101 mariposas monarca de todo el globo, incluidas aquellas que no migran. La migración de estos insectos es una maravilla y ha intrigado a la ciencia. Los investigadores identificaron genes específicos que mejoran la función muscular en el vuelo sugiriendo que las grandes distancias que cubren en su viaje pudieron ayudar a seleccionar esos rasgos requeridos para volar con suma eficiencia. También hallaron un gen relacionado con su coloración, gen que no se había relacionado antes con la pigmentación.

5. Mi primo, el planeta

Se han hallado planetas girando en torno a una estrella, que son la mayoría de los detectados hasta ahora. U otros que orbitan una estrella de un sistema binario de estrellas. Por primera vez se encontraron dos planetas enormes tipo Júpiter, cada uno girando alrededor de las estrellas de un sistema binario Wasp-94A y Wasp-94B. Un nuevo abanico de posibilidades. El estudio apareció en Astronomy and Astrophysics.

6. Revirtiendo el alzheimer

Un pequeño estudio mostró que una novedosa técnica mejoró la capacidad mental en 9 de 10 pacientes con alzheimer en un período de 3 a 6 meses. Fue publicado en Aging. Se trata de un programa terapéutico de unos 14 elementos, del yoga a la reducción de carbohidratos, vitamina D3, aceite de pescado, melatonina entre otros. El programa fue desarrollado de Dale Bredesen, de la Universidad de California. Aunque pequeña la muestra, será replicada en grupos más grandes.

7. Los lentes de la invisibilidad

Científicos de la Universidad de Rochester desarrollaron un dispositivo para ocultar cosas a la vista, una clase de lentes que actúan en diferentes longitudes de onda de la luz y permiten que ‘desaparezca’ lo que se mira’. Los materiales usados, dijeron los investigadores, son ordinarios y baratos. El dispositivo dobla la luz y la envía a su centro, por lo que no es perfecto, teniendo la región invisibilizada forma de dona, un problema en el que ya trabajan. El avance fue presentado en Optics Express.

8. Pensé que era un árbol

Decenas de miles de murciélagos mueren contra las aspas de los montajes de energía eólica, una situación que preocupa a los investigadores. La mortalidad aumenta cuando hay poco viento. La mayoría de las víctimas son murciélagos que habitan en los árboles. Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que estos mamíferos son atraídos hacia las turbinas porque al parecer las ven como árboles, conclusión obtenida luego de analizar distintas variables y condiciones. Los casos de murciélagos de cuevas que mueren en las aspas son muchos menos.

9. Daños colaterales

No es extraño que en casos de neumonía se presenten fallas cardiacas, una relación que no se había esclarecido… hasta ahora. Investigadores hallaron pruebas sólidas de que la bacteria Streptococcus pneumoniae, la casa más común de adquirir neumonía, deja pequeñísimas lesiones en el corazón, que fueron detectadas en ratones, monos macacos y en autopsias en humanos. El estudio fue publicado en Plos Pathogen.

10. Encuentran la cuna del VIH

Una investigación liderada por científicos de las Universidades de Oxford y Leuven reconstruyó la historia genética del VIH-1 grupo M, que provocó la pandemia que se diseminó por todo el globo terráqueo. El resultado: se originó en Kinshasa (República Democrática del Congo) hacia 1920, con una seguridad del 95% que ocurrió entre 1909 y 1930. El VIH se ha transmitido de los grandes simios a los humanos al menos 13 veces pero solo una de esas originó la pandemia que ha infectado a más de 75 millones de personas. Entre 1920 y 1950 se juntaron varios factores como el crecimiento urbano, el desarrollo de los ferrocarriles en la colonia belga y cambios en el comercio sexual, que dieron paso a la presencia del VIH y su transmisión inicialmente a África y luego a todo el mundo. El estudio se publicó en Science.

El agua que bebemos es más vieja que el Sol

Astrofísica, Astronomía, Química Sin Comentarios

Proceso de formación del agua. Cortesía Bill Saxton, NSF/AUI/NRAO

¿Viejo el Sol? ¡Qué va! Vieja el agua.

Un estudio de astrónomos de la Universidad de Michigan sugiere que más de la mitad del agua de la Tierra es más vieja que el Sol y quizás más vieja que el mismo Sistema Solar.

El estudio teórico publicado en Science aporta más leña al fuego sobre el debate de hace cuánto se formó el agua en la Tierra y el Sistema Solar.

¿Surgieron las moléculas en los cometas o en los océanos junto con todo el Sistema en el disco de formación planetaria que rodeaba al joven Sol hace 4.600 millones de años? O ¿se originó el agua antes en la nube de la cual nació el Sol con su sistema?

De un 30 a 50% provino de la nube molecular según Ilse Cleeves, o sea cerca de 1.000 millones de años antes que el Sistema Solar.

Para llegar a esa conclusión, junto con el profesor Ted Bergin simuló la química en el proceso de formación del Sistema y se basaron en la relación de dos tipos de agua, la normal y la pesada. Aún hoy, dijeron, cometas y océanos tienen un una relación particular de agua pesada, tasas mayores que las del Sol.

La química nos dice que la Tierra recibió una contribución de agua de alguna fuente que era muy fría, solo unas decenas de grados sobre el cero absoluto, mientras el Sol siendo mucho más caliente ha borrado su huella de deuterio o agua pesada, según Bergin.

“Dejamos que la química (en el modelo) evolucionara 1 millón de años –el período común de un planeta formándose en el disco- y hallamos procesos químicos ineficientes e el disco para hacer agua pesada a través del Sistema Solar. Eso indica que si el disco planetario no pudo hacerla, la heredó”. O sea, una fracción de nuestra agua es anterior al Sol.

Las simulaciones sugieren que la formación del agua a partir de los átomos de hidrógeno y el oxígeno es un componente de las fases iniciales de formación estelar. Es esa agua que se sabe por observaciones que se forma solo a 10 grados sobre el cero absoluto antes del nacimiento de la estrella, la que se le da a los nacientes sistemas solares en todas partes.

« Anteriores