Cosa extraña ¡un asteroide con anillos!

Astronomía Sin Comentarios

Hace décadas se creía que solo Saturno los poseía. Luego se sumaron Júpiter, Urano y hasta Neptuno. Planetas con una característica: tienen anillos.

Científicos reportaron ahora, en Nature, un caso extraño: un asteroide que también los tiene. Su origen es un misterio pero podría ser el resultado de una colisión d ella que habría quedado un disco de escombros.

La observación del asteroide se hizo desde varios observatorios, incluido el de La Silla (Chile) de la ESO.

Este asteroide, Chariklo, fue observado mientras pasaba delante de una estrella brillante, detectándose que tiene dos anillos

“No estábamos buscando un anillo y no creíamos que cuerpos pequeños como Chariklo los tuvieran, por lo que el descubrimiento ha sido toda una sorpresa”, expresó Felipe Braga-Ribas (del Observatorio Nacional/MCTI en Río de Janeiro, Brasil) autor principal del nuevo artículo.

Chariklo es el miembro de mayor tamaño de un tipo de objetos, los centauros. Su órbita se encuentra entre la de Saturno y Urano. Los centauros  tienen órbitas inestables y cruzan las de los planetas gigantes.

El seguimiento se efectuó cuando pasó frente a la estrella UCAC4 248-108672 el 3 de junio del año pasado 2013, visto desde el sur de América.

Poco antes y poco después del tránsito hubo disminución en el brillo aparente de la estrella, indicando que algo en el asteroide bloqueaba la luz. Con la información se pudo reconstruir luego la forma, el tamaño del objeto y la forma, la anchura, la orientación y otras propiedades de los anillos.

Los anillos tendrían 3 y 7 kilómetros de ancho, separados por un espacio de 9 kilómetros. Chariklo mide 250 kilómetros.

Ría posible entonces que el asteroide tuviera una pequeña luna por ser descubierta, algo que no es inusual en otros objetos similares.

Mis 10 noticias científicas de la semana (9-15)

Antropología, Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Física, Genética, Geología, Medicina, Neurociencias, biología Sin Comentarios

1. Encuentran el primer amor

Hace 450 millones de años vivió en el mar un animal que acaba de ser denominado Luprisca incuba (homenaje a Lucina diosa del nacimiento), Un hecho que no es anormal en la ciencia actual: el hallazgo de nuevas especies extinguidas. Pero este crustáceo tiene una particularidad. El fósil aparece incubando sus huevos, mientras al parecer algunos hijos ya habían eclosionado. Viene a ser el registro más antiguo de cuidado materno. Los fósiles miden unos 2 a 3 milímetros y están muy bien preservados, con sus extremidades, concha y partes blandas. El artículo apareció publicado en Current Biology. En la foto el fósil de ostracodo hallado.

2. Enorme, enorme

Cosas grandes y la estrella que acaba de encontrar el Very Large Telescope del Observatorio Europeo del Sur (ESO). No solo es una de las 10 más grandes conocidas sino la mayor entre las de color amarillo. Esta gigante mide más de 1.300 veces el diámetro del Sol y es parte de un sistema binario con su compañía tan cercana que está en físico contacto con ella. Es 50% más grande que la conocida Betelgeuse, esa estrella de la constelación Orión. Denominada HR 5171A se encuentra a unos 12.000 años luz en Centauro y puede ser vista con el ojo desnudo.

3. De visita por el vecindario

¿Cuál es su casa? El país podría ser el universo; la ciudad, la Vía Láctea, nuestra galaxia. El barrio, el Sistema Solar. Pero ¿quién vive al lado? Un artículo en Monthy Notices of the Royal Astronomical Society recompuso el mapa organizó una ‘hoja’ local hasta los 34 millones de años luz de larga y 1,5 de gruesa. Allí están organizadas todas las galaxias brillantes en 20 millones de años luz. Somo parte de un pequeño grupo de galaxias, el Grupo Local que se extiende 3 millones de años luz, en el cual dos galaxias gigantes, la Vía Láctea y Andrómeda están envueltas por un círculo de una docena de galaxias.

4. ¿Quién habla por ahí?

Los elefantes africanos pueden distinguir voces humanas de acuerdo con su grupo étnico y saber si son de una mujer o un hombre. Eso revela un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences y realizado en el Parque Nacional Amboseli en Kenya. Esto demuestra que conocen quiénes vive en su lugar de residencia. En el estudio, por ejemplo, reaccionaban con temor ante voces de hombres massai, que los han enfrentado continuamente. Un conocimiento que les es útil para su supervivencia.

5. Agua enclaustrada

Un diamante originario de Brasil contiene minerales formados a unos 600 kilómetros de profundidad y cantidades importantes de agua, lo que sugiere que en el interior del planeta puede haber grandes depósitos del líquido, sugiriendo que en otros planetas rocosos podría suceder lo mismo. Los diamantes son traídos a la superficie por erupciones enormes de las rocas denominadas kimberlitas. En el diamante hallado en Mato Grosso se encontró ringwoodita, un mineral que solo se forma a entre 410 y 660 kilómetros de profundidad. El diamante tiene unos 100 millones de años. El estudio fue publicado en Nature.

6. Matabacterias

Un estudio publicado en Chemistry & Biology sugiere que algunas medicinas antiinflamatorias no esteroides actuarían también como antibióticos al bloquear una proteína del ADN de las bacterias. El reporte suscitó debate, pues algunos científicos no creen que de verificarse sea un nuevo elemento en la lucha contra las bacterias. Para otros puede ser una inhibición bioquímica del ADN por algunos de aquellos antiinflamatorios.

7. Una capa desgastada

Aunque en 1987 con el Protocolo de Montreal se prohibió y reglamentó el uso de productos nocivos para la benéfica capa de ozono que rodea al planeta y protege la vida de nocivos rayos ultravioleta,un estudio en Nature Geoscience reveló que más de 74.000 toneladas de tres nuevos clorofluorocarburos y un hidroclorofluorocarburo han sido liberadas a la atmósfera en los últimos años. Aunque es un número menor al que se emitía antes del Protocolo, es importante considerar su efecto.

8. Que suene la música

Múltiples regiones del genoma humano están relacionadas con la aptitud musical según un estudio en Molecular Psychiatry que describió dos genes que tienen que ver no solo con la formación del oído interno sino con los procesos auditivos neurocognitivos. En el estudio se analizaron las asociaciones entre los genomas de 767 personas. Aunque la genética tiene que ver, el ambiente incide también en la aptitud musical recordaron los investigadores.

9. No se escucha nada

Mediante láminas de plástico perforadas y dispuestas en escala, ingenieros de la Universidad Duke desarrollan el primer manto de invisibilidad para… ¡el sonido! El dispositivo reorienta las ondas de sonido para crear la impresión de que tanto el manto como algo debajo de él no están ahí. El estudio fue publicado en Nature Materials y es un logro más en temas de invisibilidad, un campo que se ha desarrollado con fuerza en los últimos cinco años. El manto acústico funciona en las tres dimensiones sin importar de dónde proviene el sonido.

10. Un pie viejo

Un estudio publicado en el Journal of Human Evolution entrega pruebas de que un esqueleto casi completo de un Australopithecus desenterrado durante una paciente labor de 13 años, bautizado Pie Grande, sí tiene al menos 3 millones de edad, contrario a otros informes que lo situaban en una época más reciente. El individuo fue encontrado en las cavernas de Gauteng en Sudáfrica.

Mis 10 noticias científicas de la semana (17-22)

Astrofísica, Astronomía, Física, Genética, Neurociencias, Psicología, biología Sin Comentarios

Cortesía U. Texas

1. Míster músculo

Cuando tire la red, piense que podría ser su musculatura. Científicos descubrieron que el nailon de pescar puede ser, mediante un procedimiento barato, convertirse en poderosos músculos artificiales, músculos que pueden levantar cien veces más peso y generar cien veces más potencia mecánica que músculos humanos del mismo peso y longitud, pudiendo generar 7,1 caballos de fuerza por kilogramo, casi tanto como un motor de jet. El estudio fue publicado en Science, realizado por un grupo internacional liderado por la Universidad de Texas en Dallas. El músculo es elaborado doblando y ensartando un polímero del nailon de alta resistencia y cosiendo las tiras.

2. Avatar, el mico

Científicos utilizaron un mico rhesus a la manera de un avatar en un experimento sin igual para examinar la capacidad de controlar un cuerpo o extremidad. Emplearon una máquina para convertir la actividad cerebral de un simio, denominado el máster, en impulsos eléctricos aplicados a la médula espinal de un animal sedado, el avatar, que se movió en respuesta al estímulo. Los resultados fueron publicados en Nature Communications y constituyen una aproximación a la traducción de pensamientos en el movimiento de pacientes paralizados.

3. Una estrella con mucha prisa

No la persiguen abejas. No. Una estrella caliente supermasiva Kappa Cassiopeiae escapa a una velocidad de 1.100 kilómetros por segundo en relación con sus vecinos. Y aunque esta clase de corredoras espaciales no es extraña hoy, hay un hecho especial que reveló la imagen del telescopio Spitzer: un arco rojo de material en su camino, un arco de choque que a veces se ve frente a las estrellas más veloces y masivas de la galaxia. Los arcos se forman cuando los campos magnéticos y el viento de partículas saliendo de la estrella colisionan con el gas y el polvo difusos que llenan el espacio interestelar. El arco está 4 años luz delante de esta y aunque la estrella se puede ver a simple vista, el arco no.

4. Ciencia en entredicho

Cuando en enero científicos japoneses reportaron un nuevo método para reprogramar células madre mediante un agente externo como ácido, lo que parecía muy sencillo, hubo una exclamación conjunta de quienes trabajan en el tema. Pero cuatro semanas después nadie ha podido replicar el desarrollo de los japoneses del Centro Riken en Kobe. Aunque es corto el tiempo, comienza a agitarse el mundo científico.

5. Vamos, ¡todas a salvo!

Aunque ya se había insinuado, un nuevo estudio en Plos One lo confirmó: en caso de inundación las hormigas usan una balsa. Pese a tan asombroso procedimiento, es mayor la sensación cuando se descubre que ¡la balsa son ellas mismas! Se unen de modo que forman una ‘embarcación’ a prueba de agua en la que se salvan, con reina y todo a bordo.

6. ¿Uvas con acné?

Proprionibacterium acnes es una bacteria asociada con la piel de los humanos, responsable del acné. Pues bien científicos la encontraron en la uva de vino italiana según un reporte en el journal Molecular Biology and Evolution, lo que representa un caso único de un patógeno humano que cruza la barrera natural para llegar a las plantas. El hallazgo se hizo cuando practicaban una muestra genética de la uva Vitis vinifera.

7. Ahí se conocen los amigos

Cuando un elefante asiático está inquieto, otro lo consuela según un estudio que será publicado en el journal Peer. Lo consuela tocándolo, un comportamiento difícil de observar en el mundo animal y que solo se ha reportado empíricamente en grandes simios, caninos y algunos córvidos. El estudio se enfocó en un grupo de 26 elefantes en cautiverio, seguido durante un año.

8. Marcando la depresión

Adolescentes que presenten una combinación de síntomas depresivos y niveles altos de la hormona cortisol tienen 14 más riesgo de desarrollar depresión severa que aquellos que no muestren ninguna de esas condiciones reveló un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Es la primera vez que se encuentra un marcador para la depresión, lo que ayudará a disponer de un tratamiento precoz.

9. Extrema precisión

Científicos reportaron en Nature que lograron medir con una precisión 13 veces mayor la masa del electrón y aunque la variación es mínima con respecto al valor que se manejaba desde 2006, será útil para confirmar el Modelo Estándar de la Física de partículas. El electrón tendría así 0.000548579909067 unidades de una masa atómica, definida como un doceavo de la masa del átomo de carbono 12 .

10. Contra la ceguera

La degeneración progresiva de los fotorreceptores de los ojos, los conos y bastones, provocan ceguera por enfermedades como retinitis pigmentaria y degeneración macular por le edad, No tienen tratamiento, pero científicos reportaron en Neuron un compuesto químico que en ratones permitió que otras células actuaran como receptoras mostrándose sensibles a la luz. Se espera que funcione en humanos, aunque es difícil decir hasta qué punto se podría recuperar la visión.

Así se detectó la supernova en la galaxia del Cigarro

Astrofísica, Astronomía Sin Comentarios

A veces las noticias llegan tarde, pero igual causan conmoción. Una estrella murió en una poderosa explosión hace 11,4 millones de años, pero su luz apenas llegó a la Tierra a comienzos de semana.

Una supernova. Sí, una supernova en la galaxia del Cigarro M82, una de las más cercanas y brillantes desde la supernova de 1987 en la vecina galaxia de la Gran Nube de Magallanes a solo 183.000 años luz.

Es una supernova del tipo Ia, de esas que se utilizan para calibrar las distancias en el espacio lejano.

Fue descubierta el 21 hacia las 7 de la noche hora de Londres, cuando Steve Fossey, astrónomo del University College London miraba con sus estudiantes imágenes de un modesto telescopio de 35 centímetros. En la pantalla aparecieron fotografías de M82 y de inmediato Fossey notó algo inusual: una estrella en el borde del disco galáctico, que no cuadraba con lo que recordaba. Con sus alumnos verificó que no hubiera errores y en efecto no los había, era una estrella con brillo especial.

Envió mensajes a colegas en el Caltech en Estados Unidos. Yi Cao se apersonó y preparó el espectrógrafo del telescopio de 3,5 metros de Nuevo México, pues el espectro es básico para confirmar una supernova. Y en efecto lo confirmó.

La supernova podría brillar por dos semanas más y ahora puede ser vista con binoculares hacia la constelación de la Osa Mayor, que aparece en nuestros cielos pasadas las 11 de la noche (por el nordeste).

Una supernova Ia se forma cuando una enana blanca recibe tanto material estelar. Cuando la masa pasa un umbral crítico desencadena una explosión termonuclear. Ese material puede provenir no tanto de una estrella normal o grande, sino de la mezcla de dos enanas blancas, lo que parece más común.

¿Había vida cuando el universo estaba chiquito?

Astronomía, biología Sin Comentarios

Los extraterrestres pudieron existir en el pasado lejano. Bueno, quizás ellos no, pero sí la vida en alguna otra forma. Pudo darse en la infancia del universo de acuerdo con un nuevo estudio.

Una serie de cálculos sugiere que el agua líquida, prerrequisito para la vida que conocemos, pudo haber estado en planetas rocosos solo 15 millones de años tras el Big Bang.

Eso deduce Abraham Loeb, astrofísico en Harvard, al analizar que en el universo temprano la energía requerida para mantener agua líquida podía provenir de la radiación cósmica de fondo de microondas en vez de estrellas. Hoy la temperatura de esa reliquia de radiación es de solo 2,7 K, pero unos 15 millones de años tras el Big Bang era de 300 K. Loeb puso su estudio en arXiv.com.

Los planetas rocosos, agregó, pudieron existir entonces entonces en puntos donde la materia era excepcionalmente densa, conduciendo a la formación de estrellas masivas de corta vida que enriquecieron tales áreas con los elementos necesarios para hacer planetas.

Para Loeb habría habido una época habitable de 2 a 3 millones de años durante los cuales los planetas pudieron contener agua líquida independiente de la distancia a la estrella. “El universo entero fue una vez una incubadora de vida”.

Los cálculos también desafían el principio antrópico, una línea de razonamiento que es invocada para explicar porqué ciertos parámetros físicos parecen estar dispuestos en valores precisos requeridos para la vida: el universo es como es porque existen seres para observarlo. El principio es consistente con la idea de un multiverso. Si varios universos existen, cada uno basado en parámetros distintos entonces los seres inteligentes no deberían sorprenderse de hallarse a sí mismos en uno de esos parámetros adecuados para la vida.

¿Válidos los cálculos? Quedan al escrutinio de los expertos pero es una hipótesis llamativa aunque difícil de comprobar: esa vida ya no está…

Detectan agua en 5 exoplanetas

Astronomía, Física, Geología, Química Sin Comentarios

Dibujo cortesía Nasa

Se ha visto el color azulado de alguno, algunas trazas de atmósfera en otros, pero ahora dos grupos de astrónomos se valieron del telescopio espacial Hubble para detectar débiles señales de agua en cinco lejanos planetas.

Antes se había visto esa señal en algunos de los planetas extrasolares, pero ahora este estudio presenta de manera concluyente los perfiles y la intensidad del agua en esos lejanos mundos.

Los planetas, WASP-17b, HD209458b, WASP-12b, WASP-19b y XO-1b, orbitan estrellas cercanas. La fuerza de las señales de agua varían. El WASO-17b, con una atmósfera con vientos, y HD209458b presentaron las más fuertes, pero los otros también muestran huellas consistentes con el agua.

“Este trabajo abre la puerta para a las comparaciones de cuánta agua está presente en los distintos tipos de exoplanetas, por ejemplo los calientes versus los fríos”, expresó Avi Mandell, científico planetario en el Centro Goddard de la Nasa y autor principal del estudio publicado en el Astrophysical Jurnal.

Los estudios hacen parte de un censo de atmósferas en exoplanetas liderado por Drake Deming, de la Universidad de Maryland.

Las observaciones se hicieron en una variedad de longitudes de onda donde la huella del agua, de existir, debe aparecer.

Esas señales fueron más tenues de lo esperado, sospechándose que podría tratarse de una capa de polvo o niebla que cubre los cinco planetas.

Los cinco planetas son del tipo Júpiter caliente, mundos grandes que orbitan cerca a sus estrellas y que además dan a entender que ambientes nubosos pueden ser comunes en planetas cercanos a sus soles.

Sí hay otras Tierras por allá

Astronomía Sin Comentarios

Dibujo cortesía CfA

Ahora son dos que me parecen uno… astrónomos encontraron el primer planeta rocoso del tamaño de la Tierra, Kepler-78b, aunque con una pequeña diferencia: vive muy cerca de su estrella madre y su año solo dura 8,5 horas, por lo que debe ser un verdadero infierno y se estima que, en términos astronómicos, no durará mucho: será consumido.

Los resultados del hallazgo fueron publicados en Nature y significan que puede haber muchísimas Tierras en otros soles.

Para los científicos del programa Kepler, el observatorio de planetas que se averió hace pocos meses pero que es el que más exoplanetas detectó, es parecido a otro que había sido encontrado. Kepler-10b, aunque menor e igual a la Tierra.

“La familia de exoplanetas de Kepler crece”, expresó Natalia Batalha, científica de Kepler y quien dirigió el hallazgo de Kepler-10b.

Para el hallazgo, dos grupos independientes de astrónomos usaron telescopios en la Tierra para caracterizar y confirmar la existencia de Kepler-78b. Para determinar su masa, emplearon el método de velocidad radial con el que midieron cuál era la influencia del planeta en la estrella. El Kepler determina el radio por la cantidad de luz bloqueada cuando pasa delante de su sol.

Varios planetas del tamaño de la Tierra se han encontrado, pero este es el primero, según los autores, al que se le midió tanto la masa como el tamaño. Con esa información se puede calcular la densidad y determinar de qué está hecho.

Kepler-78b es 1,2 veces el tamaño de la Tierra y 1,7 más masivo, con una densidad similar a la de nuestro planeta. Esto sugiere que está hecho de roca y hierro. Su estrella es algo más pequeña y menos masiva que el Sol y se halla a unos 400 años luz hacia la constelación del Cisne.

Y es parte de un nuevo grupo de planetas revelado por Kepler: esos que dan una vuelta a su estrella en menos de 12 horas y que por lo general son pequeños.

Kepler estudió una pequeña región del espacio hacia esa constelación, analizando unas 150.000 estrellas.

Ahora, confirmado que sí existen planetas rocosos del tamaño de la Tierra el objetivo es claro: una Tierra en zona de habitabilidad.

Analizan el objeto más frío del universo

Astronomía Sin Comentarios

Cortesía B. Saxton/NRAO/Nasa

No hay objeto más frío en el universo que la nebulosa del Bumerán, que a solo 1 grado Kelvin es más fría incluso que el resplandor que sucedió al Big Bang, que es la temperatura natural del espacio.

Astrónomos usaron el telescopio Alma en Atacama para tomar una nueva mirada a ese objeto intrigante para aprender más sobre sus gélidas propiedades y determinar su verdadera forma, que tiene apariencia fantasmagórica.

Vista desde tierra, la nebulosa parece más larga por un lado, por lo que obtuvo su nombre. Vista con el telescopio Hubble, se apreciaba una estructura como un arco. Pero al verla con el Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) se aprecia que los dos lóbulos parecen un truco de la luz al ver en la luz visible.

“Este objeto ultra frío es muy intrigante y estamos aprendiendo más de su estructura con Alma”, dijo Raghvendra Sahai, científico del JPL de la Nasa y cabeza del artículo publicado en el Astrophysical Journal.

“Lo que parecía como un doble lóbulo o forma de bumerán visto con telescopios en Tierra, es realmente una estructura mucho más amplia que se expande con mucha rapidez por el espacio”.

La nebulosa, a unos 5.000 años luz hacia la constelación del Centauro es un ejemplo relativamente joven de una nebulosa planetaria, que contrario a su nombre son la fase final de una estrella como el Sol, en la que expulsa sus capas externas. Lo que permanece en el centro son enanas blancas que emiten luz ultravioleta intensa que hace que el gas en la nebulosa resplandezca y emita colores brillantes.

La del bumerán es una nebulosa pre-planetaria, representando una etapa en la vida estelar previa a la fase de nebulosa cuando la estrella central no es aún tan caliente para emitir radiación ultravioleta para producir el consabido resplandor. En esta etapa es vista por la reflexión de la luz de la estrella en los granos de polvo.

El flujo de gas de esta estrella particular se está expandiendo muy rápido y enfriando en el proceso. Es similar al principio como los refrigeradores usan gas en expansión para producir temperaturas frías.

La temperatura del gas en la nebulosa fue tomada mirando cómo absorbía la radiación cósmica de microondas de fondo, que tiene una temperatura uniforme de 2,8 grados Kelvin.

Detectan nubes en planeta lejano

Astronomía Sin Comentarios

Qué tal: un planeta en el que la mitad anda con nubes y la otra despejada. No parece nada anormal, pero resulta que se trata de Kepler-7b un planeta más grande que Júpiter y alejado de nosotros.

Astrónomos crearon el primer mapa de nubes de un planeta fuera de nuestro Sistema Solar, gracias a los datos proporcionados por el ahora averiado telescopio espacial Kepler y el telescopio Spitzer.

El planeta está marcado pro nubes altas y en oeste y cielos claros en el este. Pero no se sabe qué será mejor: está a menos de 10.000 kilómetros de su estrella, pese a lo cual no es tan caliente.

“Luego de observarlo durante 3 años pudimos producir un mapa de baja resolución de este planeta gigante y gaseoso”, dijo Brice-Olivier Demory, del Massachusetts Institute of Technology en Cambridge. Es la cabeza del artículo que aparecerá en Astrophysical Journal Letters.

“No esperaríamos ver océanos o continentes en esa clase de mundo, pero detectamos una señal clara y reflectiva que interpretamos como nubes”.

Las observaciones en luz visible del Kepler hechas sobre el planeta Kepler-7b y lo que semejan fases lunares permitieron un mapa del planeta que revelan un punto brillante en el hemisferio oeste. El punto por sí solo no era una señal segura, para lo cual se tuvo ayuda del telescopio espacial de infrarrojos Spitzer.

Se pudo determinar así la temperatura del planeta, de 1.100 a 1.300 Kelvin, muy frío para un planeta que orbita tan cerca de su estrella. Por eso determinaron que la luz de la estrella se refleja en las nubes altas de la región occidental del planeta.

“Kepler-7b refleja mucha más luz que la mayoría de planetas gigantes que hemos hallado, lo cual atribuimos a nubes en la atmósfera alta”, dijo Thomas Barclay, científico del Kepler en el Centro Ames de la Nasa. “A diferencia de las nubes en la Tierra los patrones en este planeta no parecen cambiar mucho en el tiempo”.

Los hallazgos son los pinitos iniciales hacia el empleo de técnicas similares para estudiar la atmósfera de planetas parecidos a la Tierra en composición y tamaño.

Dibujo cortesía Nasa/JPL

Mis 10 noticias científicas de la semana (25-31)

Astronomía, Física, Geología, Psicología, Química, Salud, Sociología Sin Comentarios

1. Nacen muy aprendidos

Cuiden lo que dicen: los bebés pueden escuchar palabras específicas cuando están en el vientre materno y recordarlas en los días siguientes al nacimiento, reveló un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. Los resultados ayudan a entender cómo el ambiente acústico temprano ayuda a moldear el cerebro. El estudio registró la actividad cerebral de los bebés al ponerles grabaciones de palabras de sus padres aún sin nacer.

2. Qué dura es la pobreza

Las preocupaciones por el dinero impiden que la persona piense bien de acuerdo con un estudio que midió el coeficiente intelectual y el control mental, investigación realizada por Anandi Mani de la Universidad de Warwick en Inglaterra. La carencia de dinero hace que la gente no prevea y piense a más corto plazo. Publicado en Science, no logró sin embargo el consenso de colegas: para algunos, como Kathryn Edin de Harvard, las madres pobres hacen milagros con el poco dinero y eso exige mucha eficiencia cerebral.

3. Dolores que cambian

La migraña puede cambiar de forma permanente la estructura del cerebro de acuerdo con un estudio aparecido en Neurology. Messous Ashina, de la Universidad de Copenhagüe informó que el meta análisis realizado muestra que no se trata de un padecimiento benigno como se ha considerado sino que puede aumentar el riesgo de lesiones cerebrales, con anormalidades y aumento del volumen cerebral. La migraña afecta del 10 al 15% de la población.

4. Ununpetio, recuérdelo

Tras experimentos exitosos, científicos de la Universidad de Lund en Suecia confirmaron lo que había anunciado hace tiempo físicos rusos: la existencia de un nuevo elemento, llamado provisionalmente ununpetio, cuyo número atómico es 115. La confirmación fue publicada en Physical Review Letters. Para el experimento se produjo un nuevo tipo de isótopo que se transformó en otras partículas mediante un proceso llamado descomposición alfa.

5. Un pariente en la distancia

A 250 años luz de nuestro Sol fue detectado en mellizo, una estrella 4.000 millones de años más vieja pero idéntica en composición. Es la estrella HIP 102152, situada hacia la constelación de Capricornio y cuyo espectro permitirá estudiarla para conocer la evolución de nuestro Sol. La estrella se encuentra en las etapas finales de su vida antes de pasar a ser una estrella gigante roja. El estudio fue de astrónomos de la Universidad de Sao Paulo con el uso del VLT de la ESO en Chile.

6. No piensa pero hará pensar

Científicos de la Universidad de Viena liderados por Juergen Knoblich desarrollaron en laboratorio un minicerebro con base en células madre inducidas pluripotentes, una estructura que alcanzó el tamaño de una arveja y que reveló diferentes áreas cerebrales. Aunque se está muy lejos de crear un cerebro completo en laboratorio, el desarrollo podría ser útil para estudiar algunas anomalías sicológicas y otros padecimientos. El estudio fue publicado en Nature.

7. Amo los cerdos

Los cazadores recolectores europeos hace 4.000 años antes de la era actual criaban cerdos de acuerdo con un estudio revelado en Nature Communications. Al parecer en esa época existían un intercambio entre agricultores y cazadores-recolectores en el que compartían animales y conocimientos. Aquellos eran los que poseían los cerdos, que fueron luego adquiridos por los segundos de acuerdo con las evidencias halladas por los investigadores de las universidades de Aberdeen y Durham.

8. Un troyano en Urano

Son muy famosos los de Júpiter, donde abundan, y hace poco se detectaron en Neptuno. Ahora astrónomos de la Universidad de British Columbia reportan el hallazgo de un asteroide troyano en el lejano Urano, El denominado 2011 QF99 podría ser parte de una gran población de objetos transeúntes atrapados temporalmente por la gravedad de los planetas más grandes del Sistema Solar. Un troyano es un asteroide que gira en la misma órbita del planeta. El asteroide hallado mide unos 60 kilómetros.

9. Cómo no lo había visto

Al analizar datos de radar de una misión aérea de la Nasa, científicos detectaron la existencia de un enorme cañón subglacial en Groenlandia, de unos 750 kilómetros de longitud y unos 800 de profundidad. Por él, hace millones de años corrió un río, cuando no existía la enorme capa de hielo sobre el piso terrestre, sugieren los investigadores. El informe apareció en la revista Science.

10. El monstruo no quiere comer

Con el telescopio espacial Chandra, en resolución de rayos X, astrónomos detectaron que el agujero negro Sagitario A en el centro de nuestra galaxia solo engulle el 1 por ciento del gas que cae hacia él, el resto es expulsado hacia afuera antes de que alcance el horizonte de sucesos del cual no podría escapar. ¿Anda lleno? Los astrónomos creen que el gas es muy caliente y difuso, siendo difícil de capturar por parte del agujero. El estudio apareció en Science.

« Anteriores