Mentiras: no hay zona del cerebro dominante

Neurociencias Sin Comentarios

Se conoce o difunde tan poco del cerebro que hay mitos que recorren todo el planeta. Uno de ellos, que solo hemos desarrollado un pequeño porcentaje del cerebro es más que falso. Y ahora cae otro mito.

En tests de personalidad, en libros de automotivación y en ejercicios de trabajo en equipo se dice cada persona tiene un hemisferio cerebral dominante, una versión que nunca ha sido respaldada por la ciencia. Es falsa.

La cultura popular siempre ha dicho que en la gente analítica y metódica prima el hemisferio izquierdo, mientras que en los creativos y artistas el derecho.

Científicos de la Universidad de Utah arrasan el mito con un estudio de más de 1.000 cerebros. No encontraron evidencia de que las personas usen preferentemente un hemisferio u otro. Todos los participantes en el estudio usaron su cerebro completo por igual durante el curso de los experimentos.

La investigación fue publicada en el journal PLOS ONE.

La preferencia de usar una región cerebral más que otra para ciertas funciones, lo que los científicos denominan lateralización, es real, indicó Jeff Anderson, líder del estudio, director del fMRI Neurosurgical Mapping Service en esa universidad.

El habla, por ejemplo, emana del lado izquierdo del cerebro para la mayoría de los diestros. Esto no implica sin embargo que los grandes escritores y oradores usen más el lado izquierdo del cerebro que el derecho o que un lado es más rico en neuronas que el otro.

Son las conexiones entre las distintas regiones cerebrales las que permiten a los humanos involucrarse tanto en creatividad como en el pensamiento analítico.

“No es el caso que el hemisferio izquierdo esté asociado con la lógica o el razonamiento más que el derecho”, dijo Anderson a la publicación LiveScience. “Tampoco la creatividad es más procesada en el derecho que en el izquierdo”.

Resumen de la semana científica (1-5)

Astrofísica, Astronomía, Genética, Neurociencias, Paleontología, Salud, biología Sin Comentarios

1. Las criaturas que regresaron del pasado

Científicos identificaron dos animales marinos con forma de hongo que no caben en ninguna clasificación del árbol de la vida y podrían relacionarse con un grupo que pudo extinguirse hace 500 millones de años. El descubrimiento lo hicieron mientras analizaban en el Museo de Historia Natural de Dinamarca especímenes de invertebrados recogidos en 1986 en el mar de Tasmania, en las afueras de la costa sudeste de Australia. 14 individuos recogidos entre los 400 y 1.000 metros de profundidad no caben en ninguna de las clasificaciones actuales. Son multicelulares con forma de hongo, casi asimétricos y con una capa gelatinosa entre la zona interna y la externa del cuerpo. Tras un análisis minucioso encontraron semejanzas con organismos ediacaranos del período ediacárico. De confirmarse, un gran hallazgo.

2. Cacatúas van a la escuela

¿Qué tal asistir a la escuela de las cacatúas? En serio, no es broma. Científicos encontraron lo que sería la primera evidencia científica de transmisión de conocimientos sociales para usar herramientas. En un estudio con cacatúas (Cacatua goffini) observaron que aprenden a fabricar y usar herramientas de madera viendo a las otras. Con un macho, Fígaro, que construía palitos para coger nueces en el laboratorio, se puso un grupo de varias cacatúas que lo observaban. Luego replicaron ya solas lo que vieron. El estudio apareció en Proceedings of the Royal Society B.

3. El pez que enseña física

Se le llama el pez arquero pero también podría ser un buen profesor de física, de fluidos. De hace tiempo se conoce que envían chorros fuera del agua para cazar insectos que están en las ramas de las orilllas. Un estudio en Current Biology demostró que no solo son muy listos para cazar sino que usan el agua como una herramienta: cambian las propiedades hidrodinámicas del chorro. Estos peces lanzan el agua hasta 60 centímetros y su puntería es muy fina.

4. Esto sí era un monstruo

No era avión pero pesaba más que uno. No era elefante, pero su peso era el de 12 paquidermos. ¿Qué era? El dinosaurio Dreadnoughtus schrani llegó a pesar más de 59.000 kilos revelaron científicos en Scientific Reports. Un individuo muy completo fue desenterrado en una región al sur de Argentina permitiendo establecer sus gigantescas proporciones: medía 26 metros de la punta de la nariz a la cola. El nombre entregado hace honor a que era difícil que tuviera rivales, aunque era herbívoro. Ningún otro animal tan pesado ha caminado sobre la faz de la tierra.

5. Silencio que el gusano se mueve

En un estudio aparecido en Oecologia investigadores comprobaron que las plantas ‘tienen oídos’. En una serie de experimentos demostraron que reaccionan produciendo más químicos cuando ‘escuchan’ las vibraciones del gusano que se come sus hojas. Son capaces de percibir el más mínimo movimiento de las orugas al mascar. Tanto, que lo diferencian del viento y otras perturbaciones. Ya se había demostrado antes que ‘conversan’ entre sí. De tontas e insensibles no tienen… una hoja.

6. Aló, ¿con el cerebro de quién?

Una persona en la India, la otra en Francia. Sus cerebros conectados -no invasivamente- a un computador y a internet. Uno dice hola y ciao, el otro a 5.000 kilómetros oye ese mensaje. La primera comunicación cerebro a cerebro según un artículo en Plos One. En ella se usó un procedimiento por medio del cual se medía la actividad cerebral del emisor y se transmitía por internet, llegando al cerebro del receptor mediante estimulación, el que perfectamente dijo las palabras que le habían enviado. Todo un avance.

7. Genes con cafeína

Científicos descifraron el genoma del café, variedad Coffea canefora (robusta) que responde por el 30% del consumo mundial y encontraron que la cafeína evolucionó en esta planta independiente del cacao y el té, lo que sugiere que no tuvieron un ancestro común. La investigación, publicada en Science, es un paso necesario para mejorar las condiciones del grano y la resistencia de la planta a diversas enfermedades como la roya. El café analizado tiene 25.000 genes que codifican proteínas, muchos de ellos dedicados a la cafeína y otros compuestos aromáticos.

8. Hacen mapa de la ciudad donde vive la Tierra

Astrónomos determinaron que nuestra galaxia, la Vía Láctea, es parte una estructura supergigante, un gran cúmulo de galaxias que bautizaron Laniakea. El descubrimiento clarifica más las fronteras de nuestro vecindario de galaxias y establece vínculos no vistos antes entre varios cúmulos de galaxias en el universo local. El estudio apareció en Nature. Los supercúmulos son las estructuras más grandes del universo, compuestas de grupos como el Grupo Local de Galaxias al cual pertenecemos y que tiene unas pocas docenas de galaxias, y cúmulos masivos con cientos de galaxias interconectados por una red de filamentos.

9. Sí, células artificiales

Con unos pocos ingredientes, Andreas Bausch y su equipo de la Universidad Técnica de Munich (TUM), desarrollaron un modelo minimalista de una célula, que puede cambiar de forma y moverse por su cuenta, reportaron en Science. Lo que parecía una creación al azar demostró que seguía las leyes de la física. El desarrollo es un paso adelante para entender los principios que conducen a la malformación celular.

10. Seno mejor que biberón

Los efectos protectores de la leche materna en el sistema inmunitario de los bebés subsisten meses después de haber dejado de alimentarlos sugiere un estudio publicado en Science Translational Medicine, lo que explica porqué algunas personas responden distinto ante una enfermedad o la aplicación de una vacuna. Niños alimentados con biberón no muestran esa protección. El estudio se hizo con monos rhesus macacos.

Mi resumen científico de la semana (24-30)

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Física, Genética, Medicina, Neurociencias, Psicología, Salud, Sociología Sin Comentarios

1. La imagen que no debió ser imagen

En un caso sorprendente, investigadores desarrollaron una nueva técnica de fotografía cuántica difícil de creer, pero así es. Por primera vez se logró una foto sin haberse detectado la luz que fue usada para iluminar el objeto, mientras que la luz que revela la imagen nunca tocó el objeto fotografiado. El objeto fue el contorno de un gato. El avance, mediante el uso de pares de fotones en entrelazamiento cuántico, dicen los investigadores que podría tener aplicación en condiciones de baja luz y en campos tales como las imágenes biológicas o médicas. El estudio apareció en Nature. La foto cuántica.

2. Las mujeres no existen

La discriminación es en todas las actividades. Un estudio publicado en la revista Surgery mostró que en las investigaciones pocas mujeres son tomadas en las muestras y se usan pocas células de ellas. Hasta el 80% de los estudios solo usan hombres. El análisis incluyó la revisión de 2.300 artículos científicos sobre temas quirúrgicos. El hallazgo sugiere que muchos resultados pueden estar, por tanto errados: las mujeres son más de la mitad de la población, ¿entonces por qué no aparecen en las investigaciones? Las mujeres también están relegadas en los estudios clínicos reveló otro trabajo de la FDA.

3. Era bueno, pero ya no tanto

Los recuerdos están ligados a emociones, positivas o negativas, y tanto ellos como estos se originan en distintos puntos del cerebro. Científicos reportaron en Nature que encontraron el sendero que comunica memorias y emociones y mediante optogenética (manipulación de las neuronas con luz) lograron cambiar las emociones asociadas a recuerdos en ratones. Así, algo que era agradable se tornaba chocante. Un avance hacia el desarrollo de drogas que ayuden en situaciones como el estrés postraumático.

4. Estrellas en la quinta porra

Muchos de seguro habrán visto en el cielo las Pléyades, lo que el común de la gente denomina los siete cabritos. Son un grupo de estrellas juntitas, en la constelación Tauro, de solo 100 millones de edad. Se distinguen 7 con claridad con el ojo humano, pero son más. Astrónomos en Science revivieron el debate sobre cuán lejos está el grupo. Mediante distintas técnicas e instrumentos fijaron la distancia en 444,2 años luz, lo que no concuerda con mediciones de otros grupos y sofisticados equipos como el Hipparcos y de nuevo causa alboroto. Cuando las mire, recuerde que están a más de 400 años luz.

5. Para que no se le olvide

Una semana muy cerebral: se sabe que el hipocampo es una área del cerebro crucial para ciertos tipos de memoria. Investigadores reportaron en Science, en un trabajo con personas, que un tipo de estimulación específica no invasiva mejora la memoria según mediciones en pruebas y alentaba el flujo de información entre el hipocampo y otras regiones del cerebro. El aumento en la conectividad era muy específico en las áreas seleccionadas en cada participante.

6. Un avance para no desestimar

Científicos desarrollaron un órgano que funcionó a la perfección cuando fue trasplantado en un ratón. Se trata de un timo, que produce las células T vitales para luchar contra las infecciones. Tomaron fibroblastos, células de un embrión de ratón y las convirtieron en unas células totalmente diferentes, de timo, crecieron dándole forma y al ser trasplantado produjeron las células T. Un avance hacia la regeneración de tejidos que sirven en humanos. El avance fue presentado en Nature Cell Biology.

7. Un virus en… bola

En poco tiempo, científicos secuenciaron 99 virus del ébola tomados de 78 pacientes en Sierra Leona, país donde se han infectado más de 900 personas y pudieron rastrear cómo ha estado variando desde que comenzó el brote en una mujer, cuyo genoma también fue secuenciado, que pudo recuperarse. El estudio permitirá ver si los futuros brotes en ese y otros países están conectados epidemiológica y genéticamente. La investigación fue publicada en Science.

8. La Tierra bota sus gases

En esa región no se tenía conocimiento del fenómeno. Investigadores detectaron más de 570 chorros de metano que salen del piso del océano, a unos 180 metros de profundidad, a lo largo de la costa este de Estados Unidos. Esos chorros han sido vinculados a lugares donde hay actividad tectónica, que no ocurre en ese costado del Atlántico. El estudio publicado en Nature Geoscience. La mayoría de estos sitios son muy profundos para que el metano llegue a la atmósfera, pero el que permanece en la columna de agua se puede oxidar para formar dióxido de carbono que aumenta la salinidad del océano y reduce los niveles de oxígeno.

9. Que brille el Sol

Las teorías sobre el brillo del Sol recibieron respaldo al detectarse neutrinos producidos por las reacciones nucleares dentro de la estrella, lo que se logró en el detecto situado bajo los Apeninos en Italia. Los procesos de fusión protón-protón generan el 99% de la potencia solar, pero no se había logrado detectar neutrinos formados en esa reacción. Un hallazgo para reforzar el conocimiento que se tiene del Sol. El avance fue presentado en Nature. Los neutrinos pasan por billones cada segundo sobre cada centímetro cuadrado de la Tierra pero poco difícilmente interactúan con la materia ordinaria.

10. Razones para tener ira

Las facciones del rostro que denotan ira son universales. Hasta un niño ciego las expresa aún sin haberlas visto. Científicos estudiaron porqué evolucionó ese rasgo en los humanos y parece que es distintivo de nuestra biología. El estudio publicado en Evolution and Human Behavior revela que esa cara de ira hace que la persona parezca más fuerte, algo que era y es necesario en determinadas situaciones. Se encontraron 7 componentes de un rostro iracundo con el mismo efecto: hacerse el fuerte.

Este hongo conoce bien a su víctima

biología Sin Comentarios

La hormiga manipulada. Cortesía Penn State

Sabe a quién caerle. Aunque parece difícil de creer, esto fue lo que encontraron científicos:

Un hongo parásito que se reproduce manipulando la conducta de una hormiga, emite un coctel de químicos que controlan el comportamiento cuando encuentran el cerebro de su hospedero, pero no cuando infecta otras especies.

El hallazgo, que sugiere que el hongo ‘conoce’ su hospedero preferido, aporta pistas sobre los mecanismos moleculares detrás de este fenómeno, dijeron los investigadores.

“Los hongos son muy conocidos por su capacidad de secretar químicos que afectan su ambiente”, dijeron Charissa de Bekker, autora principal, del Penn State’s College of Agricultural Sciences, y Ludwig Maximilian de la Universidad de Munich. “Por eso queríamos saber qué químicos emplean para controlar con tanta precisión la conducta de las hormigas”.

El estudio se centró en especies de hongos del género Ophiocordyceps, conocido como la el de la hormiga zombi, a la que controla induciéndola a morder y quedar atenazada.

Estos hongos infectan muchas especies, la que infecta hormigas ha desarrollado un mecanismo que las induce a morir atadas por sus mandíbulas a material vegetal, permitiendo una plataforma desde la cual puede crecer y disparar esporas para infectar otras hormigas.

Para estudiar el mecanismo produjeron infecciones en condiciones de laboratorio y emplearon el análisis metabolómico que estudia los procesos químicos asociados con los productos moleculares del metabolismo.

Al estudiar el hongo Ophiocordyceps unilateralis encontraron que puede infectar y matar hormigas que no son su objetivo, pero no puede manipular su conducta. “El cerebro de las especies blanco fue la clave para entender la manipulación”, dijo Bekker.

Los investigadores encontraron además que el hongo emitía miles de químicos y actuaba diferente en la presencia del cerebro de una hormiga con la que había coevolucionado, no con otras.

El estudio fue publicado en BMC Evolutionary Biology.

Mis 10 noticias científicas de la semana (8-14)

Astrofísica, Astronomía, Cáncerología, Genética, Geología, Neurociencias, Química, biología Sin Comentarios

1. Las ratas también se arrepienten

Cuando una rata escoge la opción errada, muestra arrepentimiento, ese sentimiento de reconocer un error que no se hubiera dado si se hubiera elegido otra opción. Eso demostraron científicos de la U. de Minnnesota en el artículo publicado en Nature Neuroscience. Se creía que ese sentimiento era exclusivo de los humanos. El estudio se hizo dándoles distintas opciones de escogencia de alimentos.

2. Se nos mojó el interior

Científicos reportaron evidencia de grandes océanos debajo del manto terrestre que serían el mayor reservorio del planeta, según el artículo publicado en Science. Los investigadores detectaron la existencia de unos bolsillos de magma a unos 650 kilómetros debajo de la superficie de Estados Unidos, una posible señal de la presencia de agua. Esto sugiere que agua de la superficie podría ser conducida a esos profundos sitios por la tectónica de placas provocando eventualmente el derretimiento parcial de las rocas del manto en esas profundidades.

3. Un perro bien obediente

Si desea un perro bien amoroso, que esté todo el rato pendiente de usted, pues rocíele oxitocina. Un estudio japonés publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que perros a los que se les rociaba corrían donde sus amos y se hacían acariciar, a diferencia de aquellos a los que se les roció una solución salina. La oxitocina ha sido llamada la hormona del amor en humanos y parece que en perros también funciona.

4. Lunares riesgosos

Dos estudios que duraron más de 15 años, publicados ambos en Plos Medicine relacionaron por primera vez el número de lunares en la piel de las mujeres y el riesgo de cáncer de seno. Aunque ya se sabía d ella relación lunares-cáncer, no este en específico. Las mujeres que tenían 15 o más lunares tenían 35% más riesgo de ser diagnosticadas con cáncer de seno, según el estudio americano. En el otro, francés, también se encontró una relación del 13% aunque en este no se dijo el número específico de lunares.

5. El largo despertar del Sol

Científicos solares de la Nasa informaron que nuestra estrella legó al pico máximo de su actual ciclo, pico que de todas maneras no ha sido elevado. Esta semana se han producido varias llamaradas y explosiones solares seguidas, aunque ese no es el único indicativo del pico. Un ciclo durra unos 11 años, pero se extiende hasta 14 o 15. Se cree que de acá a 2015 la actividad del Sol será mucho menor.

6. No, así no fue

Un análisis de galaxias pequeñas alrededor de la Vía Láctea y Andrómeda sugiere que la actual teoría de formación de galaxias y evolución del universo puede estar viciada, pues al usar los datos disponibles más unas modelaciones los investigadores no observaron la distribución aceptada de la materia oscura. El estudio aparecerá en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. Si se corrobora luego, sería otra pieza menos en el rompecabezas sobre cómo es que estamos acá.

7. Sincronizados se aprende rápido

La mente humana puede absorber y analizar nueva información mientras pasa de pensamiento a pensamiento. Cuando dos áreas del cerebro, la corteza prefrontal y el cuerpo estriado sincronizan sus ondas para formar nuevos circuitos de comunicación, el aprendizaje es rápido reveló un estudio en chimpancés. No se habían visto hasta ahora las interacciones entre esos dos sistemas durante el aprendizaje. El estudio fue publicado en Neuron.

8. Sí, nuestro mundo es más viejo

Un estudio revelado por la Asociación Europea de Geoquímica reveló que la Tierra es 60 millones de años más antigua, lo que indica que se formó unos 40 millones de años después de la formación del Sistema Solar, aunque es difícil decir cuál es su edad. La Luna también es así de antigua, pues los análisis de xenón hallado en cuarzo australiano dicen que el choque entre la Tierra y el cuerpo enorme del cual surgió la Luna fue antes de lo que se estimaba.

9. Una retina especial

En un paso adelante hacia la fabricación de una retinal funcional, científicos de John Hopkins cultivaron en laboratorio tejido de retina con células fotorreceptoras funcionales a partir de células madre inducidas pluripotentes. El estudio fue publicado en Nature Communications. Y aunque aún está lejano el día en que se cree una retina completa, es un avance importante.

10. Le salió bien y así se quedó

Una serpiente norteamericana, Lampropeltis elapsoides, una coral, que no es venenosa, imita una especie que se extinguió hace 50 de años y lo hace mejor desde que esta otra desapareció reveló un estudio en Biology letters. Imitar una especie desaparecida no es ventaja alguna, pero pese a ello esta lo ha seguido haciendo para sorpresa de los científicos. Tal vez, explicaron, no ha habido suficientes generaciones de depredadores para no seguir esquivando la imitadora.

¡Qué semana! Mis 10 noticias científicas (1 al 7 de junio)

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Geología, Medicina, Neurociencias, Química, biología Sin Comentarios

1. Dependemos de 28 elementos químicos

Hasta ahora se conocía que 27 elementos químicos eran esenciales para la vida humana. Habrá que agregarle otro, el 28: bromo (Br). Científicos publicaron en el journal Cell que ese elemento, uno de los 92 que se dan naturalmente en el universo, es vital para el desarrollo de los tejidos en todos los animales, de las criaturas marinas más primitivas hasta los humanos. Sin el bromo, no hay animales. Ese es el descubrimiento, dijo Billy Hudson, uno de los autores del estudio.

2. Duermo para aprender

Científicos mostraron, por primera vez según dijeron, que dormir luego de aprender incentiva el crecimiento de espinas dendríticas, esas pequeñas protuberancias en las neuronas que conectan con las otras células cerebrales y facilitan así el paso de información mediante la sinapsis, esas uniones en las cuales se unen las neuronas. El estudio fue publicado en Science. El sueño profundo, además, es esencial para ese crecimiento. O sea: aprenda y… duerma.

3. Cuando Theia chocó con la Tierra

La Luna sí se formó del gran choque de un enorme cuerpo, Theia, con la Tierra hace 4.500 millones de años, reveló un estudio publicado en Science, en el que se analizaron con mayor precisión isótopos de oxígeno presentes en Luna y Tierra, que mostraron diferencias, lo que sugiere que sí hubo el choque de cuerpos diferentes, de lo que algunos han dudado.

4. Llegan dos novedosas armas

Si se esperó tanto, unos meses más no interesa. Dos nuevos antibióticos estarían disponibles en poco tiempo en momentos en que la crisis por la resistencia de las bacterias es seria. Uno es Dalvance, intravenoso, para tratar infecciones de tejido blando y piel, que fue aprobado ya. El otro es oritavancin, que fue publicado en el New England Journal of Medicine, como la primera, efectiva contra el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina y para otras infecciones de la piel. Dalvance es la primera droga aprobada mediante el programa de incentivos a las farmacéuticas para desarrollar nuevos antibióticos.

5. El aire sí enferma y mata

La contaminación del aire está relacionada con latidos irregulares y coágulos pulmonares, reveló un extenso estudio publicado en el journal Heart. En cuanto a ataques y derrames no fueron tan claros los resultados, aunque el ritmo irregular está relacionado médicamente con un mayor riesgo de derrames. Los riesgos se deben a ciertos tipos de contaminantes que se encuentran hoy en el aire: el material particulado 2,5 es la mayor amenaza.

6. Aire fresco, por favor

Las tiernas y reiteradas fotos de los koalas, esos simpáticos para nosotros marsupiales australianos, abrazados al tronco de los árboles tendrían más de fondo. Un estudio revelado en Biology letters sugiere que se abrazan a los árboles para disminuir la temperatura en las fuertes temporadas calientes de la región. Este novedoso sistema de aire acondicionado ha sido visto en otras especies de aves y hasta insectos.

7. Primera estrella híbrida

Hacía más de 35 años se habían sugerido, pero no se habían detectado. Astrónomos descubrieron la primera estrella Thorne-Zytkow, una estrella híbrida expuesta por Kip Thorne y Anna Zytkow: son objetos híbridos, estrella supergigante roja (como Betelgeuse en Orión) y estrella de neutrones. Difieren en sus marcas químicas que resultan de una actividad única en su núcleo. Se trata de la estrella HV 2112 en la Pequeña Nube de Magallanes, según se publicó en Mobnthle Notices of the Royal Astronomical Society.

8. Se me olvidó… me acordé

Neurocientíficos de la Universidad de California lograron borrar y reactivar recuerdos en ratas alterando su reacción a esos eventos del pasado. El estudio publicado en Nature mostró la capacidad para remover selectivamente un recuerdo y reactivarlo mediante la estimulación de los nervios en el cerebro en frecuencias conocidas para debilitar y fortalecer las conexiones entre las neuronas, la llamada sinapsis. El hallazgo podría ser aplicado algún día para reducir los efectos del Alzheimer y otras condiciones cerebrales.

9. ¡Rocas de plástico!

Al debate sobre cómo los humanos hemos transformado el entorno en la actual época, el antropoceno según denominación de geólogos reconocidos como Jan Zalasiewicz, se sumó un descubrimiento publicado en GSA Today: ¡rocas de plástico! Sí, se encontraron rocas con contenido de plástico en las playas de Hawai, denominado por los investigadores ‘plastiaglomerado’ porque también contiene otro material. Una muestra de la profunda transformación, para mal, del planeta.

10. Otro tipo de planetas

Astrónomos anunciaron haber descubierto otro tipo de planetas: una mega Tierra, que pesa 17 veces la nuestra y tiene un tamaño 3 veces mayor aproximadamente. Se trata de Kepler-10c, a unos 560 años luz de la Tierra, girando alrededor de una estrella a la cual da la vuelta cada 45 días nuestros. Hasta ahora se creía que este tipo de planetas no podía formarse, pues por su masa debería haber cogido gas en su formación y terminar como un Júpiter. Pero es sólido. La revelación del hallazgo la hizo el Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics.

Mis 10 noticias científicas de la semana (18-24)

Astrofísica, Astronomía, Genética, Medicina, Nanotecnología, Neurociencias, Salud, biología Sin Comentarios

1. ¿Será que te pico?

Las moscas de las frutas ‘piensan’ antes de actuar reportaron en Science científicos del Centre for Neural Circuits and Behaviour de la Universidad de Oxford. Demostraron que se demoran más para tomar decisiones más difíciles. El estudio analizó su comportamiento al distinguir entre concentraciones de un olor. Esto demostraría que tienen unas habilidades mentales no reconocidas antes dijeron los autores.

2. Oliendo tus genes

Aunque el adagio diga que los polos opuestos se atraen, en el nivel del ADN no resulta tan cierto. Un estudio con 825 parejas pasadas reveló que los esposos compartían un ADN más similar que parejas elegidas al azar. El estudio fue publicado en PNAS. Al eliminar factores como la raza, esa similitud se mantenía. Los científicos no saben cómo se logra esa semejanza en un plano oculto a las personas.

3. Viejo y sin dolores

Si quiere vivir más, evítese dolores. Ratones creados sin un receptor específico del dolor vivían más que los demás y con menos enfermedades relacionadas con la vejez como la diabetes reveló un estudio publicado en Cell. Pero no solo eso: la exposición a una molécula hallada en el ají y otras especias pueden otorgar los mismos beneficios como el de la pérdida de aquel receptor.

4. El cerebro del pedófilo

Los circuitos cerebrales que responden a los rostros y el sexo parecen activarse de manera anormal en los pedófilos cuando miran rostros de niños de acuerdo con un estudio aparecido en Biology letters. El hallazgo podría conducir a novedosas maneras de diagnosticar a los pedófilos y podría aportar lcues en las raíces evolutivas del sexo. En el estudio se trabajó con hombres don diferente tendencia sexual, y pedófilos o no.

5. Una lluvia más

Una nueva lluvia de meteoros, camelopardálidas, vivió la Tierra a raíz de su encuentro con restos del cometa 1|09P/Linear dejados en los años 1800. No es usual que se produzcan nuevas lluvias. En su primera aparición en la mañana de este sábado 24 se esperaban cientos de meteoros por hora, pero fueron muchísimos menos.

6. Ese increíble nanomotor

Investigadores del Cockrell School of Engineering en la Universidad de Texas en Austin construyeron el más pequeño, más rápido y el nanomotor sintético que más se ha desplazado revelaron en un estudio en Nature Communications. Un paso más hacia el desarrollo de máquinas miniatura que algún día puedan desplazarse por el cuerpo entregando medicinas como insulina o para células cancerosas sin afectar las buenas.

7. Chocó y nos cayó encima

Un análisis de las vetas de los restos del meteorito de Chelyabinski que en febrero de 2013 cayó sobre esa región rusa, sugiere que antes de ingresar a la atmósfera había colisionado con otro asteroide de al menos 150 metros a una velocidad de unos 5.500 kilómetros por hora. El estudio apareció en Scientific Reports.

8. Las 10 especies maravilla

El Instituto para la Investigación en Especies reveló la lista de las 10 especies más llamativas halladas en 2013, entre las que figuran el primer mamífero carnívoro hallado en América en más de 30 años y el cual habita zonas selváticas de regiones como la antioqueña: el olinguito. También hicieron parte un árbol, una bacteria naranjada de la penicilina y un minúsculo caracol.

9. La galaxia atrapada

Como una bala envuelta en una chaquetilla de metal, una nube de hidrógeno de alta velocidad dirigiéndose hacia la Vía Láctea parece estar encapsulada en una concha de materia oscura según un análisis del Green Bank Telescope. Los astrónomos creen que sin ese abrigo protector, esa nube, conocida como la nube de Smith se habría desintegrado hace mucho cuando colisionó inicialmente con el disco de nuestra galaxia. Si se confirma el hallazgo indicaría que esa materia oscura indicaría que la nube es en realidad una galaxia enana fallida. El estudio aparecerá en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

10. Siga la abejita

Científicos encontraron un método para monitorear amplias zonas sin tener que desgastarse: simplemente, escuche las conversaciones de las abejas. Sí, eso hicieron durante dos años, descifrando según dijeron el baile que realizan en los panales. Esa danza no solo dice hacia dónde está la comida sino también la distancia, de acuerdo con el reporte en Current Biology. Un bioindicador para monitorear grandes áreas.

La sangre joven rejuvenece adultos… (en ratones)

Neurociencias, biología Sin Comentarios

Nada mejor para rejuvenecer que ¡la sangre de un joven! Y no es asunto draculesco. Es un tema, por ahora, entre ratones.

A ratones viejos a los que les hicieron transfusión de sangre de congéneres jóvenes, su cerebro pareció recobrar nueva vida.

El estudio fue publicado en Nature Medicine y fue realizado por científicos de la universidad de Stanford.

Mediante técnicas sofisticadas se pudieron notar cambios moleculares, neuroanatómicos y neurofisiológicos en el cerebro de los ratones con la nueva sangre.

También los investigadores hicieron una prueba sencilla: simplemente compararon el desempeño de los ratones viejos con la sangre nueva en tests de memoria espacial y los que no la habían recibido.

Saul Villeda, líder del estudio, ahora en la Universidad de California indicó que “demostramos que al menos ciertas condiciones cerebrales relacionadas con la edad son reversibles. No son el final”.

Un estudio anterior de Tony Wyss-Coray, Villeda e colegas, descrito en un reporte en Nature en 2011 había revelado que unas regiones claves del cerebro de ratones ancianos expuestas a sangre de jóvenes producía más células nerviosas y al revés: sangre de los viejos colocada en los jóvenes reducía esa formación y les dificultaba andar en sitios nuevos.

No evaluó sin embargo los cambios en la conducta. Esta vez se estudiaron los cambios en los circuitos nerviosos y en células individuales para ver los efectos demostrables en el aprendizaje y la memoria.

¿Funcionará en humanos? Es pronto para decirlo. “No sabemos”, indicó Wyss-Coray, pero esperan saberlo antes que tarde y para ello se planea un ensayo clínico.

Más información:

http://news.sciencemag.org/biology/2014/05/young-blood-renews-old-mice?utm_content=buffer8931b&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

http://www.sciencedaily.com/releases/2014/05/140505094906.htm

Sangre para detectar depresión

Medicina, Neurociencias, Salud, biología Sin Comentarios

No se extrañe si un día le ordenan un examen de sangre para chequear… la depresión.

Sí, investigadores en MedUni Vienna han demostrado la posibilidad de detectar la depresión por ese medio. Aunque se ha dicho que los exámenes de sangre no sirven para enfermedades mentales, un estudio sugiere que en principio aquella condición sí podría ser diagnosticada con esa prueba en un futuro no muy lejano.

El transportador de serotonina es una proteína en la membrana celular que facilita el transporte del neurotransmisor serotonina (conocida como la hormona de la felicidad) a la célula. En el cerebro ese transportador regula las redes de depresión neuronal. Las condiciones depresivas son causadas por la carencia de serotonina. Como consecuencia, el transportador es el objetivo de varias drogas antidepresivas.

El transportador también se presenta en grandes cantidades en otros órganos como los intestinos o la sangre. Estudios recientes han mostrado que ese transportador en la sangre funciona de la misma manera que en el cerebro. En la sangre asegura que las plaquetas mantengan la concentración apropiada de serotonina en el plasma sanguíneo.

Los investigadores de MedUni utilizaron una imagen de resonancia magnética funcional del cerebro e investigaciones farmacológicas para demostrar que existe una relación cercana entre la velocidad de absorción de serotonina en las plaquetas y el funcionamiento de la red de la depresión en el cerebro.

Esa red es denominada la ‘red de modo default’, porque está activa primariamente en reposo. Hallazgos recientes han demostrado además que se suprime durante los procesos de pensamiento complejo, esencial para niveles adecuados de concentración. Y los pacientes con depresión tienen dificultad en suprimir esa red durante aquellos procesos, derivando en pensamiento negativos, introspección y baja concentración.

“Este es el primer estudio capaz de predecir la actividad de una gran red de depresión en el cerebro mediante un examen de sangre”, indicó Lukas Pezawas, líder del estudio, del Departamento de Siquiatría Biológica en MedUni

Es decir, podría llegarse a una prueba efectiva en un futuro no muy lejano.

El estudio apareció en Plos One.

Lo último contra el cáncer: ¡una bomba!

Cáncerología, Medicina, Salud Sin Comentarios

Paciente con glioblastoma

Qué no se ha intentado. Todo con el fin de vencer un enemigo común a la humanidad: el cáncer. Ahora hay un nuevo intento: una bomba. Sí, una bomba para que las células cancerosas exploten.

El caso es este: científicos del Instituto Karolinska en Suecia descubrieron una sustancia, Vacquinol-1, que hace que las células del glioblastoma, el tipo más agresivo de tumor cerebral, exploten literalmente.

El ensayo se hizo en ratones. Cuando se les daba la sustancia en forma de tabletas, se revertía el crecimiento del tumor y la supervivencia se prolongaba. Los hallazgos fueron reportados en Cell.

Hoy los tratamientos para esa forma de cáncer incluyen cirugía, radiación y quimioterapia, pero aún con ellos el promedio de supervivencia es de tan solo 15 meses, por lo que se hace urgente encontrar otros tratamientos más eficaces para los tumores malignos del cerebro.

La nueva molécula se encontró entre 200 que fueron examinadas para ver si ofrecían alguna alternativa.

Se encontró que la sustancia hace que las células entren en un proceso desenfrenado de ‘vacuolización’, un proceso por el cual la célula transporta sustancias del exterior al interior, vía las vacuolas, esos sacos de membranas celulares.

Cuando las células cancerosas se llenaban con una gran cantidad de vacuolas, las membranas celulares la pared externa, colapsaba y la célula explotaba y se necrotizaba.

“Es un nuevo mecanismo para el tratamiento. Una medicina basada en este principio podría atacar el glioblastoma de una nueva manera y podría funcionar para otros tipos de cáncer, aunque no se ha explorado”, dijo Patrik Ernfors, del Karolinska.

Los ratones que no recibieron la sustancia sobrevivían cerca de 30 días. Los que la recibían estaban vivos a los 80.

La etapa siguiente es entrar en la fase 1 de un ensayo clínico.

« Anteriores