Mis 10 noticias científicas de la semana (19-25)

Antropología, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Física, Genética, Medicina, Salud, biología Sin Comentarios

1. La Angelina se las quitó y armó alboroto

Se sorprendió el mundo cuando la actriz Angelina Jolie informó que se había extirpado los dos senos pues se había encontrado que poseía la mutación en el gen BRCA1 que la hacía más propensa a desarrollar cáncer de seno, de lo que murió su madre. Esa mutación también aumenta el riesgo de cáncer de útero. El anuncio puso en el centro del avispero el tema de los tests genéticos para conocer el perfil genético y saber si hay mayor riesgo de desarrollar problemas de salud serios. Y da un impulso a la llamada medicina personalizada.

2. Células madre esperanzadoras y provocadoras

Científicos revelaron en la revista Cell que habían tenido éxito en reprogramar células humanas de la piel llevándolas a su estado embrionario, en este caso no para clonar una persona sino para remediar diferentes pacedimientos: las células en ese estado pueden convertirse en células de cualquier tejido del cuerpo. El logro fue posible con la técnica de transferencia celular, que no había funcionado. Un paso hacia la clonación humana, si bien esa no es la intención. Y hacia remediar muchos problemas de salud. Muchos beneficios, mucha discusión.

3. El Kepler está que saca la mano

Un rodillo esencial para mantener la precisión que requiere en su difícil misión, ha puesto en peligro al telescopio espacial Kepler, el observatorio más exitoso de búsqueda de planetas extrasolares en la zona habitable en 150.000 estrellas en una región del cielo hacia la constelaciones del Cisne y la Lira. El instrumento posee 4 rodillos, uno de ellos de repuesto, pero en julio pasado ya se había averiado uno. Con 2 no puede operar. La Nasa estudia mecanismos para tratar de destrabar el rodillo.

4. El nacimiento de los primates primos

El descubrimiento de dos fósiles en el Rift de África Oriental es la evidencia más antigua de dos grupos de primates, el que hoy incluye los grandes simios y los humanos y el de los monos del Viejo Mundo que incluye macacos y babuinos reveló un estudio en Nature. El análisis reveló que son fósiles de hace 25 millones de años, más antiguos que otros documentados. Los dos fósiles de primates son nuevos para la ciencia.

5. No quepa duda: fuimos nosotros

Un análisis de miles de papers sometidos a revisión en revistas científicas encontró que 97.1% estaba de acuerdo en que el cambio climático se debe a la actividad humana. El estudio contempló el trabajo de casi 29.000 científicos publicado en 11.994 papers académicos. De los más de 4.000 artículos que tomaron alguna posición sobre las causas del cambio climático solo 0,7%, 83 papers, disputaron el consenso científicos de que tiene origen antropogénico, mientras que en 2,2% no está claro. El estudio fue publicado en Environmental Research Letters.

6. Agua bien empacada

Debajo de una mina en Ontario, a 2.400 metros de profundidad se encontraron depósitos de agua que ha estado allí, impoluta, durante más de 2.000 millones de años o la mitad de la edad de la Tierra. Se trata de agua es rica en gases disueltos como hidrógeno, metano e isótopos de gases nobles como helio, neón y xenón. De hecho contiene tanto hidrógeno como el agua alrededor de las venas hidrotermales en el fondo del océano. El agua es de las más antiguas del planeta según el estudio en Nature que indicó que se buscan microorganismos primigenios en ella.

7. La llamada que sube la tensión

Más de 200 nuevos estudios sobre el tema se discutieron en el encuentro de la Sociedad Americana de Hipertensión, encontrándose cosas llamativas. Una de ellas: las llamadas por celular aumentan la tensión arterial. Sí, durante una llamada, la presión sube de 121/77 a 129/82. La sistólica aumenta menos en personas que reciben más de 30 llamadas, una situación que no encuentra explicación por ahora.

8. Einstein ayuda a encontrar planeta

Con un método nuevo de detección, astrónomos encontraron un nuevo planeta a 2.000 años luz. Se trata de identificar tres pequeños efectos que ocurren simultáneamente cuando un planeta orbita una estrella. El primero de esos es un efecto relativístico de la teoría de Einstein que hace que una estrella brille más o menos según sea empujada atrás o adelante por un cuerpo que la orbita, una técnica que predijo Avi Loeb en 2003. Otro de los efectos es el alargamiento de la estrella como un balón, por lo que se ve más brillante cuando tiene esa forma y menos cuando está de canto. Son efectos muy sutiles. El planeta es el Kepler-76b.

9. Terminó la siesta del Sol

Con cuatro explosiones poderosas en 48 horas a comienzos de la semana, el Sol parece despertar del inusual letargo que traía desde más de 1 año. Y el viernes remató con otra, también de la compulsiva mancha solar AR1748. Las explosiones han sido las más potentes del año y se estima que la estrella continuará así en los próximos días y semanas, con lo cual en la Tierra habrá que extremar medidas de protección.

10. Aprenda a nadar que nos inundamos

Los glaciares aparte de Groenlandia y la Antártida perdieron cerca de 260.000 millones de toneladas métricas de hielo cada año de 2003 a 2009, provocando un aumento del nivel del mar de 0,7 milímetros por año, una cantidad exagerada en estos temas. El estudio fue publicado en Science. Los glaciares contribuyeron al aumento del mar tanto como aquellas dos enormes masas de hielo, lo cual se torna preocupante.

Mis 10 noticias científicas de la semana

Antropología, Arqueología, Astronomía, Genética, Medicina, Psicología, Salud, biología 2 Comentarios

1. La madre distingue el llanto por hambre

El cerebro de las mujeres parece dispuesto para responder al llanto de un bebé que tiene hambre, según un estudio publicado por los Institutos de Salud de Estados Unidos. Al analizar imágenes cerebrales de voluntarios, hombres y mujeres, se encontró que los patrones cerebrales de ellas cambian al sentir el llanto de un bebé, lo que no se nota en los hombres aunque estos también tratan de ayudar al pequeño. Y cuando era por hambre, la situación era más marcada en las mujeres. El estudio apareció en NeuroReport.

2. Una galaxia vecina tímida

A solo 5 a 6 millones de años de la Vía Láctea fue detectada una pequeña galaxia, Leo P, que parece no haber sido modificada por ningún choque intergaláctico y que presenta muchas estrellas jóvenes que siguen naciendo. La galaxia no había sido vista antes y no interactúa con la nuestra ni con Andrómeda, las grandes del vecindario. El estudio fue publicado en The Astrophysical Journal.

3. Nada detiene la extinción de las abejas

Los apicultores perdieron el 31% de sus abejas entre fines de 2012 y comienzos de 2013 en el invierno del norte, el doble de lo que se puede atribuir a causas naturales. Desde hace años el número de las poblaciones de estos insectos, esenciales para la polinización y por ende para la producción de alimentos, viene a la baja, creando verdadera alarma, dijo un análisis de Brandon Keim en Wired.

4. Y hubo una poderosa explosión

Testigos extraídos del fondo del mar hablan de una poderosa explosión. Son microorganismos amantes del hierro en los que se detectaron rastros de un isótopo radiactivo del hierro que provino de la explosión de una supernova en el vecindario en nuestra región de la galaxia hace 2.200 millones de años. En ese entonces ya existía vida en nuestros océanos. El estudio fue divulgado por científicos del Technische Universitaet Muenchen (TUM).

5. Una próstata marcada

Científicos de la Clínica Mayo obtuvieron la licencia tecnológica para aprovechar el hallazgo de unos biomarcadores del cáncer de próstata agresivo, con lo cual los médicos tendrán un elemento importante para el tratamiento de pacientes en todo el mundo. Se espera que esté pronto en el mercado según un boletín de esa organización.

6. Se le fueron las luces a Kepler

El telescopio espacial Kepler que ha revolucionado la búsqueda de planetas extrasolares entró inesperada mente en modo seguro, para la autoprotección. ¿Qué ocurrió? No se sabe, pero luego los especialistas de la misión realizaron los procedimientos para la reactivación y procedieron a la descarga mensual de datos, que estaba prevista para unos días después. Se considera que se perdieron 5 días de datos.

7. Europeos son uno solo

En la práctica todos los europeos de hoy descienden de un conjunto común de ancestros que vivieron hace cerca de 1.000 años, alrededor de la época en la que los vikingos realizaban sus viajes y los normandos conquistaban tierras, de acuerdo con un estudio publicado en Plos Biology. Esa podría ser también la historia de la mayoría de la gente del planeta, descender de unos pocos que no vivieron sino hace cientos de años.

8. Pasamos la barrera que no deberíamos

La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, CO2, cruzó la barrera de las 400 partes por millón, la más alta en al menos 3 millones de años, lo que evidencia que pese a todas las negociaciones, compromisos y renuencias, el planeta sigue su carrera hacia el calentamiento, una carrera a la que lo ha sometido el hombre. El dato lo entregó el Observatorio de Mauna Loa, que mantiene un monitoreo constante.

9. La Tierra y la Luna unidas por el agua

Científicos utilizaron un equipo especializado de iones para estudiar la relación de hidrógeno-deuterio en rocas de la Luna y la Tierra, para llegar a una conclusión: el agua lunar no llegó por medio de cometas sino que estaba presenta en nuestro planeta cuando se produjo la enorme colisión que envió material de la Tierra para crear la Luna hace 4.500 millones de años, según el estudio publicado en Science.

10. El bicho de Justiniano

Al analizar ADN de restos de esqueletos del siglo 6 después de Cristo se encontró que la famosa peste que hubo en la época del emperador bizantino Justiniano (482-565), la que se presentó en la década de 540 y que fue llamada la plaga de Justiniano, la que minó su reinado y su salud también aunque se recuperó, fue causada por la bacteria Yersinia pestis, la misma que provocó la muerte negra y otras epidemias de los siglos 14 a 17. El estudio fue presentado en Plos Pathogens.

Mis 10 noticias científicas de la semana

Antropología, Astronomía, Ecología, Genética, Neurociencias, biología Sin Comentarios

1. Somos más de lo que pensamos

Así haya subido solo unas décimas, pero la materia de la que estamos hecha es un poco más abundante en el universo de acuerdo con los hallazgos del satélite Planck, que estudia el universo. Pero ese no fue el dato más importante hallado. Gracias a las mediciones se determinó que la edad del universo es de 13.800 millones de años más o menos, que la tasa de expansión va a un ritmo de 67,2 kilómetros por segundo por megaparsec (un megaparsec son unos 3 millones de años luz).

El Planck miró al universo cuando solo tenía 370.000 años, algo así como el 3% de su edad actual y precisó además que la energía oscura constituye el 68,3% del universo conocido, un poco menos de lo que se creía mientras hay más materia oscura (26,8%) y materia ordinaria (4.9%).

Planck es operado por ESA con ayuda de la Nasa.

2. Se llegó la hora de salir

Un nuevo análisis de esqueletos precisa que los humanos modernos salieron de África para poblar otras regiones hace 62.000 a 95.000 años. Algunos habían sugerido que esa migración se presentó hace 200.000 años, casi al tiempo con la adquisición de los rasgos que nos convirtieron en humanos.

El estudio fue publicado en Current Biology.

3. Una esperanza que muere

Una candidata a vacuna contra la malaria en el que se tenían centradas muchas esperanzas para frenar un mal que mata cerca de 800.000 personas cada año no funcionó, reveló The New England Journal of Medicine: luego de 4 años de haber sido inoculada brinda una protección cercana a cero según el estudio con nichos de Kenya.

4. Haciendo bebés con 3 padres

El Reino Unido quedó a un paso de permitir el remplazo de la mitocondria durante la fertilización in vitro con el objeto de corregir defectos del futuro bebé reveló Nature. El mecanismo funciona retirando el núcleo de un óvulo o de un embrión de una mujer con mutaciones en el ADN de su mitocondria para insertarlo en el citoplasma de un óvulo o embrión con mitocondria sana. Sería, para algunos, un bebé con tres padres.

5. ¿Y dónde está la nave?

Un artículo aparecido en Geophysical Research Letters sugiere que la nave Voyager 1, tras haber sido lanzada hace 35 años, estaría ahora en una región del espacio donde no hay influencia del Sol. O sea, habría dejado el Sistema Solar, siendo el primer artefacto humano en hacerlo. La Nasa respondió de inmediato diciendo que no creía que aún estuviera por fuera, aunque sí cerca de abandonar el Sistema.

6. Yo sé lo que tú piensas

Científicos lograron mediante escaneo del cerebro humano decir en qué pensaba la persona, lo que se constituye en una evidencia más de las posibilidades que se abren. Científicos de Cornell lograron reconstruir videos de lo que una persona había visto solo con base en la actividad de su cerebro. El estudio fue presentado en el journal Cerebral Cortex hace unos días y conocido esta semana.

7. Buenos padres homosexuales

La Academia Americana de Pediatría anunció esta semana su apoyo a la adopción de hijos por parte de parejas homosexuales, al considerar que los niños prosperan más en familias estables, lo que les provee la seguridad que necesitan y eso se obtiene a través del matrimonio. La Academia esgrimió cinco razones para dar su apoyo.

8. A desempolvar las pantalonetas

Esta semana, el 20, fue el equinoccio de primavera, momento en el cual el Sol cruza el plano del ecuador celeste para seguir su trayectoria hacia el norte. En ese hemisferio llega la primavera y se preparan para el verano, mientras que en el sur entra el otoño. Aunque es una fecha normal, marca un cambio en las actividades de los seres humanos.

9. Fueron más de 60 minutos

Este sábado 23 se cumplió la séptima versión de La Hora del Planeta, convertida ya en un movimiento mundial que llega a más de 150 países e involucra decenas de millones de personas, cuyo efecto se ha dejado sentir en favor de acciones de valor para mejorar el medio ambiente y el futuro de la Tierra. Esta vea hubo más énfasis en el trabajo de las redes sociales y las propuestas de los ciudadanos.

10. Un debate sobre el agua

Una jornada más del Día Mundial del Agua el viernes 22 que significó una gran movilización ciudadana en defensa del recurso, escaso en muchas regiones del planeta. En Colombia abunda, pero su calidad es cada vez peor y así se ha sentido en regiones como Antioquia. Solo el 0,02% de la Tierra es agua, así los océanos cubran 75% de la superficie de la Tierra.

Miraron en 86 estrellas y no hallaron vida

Astronomía, General, biología Sin Comentarios

Aunque la misión Kepler d ella Nasa ha encontrado hasta ahora 2.740 candidatos a planetas, la gran pregunta persiste: ¿tienen vida inteligente?

Científicos de la Universidad de California en Berkeley usaron el Green Bank Telescope en West Virginia (E. U.) para buscar señales de radio inteligentes de 86 de esas esas estrellas. Si bien no encontraron ninguna señal, calcularon que menos de 1 en 1 millón de estrellas en la Vía Láctea tienen civilizaciones planetarias avanzadas para transmitir señales que pudiéramos detectar.

“No encontramos a ET, pero pudimos usar la muestra estadística para poner límites a la presencia de civilizaciones inteligentes transmitiendo en la banda de radio donde buscamos”, dijo Andrew Seimon, doctor en Astronomía.

Aunque parezcan pocos, no es así: podría haber millones de civilizaciones avanzadas en la galaxia.

“La misión Kepler nos enseñó que hay trillones de planetas en la galaxia, más que estrellas”, agregó Dan Werthimer, físico que encabeza el más grande proyecto de búsqueda de vida inteligente, el Seti, con el telescopio de Arecibo en Puerto Rico. “Algún día los mortales podrán contactar civilizaciones billones de años más avanzadas”.

Los hallazgos fueron publicados en The Astrophysical Journal.

Las 86 estrellas fueron escogidas el año pasado con base en una lista de 1.235 candidatos a planetas conocidos entonces. Los científicos escogieron estrellas con 5 o 6 candidatos a planetas en órbita y aquellos que albergaban planetas que podrían tener condiciones como las de la Tierra, incluyendo temperaturas que permitan agua líquida. El telescopio pasó 12 horas recogiendo 5 minutos de radio emisiones de cada estrella en una frecuencia de 1,1 a 1,9 GHz, que en la Tierra están entre las bandas de telefonía celular y la televisión. Luego combinaron con la búsqueda de señales de alta intensidad con una banda de 5Hz que es producida artificialmente, presumiblemente por vida inteligente.

La mayoría de las estrellas están a más de 1.000 años luz, por lo que solo señales dirigidas intencionalmente en nuestra dirección podrían haber sido detectadas.

La búsqueda, de todas formas, proseguirá.

Sacan del Vostok agua de hace 20 millones de años

Geología, biología 2 Comentarios

Luego de millones de años de permanecer alejada de cualquier tipo de contaminación bajo la Antártida, agua del mítico lago Vostok fue retirada la semana pasada para análisis, reveló un artículo en Scientific American.

Hace casi un año, en febrero pasado, científicos rusos terminaron de perforar la capa de hielo hasta alcanzar el lago a más de 4.000 metros de profundidad, cerca de 1.300 millas cúbicas de agua líquida que se cree se formó hace cerca de 20 millones de años y permaneció aislada del resto del ambiente terrestre.

Fue la culminación de un esfuerzo de 23 años para llegar hasta el lago, una acción defendida por unos, criticada por otros.

El lago, de acuerdo con Caleb Scharf, de Columbia University, en Scientific American, es un ejemplo intrigante para estudiar organismos extremófilos y la evolución bajo aislamiento, así como para establecer un paralelo con ambientes del Sistema Solar en los que se cree que puede haber vida, como el subsuelo marciano y las lunas Encelado y Europa.

Tras haber perforado, los científicos debieron permitir que el agua del lago se expandiera por el agujero hasta la parte superior, donde se congeló, una estrategia diseñada para reducir el riesgo de contaminación con el medio exterior.

Como regresaba el brutal invierno antártico, los científicos abandonaron la región y regresaron a fines de año. El jueves pasado extrajeron la primera muestra que se sabe con certeza que provino del lago.

La confirmación la hizo la agencia de noticias Ria Novosti, que citando al Arctic and Antarctic Research Institute, indicó que “el primer núcleo de hielo transparente del lago, de 2 metros de longitud, fue obtenido el 10 de enero a una profundidad de 3.406 metros. En su interior estaba un canal vertical lleno con el hielo rico en burbujas”.

¿Qué sigue? El estudio de la muestra para analizar sus cualidades físicas y químicas y determinar si hay señales de mida microbiana.

Confirman existencia de agua en Mercurio

Astronomía, Geología Sin Comentarios

Aunque podría creer uno que anda achicharrado y sudando la gota amarga, solo en parte es verdad. Mercurio, el planeta más pequeño del Sistema Solar y el más cercano al Sol, tiene agua en la región que permanece en la oscuridad.

El hallazgo proviene de información transmitida por la nave Messenger, que orbita ese planeta desde marzo de 2011.

Así, los científicos están viendo con claridad por primera vez en detalles sin precedentes cómo los planetas del Sistema Solar interior adquirieron agua.

Mercurio se encuentra a solo 57 millones de kilómetros del Sol en promedio, frente a 150 millones de la Tierra.

Messenger detectó abundante agua en forma de hielo y otros minerales volátiles congelados en los cráteres polares en sombra perenne.

“Los datos indican que el agua está diseminada por un área del tamaño de Washington DC y tiene un grosor de más de 3 kilómetros”, dijo David Lawrence, científico de la misión en el Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory y autor principal de tres papers que describen los hallazgos en la edición de Science Express ayer.

Los instrumentos de la nave completaron la primera medida del exceso de hidrógeno en el polo norte de Mercurio e hicieron las primeras mediciones de la reflectividad de los depósitos polares en longitudes de onda cercanas al infrarrojo, permitiendo los primeros modelos detallados de las temperaturas de la superficie y cerca de esta en esas regiones.

Pese a su cercanía a la estrella, la inclinación del eje de rotación de Mercurio de menos de 1 grado permite la existencia de pedazos de los polos que nunca ven la luz solar.

Hace varias décadas se había sugerido la existencia de hielo y otros volátiles atrapados en los polos, una idea que recibió apoyo en 1991 luego de que el radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico detectó brillantes parches en los polos, algunos correspondientes a las localidades de cráteres por grandes impactos vistos por la sonda Mariner 10 en los años 70. Pero como esta nave detalló menos del 50 por ciento del planeta, se carecía de un diagrama completo de los polos para comparar con las imágenes de radar de Arecibo.

Las imágenes de Messenger tomadas en 2011 y a comienzos de 2012 confirmaron los rasgos brillantes en los polos dentro de las regiones de sombra permanente. Un hallazgo consistente con la hipótesis del agua en forma de hielo.

La temperatura en el planeta varía de 350°C en pleno día a -170°C en la noche.

En la foto, las zonas brillantes en el polo norte, que coinciden con las de Arecibo. Cortesía Nasa.

Detectan cometas en otros sistemas planetarios

Astronomía, biología Sin Comentarios

No solo nuestro Sistema Solar tiene cometas, sino que estos viajeros del tiempo podrían existir en otros sistemas planetarios, de acuerdo con revelaciones del telescopio espacial europeo Herschel.

El instrumento descubrió extensos cinturones de cometas alrededor de dos sistemas planetarios que poseen planetas hasta del tamaño de Neptuno.

Los cometas, como en nuestro caso, podrían estar irrigando el agua, fuente de vida, en algunos de esos planetas.

En un estudio anterior del Herschel, científicos habían hallado que el cinturón de polvo alrededor de la estrella Fomalhaut debía ser mantenido por colisiones entre cometas.

El nuevo estudio sugiere que los sistemas GJ 581 y 61 Vir tienen grandes cantidades de restos cometarios. El telescopio detectó señales de polvo frío a -200° C en cantidades que significan que esos sistemas deben tener al menos 10 veces más cometas que el cinturón de Kuiper en nuestro Sistema Solar.

GJ 581, o Gliese 581, es una estrella enana tipo M, el tipo más común de estrellas en la galaxia. Se ha demostrado que posee al menos 4 planetas, incluido uno en la zona habitable, en el que podría existir agua líquida.

Y se han confirmado dos planetas alrededor de 61 Vir, una estrella tipo G, solo un poco menos masiva que nuestro Sol.

Los planetas en esos sistemas son súper Tierras, con de 2 a 18 veces la masa de la Tierra.

Para sorpresa, no hay evidencias de planetas tipo Júpiter ni Saturno.

Se cree que el juego gravitacional entre Júpiter y Saturno en nuestro Sistema es responsable de haber alterado el una vez muy poblado cinturón de Kuiper, enviando una gran cantidad de cometas hacia los planetas interiores en un evento cataclísmico que duró varios millones de años.

Los nuevos hallazgos muestran cinturones tipo Kuiper mucho más densos con planetas menos masivos, expresó Mark Wyatt, de la Universidad de Cambridge, líder del paper sobre Vir 61.

Los cometas, se cree hoy, fueron vitales para la Tierra al depositar enormes cantidades de agua en ella. ¿Será igual en esos lejanos mundos?

Gliese 581 se halla a unos 20,5 años luz de nosotros; Vir 61 está a unos 27,8 años luz; y Fomalhaut a unos 25 años luz.

En el gráfico de la ESA se observa cómo serían esos cinturones densamente poblados con cometas.

Solo los microbios vivirán los últimos días de la Tierra

Astronomía, Geología, biología Sin Comentarios

Aunque el Sol será cadáver en unos 4.000 a 5.000 millones de años, a la Tierra le queda menos tiempo: solo unos 2.800 millones de años según estudio.

Para cuando el Sol se convierta en una estrella gigante roja que probablemente se engulla los tres planetas más cercano, no habrá vida en el nuestro.

Unos 1.000 millones de años antes de que la Tierra desaparezca, los únicos organismos vivos serán bacterias unicelulares habitantes de estanques aislados de agua caliente y salada.

Es un panorama sombrío, aterrador, pero para los actuales cazadores de vida extraterrestre es una luz de esperanza de encontrar vida en otros mundos lejanos. Esos paquetes de vida en la Tierra del futuro insinúa que la habitabilidad de planetas alrededor de otras estrellas es más variada de lo que se creía.

Con base en los conocimientos sobre la Tierra y el Sol, investigadores en el Reino Unido calcularon la línea del tiempo de las fases de la vida en nuestro planeta cuando el Sol se expanda en una gigante roja.

Aunque otros estudios han modelado la situación de la Tierra como un todo, Jack O’Malley-James de la Universidad de St. Andrews, en el Reino Unido, y colegas analizaron la posibilidad de que pudiera sobrevivir la vida en algunos pocos hábitats extremos.

Las estrellas tipo Sol de diferentes tamaños envejecen a distintas tasas, por lo que el grupo analizó cuánto tiempo formas complejas de vida podrían sobrevivir alrededor de estrellas pequeñas y grandes.

“La habitabilidad no es tanto un atributo de un planeta, sino algo que tiene una línea de tiempo”, dijo O’Malley-James.

El equipo modeló las temperaturas crecientes en la superficie de la Tierra a diferentes latitudes, junto a cambios de largo plazo en las características orbitales del planeta. El modelo muestra que a medida que el Sol envejezca y caliente más la Tierra, las formas complejas de vida como plantas, mamíferos, peces e invertebrados desaparecerán. Los océanos se evaporarán y las placas tectónicas se deformarán sin el agua que las lubrique. Eventualmente, lagos de agua salada caliente será todo lo que habrá en las altitudes altas, en cavernas cubiertas o muy adentro de la tierra. Los microbios que vivan en esos estanques dominarán la Tierra por algo así como 1.000 millones de años. Luego se extinguirán también.

Al aplicar el modelo a estrellas de varios tamaños, la vida en un planeta tipo Tierra sería unicelular durante los primeros 3.000 millones de años. La vida compleja existiría durante periodos comparativamente cortos antes de que la estrella comenzara a morir y las condiciones fueran de nuevo favorables solo para los microbios.

Entonces, hablando estadísticamente, si hubiera vida en otros mundos, lo más probable es que solo sea microbiana debido a los tiempos, dijo el grupo.

Probar, sin embargo, si algún tipo de vida existe en algún lugar será un logro increíble. O’Malley estudia ahora cuáles y cómo serían las señales químicas que tendría la vida en un futuro en la Tierra y si se podrían detectar en otros planetas que hoy parecen muertos.

“En vez de ser un planeta muerto, podría ser que estuviera cerca del fin de su tiempo habitable”.

Hallan planeta de diamante

Astronomía, Física Sin Comentarios

Si una chispa de diamante hace las delicias de muchos humanos y ennegrece los corazones, ¿qué tal un diamante del tamaño de un planeta más grande que la Tierra?

Eso es lo que podría ser el planeta 55 Cancri e, que tiene un radio dos veces el terrestre y una masa ocho veces mayor, una Supertierra en el argot astronómico.

El estudio de los científicos de Yale University será publicado en Astrophysical Journal Letters.

“Esta es nuestra primera mirada a un mundo rocoso con una química diferente a la de la Tierra”, expresó Nikku Madhusudhan, cabeza del equipo. “La superficie de este planeta está probablemente cubierta en grafito y diamante en vez de agua y granito”, dijo.

El planeta orbita la estrella 55 Cancri a 40 años luz de nosotros, estrella que se puede ver a simple vista en la constelación Cáncer. Lo hace a una supervelocidad tal que su año solo dura 18 horas. Es un cuerpo demasiado caliente, cerca de 2.150° C, por lo que se descarta cualquier tipo de vida conocida.

Este planeta fue observado por primera vez el año pasado mediante la técnica del tránsito, permitiéndoles a los astrónomos medir su radio. Esa información más la reciente estimación de su masa permitió a los científicos inferir su composición química mediante modelos de su interior, estableciendo todas las posibles combinaciones de los elementos y compuestos que le otorgarían características especiales.

Astrónomos habían reportado previamente que la estrella madre tiene más carbono que oxígeno. Madhusudhan y colegas confirmaron que cantidades sustanciales de carbono y carburo de silicio y una cantidad despreciable de hielo de agua estuvieron presentes durante la formación del planeta.

El planeta está compuesto más que todo de carbono (como grafito y diamante), hierro, carburo de silicio y posiblemente algunos silicatos.

Los cálculos sugieren que cerca de un tercio de la masa del planeta, equivalente a tres masas terrestres, podría ser de diamante.

“En contraste, el interior de la Tierra es rico en oxígeno, pero muy pobre en carbono, menos de una parte en mil”, dijo Kanani Lee, coautor del estudio.

Dibujo de Cancri 55 E

Hallan planeta que podría tener vida

Astronomía Sin Comentarios

A 50 años luz de nosotros, hacia la constelación del Dorado, reside Gliese 163c, un planeta más grande que la Tierra, unas 7 veces más masivo, orbitando cerca del borde interno de la llamada zona habitable, dijeron científicos.

Es decir: podría albergar la vida según las estimaciones iniciales.

El hallazgo fue reportado por Thierry Forveille, del Observatorio de Grenoble en Francia. Dependiendo de su composición y del aislamiento que posea su atmósfera, el planeta podría soportar la vida.

“Diría que es un planeta habitable”, dijo Raymond Pierrehumbert, de la Universidad de Chicago. Es improbable que experimente algún tipo de efecto invernadero que lo caliente para impedir la posibilidad de vida.

Forveille y colegas encontraron el planeta buscando oscilaciones en la estrella madre con un telescopio en Chile. Los astrónomos calculan que Gl 163c, como se denomina el planeta, recibe 30 a 40% más energía que lo que recibe la Tierra del Sol. Como el radio del planeta es desconocido, no está claro de qué está hecho, pero los científicos especulan que es una mezcla de rocas y agua.

Gliese 163 es una estrella enana tipo M, más pequeña y menos brillante que el Sol, y alberga al menos 2 planetas. El interno, Gl 163b, tiene 11 veces la masa terrestre y completa un giro cada 8,6 días; un poco más afuera está Gl 163c, con 7 masas terrestres y un giro cada 25,6 días. Y hay un tercer planeta potencial, de 20 masas terrestres, mucho más alejado, con un periodo orbital de 669 días.

Astrónomos creen que buscar planetas habitables en torno a enanas M podría ser una forma rápida de hacer otra Tierra. “Es más fácil hallar y seguir un planeta del tamaño de la Tierra en la zona habitable de una estrella enana M”, expresó Courtney Dressing, del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics.

Estas estrellas son más pequeñas, por lo que planetas tipo Tierra serían más fáciles de hallar: producen un mayor jalón sobre la estrella y una mayor reducción del brillo. Y las enanas M son comunes, casi el 80% de las estrellas en el vecindario.

Por eso existe un buen chance de que la sonda Kepler pudiera encontrar un planeta como el nuestro alrededor de una enana de esas dentro de un radio de 75 años luz de nosotros, dijo Dressing.

“Esto nos motiva más para mirar planetas tipo Tierra alrededor de las estrellas más pequeñas, dijo la astrónoma.

Dibujo cortesía

« Anteriores Siguientes »