A más labores domésticas, menos vida sexual

General, Sexualidad, Sociología 4 Comentarios

Hay estudios que aparecen con unas cosas que causan hilaridad o… preocupación. Este revela una faceta social insospechada y que da mucho para hablar.

Los hombres casados que hacen más oficios tradicionales en la casa como cocinar, asear y comprar, reportan tener menos sexo que los maridos que no lo participan tanto de estas actividades.

Esto dice un estudio que aparece en el número de febrero de American Sociological Review.

“Los hallazgos sugieren la importancia de los roles de género socializados en la frecuencia sexual en un matrimonio heterosexual”, dijo Sabino Komrich, investigador del Centro de Estudios Avanzados en el Instituto Juan March en Madrid, cabeza de la investigación.

“En las parejas en las que el hombre participa más de las actividades hogareñas típicamente hechas por mujeres, se reporta tener sexo con menos frecuencia. Y en las parejas en las que el hombre participa más de tareas consideradas masculinas, como arreglar el patio, pagar las facturas y darle mantenimiento al auto, la frecuencia sexual es más alta”.

En el estudio, que se basó en datos de una encuesta nacional de familias de Estados Unidos, los hombres reportaban tener sexo 5,2 veces al mes antes de la encuesta, las mujeres 5,6 en promedio. Hombres y mujeres que reportaron una división más tradicional de género de las tareas hogareñas reportaron más vida sexual que aquellos con tendencia igualitaria.

¿Será existe un conjunto de escenarios sexuales referentes al género en los cuales el desempeño tradicional y la afirmación de género es importante para crear el deseo sexual y el desempeño en la actividad sexual? Eso sugiere Komrich.

Los científicos descartaron posibilidades como que en las parejas tradicionales los maridos sean más coercitivos sexualmente.

Pero algo debe haber.