Resumen científico de la semana

Astronomía, Cambio climático y ambiente, Cáncerología, Neurociencias, Paleontología, Psicología, Sociología, biología Sin Comentarios

Foto Wikipedia commons

1. El mejor no incentiva

Es muy común: en las oficinas destacan al empleado del mes o del año. En los centros educativos también. Lo hacen para poner de ejemplo su esfuerzo. Ahora un estudio en Psychological Science sugiere que esa distinción puede tener un efecto contrario en los demás: los desalientan a tener más logros, lo que los autores llaman ‘un desestímulo ejemplar”. Eso significaría que hay que alentar otro tipo de prácticas en instituciones y empresas.

2. Tortugas a la carta

Hoy en algunos países del sudeste asiático la sopa de tortuga es una exquisitez. En otros lugares no se consume. No fue siempre así. Cerca e Tel Aviv, Israel, científicos desenterraron fósiles de tortugas de hace 400.000 años que sugieren que eran consumidas por los habitantes de aquella época, mostrando la diversificación de la dieta de quienes vivieron en el Paleolítico. El estudio apareció en Quaternary Science Reviews.

3. Confieso que lo hice

Una nueva investigación aparecida en Proceedings of the National Academy of Sciences muestra que la privación del sueño puede hacer que las personas admitan falsamente que hicieron algo malo. En Estados Unidos, por ejemplo, las falsas confesiones son cerca del 25% de los casos de convictos injustamente encausados. Esa táctica es común en interrogatorios a sospechosos, haciendo que la persona pierda la capacidad de anticipar las consecuencias de sus acciones.

4. Hormona riesgosa

La hormona arginina vasopresina promueve la cooperación arriesgada en humanos dice estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. La cooperación se ha sabido, es intrínsecamente reconfortante para las personas permitiéndoles subvalorar riesgos asociados con ella. En el experimento, las personas que recibieron esa hormona eran mucho más dados a cooperar en un juego que suponía altos riesgos, que aquellos que no la recibieron algo que sugiere que esa hormona desempeña un papel activo en ese comportamiento.

5. Juntos es mejor

Los pájaros pequeños también forman lazos duraderos con sus congéneres, además compartir largos viajes con ellos, una cercanía que favorece la reproducción y facilita el proceso de ajustarse a un nuevo lugar, según el estudio aparecido en Bird Study. Esa característica había sido observada y estudiada en aves grandes. Los miembros de un grupo de luganos pueden permanecer juntos hasta 4 años.

6. Emisores clandestinos

No habían sido muy estudiados en cuanto a su aporte. Por eso sorprenden los datos de un estudio aparecido en Nature Geoscience que dice que los estanques o humedales pequeños de menos de media hectárea que solo comprenden 8,6% del área de lagos y estanques responden por el 15,1% de las emisiones de dióxido de carbono y 40,6% de metano de esos cuerpos de agua. Para el estudio revisaron 427 de esos humedales.

7. La estatura y el cáncer

Las personas de mayor estatura tienen menos riesgo de desarrollar enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes, pero un mayor riesgo de cáncer, lo cual se debe a la activación de un sistema relacionado con los factores de crecimiento. El estudio apareció en The Lancet Diabetes & Endocrinology y tiene implicaciones para la guía médica.

8. De víctima a victimario

La Tierra, según varios investigadores, tiene mucho que agradecerle a Júpiter pues según sus estudios ha servido de escudo protector desviando cometas y asteroides dada su gran influencia gravitacional. Una investigación aparecida en Astrobiology cuestiona esa creencia y dice que por el contrario Júpiter y Saturno se han encargado de ‘patear’ objetos hacia el sistema solar interior, del cual la Tierra forma parte. ¿Cuál hipótesis prevalecerá?

9. Pobreza, flacura y gordura

Cuánto comes dependerá para muchos de cuán acomodada era su familia. Un estudio sugiere que las personas que de niños padecen hambre, cuando crecen y tienen mayor riqueza comen incluso en ausencia de hambre, lo que influye en la tendencia a la obesidad y otros desórdenes, según el artículo en Psychological Science. La pobreza interrumpe el vínculo entre hambre y comida.

10. A vivir más

Investigadores demostraron que las células senescentes, que no se dividen y se acumulan con la edad, impactan de modo negativo la salud y acortan la vida de los ratones en un 35%. El estudio revela que la eliminación de esas células retrasa la formación de tumores, preserva el funcionamiento de tejidos y órganos y extiende el ciclo vital sin efectos adversos observados. La pregunta ahora es ¿servirá para humanos? El artículo apareció en Nature.

¿De qué se enferman los altos?

Medicina, Salud, biología Sin Comentarios

Foto cortesía

Tener estatura alta puede ser una ventaja en muchos casos y aunque no se podría asegurar qué grupo, si los bajitos o los altos, gozan de mayores ventajas en el desenvolvimiento de su vida diaria.

Pero los altos tendrían un problema no considerado hasta ahora: las personas de mayor estatura tendrían un mayor probabilidad de desarrollar o no las llamadas enfermedades no comunicables, como diabetes, cáncer y cardiovascular.

Eso, al menos a la luz de una investigación aparecida en The Lancet Diabetes & Endrocrinology, que por lo menos resulta llamativa.

Y lo es porque no es un misterio afirmar que cada día las nuevas generaciones ganan en estatura y es común que los hijos sean más altos que sus padres. Por ejemplo, el incremento más grande en las últimas décadas se ha observado en Países Bajos: los hombres son 20 centímetros más altos que lo que fueron sus antecesores hace 150 años. En ese país se tiene el mayor consumo de leche y productos lácteos del mundo.

En el estudio se analizaron las causas y los efectos médicos de ese incremento en la estatura.

Para sorpresa se determinó que la estatura tiene un impacto importante en la mortalidad por ciertas enfermedades comunes, independiente de la masa corporal y otros factores. Estudios previos han mostrado que los altos tienen menor riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes, pero uno más elevado de cáncer.

“Los datos epidemiológicos muestran que por 6,5 centímetros de estatura el riesgo de mortalidad cardiovascular se reduce 6%, pero el riesgo de cáncer aumenta 4%”, dijo el profesor Matthias Schulze.

Los autores sospechan que el incremento en la estatura es un marcador de sobrenutrición de alimentos altos en proteína animal durante las distintas fases del crecimiento. Al activarse el sistema relacionado con los factores de crecimiento tipo insulina, hace que el cuerpo sea más sensible a esta influenciando de manera positiva el metabolismo lípido. Y los datos indican que los altos tienen menos grasa en el hígado, lo que explicaría el menor riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes

Pero la activación de ese sistema y otros mecanismos puede relacionarse con un mayor riesgo de ciertos cánceres, en especial de seno, colon y melanoma dado que el crecimiento celular siempre está activado.

Este hallazgo tiene implicaciones desde el punto de vista nutricional y de la prevención: prestarle más atención a la estatura y su relación con el cáncer.

Ya saben por qué nos elevamos

General, Neurociencias, biología Sin Comentarios

Foto Wikipedia commons

Si se eleva con frecuencia, si no logra concentrarse hay noticias: científicos encontraron un tipo de célula base de la atención.

El estudio de los investigadores del Instituto Karolinska en Estocolmo (Suecia) se hizo con ratones y en él manipularon la actividad de ese tipo de neurona logrando aumentar el grado de atención en los roedores.

El artículo, publicado en Cell, agrega al entendimiento de cómo los lóbulos frontales del cerebro trabajan y controlan el comportamiento.

La corteza frontal desempeña un papel crucial en las funciones cognitivas, incluyendo procesos mentales diarios como la atención, la memoria, la toma de decisiones y la solución de problemas. Pese a esto, no se comprende bien cómo realiza esos procesos ni cuáles tipos de neuronas están involucrados.

En este trabajo, encontraron que las neuronas que expresan la parvalbúmina tienen un papel esencial en la atención y en el aumento de esta. Ya se había demostrado que también están relacionadas con el conocimiento.

El grupo de investigadores se centró en la atención pues es un proceso cognitivo afectado en varios desórdenes neuro-psiquiátricos.

Así, entrenaron ratones para cumplir una tarea que requería un alto grado de atención, y grabaron la actividad de cientos de neuronas individuales en la corteza frontal mientras los animales cumplían la tarea repetitivamente.

“Hallamos que la actividad de las células de la parvalbúmina reflejan el nivel de atención”, dijo Marie Carlén, investigadora principal.

Esas células estaban muy activas cuando el animal estaba atento y menos cuando no prestaba atención. “Las diferencias eran tan grandes que pudimos predecir si un animal podría cumplir la tarea bien o no con solo mirar la actividad de esas células”.

10 noticias científicas de la semana

Astrofísica, Astronomía, Genética, Geología, Medicina, Psicología, Salud, biología Sin Comentarios

Foto Wikipedia commons

1. Madre e hija comparten emociones

Es más probable que la estructura cerebral llamada sistema cortico límbico sea pasado de madre a hija que de ella a hijo o de padres a hijos de cualquier género. Ese sistema gobierna la regulación de las emociones y tiene un papel en los desórdenes del genio, incluyendo la depresión, revelando que las emociones de la hija provienen en parte de la madre. El estudio se hizo con 65 familias y fue publicado en el Journal of Neuroscience.

2. Sicae en el zika cuidado

Esta semana se activaron las alarmas por la epidemia de zika. La Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana, el Ministerio de Salud de Colombia y entidades de distintos países presentaron nuevas medidas y llamaron a reuniones urgentes dado el ritmo de expansión de esa enfermedad producida por un virus que transmite el mosquito Aedes aegypti. Para algunos, es una verdadera pandemia. Crece la preocupación por la posible afectación de los fetos y bebés en mujeres embarazadas que contraigan el mal.

3. Hongos espaciales

Un pequeño hongo que crece en un ambiente hostil como la Antártida fue llevado a la Estación Espacial Internacional y leugo de 18 meses allí en condiciones similares a las que se encontrarían en Marte, 60% de las células permanecían inalteradas, vivas, un experimento que aporta elementos par ala búsqueda de vida en el planeta rojo. También se investigó la reacción de líquenes de España y Austria. Los resultados fueron publicados en Astrobiology.

4. Gen esquizofrénico

El riesgo de que una persona desarrolle esquizofrenia aumenta si hereda una variante específica de un gen relacionado con la eliminación de la conexión entre las neuronas. El hallazgo representa la primera vez que el origen de esa enfermedad psiquiátrica es relacionado con una variante específica de un gen y con procesos biológicos. El estudio se hizo con 65.000 personas y fue publicado en Nature.

5. Envejecer

El envejecimiento es todavía uno de los procesos misteriosos en biología. Científicos hallaron una regularidad estadística sorprendente de cómo una variedad de factores ambientales y genéticos afectan el ciclo de vida del nemátodo C. elegans, lo que sugiere que el envejecimiento no tiene una sola causa molecular sino que es un proceso sistémico que involucra muchos componentes dentro de una red biológica compleja. El estudio apareció en Nature.

6. Unos bigotes muy útiles

Nuestros órganos sensoriales registran objetos y estructuras en el mundo exterior, envueltos todo el tiempo en una comunicación de doble vía con el cerebro. Un estudio en Nature Neuroscience halló que las ratas usan sus bigotes para obtener esa información en la noche. Unos grupos de terminaciones nerviosas, los mecanorreceptores, situados en la base de cada bigote actúan como pequeñas calculadoras que calculan todo el tiempo cómo la base del bigote gira, con lo que el cerebro siempre está enterado de esa información.

7. El planeta plástico

A la chica y el chico plásticos que canta la salsa hay que agregarle que vivían en un planeta de plástico, que será realidad hacia mediados de siglo. Eso sugiere un estudio publicado en Anthropocene en el cual se muestra cómo ese producto está moldeando el planeta al punto que dejará huella permanente en la geología de la Tierra durante millones de años. Para los geólogos del futuro será un ingrediente que aportará mucha información al analizar los estratos del terreno.

8. Un año muy largo

Astrónomos reportaron en Monthly Notices of the Royal Astronomcial Society que un planeta que parecía vagar solo por el espacio en verdad está ligado a una estrella que reside a un billón de kilómetros, a la que daría 900.000 años en completar un giro o año. Es el sistema más grande conocido hasta ahora. El planeta es del tipo Júpiter, mucho más grande que este pero menor a una enana marrón (llamadas estrellas fallidas).

9. Un ratón sin Y

Al incrementar la expresión de dos genes no del cromosoma Y, investigadores de la Universidad de Hawai produjeron un ratón que carece de cromosoma Y, pero que pueden producir una clase de espermatozoides que se hacen viables mediante técnicas de reproducción asistidas, según el reporte presentado en Science. Un avance que algún día podría traducirse en la superación de determinados casos de infertilidad.

10. Ojo con esa técnica

Cerca de 1.500.000 personas en el mundo sufren retinitis pigmentaria, una enfermedad heredada que causa una degeneración progresiva de la retina provocando ceguera. Mediante células madre de un paciente, científicos usaron la técnica de edición genética para corregir una de las mutaciones que con frecuencia deriva en esa enfermedad. El avance fue publicado en Nature y significa que podría llegarse a una estrategia de trasplante personalizado para una variedad de enfermedades de la retina. Los estudios proseguirán.

Los topos consuelan a los afligidos

Psicología, biología Sin Comentarios

¿Tienen sentimientos los animales? Cada día más la ciencia parece confirmarlo mediante distintos estudios.

Foto Z. Johnson

Uno de ellos publicado esta semana revela que los topos Microtus ochrogaster consuelan a los familiares que están estresados y tal parece que el mecanismo responsable es la oxitocina, llamada hormona del amor.

Consolar a otros de la especie solo se había documentado en animales con altos niveles de sociabilidad y capacidad cognitiva como elefantes, delfines y perros.

Estos roedores son sociales, por lo que son objeto de muchos estudios. En el nuevo, James Burkett y colegas exploraron el potencial para la empatía.

Crearon un experimento en el que parientes e individuos conocidos fueron aislados temporalmente uno de otro, mientras uno fue expuesto a choque eléctricos suaves. Al reunirse, los topos que no habían recibido la corriente y que por ende no estaban estresados, procedieron a lamer al estresado y por periodo prolongado, en comparación con un escenario de control en el que ninguno de los individuos separados recibió el choque.

Al medir los niveles hormonales se encontró los miembros de la familia y amigos se mostraban incómodos cuando no podían consolar al afectado.

Para los investigadores, que la conducta de consolación solo se dé entre aquellos familiares o conocidos, no con extraños, demuestra que ese comportamiento no es una simple reacción a señales repulsivas.

Como la oxitocina es asociada con empatía en humanos, los científicos bloquearon ese neurotransmisor en los animales en una serie de experimentos similares, en los cuales entonces no consolaban al compañero o familiar afectado.

El estudio apareció en Science.

La agricultura fue básica para la llegada de los gatos

Evolución, biología Sin Comentarios

Cráneo de uno de los gatos hallados en China. . Foto D. Vigne, CNRS/MNHN

Una larga relación: científicos habrían determinado que los gatos comenzaron a ser domesticados en China 3.500 años antes de nuestra era, de acuerdo con su estudio publicado en Plos One.

Eso con base en restos hallados en asentamientos agrícolas, huesos del gato leopardo, relacionado con el gato salvaje occidental, del cual descienden todos los gatos domésticos.

El escenario es semejante al que se dio en el Oriente Cercano y en Egipto, donde la relación entre gatos y humanos apareció tras el nacimiento de la actividad agrícola.

Con más de 500 millones de individuos, el gato doméstico puede ser hoy el animal de compañía más común en el mundo. Todos descienden de una especie africana y del Oriente Cercano de gato salvaje (Felis silvestris lybica). Según un estudio de 2004, la primera relación entre humanos y gatos se presentó hace cerca de 9.000 a 7.000 años en el Oriente Cercano antes de nuestra era por el surgimiento de la agricultura.

En 2001, investigadores de la Academia de Ciencias China en Beijing habían hallado los huesos en el norte, en Shaanxi, que databan de hace unos 5.500 años, por lo que surgió una disyuntiva: ¿pertenecía la evidencia a una relación entre gatos chinos y humanos en aquella época o fue el resultado de la llegada de los primeros gatos domésticos del Oriente Cercano?

En ese país no se había registrado la subespecie de la que surgieron los gatos actuales.

Los investigadores estudiaron mandíbulas de 5 gatos de 3.500 a 2.900 años antes de nuestra era, determinando que pertenecían al gato leopardo Prionailurus bengalensis, conocido por frecuentar áreas con presencia humana.

El hallazgo muestra que se dio entonces una relación parecida a la de Egipto y el Oriente Cercano, siendo independiente de estas. Fue el gato leopardo y no el Felis silvestris el que se relacionó primero con los chinos.

Y se demuestra que la agricultura fue básica para esa relación: los gatos devorando los ratones en los sitios de cosecha, mientras los humanos los protegían por ese beneficio.

Pese a eso, los gatos actuales chinos no descienden del leopardo sino del F. silvestris lybica, que llegó con la ruta de la seda con los imperios romano y Han.

Las 10 noticias científicas de la semana

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Climatología, Ecología, Evolución, Genética, Geología, Neurociencias, Sexualidad, biología Sin Comentarios

Escena del crimen prehistórico. Foto Marta Mirazón

1. La primera masacre de la prehistoria

A 30 kilómetros al oeste del lago Turkana en Kenya científicos de la Universidad de Cambridge encontraron los restos parciales de 27 individuos, incluyendo al menos 8 mujeres y 6 niños que fueron masacrados hace 10.000 años en una lucha de cazadores-recolectores de ese entonces. 12 estaban casi completos y 10 mostraban claras señas de muerte violenta, con traumas craneanos, manos, costillas y rodillas quebradas, lesiones de flechas en el cuello y puntas de proyectiles de piedra en el cráneo y el tórax de dos hombres. Varios esqueletos fueron hallados boca abajo con fracturas severas de cráneo. El estudio fue publicado en Nature.

2. Internet cerebral

Una investigación publicada en eLife reclama una nueva estimación de la capacidad de memoria del cerebro humano, 10 veces más que previas estimaciones. Para los investigadores de Salk University esa capacidad es de al menos 10 petabytes (10 a la 15 potencia). Los científicos estudiaron las conexiones neuronales de axones y dendritas y otras estructuras para llegar a la conclusión de que esa capacidad es similar a la de la web mundial. Cada neurona tiene miles de sinapsis con otras miles neuronas.

3. Bombeo de agua

En un artículo en Science Reports científicos explicaron cómo los árboles bombean agua de las raíces hasta la copa, un misterio que rodeaba aun la botánica. Hallaron además que ese bombeo se da hasta unos 15 metros, mucho más del límite barométrico de 9 que se tenía estimado. El agua es mantenida en el vacío por periodos de tiempo casi indefinidos aún bajo alta tensión y sin formar burbujas o romperse.

4. 1, 2, 3, 4… 9

Dos astrónomos reconocidos, de Caltech, publicaron un artículo en The Astrophysical Journal en el cual presentan lo que consideran evidencias serias de que hay un noveno planeta en el Sistema Solar, que se acerca hasta unas 200 a 300 veces la distancia Tierra-Sol y se aleja entre 600 y 1.200 veces esa distancia. Las evidencias se basan en la forma como se encuentran dispuestos varios cuerpos en el lejano cinturón de Kuiper, lo que supone un jalón gravitacional por algún cuerpo mayor, que sería el planeta 9, con una masa al menos 5 veces la terrestre. Falta detectarlo ópticamente, dicen.

5. Calores

El año pasado fue el más caliente en la historia de los registros de 136 años, revelaron la Nasa y la NOAA (oficina del clima de Estados Unidos), superando el calor vivido en 2014, que era el año más caliente. La temperatura promedio de tierra y océanos excedió 0,90 grados el promedio del siglo 20. Al calentamiento global por los gases de invernadero se sumó El Niño, que rigió buena parte del año. Los expertos consideran que 2016 podría a su vez destronar a 2015.

6. Comenzó a temblar

La Tierra unos rasgos únicos en el Sistema Solar, aparte de sus océanos de agua, su atmósfera rica en elementos para soportar la vida. Es el único planeta con una capa externa de placas tectónicas que se desliza una debajo de la otra, creando montañas, valles y… terremotos. Esa característica surgió hace 3.000 millones de años, reveló un estudio en Science que utilizó trazos de elementos químicos. Todo se fundamenta en la alta presencia de granito, que se formó cuando el agua se filtró debajo de la corteza.

7. Apostemos

Agregarle luces centelleantes y música a los sitios de juego o casinos, aumenta el índice de decisiones arriesgadas de los jugadores, sugiere un estudio en el Journal of Neuroscience a cuya luz se puede explicar su presencia en casi todos esos sitios. El estudio, con ratas, demostró además que al bloquear un receptor de la dopamina se podría tratar la adicción al juego en humanos.

8. El amor, el amor

La atracción física tiene razones poco románticas sugiere un estudio en Genome Biology: está relacionada con nuestros genes, en especial aquellos vinculados con la estatura de la persona. Eso de acuerdo con un análisis del genotipo de más de 13.000 personas heterosexuales. Es decir: los genes que determinan su estatura influyen su elección de pareja por la estatura. Un ingrediente más para un tema tan complicado.

9. Araña mentirosa

Un artículo en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que existe un límite de tamaño con el cual los animales pueden adherirse a superficies verticales. Es el del lagarto o geco. Más allá, se requerirían extremidades muy grandes, difíciles de manejar. Para un humano, sería el 40% de su tamaño, lo que deja en claro que el hombre araña no tiene bases científicas.

10. Sexo para qué

Cuando un espermatozoide y un óvulo se unen, comienza una nueva vida. Es el caso en humanos, otros animales y en principio en plantas. Pero científicos israelíes y alemanes descubrieron un activador genético que hace que el musgo Physcommitrella patens tenga descendencia sin fertilización alguna, un mecanismo conservado a través de la evolución. El artículo apareció en Nature Plants.

El hombre araña es un farsante

Evolución, Física, biología Sin Comentarios

No queda duda: el hombre araña es un farsante. Eso a la luz de un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

La conclusión es clara: las lagartijas o gecos con los animales más grandes que pueden escalar una superficie vertical lisa, como un muro. Escaladores más grandes requerirían enormes e inmanejables guantes pegajosos.

Un humano, según los cálculos, necesitaría adhesivos que cubrirían 40% de su superficie corporal para caminar como lo hace el hombre araña. Y no parece haber adhesivos así que funcionen para las escaladas tan altas.

El estudio demuestra que en los animales trepadores, desde las hormigas a las arañas hasta las ranas arbóreas y los lagartos la superficie del cuerpo cubierta con adhesivo aumenta a medida que el tamaño del cuerpo es mayor, poniendo un límite a los animales que pueden usar esa estrategia, pues animales grandes requerirían pies enormes.

Los científicos, encabezados por David Labonte, del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, encontró que los pequeños ácaros usan cerca de 200 veces menos de su área total como adhesivos que los gecos, que son los trepadores más grandes en la naturaleza.

Los humanos necesitarían cerca del 40% de su cuerpo cubierto con adhesivo o 80% de la parte frontal si desean ser como el hombre araña.

Una vez un animal es lo suficientemente grande para tener una fracción de su cuerpo cubierta con parches pegajosos, los cambios morfológicos necesarios tornarían nada práctica la evolución de esa característica, sugiere el investigador.

“Si un humano, por ejemplo, quisiera trepar un muro como lo hace una lagartija, necesitaría grandes pies pegajosos, o unos zapados tamaño 145 talla europea o 114 norteamericana”, en palabras de Walter Federle, otro de los autores.

Y que se sepa, el hombre araña no calza tanto.

Los perros reconocen las emociones de las personas

Psicología, biología Sin Comentarios

Foto Jaime Pérez, El Colombiano

Cómo no iba a ser que el mejor amigo del hombre no reconociera sus emociones. Un nuevo estudio reveló que los perros reconocen las emociones de las personas al combinar información de distintos sentidos, una capacidad no vista por fuera de los humanos. Hasta ahora.

En el artículo publicado en Biology letters, los investigadores mostraron que los perros pueden formarse representaciones mentales abstractas de los estados emocionales negativos y positivos y que no exhiben solo conductas aprendidas cuando responde a las expresiones de las personas y de otros perros.

A 17 perros domésticos les mostraron pares de imágenes y sonidos con distintas combinaciones de expresiones emocionales negativas, como rabia y agresividad, y positivas, como alegría y juego en perros y humanos. Estas fuentes sensoriales de sujetos desconocidos fueron puestas al tiempo sin entrenamiento previo de los canes.

Se detectó que los perros pasaban mucho más tiempo mirando las expresiones faciales que representaban el estado emocional de la vocalización, tanto de los humanos como de los otros perros.

La integración de distintos tipos de información sensorial de este modo indica que los perros tienen representaciones mentales de los estados emocionales, positivos y negativos, de otros.

Kun Guo, investigador de University of Lincoln’s School of Psychology, dijo: “Estudios previos han mostrado que los perros pueden diferenciar entre las emociones humanas a partir de pistas como las expresiones faciales, pero eso no es lo mismo que el reconocimiento emocional. Nuestro estudio muestra que tienen la capacidad de integrar dos fuentes distintas de información sensorial en una percepción coherente de las emociones en humanos y otros perros. Para hacerlo necesitan un sistema de categorización interna de los estados emocionales. Esa capacidad cognitiva se había evidenciado solo en primates y la capacidad de hacerlo a través de especies solo en humanos”.

Daniel Mills, coautor, de School of Life Sciences at the University of Lincoln, aclaró que no se trata de una conducta asociativa aprendida para responder adecuadamente a una voz rabiosa, por ejemplo, sino del reconocimiento de un rango de señales muy distintas que juntas indican la expresión emocional en otros”.

Los felinos son impuros

Evolución, Genética, biología Sin Comentarios

Un bengal, bengalí o bengala, gato doméstico cruzado con un leopardo. Foto Wikipedia/Tyler T

¿Qué tal un ligre o un teón? Los felinos no siempre fueron los felinos que son. Así lo confirma un estudio sobre la evolución de estos animales, que en distintos puntos de su historia se aparearon unos con otros.


Los felinos actuales, por decirlo así, son en realidad animales sin pedigrí, comunes, lo que en algunas partes denominan ‘chandas’.

Los híbridos resultantes del apareamiento entre distintos tipos de felinos han regido su evolución, según el estudio.

Hoy es posible crear árboles familiares de las especies. Al analizar el nivel de similitud en el ADN se puede descubrir cuán emparentadas están dos especies.

En la última década análisis de genomas de felinos mostraron discrepancias extrañas, debido a dos tipos de ADN hallado en las células, el nuclear del núcleo celular y el mitocondrial de la mitocondria. Los árboles familiares de las especies de felinos difieren cuando se estudia uno y otro tipo de ADN, explicó William Murphy, coautor.

Una explicación es que ocurrió un apareamiento entre especies de gatos de distintos géneros y subfamilias. Se ha visto que especies que no viven cerca, en los zoológicos se han apareado. Puede suceder entre los leones que vive en África y los tigres de Asia. El resultado son híbridos que tienen rasgos de ambas especies, como ligres, cruzamientos entre leones machos y tigresas, y teones, descendientes de leonas y tigres.

“Una de las razas de gatos más populares, el bengalí, es un híbrido del gato doméstico y el leopardo asiático. Muchas otras razas son de origen híbrido”, dijo Murphy.

Para resolver el misterio de la evolución de los felinos, los investigadores estudiaron el ADN de 38 especies de gatos de 8 linajes de felinos, desde el gato doméstico a los grandes gatos como leones, tigres, leopardos, jaguares y guepardos.

Los científicos construyeron un árbol familiar de linajes maternos y paternos para cada una de las especies. Hallaron al menos 10 instancias de hibridización que moldearon la evolución de los felinos y “probablemente encontraremos más cuando tengamos los genomas completos de todas las especies vivas de felinos”, explicó Murphy, citado por LiveScience.

Se identificaron trazos de hibridización entre los genomas de más de la mitad de los 8 linajes, específicamente en el gato doméstico, el leopardo, el lince, el ocelote y la pantera.

Por ejemplo, mientras el puma está más relacionado con el gato doméstico y el leopardo asiático, las hembras de pumas tenían signos de ancestría de los linces y el gato de Borneo.

Es decir, la mezcla es común en la naturaleza, más de lo que se creía. Y podría aportar genes útiles al resultado de ese apareamiento entre especies diferentes.

El estudio apareció en Genome Research.

« Anteriores