¿Agua líquida en Marte?

Astronomía, Geología Sin Comentarios

Ilustración del agua que pudo tener el cráter Gale. Cortesía Nasa

Fueron por agua. La encontraron. Querían ver en qué forma estaba. Lo lograron: en hielo, almacenada bajo la superficie.

Marte tiene agua. Cuento viejo. Pero ahora un estudio publicado en Nature sugiere que es posible que exista en estado… líquido. Eso se desprende de un análisis a partir de información proporcionada por el robot Curiosity.

La posible explicación para que se encuentre en ese estado se debe al perclorato, sustancia que ha sido detectada en el suelo marciano y que permite reducir el punto de congelación por lo que el agua no tiene que congelarse sino que permanece líquida y salada.

Bajo las condiciones adecuadas el perclorato de calcio absorbe los vapores de agua de la atmósfera. Esas condiciones, según mediciones del robot, existen en la noche, dijo Morten Bo Madsen, jefe del Grupo Marte en la Universidad de Copenhague. También justo después de salir el sol en invierno.

Con base en mediciones de humedad y temperatura a una altura de 1,6 metros y en la superficie, se puede estimar la cantidad de agua que es absorbida. Cuando cae la noche, algún vapor de agua en la atmósfera se condensa en la superficie del planeta en forma de escarcha, pero el perclorato de calcio es muy absorbente y forma agua salobre, por lo que el punto de congelamiento baja y la escarcha se convierte en líquido. El suelo es poroso o sea que “lo que estamos viendo es que el agua se filtra. Con el tiempo otras sales pueden disolverse en el suelo y al hacerse líquidas se pueden mover y precipitar por cualquier punto de la superficie”, agregó.

10 noticias científicas de la semana

Astrofísica, Astronomía, Genética, Geología, Medicina, Paleontología, Salud, biología Sin Comentarios

Cortesía

1. Ser bajito tiene un riesgo serio

Si usted es una persona de corta estatura, debería ponerle atención a su corazón. Un estudio en el New England Journal of Medicine (NEJM) encontró una relación directa entre estatura y riesgo coronario. Así, por cada 7 centímetros de menor altura el riesgo crece 13,5%. Una de 152 centímetros tiene un riesgo 32% mayor que alguien de 167. Es una realidad que parece independiente de factores como la nutrición y el estado socioeconómico. El hallazgo, sin embargo, no tiene aplicaciones clínicas inmediatas.

2. Somos mutantes

Los humanos portan en promedio dos mutaciones que pueden provocar desórdenes genéticos severos o muerte prenatal cuando dos copias de la misma mutación son heredadas, reveló un estudio publicado en Genetics en el que se hizo una nueva estimación. La mayoría de los desórdenes que conducen a esterilidad o muerte infantil se deben a mutaciones recesivas, variantes en secuencias de ADN que no son nocivas cuando solo se porta una copia, pero si se llevan las dos (una de cada padre) pueden provocar enfermedades devastadoras como la fibrosis quística.

3. Menos inflamación, más vida

En un interesante estudio publicado en eLife científicos relacionan por primera vez la expectativa de vida con el número de copias genéticas. En estudios con ratones encontraron que los que poseían mayor número de genes relacionados con la lucha contra los procesos inflamatorios vivían más tiempo. Aunque es un avance preliminar, el resultado se torna llamativo. Esos genes, los CD33rSIGLEC son vitales para controlar las inflamaciones desencadenadas por el sistema inmunitario ante un ataque o anormalidad en los tejidos.

4. Y se cerró el puente

En un artículo en Science científicos colombianos establecieron gracias a la medición de granos de circón en el noroeste de Colombia que el istmo de Panamá, con lo que se unió el continente y se cerró la comunicación del entonces único océano, debió surgir hace 13 a 15 millones de años y no hace 3 como han sostenido otras investigaciones. Un hallazgo con implicaciones para el estudio del clima y la diseminación de la fauna y flora por el continente americano.

5. Le devuelven la honra

Casi que humanizado en varias películas como la célebre historieta de Los Picapiedra, en el mundo científico el brontosaurio no gozaba del mismo prestigio, al punto de que se había asimilado como un apatosaurio. Pero un estudio publicado en Peer indica que sí es un género diferente. En el estudio los investigadores aportaron datos para considerar que difiere en distintas características de los apatosaurios.

6. Las moléculas de Tauro

En el disco protoplanetario alrededor de una estrella hacia la constelación de Tauro a 455 años luz, astrónomos descubrieron la existencia de moléculas orgánicas, básicas para la vida. El anuncio sugiere que podrían ser más comunes de lo pensado y alimenta las posibilidades de que la vida también sea común. Las moléculas subsisten y están por montones en un medio hostil altamente energizado. El logro fue posible con el telescopio Alma de ESO y fue divulgado en Nature.

7. Glaciares marcianos

Una cadena helada. Glaciares marcianos. Un estudio en Geophysical Research Letters sugiere que Marte no solo tiene hielo en las zonas polares sino que existen dos cinturones de glaciares en ambos hemisferios, que están cubiertos de polvo por lo que no se ven con facilidad. Polvo que los protege además. Pero allí están. El hielo en esos glaciares equivaldría a 150 millones de metros cúbicos (como para cubrir todo el planeta con una capa de 1,1 metros).

8. El VIH a raya

Una nueva terapia podría reducir de manera dramática la cantidad del VIH presente en la sangre del paciente, con lo cual no requeriría las medicinas antirretrovirales sino quizás el uso del nuevo tratamiento de manera más espaciada. Se trata de una nueva generación de anticuerpos neutralizantes como el 3BNC117 que puede combatir con éxito una variedad de cepas del virus. Esta generación de anticuerpos es más efectiva que otras examinadas y que no produjeron resultados. Sin embargo, y aunque ofrece esperanzas también para el desarrollo de una vacuna, este acercamiento terapéutico necesita aún más desarrollos. La investigación apareció en Nature.

9. Bienestar gorila

Se produjo el primer genoma del amenazado gorila de las montañas de la región volcánica de Virunga en África Central, revelando una verdadera sorpresa: estos gorilas han vivido en pequeños grupos durante miles de años, resolviendo bien el tema de la procreación entre cercanos. Esto sugiere que si se logra conservar su hábitat, no tendrán problemas para seguir viviendo como hasta ahora durante cientos o miles de años más. El estudio apareció en Science.

10. Convidados de piedra

Un estudio presentado en Nature Communications revela que la destrucción de los bosques esté mermando las poblaciones de invertebrados como hormigas, termitas y otros, así como el papel que cumplen por ejemplo en la degradación de los residuos de los árboles. En los bosques naturales los invertebrados generan casi toda la actividad, mientras en los intervenidos apenas el 60%.

La semana científica en 10 noticias

Astrofísica, Astronomía, Cáncerología, Física, Genética, Geología, Medicina, Salud, biología Sin Comentarios

1. Ojo: el daño en la piel prosigue

No se trata de que al dejar de tomar el Sol el peligro de cáncer de piel desaparezca. Un estudio publicado en Science reveló que aún horas después de exponerse a la radiación ultravioleta, estando ya en un sitio a la sombra u oscuro, uno de los causantes de las mutaciones en el ADN puede formarse en el ADN, un componente que requiere de la melanina y los superóxidos para su formación. El estudio sugiere que la melanina tiene tanto efectos benéficos como nocivos.

2. Para frenar el VIH

En lo que podría ser un avance contra el virus que causa el sida, científicos de The Scripps Research Institute anunciaron la creación de un candidato de droga universalmente efectiva para bloquear todas las cepas del VIH 1, VIH2 y el VIS incluidas las variantes más fuertes que han sido aisladas de humanos y macacos. En el desarrollo de la investigación publicada en Nature participaron investigadores de 18 instituciones. Es el inhibidor más potente hasta la fecha.

3. Descifrando la relación ADN-enfermedad

Científicos lograron el mapa del epigenoma de 111 tipos de células y tejidos, un paso más hacia el entendimiento de los complejos vínculos entre ADN y enfermedad. Hoy se sabe que no somos solo lo que está escrito en nuestros genes, sino también las pequeñas modificaciones químicas que pueden regular la expresión o no de los genes. El estudio revelado en Nature es un paso para entender cómo 3 millones de letras de un libro de instrucciones del ADN son capaces de instruir diferentes actividades moleculares según el contexto celular.

4. Cáncer y bebidas gaseosas

Un estudio publicado en Plos One sugiere una relación entre componentes de bebidas gaseosas y el cáncer, el 4-MEI, un posible carcinógeno formado durante la manufactura de ciertos tipos de color caramelo. Ese ingrediente es agregado a las bebidas solo con fines estéticos, lo que supone un riesgo innecesario al que se somete el individuo según los autores del estudio.

5. Una onda sorprendente

Pillada en el acto: por primera vez un satélite captó la onda de choque de una poderosa explosión solar al llegar a la Tierra y golpear el campo magnético terrestre, luego de haber pasado por Venus, Mercurio y la Luna, enviando un pulso magnético alrededor del planeta. Fue captada por las sondas de Van Allen que orbitan alrededor de los cinturones de radiación que rodean la Tierra. La onda aceleró partículas a energías ultraaltas. El estudio fue publicado en el journal of Geophysical Research. Esas ondas golpean la Tierra con relativa frecuencia.

6. Variantes del cáncer

Tanto que se ha hablado de mujeres que se extirpan los senos al ser portadoras de variantes genéticas que aumentan el riesgo de cáncer de ese tejido. Un estudio publicado en Human Molecular Genetics anunció el hallazgo de dos nuevas variantes que incrementan ese riesgo, luego de un análisis del ADN de más de 100.000 mujeres. Al momento se han detectado más de 80 variantes relacionadas con ese cáncer.

7. La estrella que vino a casa

Hace 70.000 años más o menos una estrella, la estrella de Scholz, cruzó nuestro Sistema Solar hacia la nube de Oort, que se encuentra al entre medio año luz y un año luz, provocando quizás una variación en la órbita de infinidad de cometas que habitan la zona. La estrella se encuentra hoy a 20 años luz y tiene una compañera, una enana marrón. El estudio fue publicado en The Astrophysical Journal.

8. Señales marcianas

Como una fumarola que se alza sobre la atmósfera, una mancha extraña, astrónomos no saben a qué se debe la presencia de una especie de nube en Marte vista en dos ocasiones por astrónomos aficionados, fumarolas que han subido hasta 250 kilómetros sobre la superficie. El hallazgo fue publicado en Nature.

9. Materia exterminadora

En un provocativo estudio aparecido en Montly Notices of the Royal Astronomial Society, Michael Rampino sugiere que el cruce del Sistema Solar a través del disco de la galaxia perturba las órbitas de cometas y calienta el núcleo de nuestro planeta, lo que podría estar conectado con extinciones masivas en distintas épocas. El Sistema Solar se mueve a través del disco cada 30 millones de años aproximadamente y esos pasos se correlacionarían con impactos como el que produjo la extinción de los dinosaurios por citar un caso. Esto se debería a la presencia de la materia oscura, que provoca disturbios en las órbitas de los cometas.

10. Metástasis

Investigadores de la Escuela de Medicina de Virginia identificaron en el cáncer de pulmón una sustancia segregada por esas células que les permite hacer metástasis, comenzando un mortal viaje a otros sitios del cuerpo. El hallazgo fue presentado en Cancer Research y abre la posibilidad de encontrar un bloqueador de la Activina A, causante del esparcimiento, debido a que los actuales bloquean otras proteínas benéficas.

Una fumarola en Marte

Astronomía, Geología Sin Comentarios

Sitio de las fumarolas. Cortesía ESA

¿Fumarolas en Marte? ¿Marcianos haciendo hogueras? Bueno, no es para tanto. No se conoce vida en el planeta rojo, pero los científicos sí andan medio cabezones tratando de explicar algo extraño: se han observado columnas de material elevándose alto sobre la superficie del planeta.

Las han visto en dos ocasiones, marzo y abril de 2012, astrónomos aficionados. Se levaban hasta 250 kilómetros por encima cuando otros rasgos vistos antes no pasaban de los 100.

“A esa altura la división entre la atmósfera y el espacio exterior es muy delgado, por lo que el reporte de los chorros es inesperado”, indicó Agustin Sanchez-Lavega, de la Universidad del País Vasco en España, cabeza del artículo publicado en Nature.

Tales chorros se desarrollaron en menos de 10 horas, cubriendo un área de más de 1.000 por 500 kilómetros y permanecieron visibles unos 10 días, cambiando de estructura día a día.

Ninguna de las naves que orbita Marte los han visto, posiblemente por la geometría de sus observaciones, la iluminación y otras condiciones.

Al examinar archivos del telescopio espacial Hubble, imágenes tomadas entre 1995 y 1999 y una serie de datos de imágenes de aficionados de 2001 a 2014 mostraron nubes ocasionales en el limbo marciano, pero por lo general a no más de 100 kilómetros de altura.

Unas fotografías de 1997 del Hubble revelaron la misma anormalidad vista en 2012.

¿De qué se trata? No hay una respuesta clara.

Una idea es que podría tratarse de una nube reflectiva de agua-hielo, dióxido de carbono o partículas de polvo, pero no parece probable.

Otra hipótesis es que se relacionaría con auroras, que han sido observadas antes en los mismos sitios, vinculadas a una región de la superficie donde existe una anomalía en el campo magnético de la corteza.

No hay certeza sobre qué sea.

Mis 10 noticias científicas de la semana (8-13)

Astrofísica, Astronomía, Genética, Geología, Medicina, Salud, biología Sin Comentarios

1. La sorprendente historia de las aves

El más espectacular trabajo genético para determinar el origen de las aves, resumido en 29 artículos publicados en Science, Genome Biology y GigaScience entre otros reveló que las llamadas neoaves surgieron hace 66 millones, coincidiendo con la extinción de los dinosaurios, diversificándose de gran forma de unas pocas que quedaron vivas hasta lograr más de 10.000 especies de hoy, el 95% de todas. Para el estudio secuenciaron 48 especies de aves representando casi todos los, órdenes existentes. Imagen muestra aves con un cocodrilo, el pariente más cercano de estas. Stephen J. O’Brien, Avian Phylogenomics Group.

2. Así se dobla el ADN

En un estudio vital para la biología celular, científicos lograron hacer los primeros mapas en 3D de genomas enteramente doblados y encontraron las bases para la regulación de genes, una especie de origami genómico que permite al genoma producir distintos tipos de células. El estudio que tomó 5 años apareció en Cell.

3. Iluminando la materia oscura

Al analizar datos de rayos X en el Laboratorio de Partículas de Física y Cosmología científicos de ese centro y la Universidad de Leiden creen haber identificado la señal de una partícula de materia oscura, un trabajo que será publicado en Physical Review Letters. Esa materia compone casi toda la materia del universo, siendo cerca del 24% de este, pero hasta hoy ha sido difícil saber de qué está hecha.

4. Sigue el misterio del agua

Seguir un cometa trae sus dividendos: la sonda Rosetta, que analiza al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko desde agosto pone una prueba de fuego a la teoría que dice que el agua de la Tierra debió provenir de cometas que chocaron con la Tierra. El análisis de la sonda muestra una relación diferente de deuterio/hidrógeno que la de los mares terrestres, sugiriendo que quizás otra sería la explicación. De 11 cometas analizados a la fecha solo uno muestra la misma relación que el agua terrestre.

5. Un problema plástico

Un extenso estudio publicado en Plos One reveló que en los mares del planeta flotan 5,25 billones de piezas de plástico que pesan 269.000 toneladas de plástico, una cantidad que aumenta la preocupación sobre los problemas ambientales derivados y el daño para la vida marina. Los estimativos surgieron de 24 expediciones a diferentes lugares de los océanos. La zona del Pacífico colombiano muestra una buena cantidad de basura, así como la región marina hacia San Andrés.

6. K.O a la malaria

Un ensayo con ratones mostró que un nuevo compuesto elimina la infección de la malaria en tan solo 48 horas, se reveló en Proceedings of the National Academy of Sciences. Destruye las células rojas sanguíneas infectadas, pero no elimina las células buenas. Los resultados llevarán a la realización de un estudio clínico en humanos adultos sanos para ver su efectividad.

7. Un lago en Marte

Los últimos análisis de información transmitida por el robot Curiosity que anda en la base del monte Sharp en Marte, sugieren que allí hubo un gran lago, fenómeno que debió repetirse en otras latitudes marcianas. El monte, de 5 kilómetros de altura, se encentra en el cráter Gale. Los lagos permanecieron durante mucho tiempo sugieren los análisis, lo que desvirtúa hipótesis que afirman que el agua en el planeta rojo permaneció poco tiempo.

8. Enfermo del semen

Un estudio en más de 9.000 hombres con problemas de fertilidad encontró una relación estrecha entre diferentes problemas del semen y la probabilidad de que las personas presentaran otros problemas de salud. O sea, problemas con la reproducción pueden significar problemas con la salud general. El estudio apareció en Fertility and Sterility. Cerca del 15% de los genes están involucrados en la reproducción pero tienen además otras funciones en el cuerpo.

9. Rumbo a la estratosfera

En un avance importante para la ciencia espacial colombiana, la empresa Ideatech, con el concurso del centro de tecnología Ruta N, envió a la estratosfera dos globos aerospaciales desde Santa Elena (Medellín) con varios experimentos a bordo. La idea es desarrollar proyectos comerciales espaciales, como el desarrollo y envío al espacio de nanosatélites. El lanzamiento fue un éxito.

1o. Plutones hay en todas partes

Astrónomos parecen haber detectad la formación de una familia entera de objetos tipo Plutón alrededor de la estrella HD 107146, objetos que se están formando a partir del material en un disco a unos 13.000 millones de kilómetros de la estrella madre. El hallazgo se hizo gracias a la poderosa red Alma y será publicado en el Astrophysical Journal. La estrella está a unos 90 años luz de la Tierra hacia la constelación Coma Berenices. Tiene unos 100 millones de años de edad, casi una niña.

Residuos de un gran lago marciano

Astronomía, Geología Sin Comentarios

Dibujo del lago en el cráter Gale. Cortesía Nasa/JPL/ESA

Que en Marte hubo agua es cuento viejo. Lo nuevo: que la hubo en el monte Sharp donde se encuentra husmeando el robot Curiosity. Y la hubo contenida en un lago

La Nasa reportó que los hallazgos del robot en el cráter Gale sugieren que el planeta rojo tuvo un clima en el que hubo lagos que duraron mucho tiempo, distribuidos en distintos puntos de su geografía.

“Si se confirma nuestra hipótesis, desafía la noción de que las condiciones más calientes y húmedas fueron transitorias, locales o subterráneas”, dijo Ashwin Vasavada, uno de los científicos del proyecto en el Jet Propulsion Laboratory. “Una explicación más radical es la de que la atmósfera antigua de Marte, más gruesa, aumentó las temperaturas globalmente sobre el punto de congelación, pero hasta ahora no sabemos si lo hizo”.

Ha sido un misterio cómo se asienta el monte Sharp, de 5 kilómetros de altura, en un cráter. Sus flancos bajos exponen cientos de capas de rocas, capas que alternan depósitos de lago, río y viento, testigos claros del proceso repetido de llenado y evaporación de un lago mucho más grande y de mayor duración que cualquier otro examinado tan de cerca hasta ahora.

“Estamos trazando el camino para resolver el misterio del monte Sharp”, dijo John Grotzinger, otro científico del proyecto. “Donde ahora está una montaña, pudo haber una serie de lagos”.

Hoy Curiosity investiga las capas sedimentarias bajas del Sharp, una sección de roca de 150 metros de alto, llamada la formación Murray. Los ríos transportaron arena y limos al lago, depositando los sedimentos en la boca del río formando deltas similares a los de la Tierra. El ciclo ocurrió una y otra vez.

“A medida que Curiosity suba por el monte, haremos una serie de experimentos para mostrar los patrones de cómo la atmósfera, el agua y los sedimentos interactúan. Podemos ver cómo se modificó la química de los lagos en el tiempo. Esta es una hipótesis de lo que hemos observado hasta ahora, un marco para ser examinado el año próximo”, dijo Grotzinger.

Luego de que el cráter se llenó hasta una altura de unos pocos cientos de metros y los sedimentos se endurecieron como roca, las capas acumuladas de sedimento fueron esculpidas por el tiempo con forma montañosa moldeada por la erosión del viento que cavó el material entre el perímetro del cráter y lo que es hoy el borde de la montaña.

Hasta el punto en que se encuentra, Curiosity ha recorrido 8 kilómetros sobre la superficie marciana desde el sitio en el que aterrizó en agosto de 2012.

Mis 10 noticias científicas de la semana (16-22)

Astrofísica, Astronomía, Genética, Geología, Medicina, Salud, Sexualidad, biología 1 Comentario

1. Homosexuales por genética

La homosexualidad, al menos en hombres, tendría mucho de genética. Eso reveló un estudio publicado en Psychological Medicine, que confirmó que una sección del cromosoma X es crucial en determinar las preferencias sexuales de los hombres. La investigación se hizo con 400 parejas gays y confirma lo que se había sugerido hace 20 años, cuando entonces solo se trabajó con 38 parejas. Se trataría de la región Xq28. Los investigadores encabezados por Michael Bailey trabajan en un estudio más amplio, con más de 1.000 homosexuales, para tratar de encontrar genes específicos. El hallazgo tiene implicaciones amplias sobre la homosexualidad masculina.

2. Ratones somos

Un extenso estudio del Consorcio Encode publicado en Nature comparó los genomas de los ratones y los humanos, encontrando que en general los sistemas usados para controlar la actividad de los genes tienen muchas similitudes y han sido conservados o continuados a través de la evolución. Ratones y humanos comparten cerca del 70% de las mismas secuencias de genes codificadoras de proteínas, un 1,5% de sus genomas. También se encontraron diferencias notorias. Los ratones han servido como modelos para estudiar distintas enfermedades de los humanos.

3. Bésame, bacteria

Un beso. Un beso contagioso. Un estudio publicado por científicos de la Universidad de Amsterdam reveló que en un beso apasionado de unos 10 segundos pueden transmitirse unas 80 millones de bacterias, que por lo general no causan problemas. Las personas que se besan unas 9 veces al día tienen bacterias similares, en especial las de la lengua. En la boca habitan unos 700 tipos de bacterias. Además se encontró que los hombres tienden a besar mucho más que las mujeres.

4. Una red universal

Investigadores europeos encontraron que la rotación de los ejes de agujeros negros supermasivos en una muestra de cuásares (galaxias con agujeros negros supermasivos activos en sus centros) son paralelos entre sí a distancias de miles de millones de años. Una especie de red cósmica. El estudio fue publicado en Astronomy & Astrophysics. Esa alineación se da incluso en los cuásares separados por miles de millones de años. Una verdadera telaraña universal. Un modelo de evolución del universo.

5. Expulsado de su casa

Es un agujero negro a 90 millones de años luz parece haber sido desplazado del centro de su galaxia, del cual se encuentra a 2.600 años luz, revelaron astrónomos en Monthly Notices of the Astronomical Royal Society. Esa es la explicación más plausible, aunque también podría tratarse del remanente de una gran estrella en explosión de supernova. El objeto, llamado SDSS 1133 se encuentra en la galaxia enana Markarian 177 hacia la constelación de la Osa Mayor. De tratarse del agujero, la explicación para su actual residencia sería la fusión de dos galaxias.

6. Corran que hay derrumbe

Un deslizamiento de tierra de 88 kilómetros que cubrió un área de 2.000 kilómetros cuadrados fue encontrado al suroeste de Utah por investigadores de Kent State University en Estados Unidos. Por fortuna, ocurrió hace 21 millones de años. Sería el mayor deslizamiento conocido, mayor que el de la montaña Heart que ocurrió hace unos 50 millones de años. El hallazgo fue publicado en Geology

7. A soportar más rayos

El Sol tiene una incidencia directa sobre las tormentas eléctricas en la Tierra reveló un estudio publicado en Environmental Research letters. Al moverse su campo magnético mueve el terrestre y las partículas que entran así más fácil llegan a las nubes incidiendo en la formación de rayos. Los rayos cósmicos son canalizados a distintas regiones del planeta incidiendo en las tormentas. El estudio confirma un estudio publicado en mayo pasado.

8. Proteínas en acción

Un nuevo mapa humano del ‘interactoma’, publicado en Cell, presenta 14.000 interacciones entre proteínas. El esfuerzo de 9 años rastreó sistemáticamente cerca de 13.000 proteínas humanas y podría ayudar a entender mejor procesos que derivan en cáncer y otras enfermedades. La meta, dijo uno de los investigadores, es entregar información sobre cada una de las enfermedades crónicas.

9. Nadie sabe para quién trabaja

Un medicamento muy usado en todo el mundo para tratar la diabetes tipo 2 y enfermedades metabólicas, la metformina, sería útil para mejorar la respuesta inmunitaria contra uno de los males que ha vuelto a pasearse por el planeta: la tuberculosis. Esa medicina inhibe el crecimiento de M. tuberculosis e incluso en pacientes con diabetes y tuberculosis, reduce la severidad de la infección. El estudio fue publicado en Science Translational Medicine.

10. Nacidos por gravedad

Tras la explosión del Big Bang aparecieron las partículas de Higgs y en esa aceleración, sugieren los modelos, el universo naciente debió colapsar. No sucedió. ¿Por qué? Un nuevo estudio en Physical Review Letters sugiere cómo la curvatura del espacio-tiempo, de hecho la gravedad, entregó la estabilidad necesaria para que eso no sucediera y pudiera sobrevivir a la expansión, gracias a la cual estamos acá.

Las 10 noticias científicas de la semana (12-17)

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Genética, Geología, Medicina, Neurociencias, Paleontología, biología Sin Comentarios

1. Tomate uno grande

El típico tomate rojo actual es cien veces más grande que su ancestro salvaje, que originalmente surgió en Los Andes de Suramérica revela un estudio aparecido en Nature Genetics. Para esa concusión se secuenciaron 360 variedades de tomate con lo que se pudo rastrear el, origen de la apetitosa fruta. El estudio mostró que la masa del tomate, por la cual es seleccionado, surgió en dos procesos, del pequeño tomate salvaje al tomate cherry y luego a la gran fruta actual. Cerca del 14% de su genoma ha sido seleccionado en durante esas dos fases. Entre las últimas modificaciones figura la integración de genes para la resistencia a enfermedades.

2. Una de las primeras galaxias

En los orígenes de todo. Gracias al telescopio espacial Hubble y el poder de aumento brindado por el cúmulo de galaxias Abell 2744, astrónomos lograron medir la distancia a un objeto que se formó al comienzo del universo. Sí, una galaxia a más de 13.000 millones de años. Es una de las galaxias más lejanas, tenues y pequeñas jamás observadas, lo que muestra la capacidad de detección lograda. El estudio apareció en The Astrophysical Journal.

3. La gran inundación

Científicos del Instituto Nies Bohr calcularon qué podría suceder en el peor escenario de cambio climático en cuanto a la elevación del nivel del mar. Encontraron según sus cálculos que subiría 1,8 metros, pero esa es apenas el 5% de las probabilidades. El más probable aumento sería 80 centímetros. Y un aumento de 2 metros parece improbable. La investigación apareció en Enviromental Research Letters. En cualquier escenario muchas ciudades e infraestructura en zonas costeras resultarían afectadas.

4. Las grandes avenidas matan el corazón

Vivir cerca de grandes vías puede aumentar en las mujeres el riesgo de muerte cardíaca súbita. Residir a menos de 50 metros de esas grandes vías aumenta el riesgo 38%, comparado con quienes vive a 500 metros. Cada 100 metros de cercanía el riesgo aumenta 6%. Para los autores del estudio publicado en Circulation es claro que los riesgos medioambientales están subestimados.

5. Era un canguro perezoso

Hace 30.000 años en Australia hubo un canguro particular, de la familia sthenurine, que tenía una diferencia marcada con los actuales: no saltaba, caminaba. Así era este animal con cara de conejo según un estudio publicado en Plos One. No saltaban porque su anatomía no les daba debido a su peso de unas 550 libras. Los canguros de hoy se mueven a toda velocidad y necesitan sus cinco extremidades para frenar: patas y cola.

6. Otro océano escondido

Análisis de imágenes de la nave Cassini que orbita Saturno y su sistema lunar, reveló que la pequeña luna Mimas tiene un núcleo con forma de balón de fútbol americano o posee en su interior un océano de agua líquida. Algo no funciona en Mimas, dijeron los investigadores, por lo que optan por una de aquellas dos posibilidades para que la información cuadre. El estudio apareció en Science.

7. Bebidas que enferman

Las bebidas gaseosas azucaradas, más allá de su contribución a la obesidad, promueven la aparición de enfermedades sugiere un estudio de la Universidad de California en San Francisco. Los telómeros de las células blancas eran más cortos en quienes consumían las bebidas, según el artículo en American Journal of Public Health. El acortamiento de los telómeros (envolturas al final de los cromosomas) está relacionado con el envejecimiento y la aparición de enfermedades.

8. Hielo contra el calor

¿Se derretiría el hielo cerca del Sol? No. Aunque ya se conocía que en los cráteres del polo norte de Mercurio había hielo, la nave Messenger lo fotografió junto con otros volátiles congelados. Esos cráteres permanecen en la sombra. Mercurio es el planeta más cercano a Sol. Los depósitos habían sido revelados por imágenes de radar tomadas desde la Tierra. El hielo en ciertas zonas está cubierto por una capa de compuestos ricos en orgánicos. El artículo fue publicado en Geology.

9. Aprender a punta de mielina

Para aprender cómo mover una rueda con espacios estructura más amplia, los ratones deben producir nueva mielina, esa capa grasosa que aísla los axones de las neuronas según un estudio en Science. La mielina es producida por las células gliales no neuronales, los oligodendrocitos, sugiriendo que las neuronas no son las únicas células importantes cuando se trata de aprender. Un cambio en el paradigma de cómo creemos que cambia el cerebro para adquirir información.

10. Una verdad gaseosa

El crecimiento en el gas natural debido a las nuevas técnicas de extracción (fracking) y por ende a un mayor uso no tendrá efectos positivos en la reducción del cambio climático. Es sugiere un nuevo estudio publicado en Nature. El uso del gas no reducirá los gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global, pese a que estudios anteriores sugerían que ayudaría. Las emisiones de metano por el gas superarían las de dióxido de carbono del carbón.

3 gigantescos volcanes explotaron en luna Io

Astrofísica, Geología Sin Comentarios

Las erupciones. Cortesía U. California-Berkeley

No solo tiembla la Tierra cuando entran en erupción volcanes que amenazan extensos territorios. No: astrónomos detectaron 3 enormes erupciones en la enorme luna Io de Júpiter, ocurridas hace un año.

Erupciones que pueden enviar material cientos de kilómetros sobre la superficie y que serían más comunes de lo imaginado.

“Por lo general esperamos una gran erupción cada uno o dos años y usualmente no tan brillantes”, dijo Imke de Pater, profesor de la Universidad de California en Berkeley, cabeza de uno de los artículos que describe las erupciones. “Pero acá tenemos 3 brillantes estallidos que sugieren que si miramos con más frecuencia podríamos ver más en Io”.

Io es una d ellas 4 lunas más grandes, la más externa, con casi el tamaño de la Luna, de 3.700 kilómetros. Fuera de la Tierra es el único sitio del Sistema Solar con volcanes que erupcionan lava.

En 1989 se reportaron erupciones en Tritón, gran luna de Neptuno, captadas por la Voyager 2, pero no se sabe si expulsan lava.

Dada la baja gravedad de Io, las grandes erupciones volcánicas producen una sombrilla de residuos que se elevan alto en el espacio.

Los eventos de agosto igualan otros que despidieron decenas de kilómetros cúbicos de lava sobre cientos de kilómetros cuadrados en un periodo breve.

Las 3 erupciones, incluyendo la más grande y más poderosa del trío en agosto 29 de 2013, posiblemente se caracterizó por cortinas de fuego pues la lava salía de fisuras posiblemente de varios kilómetros de longitud.

Los dos artículos saldrán en el journal Icarus.

Las primeras dos erupciones, el 15 de agosto, fueron descubiertas con uno de los dos telescopios del Observatorio Keck en Hawai. La más brillante, en una caldera llamada Rarog Patera, debió generar un flujo de lava de 80 kilómetros cuadrados y una altura de 10 metros, mientras que la otra en Heno Pathera produjo flujos que cubrieron unos 190 kilómetros cuadrados. Ambas en el hemisferio sur de Io, cerca del limbo y habían casi desaparecido a los 5 días.

Otro Mar Muerto en el Sistema Solar

Astronomía, Geología Sin Comentarios

La Tierra tiene uno y el Sistema Solar otro. Sí podría decirse que hay dos Mares Muertos.

Al analizar datos de la misión Cassini de la Nasa, los científicos tienen evidencias firmes de que dentro de la mayor luna de Saturno, Titán, el océano existente allí es tan salado como el Mar Muerto de la Tierra.

Esto se deduce tras estudiar los datos de la gravedad y topografía tomados por Cassini en sus sobrevuelos en los últimos 10 años, que permitieron entender mejor la estructura de la capa externa de hielo.

“Titán es un mundo fascinante y con nuestra añeja nave Cassini vemos nuevos misterios mientras resolvemos los viejos”, dijo Linda Spilker, científica de la Nasa no involucrada en el nuevo estudio.

Otros hallazgos adicionales apoyan las sugerencias previas de que la capa helada externa es rígida y el proceso de congelamiento sólido. Los investigadores hallaron que se requiere una densidad relativamente alta del océano de Titán para explicar los datos de la gravedad. Esto indica que ese océano es extremadamente salado, agua mezclada con sales disueltas posiblemente compuestas de azufre, sodio y potasio.

La densidad indicada para esa mezcla le daría al océano un contenido de sal al menos equiparable a los cuerpos de agua más salados de la Tierra.

El estudio fue publicado en Icarus.

« Anteriores