Las 10 noticias científicas de la semana (12-17)

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Genética, Geología, Medicina, Neurociencias, Paleontología, biología Sin Comentarios

1. Tomate uno grande

El típico tomate rojo actual es cien veces más grande que su ancestro salvaje, que originalmente surgió en Los Andes de Suramérica revela un estudio aparecido en Nature Genetics. Para esa concusión se secuenciaron 360 variedades de tomate con lo que se pudo rastrear el, origen de la apetitosa fruta. El estudio mostró que la masa del tomate, por la cual es seleccionado, surgió en dos procesos, del pequeño tomate salvaje al tomate cherry y luego a la gran fruta actual. Cerca del 14% de su genoma ha sido seleccionado en durante esas dos fases. Entre las últimas modificaciones figura la integración de genes para la resistencia a enfermedades.

2. Una de las primeras galaxias

En los orígenes de todo. Gracias al telescopio espacial Hubble y el poder de aumento brindado por el cúmulo de galaxias Abell 2744, astrónomos lograron medir la distancia a un objeto que se formó al comienzo del universo. Sí, una galaxia a más de 13.000 millones de años. Es una de las galaxias más lejanas, tenues y pequeñas jamás observadas, lo que muestra la capacidad de detección lograda. El estudio apareció en The Astrophysical Journal.

3. La gran inundación

Científicos del Instituto Nies Bohr calcularon qué podría suceder en el peor escenario de cambio climático en cuanto a la elevación del nivel del mar. Encontraron según sus cálculos que subiría 1,8 metros, pero esa es apenas el 5% de las probabilidades. El más probable aumento sería 80 centímetros. Y un aumento de 2 metros parece improbable. La investigación apareció en Enviromental Research Letters. En cualquier escenario muchas ciudades e infraestructura en zonas costeras resultarían afectadas.

4. Las grandes avenidas matan el corazón

Vivir cerca de grandes vías puede aumentar en las mujeres el riesgo de muerte cardíaca súbita. Residir a menos de 50 metros de esas grandes vías aumenta el riesgo 38%, comparado con quienes vive a 500 metros. Cada 100 metros de cercanía el riesgo aumenta 6%. Para los autores del estudio publicado en Circulation es claro que los riesgos medioambientales están subestimados.

5. Era un canguro perezoso

Hace 30.000 años en Australia hubo un canguro particular, de la familia sthenurine, que tenía una diferencia marcada con los actuales: no saltaba, caminaba. Así era este animal con cara de conejo según un estudio publicado en Plos One. No saltaban porque su anatomía no les daba debido a su peso de unas 550 libras. Los canguros de hoy se mueven a toda velocidad y necesitan sus cinco extremidades para frenar: patas y cola.

6. Otro océano escondido

Análisis de imágenes de la nave Cassini que orbita Saturno y su sistema lunar, reveló que la pequeña luna Mimas tiene un núcleo con forma de balón de fútbol americano o posee en su interior un océano de agua líquida. Algo no funciona en Mimas, dijeron los investigadores, por lo que optan por una de aquellas dos posibilidades para que la información cuadre. El estudio apareció en Science.

7. Bebidas que enferman

Las bebidas gaseosas azucaradas, más allá de su contribución a la obesidad, promueven la aparición de enfermedades sugiere un estudio de la Universidad de California en San Francisco. Los telómeros de las células blancas eran más cortos en quienes consumían las bebidas, según el artículo en American Journal of Public Health. El acortamiento de los telómeros (envolturas al final de los cromosomas) está relacionado con el envejecimiento y la aparición de enfermedades.

8. Hielo contra el calor

¿Se derretiría el hielo cerca del Sol? No. Aunque ya se conocía que en los cráteres del polo norte de Mercurio había hielo, la nave Messenger lo fotografió junto con otros volátiles congelados. Esos cráteres permanecen en la sombra. Mercurio es el planeta más cercano a Sol. Los depósitos habían sido revelados por imágenes de radar tomadas desde la Tierra. El hielo en ciertas zonas está cubierto por una capa de compuestos ricos en orgánicos. El artículo fue publicado en Geology.

9. Aprender a punta de mielina

Para aprender cómo mover una rueda con espacios estructura más amplia, los ratones deben producir nueva mielina, esa capa grasosa que aísla los axones de las neuronas según un estudio en Science. La mielina es producida por las células gliales no neuronales, los oligodendrocitos, sugiriendo que las neuronas no son las únicas células importantes cuando se trata de aprender. Un cambio en el paradigma de cómo creemos que cambia el cerebro para adquirir información.

10. Una verdad gaseosa

El crecimiento en el gas natural debido a las nuevas técnicas de extracción (fracking) y por ende a un mayor uso no tendrá efectos positivos en la reducción del cambio climático. Es sugiere un nuevo estudio publicado en Nature. El uso del gas no reducirá los gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global, pese a que estudios anteriores sugerían que ayudaría. Las emisiones de metano por el gas superarían las de dióxido de carbono del carbón.

Viaje a la mismísima porra

Astronomía Sin Comentarios

Dibujo de objeto en el cinturón de Kuiper. Cortesía Nasa-Hubble

A toda marcha avanza la nave Nuevos Horizontes hacia Plutón, a donde llegará en 2015. Llegará y… pasará de largo.

Sí. Nuevos Horizontes se detendrá poco a estudiar el sistema plutoniano, donde cinco lunas conocidas orbitan al degradado planeta. Tras un tiempo allá seguirá hacia el cinturón de Kuiper, lejana región repleta de cuerpos rocosos helados y cometas, vestigios del origen del Sistema Solar. Algunos de esos son bien conocidos y también son considerados planetas enanos.

Con la ayuda del telescopio espacial Hubble la Nasa acaba de definir los tres objetos que visitará l nave

Son objetos 10 veces más grandes que un cometa tradicional, pero solo 1 a 2 por ciento el tamaño de Plutón

A diferencia de los asteroides, los objetos de Kuiper no han sido calentados por el Sol y deben contener una muestra prístina congelada de lo que era el sistema solar exterior tras su nacimiento hace 4.600 millones de años.

Esos objetos deben ser las bases de planetas enanos como Plutón.

En la escogencia se consideró el combustible que le queda a la nave.

Los tres objetos elegidos están a unos 1.600 millones de kilómetros más allá de Plutón. Dos tienen un tamaño de unos 55 kilómetros, el tercero es el más pequeño: de unos 25 kilómetros. Y pese a su lejanía, fueron detectados con el Hubble.

NuevosHorizontes seguirá hacia esos objetivos si l Nasa considera garantizados los objetivos de la misión.

La nave llegaría entonces a más de 6.400 millones de kilómetros del Sol. El viaje de Plutón a esos objetos le tomaría de3 a 4 años más.

Un lugar inexplorado por nave alguna.

Las 10 mejores noticias científicas

Antropología, Arqueología, Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Genética, Medicina, Química, biología Sin Comentarios

1. Desentrañando el VIH

En dos estudios publicados al tiempo en Nature y Science, científicos descifraron el movimiento y la estructura de las puntas que el virus VIH usa para adherirse a las células que infecta, lo que allanaría el camino a la fabricación de una vacuna efectiva y nuevas medicinas. Tres conjuntos de un par de moléculas llamadas gp120 y gp41 conforman cada una de las puntas del virus, que adoptan distintas configuraciones antes y después de que el virus se funde con las células.

2. La hormona del amor y el sexo

La hormona del amor, la oxitocina desempeña un papel en conductas sociales como el cuidado materno y la unión de las parejas. Ahora científicos reportaron el hallazgo de células del cerebro que responden a esa hormona y las cuales son vitales para el interés social de las hembras por los machos durante e calor. Esas neuronas se encuentran en la corteza prefrontal y pueden desempeñar un rol en conductas como la intimidad, el amor y la unión madre-hijo.

3. Oh, oh… no era tanta

Una nueva medición de la materia oscura en la Vía Láctea reveló que solo existe la mitad de la que se creía. Astrónomos australianos usaron un método de hace 100 años para descubrir que el peso de esa materia en nuestra galaxia es 800.000 millones de veces la masa del Sol. Los científicos miraron hasta el borde de la galaxia, a unos 5 millones de trillones de kilómetros de la Tierra. Hallaron además que la velocidad de escapa de la galaxia es de 550 kilómetros por segundo. El artículo apareció en el Astrophysical Journal.

4. Un brindis por las moscas

El olor característico de la cerveza se debe en parte a compuestos producidos por la levadura fermentadora S. cerevisiae. Pero un estudio publicado en Cell reveló un invitado insospechado: la esencia atrae las moscas de las frutas, que le pagan a la levadura dispersando las células en el ambiente. La levadura que carece de un gen del aroma no produce el olor usual y no atraen las moscas. Una relación de especies basada en el olor.

5. Mundo extremo

Cuando es de día, alcanza 1.500 grados centígrados, mientras en su lado nocturno apenas 500. Astrónomos usando el Hubble midieron por primera vez la estructura calorífica de un planeta de tamaño similar a Júpiter pero dos veces su masa y con uno de los años más cortos conocidos, de solo 19 horas. Se trata de Wasp-43b, un mundo donde el viento además sopla a la velocidad del sonido y apenas contiene trazas de vapor de agua. El logro fue publicado en Astrophysical Journal Letters. Un primer estudio del planeta se había publicado hacía un mes.

6. Un récord muy frío

Desde que se realizan mediciones satelitales a fines de los años 70, la Antártida no había recogido tanto hielo en el invierno como en esta ocasión: 20 millones de kilómetros cuadrados, lo que revela la complejidad del planeta. La tendencia al alza es solo 1/3 de la pérdida de hielo en el Ártico. Desde aquel año el Ártico ha perdido un promedio de 53.000 kilómetros cuadrados cada año, mientras la Antártica ha ganado unos 19.800. La revelación fue de la Nasa.

7. Era un pariente de Eva

En Sudáfrica científicos identificaron el descendiente más antiguo relacionado con la Eva mitocondrial, esa mujer que vivió hace 100.000 a 200.000 años, de la cual se derivaron los distintos grupos humanos. Se trata de un hombre que vivió hasta el año 315 antes de Cristo, un pescador que medía 1,50 metros. Los científicos lograron descifrar su ADN y llegar a esa conclusión. Una nota del tema apareció en New Scientist.

8. Hijo de útero trasplantado

Una mujer sueca, de 9 que habían recibido trasplante de útero dio a luz un niño sao, reveló la revista The Lancet, convirtiéndose en la primera en lograrlo. El proyecto de la Universidad de Gutemburgo apunta a que las mujeres que nacieron sin útero o lo perdieron por el cáncer, puedan concebir su propio hijo. Las mujeres recibieron el órgano de personas vivas. Dos de las trasplantadas tuvieron problemas, las otras han sido fertilizadas mediante técnica in vitro.

9. No contaban con ese gas

Algo raro sucede. Sobre la esquina suroeste de Estados Unidos satélites reportaron una gran cantidad de metano, no explicado por las nuevas tecnologías de fracturamiento hidráulico o fracking pues los datos datan de antes de ella, reveló un estudio de la Nasa y la U. de Michigan. El metano es uno de los más potentes gases de invernadero. Parece que la infraestructura gasífera contribuye a ese nivel tan alto dijeron los autores del artículo publicado en Geophysical Research Letters. Lo inquietantes es qué sucederá en otros países donde no se han hecho las mediciones.

10. Genes y café

Un estudio de asociación amplia de genomas reveló seis nuevas variantes genéticas relacionadas con el hábito de beber café, lo que podría ayudar en el futuro a identificar personas que podrían beneficiarse o perjudicarse de la bebida según los autores. El estudio fue publicado en Molecular Psychiatry.

Si un extraterrestre se le apareciera a un religioso

Astronomía, Sociología, biología Sin Comentarios

Cortesía ESO

Las noticias se suceden con rapidez. El telescopio Hubble descubre vapor de agua en un exoplaneta del tamaño de Neptuno a unos 120 años luz hacia la constelacón del Cisne.

A 335 años luz se forma otro alrededor de una estrella 2,5 veces más grande que el Sol.

La construcción en ,archa de Extra Gran Telescopio Europeo de la Observatorio Europeo Austral (ESO) en el norte de Los Andes chilenos permitirá ver hasta la atmósfera de planetas extrasolares y detectar señales biológicas.

No es aventurado afirmar que en la próxima década, a más tardar, se tendrán noticias de ese tipo.

¿Está el hombre preparado para recibirla? Es más, ¿lo están las religiones del planeta? ¿Se deberá repensar el papel de un Dios creador de la Tierra o cabe extender su obra a todo el universo?

Mucho para discutir.

Ya en 1930, al ser preguntado, Albert Einstein decía que quizás había otros seres en otros mundos, “pero no hombres”.

La reacción de los hombres y la humanidad en conjunto es un tema que comienza a ser discutido. ¿Implicará un cambo fundamental? Eso es lo que se preguntan profesores como David Weintraub, de la Universidad de Vanderbilt.

En un interesante análisis, estudió lo que tienen para decir diversas religiones y fruto de su trabajo es el libro Religions and Extraterrestrial Life publicado el mes pasado.

Solo encontró media docena de libros que se referían a la vida extraterrestre y el cristianismo, la mayoría sobre el catolicismo romano. Por eso consideró lo que decían líderes y teólogos de distintas profesiones, al judaísmo al catolicismo, pasando por las iglesias ortodoxas de oriente, la Iglesia de Inglaterra y el Anglicanismo, varias sectas protestantes como la Convención Bautista, los Quakers, los Testigos de Jehová, los Adventistas del Séptimo Día, los mormones, el islamismo, el hinduismo y budismo, entre otras.

Entre los datos que halló figura que creen en extraterrestres:

* 55% de ateos

* 44% de musulmanes

* 37% de judíos

* 36% de hinduistas

* 32% de cristianos

Si se encuentra alguna señal de vida en otro planeta, no necesariamente inteligente, no al menos inicialmente se supone, querría decir que la vida es común en el universo. Si al estudiar miles de planetas (o millones al ritmo que se descubren) no se halla vida, significaría que solo existe acá o es muy escasa.

Un tema para el que, de hallarse, no estamos preparados, tampoco desde el punto de vista religioso.

Las 10 noticias científicas de la semana (29-3)

Astrofísica, Astronomía, Física, Genética, Medicina, Neurociencias, Salud, Tecnología, biología Sin Comentarios

1. La amenazada vida del guepardo

Es el animal terrestre más veloz, pero de 100.000 individuos que había en 1900 solo quedan menos de 10.000 ¿A qué se debe el declive? Científicos decían que se debía a que este eximio cazador no es más fuerte que otros como la hiena y los leones, que le quitaban las presas luego de ese gran gasto energético en su cacería. Un estudio aparecido en Science sugiere que esa no es la razón, pues al analizar se encontró que para que la población diezmara se requeriría que los competidores le quitaran 50% o más de las presas que cazan, lo cual no es el caso. La culpa, ahora parece clara: la pérdida de hábitat y, como es usual hoy, la intervención humana. Foto cortesía Johnny Wilson.

2. Bienvenido: Escuela de reptiles

Un estudio publicado en Animal Cognition reveló por primera vez que los reptiles pueden aprender nuevas habilidades a través de la imitación real de la conducta de otros. No se trata de emulación sino de imitar: no solo el individuo copia lo que ve sino que entiende la intención detrás de la acción. Aprendizaje social que no se había reportado en estos animales. El estudio se realizó con dragones barbados (Pogona vitticeps).

3.Una superexplosión

Fue como el acabose. Y debió serlo en su entorno, pero menos mal estamos a 60 años luz. El satélite Swift de la Nasa detectó la secuencia más potente, caliente y fuerte de una llamarada solar jamás detectada, en una vecina enana roja. La serie fue 10.000 veces más potente que cualquiera registrada hasta hoy. Alcanzó temperaturas de 200 millones de grados Celsius, más de 12 veces más caliente que el centro del Sol. La superllamarada provino de una de las dos estrellas del sistema binario DG CVn. La detección se hizo el 23 de abril pasado.

4. Genes que vuelan bien

Si quiere saber para dónde van las mariposas, estudie sus genes. Bueno, no exactamente así, pero científicos publicaron en Nature que secuenciaron el genoma de 101 mariposas monarca de todo el globo, incluidas aquellas que no migran. La migración de estos insectos es una maravilla y ha intrigado a la ciencia. Los investigadores identificaron genes específicos que mejoran la función muscular en el vuelo sugiriendo que las grandes distancias que cubren en su viaje pudieron ayudar a seleccionar esos rasgos requeridos para volar con suma eficiencia. También hallaron un gen relacionado con su coloración, gen que no se había relacionado antes con la pigmentación.

5. Mi primo, el planeta

Se han hallado planetas girando en torno a una estrella, que son la mayoría de los detectados hasta ahora. U otros que orbitan una estrella de un sistema binario de estrellas. Por primera vez se encontraron dos planetas enormes tipo Júpiter, cada uno girando alrededor de las estrellas de un sistema binario Wasp-94A y Wasp-94B. Un nuevo abanico de posibilidades. El estudio apareció en Astronomy and Astrophysics.

6. Revirtiendo el alzheimer

Un pequeño estudio mostró que una novedosa técnica mejoró la capacidad mental en 9 de 10 pacientes con alzheimer en un período de 3 a 6 meses. Fue publicado en Aging. Se trata de un programa terapéutico de unos 14 elementos, del yoga a la reducción de carbohidratos, vitamina D3, aceite de pescado, melatonina entre otros. El programa fue desarrollado de Dale Bredesen, de la Universidad de California. Aunque pequeña la muestra, será replicada en grupos más grandes.

7. Los lentes de la invisibilidad

Científicos de la Universidad de Rochester desarrollaron un dispositivo para ocultar cosas a la vista, una clase de lentes que actúan en diferentes longitudes de onda de la luz y permiten que ‘desaparezca’ lo que se mira’. Los materiales usados, dijeron los investigadores, son ordinarios y baratos. El dispositivo dobla la luz y la envía a su centro, por lo que no es perfecto, teniendo la región invisibilizada forma de dona, un problema en el que ya trabajan. El avance fue presentado en Optics Express.

8. Pensé que era un árbol

Decenas de miles de murciélagos mueren contra las aspas de los montajes de energía eólica, una situación que preocupa a los investigadores. La mortalidad aumenta cuando hay poco viento. La mayoría de las víctimas son murciélagos que habitan en los árboles. Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que estos mamíferos son atraídos hacia las turbinas porque al parecer las ven como árboles, conclusión obtenida luego de analizar distintas variables y condiciones. Los casos de murciélagos de cuevas que mueren en las aspas son muchos menos.

9. Daños colaterales

No es extraño que en casos de neumonía se presenten fallas cardiacas, una relación que no se había esclarecido… hasta ahora. Investigadores hallaron pruebas sólidas de que la bacteria Streptococcus pneumoniae, la casa más común de adquirir neumonía, deja pequeñísimas lesiones en el corazón, que fueron detectadas en ratones, monos macacos y en autopsias en humanos. El estudio fue publicado en Plos Pathogen.

10. Encuentran la cuna del VIH

Una investigación liderada por científicos de las Universidades de Oxford y Leuven reconstruyó la historia genética del VIH-1 grupo M, que provocó la pandemia que se diseminó por todo el globo terráqueo. El resultado: se originó en Kinshasa (República Democrática del Congo) hacia 1920, con una seguridad del 95% que ocurrió entre 1909 y 1930. El VIH se ha transmitido de los grandes simios a los humanos al menos 13 veces pero solo una de esas originó la pandemia que ha infectado a más de 75 millones de personas. Entre 1920 y 1950 se juntaron varios factores como el crecimiento urbano, el desarrollo de los ferrocarriles en la colonia belga y cambios en el comercio sexual, que dieron paso a la presencia del VIH y su transmisión inicialmente a África y luego a todo el mundo. El estudio se publicó en Science.

El agua que bebemos es más vieja que el Sol

Astrofísica, Astronomía, Química Sin Comentarios

Proceso de formación del agua. Cortesía Bill Saxton, NSF/AUI/NRAO

¿Viejo el Sol? ¡Qué va! Vieja el agua.

Un estudio de astrónomos de la Universidad de Michigan sugiere que más de la mitad del agua de la Tierra es más vieja que el Sol y quizás más vieja que el mismo Sistema Solar.

El estudio teórico publicado en Science aporta más leña al fuego sobre el debate de hace cuánto se formó el agua en la Tierra y el Sistema Solar.

¿Surgieron las moléculas en los cometas o en los océanos junto con todo el Sistema en el disco de formación planetaria que rodeaba al joven Sol hace 4.600 millones de años? O ¿se originó el agua antes en la nube de la cual nació el Sol con su sistema?

De un 30 a 50% provino de la nube molecular según Ilse Cleeves, o sea cerca de 1.000 millones de años antes que el Sistema Solar.

Para llegar a esa conclusión, junto con el profesor Ted Bergin simuló la química en el proceso de formación del Sistema y se basaron en la relación de dos tipos de agua, la normal y la pesada. Aún hoy, dijeron, cometas y océanos tienen un una relación particular de agua pesada, tasas mayores que las del Sol.

La química nos dice que la Tierra recibió una contribución de agua de alguna fuente que era muy fría, solo unas decenas de grados sobre el cero absoluto, mientras el Sol siendo mucho más caliente ha borrado su huella de deuterio o agua pesada, según Bergin.

“Dejamos que la química (en el modelo) evolucionara 1 millón de años –el período común de un planeta formándose en el disco- y hallamos procesos químicos ineficientes e el disco para hacer agua pesada a través del Sistema Solar. Eso indica que si el disco planetario no pudo hacerla, la heredó”. O sea, una fracción de nuestra agua es anterior al Sol.

Las simulaciones sugieren que la formación del agua a partir de los átomos de hidrógeno y el oxígeno es un componente de las fases iniciales de formación estelar. Es esa agua que se sabe por observaciones que se forma solo a 10 grados sobre el cero absoluto antes del nacimiento de la estrella, la que se le da a los nacientes sistemas solares en todas partes.

¿Vida en el espacio?

Astrofísica, Astronomía, Química, biología Sin Comentarios

Cortesía Beletsky/ESO

Venimos del espacio interestelar. Somos sus hijos. Eso, al menos, se desprende de un nuevo hallazgo astronómico:

A 27.000 años luz astrónomos encontraron con el observatorio Alma en Los Andes chilenos una inusual molécula de carbono, una con una estructura ramificada, hallada dentro de una nube gigante de gas en el medio interestelar.

Los científicos detectaron ondas de radio del cianuro de isopropilo, lo que indicaría que esas moléculas complejas pueden haber tenido su origen en el espacio.

La nube está hacia Sagitario B2, región de formación estelar. El reporte se hizo en Science.

Las moléculas orgánicas que usualmente se encuentran en esas nubes solo tienen una estructura simple de carbono dispuestos en una cadena derecha, pero la estructura hallada tiene ramificaciones, siendo la primera de su género en ser hallada.

Un hallazgo que abre una nueva frontera en la complejidad de moléculas que se pueden formar en el medio interestelar.

Esas moléculas con aquella estructura son un rasgo común de las moléculas requeridas para la vida, tales como los aminoácidos que son los bloques constitutivos de las proteínas.

Pero las preguntas básicas siguen sin respuesta: ¿llegaron a nuestro planeta? ¿Fueron los nuestros procesos independientes? ¿Qué más se formó y existe en el medio interestelar y cómo?

Mis 10 noticias científicas de la semana (15-19)

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Genética, Medicina, Neurociencias, Salud, biología Sin Comentarios

1. Qué cosa tan grande

Las grandes esencias vienen en envases pequeños dice la gente. Y eso se aplica a este caso: astrónomos descubrieron en una galaxia enana supercompacta un enorme agujero negro, convirtiéndose en la galaxia más pequeña en poseer un objeto de esta clase tan masivo. La galaxia, M60-UCD1 tiene un agujero que equivale a la masa de 21 millones de soles, 5 veces más masivo que el de nuestra galaxia. Constituye además el 15% de la masa total de esa galaxia que es de 140 millones de soles. El estudio apareció en Nature.

2. Endulzantes en entredicho

Los endulzantes artificiales parecen afectar la tolerancia a la glucosa a través de un mecanismo dependiente de los microbios en el intestino según un estudio con ratones publicado en Nature. Esos endulzantes desencadenan cambios en la flora intestinal promoviendo la intolerancia. Los cambios observados son similares a aquellos ligados a la obesidad y la diabetes en humanos.

3. Hay perros pesimistas

Los perros se perciben como alegres y cariñosos, pero también tienen un lado negativo: pueden ser pesimistas, dice un artículo publicado en Plos One. Esto ayudaría a entenderlos mejor en determinadas situaciones. El experimento se hizo enseñándoles a asociar dos tipos de sonidos que les darían bien una recompensa o… agua. Si respondían a un tono ambiguo se calificaban de optimistas, pues esperaban recompensa pese a la diferencia.

4. Requetecalientes

La National Oceanographic and Atmospheric Administration (NOAA) reveló que el período junio-agosto de 2014 ha sido el período junio-agosto más caliente desde que se llevan registros en 1880. Y el solo mes de agosto, sumadas las temperaturas de los océanos y tierra fue también el agosto más caliente en esos 135 años. Tal parece que 2014 podría ser el año más caliente superando a 1998 y 2005.

5. Más estrellas que en Hollywood

Si el ojo humano logra ver menos de 6.000 estrellas en la más despejada y oscura de las noches, cómo será contar millones. Eso hicieron astrónomos que hicieron un mapa del cielo con 219 millones de estrellas de la región norte, dando un detalle sin precedentes de estrellas de hasta magnitud 20, o sea 1 millón de veces más tenues que las que percibe el ojo. Cada objeto contiene 99 atributos. El estudio apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

6. Un gen inteligente

Al nacer con un gen humano insertado en sus madres, ratones mostraron mejor desempeño en pruebas en las que buscaban una jugosa recompensa en un laberinto reportaron científicos en Proceedings of the National Academy of Sciences. Se trata del gen Foxp2, que está involucrado en el habla y el lenguaje humanos, lo que sugiere que también jugaría un papel en el aprendizaje.

7. Otros ojos marcianos

Toda la semana ha sido de intensa actividad en la Nasa. ¿El motivo? Llega a Marte este domingo 21 la nave Maven, que se insertará en órbita para una prolongada misión. La sonda ha viajado durante 10 meses y recorrido más de 700 millones de kilómetros. Analizará durante dos años terrestres la estructura, composición y el escapa de gases de la atmósfera superior del planeta rojo.

8. Europeos provienen de 3 papás

No de dos sino de tres. Sí, los europeos actuales descienden de tres poblaciones fundadoras reveló un nuevo estudio publicado en Nature. Ese tercer ancestro provendría de antiguos euroasiáticos del norte, que también contribuyeron a los que viajaron a América a través del estrecho de Bering. Los otros dos grupos que ya habían sido identificados son los agricultores que llegaron del oriente Cercano y los cazadores-recolectores que estaban establecidos en territorio europeo desde hace decenas de miles de años.

9. Otra especie matona

Aparte de los humanos, hay otra especie cuyos miembros son inherentemente violentos: los chimpancés. Se sabe de hace tiempo que estos coordinan ataques para matar congéneres y desde las intervenciones de la conocida Jane Goodall se había creído que se debía a la intervención humana. Pero no. Eso dice un estudio publicado en Nature en donde se demuestra la violencia por sí de esos grandes simios, no influenciada por la irrupción humana en sus ambientes.

10. Invasora mortal

No es necesario profundizar en los peligros de la neumonía, enfermedad pulmonar provocada por la bacteria Streptococcus pneumonia. Bueno, un estudio publicado en Plos Pathogens reveló que esta puede traspasar barreras y llegar al corazón, afectándolo. Complicaciones cardíacas debidas a la neumonía. El estudio se hizo con corazones de ratones y macacos infectados y con muestras de autopsias en humanos.

Una carta con ¡219 millones de estrellas!

Astrofísica, Astronomía Sin Comentarios

Impresionante vista de la Vía Láctea

Una tarea prolongada y minuciosa que dará para mucho trabajo. Astrónomos pasaron 10 años usando un telescopio para establecer la carta de no menos de 219 millones de estrellas en nuestra galaxia.

Sí, el número es real y solo una pequeña fracción del número de estrellas en la Vía Láctea, al menos 200.000 millones.

El estudio corrió por cuenta de investigadores de University of Hertfordshire y fue publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

El mapa se centra en la región norte de la Vía Láctea. Trabajos de esta clase son útiles para conocer mejor la galaxia dada la imposibilidad de salir de ella. Forma parte del disco, donde se encuentra la mayor parte de las estrellas.

La Vía Láctea se extiende 100.000 años luz.

El catálogo contiene información de las 219 millones de estrellas, cada una resumida en 99 atributos establecidos.

Se ofrece así al mundo científico libre acceso a las mediciones hechas con base en 2 filtros capturando la luz en la zona roja del fin del espectro y la línea de emisión más brillante del hidrógeno.

El catálogo, IPHAS DR2, permite ver cómo varía la densidad de estrellas, junto al gas y el polvo del medio.

Un trabajo que no solo muestra la inmensidad de la casa donde está el Sol con sus planetas sino las posibilidades de infinitos planetas y… vida.

Mis 10 noticias científicas de la semana (8-12)

Astrofísica, Astronomía, Cambio climático y ambiente, Evolución, Física, Neurociencias, Paleontología, biología Sin Comentarios

1. Así eran nuestros primos

El hallazgo de 6 fósiles de 3 especies desconocidas de haramiyidos (un enigmático grupo de mamíferos tipo roedores del periodo Jurásico en China) sugiere que los primeros mamíferos pueden haberse originado durante el Triásico, hace unos 200 millones de años. Aportan luces además para entender cómo se diversificaron esos primeros representantes de este orden. Los haramiyidos han sido considerados multituberculados. Los descubridores sugieren los dos grupos evolucionaron de un ancestro común en el Triásico tardío. Sí, nuestros primos. El estudio apareció en Nature. Foto cortesía Zhao Chuang.

2. No nos quemaremos vivos

La capa de ozono está en franco proceso de recuperación que debe consolidarse en las próximas décadas según una evaluación de 300 científicos. Esa frágil capa de gas se debilitó por mucho tiempo debido a la emisión de ciertos compuestos usados por el hombre. Tras prohibirse en el Protocolo de Montreal ahora se ve la recuperación. La acción, se dijo, evitará unos 2 millones de casos de cáncer de piel por año hacia 2030. El informe es publicado por el Programa del Medio Ambiente de Naciones Unidas.

3. Dinosaurio en piscina

El Spinosaurus aegyptiacus sería el primer dinosaurio semiacuático reportado hasta ahora según un estudio aparecido en Science. Vivió hace 95 millones de años y fue el mayor depredador de su época y región. Fósiles se encontraron en el Sahara marroquí. Los huesos sugieren adaptaciones para desenvolverse en el agua, en donde cazaba grandes piezas, como tiburones. También se movía en ríos. Llegó a medir 15 metros

4. AB… se me olvidó

Las personas con tipo de sangre AB tienen mayor probabilidad de desarrollar pérdida de memoria en sus últimos años que quienes tienen otros tipos según nuevo estudio aparecido en Neurology. Ese tipo es el menos común. La probabilidad de tener pérdida de memoria que conduzca a la demencia es del 82%.

5. Una sorpresa muy escondida

El cuerpo humano está repleto de microbios, el llamado microbioma que juega un papel en la salud y la enfermedad. Un estudio en Cell encontró que algunas bacterias comunes en la vagina pueden ser fuente de un antibacterial, lo que sugiere que bacterias en otras regiones corporales también podrían tener propiedades benéficas. El estudio no identificó si el antibiótico era producido en la propia vagina.

6. Fue el hielo

Cuando en 2002 colapsó un gran pedazo de la Antártida, mucho se especuló sobre la causa. Una de las razones dadas fue la inestabilidad de la cama que soportaba la gran masa de hielo. En Science científicos llegaron a la conclusión de esa cama había permanecido firme en los últimos 12.000 años, por lo que el colapso se debió al derretimiento del hielo en la parte de encima, una evidencia más del efecto del calentamiento global.

7. Aves muy diferentes

Un artículo publicado en Nature sugiere que las grandes barreras geológicas como la Amazonia, Los Andes y el istmo de Panamá no son las que condujeron a la alta especiación de aves sino que estas lograban cubrir grandes distancias y así fueron distinguiéndose unas de otras. Eso explicaría, por ejemplo, porqué Colombia tiene tan alta variedad de aves, el país del mundo que más posee.

8. Los venusinos

En un avance que permitirá definir mejor cuáles planetas extrasolares son más tipo Venus o Tierra, astrónomos definieron la zona Venus en la cual es más probable que un planeta exhiba condiciones como las venusinas, no apropiadas para la vida. El estudio apareció en el Astrophysical Journal. Venus y la Tierra tienen un tamaño parecido, por lo que la defunción ayudará a distinguir entre esos lejanos mundos.

9. Una atmósfera gasienta

La concentración de gases de invernadero en la atmósfera alcanzó niveles sin precedentes en 2013 debido a la subida acelerada de los niveles de dióxido de carbono reportó la Organización Meteorológica Mundial. El forzamiento radiativo que provoca el efecto de calentamiento experimentó un crecimiento del 34% por los gases de invernadero como CO2, metano y óxido nitroso.

10. Aló, ¿me escucha?

Conocida es la interacción entre los átomos y la luz y ha sido muy estudiada en el campo de la óptica cuántica. Pero esta vez, científico pudieron comunicarse con un átomo artificial mediante el sonido, ondas de sonido, lo que abre una puerta al mundo cuántico ‘hablándole’ y ‘escuchando’ al átomo, algo que a futuro podría tener utilidad en computadores superrápidos. El estudio apareció en Science.

« Anteriores