Las obras del tiempo

Las obras pictóricas del tiempo abundan en calles y húmedos rincones, son realizadas en técnica mixta por la naturaleza misma, que, de manera involuntaria, pincela con sus dedos invisibles el lienzo de la cotidianidad.

En casas viejas, por ejemplo, abundan los blancos teñidos de mostaza, allí donde la humedad se las da de artista y destructora de escaparates, camas y cajones. Los tejados son impregnados con verdes de musgo viviente. Las maderas del techo son delineadas con cremas, cafés y rojizos tonos producidos igualmente por el agua, que se cuela en donde no se quiere.

Así son las obras vivientes de las casas viejas, se transforman en cada aguacero, en cada borrasca, cuando el techo hace de filtro, cuando las espera un valde abajo.

Muro al aire libre en Belén.

Dos propuestas de rediseño para escudos

Propuesta de rediseño de escudo del equipo Club Atlético Nacional de Medellín. Heráldica apoyada en un bípode para general estabilidad, coronado de una torre asimétrica para añadir movimiento al escudo, además de la inserción de unas alas de dos y tres plumas que connotan el alto vuelo del equipo. El ala de tres plumas está ubicada a la derecha del escudo, para equilibrar la torre superior desviada a la izquierda.

Foto tomada en Manrique.

Para el rediseño de la heráldica del euipo Once Caldas se separaron los dos campos del escudo. En la parte superior reposan las iniciales O y C entrelazadas y presas entre rejas. Una decisión minimalista abolió las estrellas para no generar vencimientos y en reemplazo de ellas, la palabra HELI, nombre quizás, del diseñador. El campo inferior está hecho por un contorno en línea recta y ángulos pronunciados, perdiendo la línea sinuosa de la propuesta anterior.

Foto tomada en Manizales, Avenida Santander.