Forro para silla ‘tripa de pollo’

Silla de ‘Chivero’ en Valparaiso, Antioquia.

Heredado de la poca necesidad consumista del pueblo campesino, heredado de la originalidad en la solución de necesidades funcionales y estéticas, heredado de la necesidad del color para nuestra percepción; nacen creaciones manuales que generan oficio, ocupan el tiempo, dan carácter al artesano y dividendos a la familia.

El hombre de municipio pequeño no se deja llevar por modas pasajeras, sí por la satisfacción de necesidades. El hombre de provincia tiene más cerca la tierra, el aire sin corromper y la sonrisa con el desconocido. Es alegre, servicial y creativo.

El hombre, cada que teje, se une más a sus antepasados e hila de la madeja que lo une con sus ancestros. En la imagen, la madeja fue de ‘tripa de pollo’, como se conoce a este material, que entre otros, sirve para la fabricación de trapeadoras, tapetes, amarrar cajas y hacer tendedero.

Esta entrada fue publicada en Artesanías, Color, texturas, diseño. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>