Primer escándalo del fútbol colombiano

Por Filiberto Rojas Ferro, Colprensa
Bogotá.- “Los jugadores de hoy son unas prostitutas vestidas de uniforme de fútbol. Con absoluta tristeza lo digo, y se venden al mejor postor”, Fernando Salazar, presidente del Itagüí.

Esas palabras dadas en una discusión al interior de la Asamblea de la Dimayor el martes anterior y que fue filtrada a la opinión pública generaron todo tipo de reacciones e interpretaciones alrededor del fútbol nacional, hay quienes opinan, otros ni siquiera se piensan involucrar en el primer escándalo del año en el fútbol local.

Todo se generó porque un punto en la Asamblea era el caso de Jhonny Ramírez, jugador que, al parecer, tiene contrato con Chicó y con Millonarios. El jugador afirma que su contrato con Chicó terminó en diciembre de 2012 y quedó libre para negociar con Millonarios, algo que desmienten en el elenco ajedrezado.

Ese tema generó la intervención de Salazar, el directivo de Itagüí, quien ya venía con antecedentes de escándalos públicos, como declarar a un medio de comunicación (El Deportivo): “dicen que soy loco, paramilitar y mafioso”, frase que fue tema de Asamblea en Dimayor. Ahora, Salazar generó una polémica nacional.

Con el ánimo de “defender” al Boyacá Chicó, Salazar soltó esa frase de las “prostitutas”, acompañada de reclamos contra Felipe Gaitán, presidente de Millonarios, de quien dijo que no sabía de fútbol, por eso Gaitán respondió: “No sé de fútbol y no quiero aprender de fútbol, si aprender es decirles a los jugadores prostitutas”.

Además, entre los reclamos de Salazar estuvo la contratación de Hernán Torres como técnico de Millonarios a mediados de 2012, cuando aún trabajaba para Itagüí y otros capítulos más del pasado, pero la discusión quedó allí, como tema de asamblea entre los dirigentes del fútbol colombiano.

SE HIZO PÚBLICO

Sin embargo, el diario El Espectador publicó el audio de la Asamblea lo que generó el primer escándalo nacional del fútbol colombiano, por eso Salazar volvió a declarar sobre el tema, argumentando que le malinterpretaron la analogía.

“Cuando digo prostituta, es una analogía, me baso en una definición que encuentro en Internet donde dice de prostituta, que es una persona que obra con malicia y con doblez”, explicó Salazar.

Y complementó: “yo quería solidarizarme con Eduardo Pimentel, porque infortunadamente se vienen presentando cosas difíciles para los clubes del fútbol colombiano”.

Y cerró la explicación afirmando que “era una invitación a que nos cuidáramos como clubes porque hoy estamos muy desprotegidos. Los clubes hoy formamos un jugador y si no logramos vender sus derechos para recuperar la inversión, simplemente él se nos va. Esa era la analogía que quería hacer. Obviamente el término pudo haber sido malinterpretado”.

ACOLFUTPRO Y OTRA POLÉMICA

Ante la situación, la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) se manifestó por medio de su voz oficial, Carlos González Puche, quien reprobó la analogía de Salazar y tocó un tema más en las declaraciones de Salazar en la Asamblea.
Luego de la frase que desató la polémica, Salazar reconoció que los clubes colombianos tienen un “pacto, alianza o acuerdo” para no contratar jugadores que se queden con los derechos deportivos por terminar los contratos con los clubes y no ser renovados, ni vendidos a otros clubes.
González Puche lo explicó así: “Es un mecanismo sobre quienes se atreven a hacer valer sus derechos como cualquier trabajador y son estigmatizados. La práctica de estos pactos la hemos venido denunciando hace rato, para impedir que el jugador que valga sus derechos, no pueda ser contratado por un club, porque no hay derecho que en estos tiempos aún se hable de mercancía, de propiedad, de patrimonio sobre los seres humanos”.

Y añadió: “Los pactos lo celebran para que jugadores que terminan contrato y quedan libres, no sean contratados en Colombia y se tengan que ir al exterior a buscar otros rumbos, es una vergüenza y ya lo hemos denunciado con una queja formal ante la OIT”.

Por su parte, Julio Roberto Gómez, presidente de Medellín, afirmó: “No creo en esos pactos, no los hay, no comparto esa expresión, lo que sí hay es que cumplir con solidaridad lo que cada quien se compromete cuando se afilia a una Federación o a un proceso deportivo”.

Otra polémica que da para largo, así como la que analizarán en Dimayor por la filtración de la información a la opinión pública de una Asamblea que dicen los presidentes es privada, más lo que puede generar esa analogía hecha por Salazar en contra de la dignidad del futbolista

1 comment

  1. Gabriel Villa   •  

    *Del Barrio La América: “Infortunadas las palabras de Fernando Salazar
    Don Alfredo, cordial saludo.
    Infortunadas las palabras de Fernando Salazar. Pasada la emoción de la controversia, creo que quiso manifestar que el comportamiento de algunos futbolistas se parece a lo que hacen las prostitutas, pero lo dijo de manera descarnada. Más allá de esto me parece una falta grave contra la lealtad el que se haya hecha pública esta declaración, si fue algo que se habló supuestamente a puerta cerrada. Ahí se nota la falta de colegaje y el egoísmo que reina entre los que hoy día son mas negociantes que dirigentes del fútbol.
    Gabriel Villa, Barrio La América

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>