FAMOSOS DEL AYER: AUGUSTO BALLESTEROS, RAÚL ÁLVAREZ, HERMANOS MAZO PENAGOS, WINSTON TOBON, DAVID SIERRA, ÁLVARO VIEIRA…

alvaro-galeano2CLASE PURA Y NO LLEGABAN… CULPABLES EL VOLUMEN Y LA SUERTE
Por Álvaro Galeano, Maryland, USA [algagil@hotmail.com
]

Volvamos al desorden cronológico pero también a los recuerdos de personajes de nuestro fútbol, muchos sin trascendencia en el campo profesional, pero de gran aceptación en los viejos amantes del fútbol aficionado, visitantes empedernidos de canchas, potreros, peladeros, lugares que fueron la camacuna de aquellos que con su talento, nos llenaron de alegría en su momento.

 De ese racimo de personajes arranco con Augusto Ballesteros, un zurdo genial que llego de niño desde su natal Andes, hermoso pueblo en el que Augusto padeció una enfermedad que casi le impide aprender a caminar. De jovencito vivía por los lados de La América y en los picados de barrio era refulgente su fútbol que competía en clase con la de Alvaro Melguizo o de Darío  “Poelo” Melguizo , dos dominadores de balón que no quisieron ser. Augusto Ballesteros si buscó futuro y fue llevado a Vicuña; perteneció a una selección Antioquia que estuvo en Cali por 1969, nómina de lujo que tuvo a figuras de la talla de Francisco Maturana, Byron Hernández, Ponciano Castro, Vides Gaviria, Elkin Velásquez, Héctor Holguín, Libardo Vélez, Armando Tabares. Cuando todo pintaba para el salto al fútbol profesional, una lesión le quitó toda posibilidad y Augusto Ballesteros tuvo que limitarse a vivir la esperanza de sus hermanos, buenos prospectos, especialmente uno que se distinguió como arquero, Héctor, pero se quedó en el camino; otro destacado fue Hernán, también representante de Antioquia. Augusto hoy pasa por el lado de la gente y nadie sabe lo que pudo haber sido y no fue; los viejos lo recordamos por su clase en la cancha manga o potrero y por su don de gente y respeto por los demás.

winston-tobonRaúl “Hacha” Alvarez, apareció en el fútbol después de ser pato de esquina en el viejo sector del Bar 21, justo en San Juan con la 80. En una sola cuadra se dieron casi silvestres tres elementos que tuvieron que ver con el fútbol: Humberto Toro, arquero que fue de Vicuña, de la selección Antioquia de Girardot 1968 y con alguna salida en la profesional del DIM. Wiston Tobón Ochoa, muy buen defensor central que también jugó para Vicuña, pudo haber llegado pero no le negaba un segundo a su desarrollo académico que lo llevaría a ser brillante médico Ortopedista, por lo que es conocido en todo el pais. Raúl “Hacha” también es de esa cuadra, llegó a Vicuña, estuvo en dos selecciones Antioquia, ambas campeonas, la más grande  de su época, la campeona en Armenia en 1967 y la ganadora en Pasto en 1969. Raúl perteneció a los dos equipos paisas con esporádicas salidas; realmente no tomó muy a pecho el fútbol, perdiéndose así un buen aporte técnico y capacidad goleadora; se destacaba además por su fino humor que eliminaba la monotonía de largas concentraciones; amante de la bohemia sin corte, de la noche larga, hoy trabaja en su propio taxi sin dejar de sacar tiempo para la diversión; estuvo algunos meses trabajando con las inferiores del DIM, al lado de Hugo Gallego y Alvaro Santamaría; al fin y al cabo parte del éxito se debe al hecho de trabajar con amigos. No sé cuantos cumpleaños celebramos juntos y menos a qué horas llegábamos a casa; nacimos el mismo dia del mismo año, aunque la gente dice que el parece más viejo. Qué pena! Ah, en esa cuadra del Bar 21 llegó a vivir por mucho tiempo Jesus María ” El Cura” Burgos con todo y su editorial de La Cátedra y hasta con ladrón propio pues la del servicio inició el robo que lo hizo huir de Guayaquilito y luego inició el de La Cátedra. Ni que decir de esas maravillas de La Chucha Fernando, Jairo y Alvarito, los tres hijos del cura, pues Mario el mayor, fue todo un señor y también jugó bien, hasta con presencia rápida en una Selección Antioquia, jugaba para Coca Cola.

Los hermanos Mazo Penagos, Jairo y Parmenio, fueron dos personajes destacados de la vieja Floresta, aunque ellos pertenecían al sector de la Isla, llamada así porque estaba rodeada de agua perteneciente a las quebradas La Hueso Y la Canalización, de ese sector son también Francisco Rodríguez que se destacó con Calzado Ger como defensa central, Darío Hoyos jugador del DIM, el Chinche Rojas de UPB y U de A, Jorge Mantilla, allí se crió John Álvarez que llegó niño al sector cuando su papá Humberto “Turrón ” Álvarez, construyó su casa. Volviendo a los Mazo, jugaron para los equipos del Cura Burgos, Coca Cola, Imusa. Ambos representaron a Antioquia en diferentes torneos; Jairo fue un gran puntero izquierdo con potente pegada, estuvo en 1953 con la selección Antioquia y en 1959. Y Parmenio lo hizo muy bien como marcador izquierdo; Parmenio estuvo en la selección de 1962: mientras Parmenio jugó para el Medellín,. Jairo tuvo muchísimas salidas y varios goles jugando para el Atlético Nacional. Hoy son abogados distinguidos y han ocupado cargos en la administración pública. Jairo Mazo Penagos y Parmenio Mazo Penagos, Ramiro Velasquez, le dicen “Chengue”, músico por excelencia, fue integrante del conjunto de Gustavo Quintero Los Hispanos, luego Los Graduados, gran baterista, sinembargo en el deporte fue destacado, espcialmente en el fútbol; jugó para los equipos de El Sena y esto lo llevó para ser tenido en cuenta por José Saule Cuadros para el seleccionado de Antioquia que en 1964 compartió el titulo con el Valle en el torneo nacional jugado en Bucaramanga; compartió camerino con Fabio Rave, Carlos Alvarez, Manuel Valencia, Oriol Ruiz, Humberto Miranda, Leon Muñoz, Diego Galeano, Jose Mejía y el goleador de Britanico Rodrigo Bustamante. El Chengue le dio mas valor a su profesión de músico que aun desempeña.

En Itagüi goza de gran aprecio David Sierra, personaje público, ha pertenecido a la administración del municipio, pero la mayor parte de su vida la pasó como empleado de Cervunión, la cervecera paisa en donde se integró rápidamente a la Corporación Deportiva de Pilsen Cervunión; allí se destaca como volante de rudo temperamento pero de pulido fútbol, siendo llamado entonces a la seleccion Antioquia de 1969 que salió campeona en Pasto; en esa nómina estaban también Jorge “La Rata” Gallego, José Bernardo Pérez, Gerardo Moncada, Hernán “Pindolo” Vélez su compañero de empresa y equipo, Roberto “Piyuyo” Garcés y otros muy buenos jugadores de nuestro fútbol aficionado. David Sierra, además aportó a dos de sus hijos para el fútbol de seleccion paisa y pudieron estar en el fútbol rentado, uno para Medellin y otro para Millonarios, no se dio, pero tuvieron salidas con equipos de la B. Con el tiempo David es picado por el bicho de la dirigencia y es nombrado gerente del Deportivo Pereira, luego de Real Cartagena; las condiciones no se dan y David Sierra administra su propio negocio de “Fútbol, Tangos Y Boleros” recordado centro musical que había fundado Cunda Valencia y en el cual, entre tangos , boleros y copas, hicimos reminiscencias, discrepamos y compartimos nostalgias. Con David en ese sitio trabajo J. J. Torres, el enano que jugó para Nacional y que se destacó por varias temporadas jugando como marcador en el Once Caldas de Osorio, Maturana y otros técnicos; después de terminado el fútbol no quedó dinero y habia que remangarce. Volviendo a David, al salir del negocio, vuelve a trabajar con el municipio de Itagüi y dejamos de verlo, pero no de recordarlo por su calidad humana, sus conocimientos y aun se enrola en picados de veteranos. Que susto!
 
Alvaro Vieira, un rubio gigantesco, mas con pinta de artista de novela que de futbolista, aparte de sus raíces socio economicas, se dedicó al fútbol y jugo para los equipos de Nacional en sus inferiores hasta llegar a la seleccién Antioquia que en Girardot en 1969 perdió el titulo con Tolima ; esa selección es la misma de Alejandro Brand, Bernardo Perez, Ramiro Alvarez, Luis Fernando Mesa Gomez que luego seria gerente del DIM. Alvaro Vieira luego llega al equipo profesional del Nacional con un mal debut cuando lo mandan a la guerra en un partido contra el Cali y es goleado, talvez siete le hicieron; pero su actuación lo defiende y pertenece al equipo por varios años con pocas salidas, pues el titular no se lesiona nunca, se llama Raul Navarro Paviato.De todos modos Vieira hace parte de delegaciones internacionales con los verdes, hace Copa Libertadores, viajes a Los Estados Unidos, en fin que algún día se cansa de esto y se va del fútbol. Cuando quiere regresar para jugar con Once Caldas, el dueño de su pase pone trabas y es el fin del fútbol de Álvaro Vieira, que al menor sonido de una ranchera prende la rumba. Creo que está para jubilarse en la rama judicial como empleado de juzgado, mientras se entretiene con las carreras de caballos; como en el futbol, casi que fue, por una cabeza!
 
Podemos recordar en compañía, solo escribanme; si el Alzheimer me lo permite, los podemos poner en la mesa.
[Álvaro "Polaco" Galeano]

1 comment

  1. juan gutierrez   •  

    DE CHICAGO: REMINISCENCIAS DEL FÚTBOL AFICIONADO DE ANTIOQUIA
    Alvaro: El cura Burgos fue un personaje único por sus geniales y respuestas, aqui voy con una: Cuando vivió en Guayaquilito, su hijo Fernando era el encargado de los boletines semanales de la liga municipal. Cada vez que un jugador era expulsado, la sanción era de una fecha y$35.00 de multa. En una ocasión le pregunte a Don Jesús, cuál era el criterio para cobrar dicha suma?Inmediatamente, me respondio con una carcajada y dijo lo siguiente:”mijo, Eso vale media de guaro”.
    Juan Gutiérrez, 61 años, Chicago, USA

    Respuesta. Gracias Juan por complementar la crónica de Álvaro (Galeano). De eso se trata. Y lo que se dice del Cura Burgos es completamente cierto. Fue todo un personaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>