Rincón espectacular - Histórico hasta Enero 2007 - Suscribir a Columnas o Comentarios

Archivo x categoríasCibercorresponsal



Cibercorresponsal alfredoc el 11 oct 2012

Colombia a ganarle a Paraguay

Por Rogelio Ruiz

En el fútbol no está dicha la verdad absoluta y así tenga la oportunidad de escribir de un tema que mueve multitudes y que apasiona hasta el gañote, soy consciente que lo aquí expresado tiene un tinte personal lo que en buen romance significa que éste o aquel lector puede o no estar de acuerdo con lo aquí escrito y definitivamente más que un juego democrático son la mil y diversas opiniones la que enriquecen este emocionante deporte.

Dicho lo anterior, sigo con la impresión de que Pékerman no es el técnico para nuestra selección y sí Hernán Darío Gómez, ya que cuando el paisa dio ese malhadado paso tenía y traía un equipo finito. Lástima el genio de Hernán porque las condiciones técnicas, su carisma y lo creíble que es ante un grupo de jugadores, lo hacen merecedor de un puesto de tal categoría.

La suerte hasta ahora está con el argentino no solo porque sus jugadores están pasando por un excepcional momento sino que su nómina es de lujo y solo ellos se merecen, por los méritos que vienen haciendo en el exterior, la actual posición en las eliminatorias al mundial de Brasil 2014.

En este país tenemos un grave problema y es que confundimos la mierda con la pomada. Muchos entonces no compran los discos de Diomedez Díaz por su disipada vida. Muchos no aceptan la persona de Teófilo Gutiérrez por su mal comportamiento y lo mismo diría que le pasa a Diego Maradona y si sigo con más ejemplos, seguramente que esta nota se alargaría demasiado. El mismo Faustino Asprilla tranquilamente entraría a engrosar la lista. Entonces para que en este país lo quieran, usted tiene que ser un alma de Dios, un ángel sino un santo. Con razón siempre que ocurren este tipo de cosas, las mismas solo pasan en el país del Sagrado Corazón. Somos ‘solapaos’ y lastimosamente eso nos tiene perjudicados. No aceptamos al otro como es, con todas y sus virtudes y falencias. No nos sirve sino lo bueno, lo excelente.

Pegamos el grito en el cielo cuando vemos que una figura, cualquiera sea, se sale de casillas o anda en malos pasos. Esa condición del ser humano para la mayoría (esos seres elegidos) está vedada. No son seres humanos y no les es permitido el error, la falta, la equivocación y el defecto. Miramos la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio y por ahí es por donde tenemos qué empezar a mejorar, cuando aceptemos nuestros errores y los de los demás.

Que no me guste el timonel de hoy no significa que quiera la eliminación de Colombia, ¡ni más faltaba! Pero sigo pensando que hasta ahora no es mucho lo que ha mostrado Colombia, amén de unos goles que han llegado muchas veces por suerte (aunque no creo en ella en el fútbol) y otras por desatenciones de la defenda rival. Miremos el último partido contra Chile. El gol de tiro libre de James Rodríguez, es una individualidad. El segundo de Falcao es un pase de Aldo Leo y el tercero de Teófilo de un balón que recupera Radamel. Pero si miran bien el partido Colombia careció de jugadas hilvanadas y de un partido bien jugado. Pero ganó y eso es lo que cuenta a la hora de la verdad.

Contra Paraguay hoy espero, como todos, que Colombia gane y si lo hace jugando bien mucho mejor pero si no se va al mundial porque muchos prefirieron el jugar bonito a ganar, entonces estamos perdiendo el tiempo.

El momento, jugador por jugador de la Selección Colombia de mayores es brillante y eso, de alguna manera, lo ha sabido canalizar y aprovechar el argentino Pékerman y se le abona su viveza pero desconoce totalmente la realidad del fútbol colombiano, cosa que no debería pasar. Debería estar más introyectado en el discurrir de nuestro balompié.

Una victoria más nos acerca al mundial, y así no le guste a muchos, ganar es ganar. Como sea, eso no importa.

A propósito, la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol nunca dirá, jamás, que Colombia ganó 3-1 haciendo gran partido o en su defecto ganó 3-1 jugando mal. Simple y llanamente figura Colombia 3-Chile 1, y listo el pollo…

¡Viva Colombia!

El Verdolaga

Cibercorresponsal alfredoc el 20 sep 2012

Con olor a cerezas

Por Santiago Martínez  [concejalsantymartinez@gmail.com ]

Volvió a ganar el Barcelona. Sí! El Barca de Tello, de Messi… Lo de los azulgranas no es una forma de jugar, es una manera de vivir, es una doctrina, ese saber con color y olor al día a día de los independentistas más solidarios que he conocido: los catalanes.

Este amor callado y sabio como los ojos de la abuela no ha ayudado a recoger los pasos en nuestra Selección. Cuando ya pensábamos que envejecíamos sin crecer en el respeto por la vieja (así le decía Alfredo Di Stéfano a la coqueta y caprichosa bola de fútbol) apareció la Colombia valiente con el útil. La Colombia animosa por el juego. La Colombia del riesgo.

Si muchos técnicos colombianos siguen aferrados a su estitiquez, en nuestro balompié tendrán cabida incontables Peker – Man. El mensaje de la Tricolor es que nosotros podemos maravillar desde nuestros equipos.

Y pensar, que Rafa Benítez, Fabio Capello, Arrigo Sacchi y otros buscaban ver trabajar a Colombia, y beber de esa fuente por su fútbol olor a cerezas.

Cibercorresponsal alfredoc el 07 sep 2012

Colombia-Uruguay: un partido de ensueño

Por Pablo Calle Jiménez  [pablocallej@gmail.com]

Qué tarde maravillosa la que vivimos todos los amantes del fútbol en Colombia al ver la impecable actuación de nuestra selección, que dando un golpe de autoridad y mostrando todos sus mejores argumentos, derrotó 4-0 a Uruguay en Barranquilla.

Cualquier victoria por eliminatorias vale un potosí, pero la de hoy fue muy especial porque le ganamos a la mejor selección de América, porque lo hicimos por goleada y porque controlamos el partido de principio a fin. Colombia mostró lo que sus hinchas hace mucho rato queríamos ver. De las muchas cualidades que se le vieron a la tricolor yo quisiera destacar la serenidad para manejar el partido. Jugadores que hemos visto atropellados y ansiosos, muchas veces por el afán de agradar, hoy se sosegaron y tuvieron la cabeza fría para tomar siempre la mejor decisión. Ante Uruguay pudimos deleitarnos con un equipo colectivo, de toque corto, jugadores con movilidad, que buscaban el espacio y hacían la fácil. No hubo egoísmos por parte de ninguno y el resultado fue una abultada victoria dejando un excelente sabor de boca.

Destacar a un jugador en particular no tendría mucho sentido, porque fue la unión del grupo y el convencimiento en lo colectivo lo que nos dio esta victoria. Sin embargo, quisiera reconocer el buen trabajo de Macnelly Torres, Teófilo Gutiérrez, Carlos Valdés y Edwin Valencia. Estos 4 jugadores, cuya titularidad llegué a cuestionar, respondieron al reto y asumieron su labor con responsabilidad. A Néstor José Pekerman también le sonó la flauta, porque al equipo de hoy sí se le vio trabajo y sí jugó a algo. Colombia fue un equipo con oficio y eso hay que destacarlo.

Reconociendo todo lo bueno de una selección merecedora de los puntos que consiguió, paso a señalar que también tuvimos la fortuna que nos ha faltado en muchos otros partidos. El gol al minuto 2 del encuentro fue vital para librarnos de la presión y plantear un partido más tranquilo. Y otro tanto empezando el segundo tiempo también fue un golpe muy fuerte, casi fulminante para el conjunto visitante. Si muchas veces hemos sufrido la frustración de que no nos entra la pelota, hoy sí nos sonrió la suerte y los goles llegaron en momentos clave.

Capítulo aparte merece la desastrosa actuación de la selección Uruguaya. El conjunto aguerrido que nunca baja los brazos hoy no fue ni sombra de lo que le hemos visto.  Uruguay lució desahuciado desde el inicio del partido, nunca mostró vergüenza deportiva y pareció aceptar la derrota sin poner ningún tipo de resistencia. Esto es importante que lo tengamos también en cuenta, porque con seguridad no todos los rivales serán así de fáciles.

Invito a los hinchas Colombianos a que seamos sensatos en la victoria. Si bien conseguimos tres puntos valiosísimos, y lo hicimos con autoridad, también es cierto que la eliminatoria es larga, que no estamos ni a mitad de camino, y que tenemos que ir a conseguir muchos más resultados para alcanzar el objetivo de clasificar al mundial.

Ojalá tengamos buena memoria y juguemos en Santiago un partido similar al de hoy. Los hinchas no le pedimos a la selección que gane siempre 4-0 ni que baile al rival como lo hizo hoy. Lo que sí esperamos es que los jugadores pongan lo mejor de sí, se olviden de egoísmos y jueguen con el convencimiento de que el trabajo en equipo es el que nos va a llevar al mundial. Hoy lo hicieron y se merecen el aplauso, esperemos así sea el resto de la eliminatoria.

Cibercorresponsal alfredoc el 05 sep 2012

Paz en la tumba de César Giraldo Londoño

Por Roosevelt Castro Bohorquez  [historiasalaredonda@gmail.com]

 *Gracias por su apoyo al periodismo deportivo.

Desde su Caicedo, donde empezó a hacerle gambetas a la vida, hasta convertirse en un verdadero adalid del periodismo deportivo Antioqueño, César Giraldo Londoño no ha pasado su vida brevísima. Sí, cuando en los primeros días de abril de 1948 ingresa a la planta del EL COLOMBIANO como corrector de pruebas, hasta asistir a varios eventos internacionales como los Mundiales de México 70, Argentina 78 ó España 82, Giraldo Londoño ha demostrado que los sueños se pueden hacer realidad, cuando se trabaja con ahínco y con mucha disciplina.

Es que ese interés por el deporte cuando, y aun un párvulo, coleccionaba las fotos de “sus ídolos” recortadas del periódico, nunca creyó que más adelante lo llevaría a hacer parte de la “plantilla profesional” del mejorperiódico de provincia en nuestro país.

“Don César”, como muy respetuosamente lo llamamos, supo ganarse un camino en estos duros pasos del periodismo. Es que esa precocidad por las letras lo lleva a escribir sus primeras en la sección “Pantalla” y luego como redactor de lo que acontecía en le Concejo de nuestra ciudad, de la mano de sus maestro en estas lides Alejando Echavarría Barrientos. También incursionó en radio deportiva con el controvertido Guillermo Hinestroza Isaza, en el programa “Deportistas, aquí estamos” y contribuyó, en 1952, en la fundación del Círculo Cronistas Deportivos de Antioquia (CICRODEPORTES), hoy ACORD-Antioquia. El dial antioqueño se vio beneficiado con su talento en espacios deportivos como “los Catedráticos Deportivos”, al lado de Julio Arrastia Bricca. Es que las enseñanzas de Don Pablo Emilio Becerra dieron un discípulo muy disciplinado y muy versátil en esta pasión del periodismo deportivo.

Su miedo a los aviones, su pasión por el fútbol aficionado, por el tenis de mesa y de campo, por el baloncesto, hacen del esposo de Beatriz y el amigo de sus amigos como Jorge Eliécer Campuzano, Mario Múnera, Rodrigo Fonnegra, Oswaldo Zubeldía, Gabriel Ochoa, entre otros ó de sus enemigos públicos, que luego se convirtieron en sus aliados, como Hernán Botero Moreno, un hombre integro y un periodista a carta cabal, ejemplo para las nuevas generaciones. Un 30 de marzo de 1984, cuando partió a gozar de su jubilación, fue una fecha que no se borrará en la historia del periodismo deportivo de nuestra región. Gracias “Don César”, por su apoyo constante a todo lo que fue, es y será nuestro periodismo deportivo.

Cibercorresponsal alfredoc el 28 ago 2012

El fútbol de Once Caldas

 Por Darío Ángel Rodríguez Castro, Bogotá   [darioangelrodriguez@hotmail.com]

Perdió en el resultado, pero ganó en el fútbol. Once Caldas demostró en Bogotá un modelo de juego audaz, moderno y diferente.

Tocó el balón en campo de Millonarios, algo que no es constante en los forasteros, e impuso las condiciones desde el puntapié inicial del azul. Generó diversas fórmulas para aproximarse al arco defendido por Nelson Ramos, aunque careció de frialdad en la resolución. Sin la pelota, ejecutó presión alta entendiendo que se recupera con mayor eficacia cerca de donde se pierde el balón y de paso, ahorró aire y esfuerzo. Desarrolló vigilancia estrecha con reacción inmediata para neutralizar el juego asociado del local interceptando las líneas de pase. Su iniciación de juego fue diversa. Cuando tuvo cubiertas las orillas lo hizo con los zagueros centrales Pablo Frontino y Emanuel Acosta y por las bandas si no había tanto tráfico con su lateral derecho Jamel Ramos.

La transición
Hacia el ataque fue rápido para evitar la retardación del sorprendido Millonarios y en función defensiva se agrupó a alta velocidad con superioridad numérica. Sus volantes de primera línea fueron lanzadores para descongestionar y abreviar el juego con pases largos. El argentino Lucas Scaglia actuó con la simpleza de quien sabe que el primer pase es determinante. Mario González fue un organizador con el balón y un integrante de la doble línea de cuatro sin él, lo mismo que Gonzalo Cabrera, otro argentino sin gran hoja de vida, pero muy útil en la estrategia. Sus dos delanteros Gustavo Culma y Juan Reinoso se turnaron las posiciones de ataque con desmarques de ruptura y pese a que les falta kilometraje para aprender a definir en el momento justo. Aunque el blanco venía de golear 5-2 a  Boyacá Chicó, su gran asignatura pendiente en Bogotá fue la última jugada. El peligro en inmediaciones del área no se reflejó en la red, excepto en el gol del transitorio empate conseguido con el derechazo maestro del bogotano González.

La jerarquía del líder
Justamente, por la excelente propuesta de Once Caldas, el triunfo de Millonarios tiene doble mérito. A los 13 minutos cuando estaba sometido por el sistema y funcionamiento del rival, Rafael Robayo sacó un derechazo de 30 metros para vencer a Juan Carlos Henao en la intersección del horizontal con el vertical izquierdo y llevar la alegría a una tribuna tan sorprendida como el equipo por el dominio en el episodio inicial del blanco de Manizales. Ese acto de reconciliación con el buen hijo que volvió a la casa embajadora, no alcanzó para modificar el trámite del compromiso. El equipo orientado por el argentino Ángel Guillermo Hoyos -formado como entrenador en el Fútbol Club Barcelona-, mantuvo la conducta ofensiva hasta que llegó al merecido empate. En el entretiempo, el técnico Hernán Torres inculcó el toque de primera intención para desarticular la presión y así niveló la administración del esférico, sobre todo desde el ingreso de Hárrison Otálvaro y Ómar Vásquez.

El gol. Wason Rentería -a quien aún le falta nivel-, transformó con suspenso a los 86 minutos en gol desde los 12 pasos, una falta de Frontino a Wilberto Cosme para sumar los tres puntos más difíciles del líder invicto de la Liga con 13 puntos de 15 posibles, 10 goles a favor y apenas uno en contra. La campaña del 13 veces campeón es brillante en números, aunque el domingo no la pasó bien en El Campín con el audaz y prometedor Once Caldas.

Cibercorresponsal alfredoc el 26 ago 2012

De vuelta al estadio

*De la Redacción. Los invito a leer con atención este artículo de un colombiano que estudia en Nueva Zelanda, que le dio por ir a un  partido de rugby. Allá es fiesta. Después lo comentaremos entre todos  (acs)

 

 Por Alfredo Serrano Carreño, Auckland, Nueva Zelanda
[alfredito@colombia.com]

Solo se me viene a la mente la primera vez que me dijeron en mi casa: “Vamos a ir al estadio porque vamos pa fútbol”, en ese entonces iba a ver al Atlético Bucaramanga enfrentar al Junior de Barranquilla en el estadio Alfonso López, una experiencia que corroboró mi pasión por el deporte rey. Después seguí visitando diferentes estadios del país. Tal vez porque no conocía más me parecía genial la idea de ir a un partido.

Ir al estadio se ha convertido para muchos en un ritual, pero encontrándome en tierras lejanas (Nueva Zelanda) dónde el fútbol no es tan relevante el plan varía por lo que decidí “darle la oportunidad” a otro deporte similar, el más popular en este lugar, el rugby.

Pocas veces he visto algo de esta disciplina -por no decir nunca- aunque sea una de las variaciones del fútbol, no había despertado mayor interés en mí. Pero viviendo en Nueva Zelanda, donde la mejor selección del mundo está ahí no podría perderme el evento así que decidí comprar la boleta e ir al Eden Park (el estadio de Rugby de Auckland City).

Así que compré la boleta y me fui. Yo vivo en la zona central de la ciudad y a tres cuadras de mi casa estaba la parada de bus donde pasaría el transporte para ir al estadio (si gratis), con solo comprar la boleta ponen a disposición buses para ir al estadio.

¿Qué clase de partido era? Qué se jugaba? No tenía ni la más remota idea, escasamente sabía que se enfrentaban los All blacks de Nueva Zelanda (equipo campeón del mundial de Rugby del año pasado) contra los Wallabies de Australia, pero sin duda la idea de una experiencia nueva me motivaba, eso si por fin iba a estar en los zapatos de todos aquellos que se quejan de no entender ni papa de fútbol.

Al llegar la entrada fue muy sencilla, no hubo requisas, la gente se comportó a la altura,el ingresar no le toma a uno más tiempo que poner el código de barras de la boleta en la máquina. Inmediatamente adentro se nota la limpieza en los corredores, escaleras, asientos, baños y todo lo que compone la estructura (que por cierto es muy bonita) del Eden Park.

Lo siguiente a notar es la ausencia de mallas, a pesar de que la cantidad de gente en el escenario es abrumante, se sobre entiende que ellos no pasarán de su función como público y no ingresarán a la cancha por ningún motivo, ni lanzarán botellas o cualquier otro objeto contundente que atente la integridad de los deportistas o autoridades, así que se pudo apreciar sin sentirse como animal enjaulado el saludo de los All Blacks, unos gritos y movimientos a los que le llaman “haka”, realmente la emoción que despierta es indescriptible.

El partido fue vibrante se siente bien cuando uno está del bando ganador, y ganador de verdad, hoy ganaron los All Blacks con un marcador de 22 -0, algunos dicen que es como un encuentro entre Brasil y Argentina en fútbol, lo único que sé es que sentir por una vez en la vida el apoyo al deporte y ver cómo los frutos de una inversión son tan evidentes en los resultados y en la sonrisa de su público saliendo del estadio.

Y una salida totalmente pacífica, entre hinchas australianos y neozelandeses se abrazaban, se hacían bromas con chascarrillos que hacen de este deporte una fiesta total, una fiesta en paz, y el regreso a casa tranquilo acompañado de un grupo de personas cantando Frank Sinatra en un bus,  vuelvo y repito… gratis.

Página siguiente »


 
Inicio Propiedades.com.co Inicio La República Inicio Revista Nueva Inicio La Chiva Inicio Revista Automotores Inicio El Colombianito Inicio Gente Inicio Generación