Para Hernán Darío Gómez: que no se vaya

Hoy quiero primero que todo, darle gracias a usted por las alegrias que nos brindó cuando era el técnico de la Selección Colombia, fueron momentos inolvidables, de lágrimas incontenibles, de alegría, de emoción y de orgullo por tener un equipazo como el que teniamos en aquellos años, y retroalimentado con esa emoción y ese orgullo.

Quiero hoy en nombre personal, como hincha del Independiente Medellin, y que me duele en lo más profundo de mi ser la situación que vive la institución por culpa de gente indolente y desalmada, pedirle dos cosas, solo dos, la primera y más importante, por favor por lo que más quiera en esta vida, por su familia, por la ciudad y por Dios, no se vaya, POR FAVOR NO SE VAYA, se lo digo con el alma, usted es para el Medellin como tener un nevecón en un rancho de tablas, es como tener un teatro en casa con todos los fierros pero sin películas, y podría darle más ejemplos, pero ested es muy inteligente, ya me entendió.

Entonces por toda esa grandeza que arrastra no se vaya, yo sé que esta situación se va a mejorar, soy muy optimista, porque soy empresario, y he tenido momentos muy dificiles y se que se siente cuando las cosas no le salen a uno, se lo que es remar contra la corriente, yo se que son una sumatoria de cosas pero aquí es donde se debe sacar la casta y no pelar el cobre.

Y, segundo, porque no cuenta usted realmente que es lo que pasa al interior de la Institución, es más porque no hace una reunión con los jugadores (porque no son futbolistas) y conforman un comité, llaman a una rueda de prensa y que le cuenten a la ciudad y a los hinchas qué pasa, entonces los periodistas, los enemigos, la hinchada, etc quedará satisfecha con las explicaciones que nos den y al menos sabremos en que m.. estamos parados.

Guillermo León Restrepo G., 51 años, 71619878  [gleonrest@hotmail.com]

Para los ntegrantes del Atlético Nacional (Directivos, Jugadores y Cuerpo Técnico)

Por Gustavo Vélez,  Bogotá [gusvel1@une.net.co]

Apreciados amigos;
Yo como todos los amantes al buen futbol siento mucho dolor por las cosas que pasan en nuestro balompié; máximo hoy con la eliminación de nuestro Verde de la liga local.
Soy hincha de Nacional desde mi primera visita al Estadio Atanasio Girardot, cuando pregunté como se llama ese equipo? y me dijeron Atlético Nacional y desde ese momento nunca más se apagó esa llama del buen hincha.
Eran finales de los años 50 o principios de los 60 y me impactó un jugador uruguayo de apellido Martínez que jugaba con guayos rojos a quien nunca olvidaré.
Íbamos con nuestro padre a sol general o lo que llamábamos en esa época Corea; pues las populares de norte y sur de hoy eran Gorriones; también existían las tribunas laterales al lado de preferencia. Nuestro padre aunque hincha del Poderoso alardeaba contándonos que era amigo de Ignacio el Loco Calle campeón en el 54.
Tomábamos los buses en la calle Colombia X Cundinamarca a los gritos de los fogoneros: Estadio!! Estadio!!! Daba gusto irse bien temprano el domingo para disfrutar el preliminar y luego el choque de fondo; llevábamos fiambre y mecato pero eran otras épocas, donde había mucha camaradería y respeto entre los aficionados; ingrediente importante que se ha perdido en estos días.
Ningún hincha se ponía la camiseta de su equipo del alma por dos razones primero no existían y segundo eras sagradas y reservadas para uso privativo de los que se habían ganado ese gran honor de lucirlas en la cancha.
De niños vibramos con todas esas figuras rutilantes que desfilaron por nuestro máximo escenario deportivo y como olvidar cuando Carlos Campillo la sacaba del estadio.
No había barras ni banderas sin embargo por allá en 1969 o 1970 nos llamaron del colegio para formar un grupo alentador del equipo, dirigido por un entrenador de las inferiores de Nacional e íbamos a tribuna alta para entonar algunos cánticos; solamente éramos 20 o 30 muchachos animando pero con el alma; muchos años después alguien tomo el famoso cantico del Maracaná que animaba a Flamengo (Mengooooo..Mengoooo.y lo trasformo en el inolvidable Verdeeee.Verdeeeee.!!!

Glorias del pasado
Tuvimos la fortuna de ver en acción a Amadeo Carrizo parando tiros con el pecho; a Chonto Gaviria; a Maravilla Gamboa; a Cuca Aceros; a Uriel Cadavid; a Omar Orestes Corbata; a Ramaciotti; a Balasanian etc., etc.
De niño nos llamaba mucho la atención ver a aquellos osados e intrépidos hinchas que se subían hasta lo más alto de las torres de iluminación para observar desde allí los partidos a sabiendas que cuando bajaran; los estaría esperando la policía para llevarlos en bola a la guandoca.
También recuerdo el consabido cantico de los aficionados en las tribunas populares que cuando alguien se paraba inoportunamente gritaban..Cascara!! Cascara!! Y el antiguo reloj de marca Longines con el marcador manual.
La afición paisa siempre se caracterizó por ser educada y respetuosa y cuando un jugador del equipo rival era sustituido y había juagado bien; recibía su ovación.
Fueron tantas y tantas las figuras que pasaron por nuestro querido equipo Verdolaga que sería imposible recordar a todos aquellos que hicieron grande esta institución y quienes dejaban la piel en el terreno de juego y cuando se perdía un partido casi siempre salían aplaudidos por el respetable, por esa entrega total.
Ellos no tenían ni la formación técnica ni académica de hoy ni ganaban tanto dinero; pero si tenían algo en común y era que amaban lo que hacían y le ponían el corazón a cada balón disputado.
Partidos para recordar muchos pero solo mencionare 3 a saber:
-Nacional VS. América por el título en 1981 al que asistí con mi hermano y con mi novia quien me visitaba desde Japón.
-Nacional VS. Racing en el 89 por la Libertadores y era la primera vez que mi novia (hoy mi esposa) iba al estadio a ver un partido
de futbol.
-Nacional VS. Danubio el del inolvidable 6 x 0 al que asistí con mi gran amigo Camilo quien viajo desde Bogotá.
Recientemente cuando observaba el partido brillantemente jugado por nuestro querido equipo en Montevideo; me ilusioné como hacía mucho tiempo no lo hacía y recordé esas épocas doradas de Oscar Coco Rossi con Oscar Romero y Oscar López o aquella de Jorge Hugo “La Chancha” Fernández o la de Teófilo Campaz; o la de Hernán Darío Herrera o la del poeta de la zurda nuestro inolvidable Cesar Cueto y me dije tenemos equipo para pelear la copa.

Con resultados adversos
Han pasado algunos días y algunos resultados adversos nos tienen por fuera de la Liga y con un pie afuera de la Libertadores; pero aún nos queda una batalla por librar en el campo de Vélez y en el fútbol no hay imposibles sino que le pregunten al Chelsea y al Bayer Múnich y les pido a los jugadores que activen ese mago que llevan dentro; siento que ese talento esta todavía ahí, adormecido pero que deben despertar y sacar esa casta que sé que poseemos.a uno no se le olvida jugar de la noche a la mañana.
En caso de no pasar los octavos de final de la Libertadores; comencemos desde cero con mucha humildad.siempre todos los equipos en especial los mal llamados chicos van a querer ganarle a un grande como es Nacional y lo han hecho; es por ello que todos los partidos debemos jugarlos como finales porque eso son en realidad.
Respeto a todas las directivas de Nacional y sus decisiones; sin embrago siento que no fueron coherentes con su filosofía, cuando expresaron que el cuerpo técnico se quedaría hasta el final del semestre independientemente de los resultados; pues al final no fue así y pudo más la presión.
Uno debe Ser y Parecer.decir quien dices que eres y hacer lo que dices que harás!!!
Me pongo en los guayos de un jugador titular del equipo; a quien le cambian el cuerpo técnico un día antes de un partido importante de la libertadores.¿qué puede pasar por la cabeza de este jugador?? Estoy seguro que no va a tener el rendimiento esperado pues son demasiados los interrogantes y preocupaciones.
En la vida hay que tomar decisiones estoy de acuerdo; pero hay que tomarlas en los momentos adecuados y cuando estas causen el menor impacto negativo en las personas involucradas. En el deporte como en los negocios existen dos componentes importantes a saber: La Credibilidad que es una respuesta intelectual y la confianza que es emocional; como líderes de un grupo tan importante, debemos combinar ambas cosas y sacar el máximo rendimiento deportivo de nuestros jugadores..
Uno no puede clavar con un serrucho y serruchar con un martillo! Siempre he defendido la tesis que técnicamente el futbolista colombiano está muy bien dotado; tenemos un talento innato en nuestros genes; sin embargo debemos trabajar más arduamente en una fundamentación técnica total y pongo el siguiente ejemplo .algún día dialogando sobre futbol con un taxista en Rio de Janeiro me contó que cuando niño el asistía a los entrenamientos del Scrtach brasileño antes del mundial del 70 y que cuando toda la delegación partía solo se quedaba Gerson entrenando tiros para pegarle a la T y los niños le alcanzaban los balones y lo hacía por 2 horas después de cada práctica. Cuando Gerson hizo aquel gol histórico en la final del mundial de México todos nos asustamos menos él; pues ese era el fruto de muchas horas de arduo trabajo.
Hace poco también contaba José Luis Brown quien orgullosamente se vistió de verde; que ese gol de cabeza contra Alemania en la final de México 86 lo habían entrenado mil veces. Bilardo les decía que canción te gusta? Y él le decía el nombre de una canción y Bilardo replicaba trae mañana el casete con esa canción y se la ponía con una grabadora de pilas al que cobraba; Cobrando corners y Brown cabeceando!!! hasta que se acababa el casete..

Bienvenida al cuerpo técnico
No solo es correr velozmente detrás de un balón hay que implementar estrategias y fortalecer esa fundamentación tanto táctica y técnica como mental.
Le doy la bienvenida al nuevo cuerpo técnico y le auguro muchos. Éxitos personales y deportivos; tienen toda la experiencia y el conocimiento;. ahora toca plasmarlo en la cancha.
A nuestros queridos jugadores les hago una reflexión miren revistas, fotos y videos antiguos; compartan con hinchas de mayor edad y pregúntenles como juagaba el verde del 73, o el del 76 o el del 89 etc. y cual era ese ingrediente adicional que esos jugadores le ponían a todas sus actuaciones para llegar y conectar con el hincha y con la a tribuna y hacerlos vibrar con cada pase; con cada filigrana; con cada gol?; Se sentían orgullosos de vestir esa gloriosa camiseta del Rey de Copas y la sudaban con el alma.
La carrera de un futbolista es demasiado corta para dejarla ir; tenemos el talento y estamos en uno de los mejores equipos.Metámosle Aun Más Ganas!!! Pues no ha sido suficiente!! Concluyo recordando al gran atleta etíope Abebe Bikila quien gano la maratón de los Juegos Olímpicos de Roma en 1960 con los pies descalzos. Después de ganar su oro olímpico su entrenador se percató que el movía mucho los brazos y la cabeza y esto le impedía avanzar más rápidamente y le decía tu cabeza tiene que flotar para que no te pese; Bikila corrigió esos defectos y volvió a ganar su segunda medalla de oro consecutiva en Tokio en 1964; 3 semanas después de ser operado de apendicitis dejándonos esta frase como un gran ejemplo de superación: Cuando tus pies se cansen. Corre con el Corazón!!!!
Gustavo Vélez
Conferencista Internacional,  Bogotá.

Para hinchas del DIM que protestaron por nota editorial

Envigado, 24 de abril de 2012
 
Señores seguidores del Independiente Medellín que malinterpretaron  nota editorial de ayer
 
Lejos de imaginar que una nota sencilla, escrita con respeto, sin apasionamiento, fuese a despertar virulentas reacciones entre algunas hinchas jóvenes del Deportivo Independiente Medellín que se salieron de la ropa para generar esta mañana toda clase de insultos desmedidos, algunos sin dar la cara porque actúan en forma grupal y escondidos. Incluso crearon una red “odioacarreño” lo que me parece a todas luces injusto porque otro pudo haber sido el camino de la protesta. Acá no hay restricciones para pasar las llamadas o comunicacion por el correo electrónico que es una puerta abierta para dialogar amigablemente. Son formas pacíficas para zanjar diferencias inevitables en el fútbol.
 
La nota editorial de ayer fue escrita en la residencia con la complicidad de una noche serena y tranquila, eso sí con mucho frío. La inspiración empezó cuando entré a la página de la agencia Télam, uno de cuyos artículos se refería a la ventaja en el rating que le llevó el domingo River Plate estando en la B frente a su tradicional rival, Boca Juniors de la A. En ese mismo lunes por la noche, América vencía 4-0 al Depor por la Copa Postobón y señalaba el narrador de Antena 2 que eran 10.000 los espectadores presentes en el Pascual Guerrero. En el caso colombiano, tomé como referencia otro equipo tradicional e importante de Colombia, por toda la historia que arrastra. Entonces busqué la asistencia revelada del domingo pasado entre DIM-Chicó para montar la historia. Seguro que no tuve la mínima intención de incomodar a ningún hincha del equipo rojo. 
Aceptemos en gracia de discusión que la nota editorial fue ofensiva, que fue atentatoria contra el buen nombre del equipo y de sus hinchas, que fue incitadora de violencia. Es que ni siquiera en esas condiciones acepto la postura violenta de algunos hinchas sin rostro que empezaron a escribir mensajes “impublicables” en una de las redes sociales. Claro que saltó de inmediato un grupo de defensores que nos recomendaron bloquear esas cuentas, sugerencia no atendida porque no he cometido ninguna falta. Se trata de dar la cara en esta situación originada seguramente por una mala interpretación.

Me enseñaron en casa que lo cortés no quita lo valiente. O sea, que no tengo problemas en presentar disculpas a quienes se sintieron ofendidos por la nota editorial de ayer con el anexo de una invitación para que cuando consideren conveniente nos reunimos, debatimos con la mayor tranquilidad del caso este y otros temas que siempre serán polémicos, que generan amores y desamores pero no podemos perder de vista el buen trato porque todos pertenecemos a la misma familia del fútbol.
 
Atentamente,
 
Alfredo Carreño Suárez
[alfredoc@elcolombiano.com.co]

El derecho a la des-información

Por Francisco González M. , La Floresta [fgonzalez@leonisa.com]

El señor Wbeimar Muñoz Ceballos en el mes de febrero, en una fecha que no recuerdo, o no quiero acordarme, abrió los micrófonos al aire en el programa, (que él dice), e hizo en su alocución unas consideraciones sobre el Independiente Medellín.

El señor Muñoz, (Wbeimar), en su primera intervención actuó como investigador científico; descubrió el agua tibia y reinventó la rueda. Nos dijo con análisis riguroso de técnica, táctica y estrategia lo que los hinchas, y los que no, sabemos hace cuatro temporadas incluyendo la actual: el Independiente Medellín no tiene nómina, no tiene juego, no tiene argumentos de buen fútbol; ni con los técnicos anteriores ni con el actual el señor Gómez, el DIM no tiene futuro inmediato con la actual dirigencia.

Don Wbeimar nos comentó que había hablado con el señor Jorge Alberto Osorio (Ciro), y utilizo el cliché, la frase de cajón, invito a este señor a “dar un paso al costado” en el oficio de presidente de la Institución; y digo frase de cajón porque en nuestro medio se le propone a más de medio país y nadie lo da, no lo hace o no lo cumple, e hizo esta propuesta por otro hecho reconocido por todos: los malos manejos en lo administrativo, deportivo y financiero, desde hace cuatro temporadas, del Independiente Medellín.

Es importante precisar hasta este punto que el hincha del DIM, de vieja data, vieja guardia, o contemporáneo, tiene un umbral muy alto de aguante, de dignidad, de entereza por el equipo; por ejemplo: se han soportado muchas crisis, y la actual, sin desmanes, no utilizando la violencia física contra los malos dirigentes deportivos o administrativos, ni contra bienes materiales públicos como las instalaciones del estadio Atanasio Girardot ni otras instalaciones deportivas de la ciudad, tampoco contra personas del común o contra bienes privados del comercio. No se han necesitado las “tanquetas” de la fuerza pública para contrarrestar lo inconforme por los pésimos resultados, y exigir la total transparencia y el claro manejo de los temas deportivo y financiero de la empresa Deportivo Independiente Medellín por parte de sus dirigentes y o accionistas.Continuo.

Horas más tarde don Wbeimar hace su segunda alocución con referencia al DIM: el Independiente Medellín está vendido, hay negocio, hay buen dinero, es de buena gente, es de buena fuente. nos contó el milagro pero no el santo. Pero que noticia, alegría, incertidumbre, nos puso a hablar hasta por los codos. Pidió paciencia, cordura, calma; este “noticionon”se debe asumir con la característica del párrafo anterior.

La negociación con los nuevos inversionistas debería esperar a más tardar el 30 de septiembre de 2012. Para mi percepción muy comprensible dado que las entidades de gobierno que controlan y vigilan las sociedades anónimas deben convocar por lo menos a una Asamblea de accionistas una vez al año, a más tardar el 30 de marzo de cada año. Ya pasó dicha fecha, ya pasó la dichosa noticia. pero no pasó nada para la gracia del Independiente Medellín y de nosotros.

Me pregunto ¿Es responsable la actitud y accionar de don Wbeimar, (Muñoz), y de don Jorge Alberto, (Ciro)?. Mientras tanto el uno como el otro orondo se va, siguen campantes y rampantes; cada uno en lo suyo, pero nosotros los hinchas, los espectadores. que sigan expectantes. Para el primero no tenemos micrófono, para el segundo ni voz ni voto.

Para terminar Don Wbeimar: Estoy seguro que su dilecto y bien ponderado colega inglés, a quien usted cita en la primera alocución, expresaría “yo en tu caso, no diría eso”.
FRANCISCO GONZALEZ MASCAROZ
Cédula 3.347.546 de Medellín

“Memoria histórica”

Por Gerardo Gallo, MiamiEl asunto no pasa por el de argumentar para defender obsecadamente nuestra posición. Lo correcto es argumentar para tratar de encontrar la verdad. En unas circunstancias normales el diagnóstico ya está revelado: Nacional está en crisis futbolistica. ¿Solución? Pues empecemos despidiendo el técnico de turno que es lo más fácil. Hasta acá, todo normal. Pero no. Esta enfermedad de Nacional es repetitiva, y mal haríamos atribuirle al Sachi la responsabilidad del problema. Para mi, eso seria otra injusticia más. Esta decisión no resolvería el problema sino que lo enmascararía.

De pronto todos tenemos algo de responsabilidad. Empiezo por la OAL: Su inexperiencia en este ámbito le ha costado caro. También creo, hilando más delgado, que está como el comercial de la casita roja: En el lugar equivocado. Es una organización demasiado seria y responsable para este submundo del fútbol colombiano donde triunfan mas los que manejan los equipos con una contabilidad de tienda, de bolsillo; y fuera de esto con una doble contabilidad. Ellos no saben dirigir porque con sus pagos onerosos y oportunos a los jugadores les están haciendo daño. Normalmente, muchos de ellos, que no conocen el concepto de profesionalismo, juegan mejor cuando no les pagan a tiempo y son mal remunerados.

También aportan los futbolistas una cuota alta en la responsabilidad de esta crisis. Las razones más profundas las estoy agregando de una nota hecha en este mismo blog , y son: Los futbolistas en Colombia son jugadores de hambre (pido perdón por la expresión ) , pero no de hambre de victoria o gloria, sino de fisica hambre. Vienen de hogares disfuncionales, sin educación, con escasos recursos económicos, sin valores morales ( Esto es lo más importante ) se mueven y sobreviven dentro de una cultura facilista y sicarial. Cuando no encuentran, afortunadamente, el camino de la delincuencia, el salvavidas es el fútbol; gracias a sus talentos fisicos. Se preparan para llegar al Nacional ; pero mientras tanto, no corren sino que vuelan en sus respectivos equipos. Para mostrarse. Para que los vendan. Para sacar la familia adelante. Para comer y quitarse el hambre.

Personalmente y para sus familias es la solución económica; y eso me alegra. Pero.Ya son los nuevos ricos, están saciados. Y el problema se traslada a los que los contrataron y les pagan. Como nadie les ha inculcado profesionalismo y principios morales, la expectativa que se tenia de ellos se convierte en desilusión. Es que ya no tienen más ilusiones de salir adelante. Buscan el placer, no en el fútbol, sino en sus amigos, el nuevo apartamento, el nuevo equipo de sonido, el nuevo carro, etc. Están llenos, y cuando uno está lleno, no corre. Los responsables somos todos; ellos son víctimas aunque después se conviertan en victimarios porque no atacamos de raíz el problema de educación, cultura, desigualdad social y oportunidades. Puede venir Guardiola y lo queman porque no van a correr. Porque no necesitan. Ya coronaron.

Gran parte de la prensa deportiva tampoco puede eludir su responsabilidad. Transmiten sus intereses particulares cargados de fanatismo o de intereses económicos, o ambos. Mejor esto último. Y los disfrazan de información imparcial y objetiva. Son testigos mudos. Y esa activa pasividad los hace responsables por complicidad, coautoria o encubrimiento.

Muchos técnicos, como son venales, se acomodan a las circunstancias de turno y pasan de agache.
Pero acá si tomo partido y me convierto en defensor oficioso del Señor Santiago Escobar. Vamos a la historia y nos damos cuenta que él no es pusilánime. Según recuerdo tuvo el carácter de renunciar al Caldas por no dejarse manosear. Esa misma actitud la tuvo en el verde cuando le armaron sindicato pues tomó la decisión técnico-táctica de sentar en un entretiempo a un histórico del fútbol como Chicho Serna. Le cayó la roya sindical. Todavía creo que está sufriendo consecuencias por esa decisión.

En el tema de fútbol, me remito otra vez a la historia y me acuerdo que el Nacional del 2005 es de los equipos que mejor fútbol ha exhibido en los últimos “ratos”. Y lo defiendo como persona porque Dios me enseñó a admirar y a ser solidario con las buenas personas. El Sachi es gente, es serio, es trabajador y responsable; además es hincha confeso del verde. Talvez ese apoyo tiene que ver también con la culpa que siento porque nuestra absurda intolerancia nos arrebató a un artista del fútbol y a él un hermano.

Soluciones. De pronto la historia nos insinúa una salida. Me gustaria que Maturana fuera Manager por ser un referente histórico. Que Sachi continúe como técnico porque es buen estratega y seleccionador. Me gustaría también un equipo formado por jugadores provenientes de las inferiores ( El famoso KINDER ) porque no están contaminados, no han cogido mañas, normalmente son de la casa y fuera de esto tienen hambre de gloria y triunfos. Agregando dos o tres refuerzos escogidos meticulosamente, y con lupa; destacados por su profesionalismo, entrega y capacidad. A estos últimos los reconoceremos como históricos tipo La Chancha, Tito, Cueto, Santin, Navarro y demás.

El problema es que seria necesario tiempo para desarrollar un proceso. Y no lo soportarían muchos hinchas (pensé equivocadamente que eran menos). Acá es donde venimos los otros responsables: La hinchada del verde. Es que no todos somos buenos hinchas. Hemos sido causantes de mucho mal, debido a nuestra intolerancia, malicia, irrespeto, deshumanización, insultos, presiones indebidas, justicia propia.
Lástima que los malos hinchas no renunciamos y no nos pueden despedir. A los buenos técnicos si”,
Gerardo Gallo, Miami

Carta abierta para Escobar y Galeano

Por Juan Manuel Uribe [juribes1@une.net.co]

Apreciados Santiago y Juan Jairo:

El momento crítico que vive Atlético Nacional, por resultados que no por trámite de juego, necesita de ustedes y se la tienen que jugar toda. El manejo que les den a los jugadores es capital. Ellos también deben saber que o lo ponen todo para salir adelante y seguir en el gran club en el que están y con sus buenos contratos, pagados al día, o salen del verde con el rabo entre las patas y desvalorizados.
Es evidente que el potencial de este Nacional es para hacer una gran campaña en la Libertadores y mientras tanto entrar entre los ocho de la liga de Colombia.

Y tendrán que superar lesiones, bajas de confianza, expulsiones, arbitrajes que no les den y que les quiten, goles errados y goles recibidos en momentos capitales. En fin, solamente se gana con los dientes apretados, minuto tras minuto, partido tras partido, sea el juego en Itagüí, Pasto, Bogotá, Buenos Aires o Río.

Están en un momento crítico, qué duda cabe, pero lo tienen todo para salir adelante. Y lo mejor, depende de ustedes y de los jugadores. El profesionalismo y la fortaleza mental habrían de sacarlos adelante.

Ah, un punto aparte, el delantero peruano no está ni para un cuarto torneo. Y cuando entró en el clásico del domingo, sólo hizo que sus compañeros elevaran el balón sin sentido, mientras venían jugando antes por el único camino posible: tocar, rotar y buscar el espacio al gol. Tenerlo en el banco es caer en la tentación de ponerlo como les pasó en el último juego ante el Medellín. 
Reciban desde aquí una voz de aliento y confianza.
Cordialmente,
Juan Manuel Uribe