Rincón espectacular - Histórico hasta Enero 2007 - Suscribir a Columnas o Comentarios

Archivo x categoríasTres en uno



Tres en uno alfredoc el 27 jul 2012

Esaú Jaramillo (q.e.p.d.), narrador diferente (97)

Recopilación del médico Raúl Fernando Maya Aguirre, Popayán  [raulfernandomaya@gmail.com]


El invitado de la semana es vallecaucano, narrador especializado en baloncesto, el deporte de su vida, el que lo hizo conocido nacionalmente porque desempeñó varios roles. Su trabajo radial lo llevó  por varias ciudades del país. En alguna etapa de su vida apareció de incógnito en Medellín con otro nombre, Renato del Campo, para narrar fútbol por Caracol. El perfil de Esaú Jaramillo es presentado por Giovanny García y Óscar Restrepo Pérez. Segunda entrega. La versión original  se publicó en Capsulas de Fútbol en el año 2007. 


Motor del baloncesto
Giovanny García, G.G., [garciagiovanny@hotmail.com]
En la nota de ayer señale que Esaú fue el gran impulsor o motor de una época del baloncesto semi y profesional en Colombia en los años 80 después del Mundial en Cali, cuando se decidió con Oscar Uribe Arcila (un paisa radicado muchos años en Bogotá y considerado el mejor dirigente del baloncesto de todo los tiempos) crear el torneo profesional que fue una locura en todo el país. Se aprovecho el auge del deporte de la cesta casi 10 años hasta que se fue diluyendo por la falta de patrocinadores y grandes figuras. Notables jugadores de Colombia en aquel entonces y muchos fichajes del exterior de gran calidad nos dieron tardes esplendidas de buen baloncesto los sábados y domingos, narradas y animadas en cualquier ciudad por el loco Esaú.

VOZ PODEROSA
G.G. Su voz sonora y poderosa era cautivante y quienes le analizamos desde el inicio creíamos que era el doble de Jorge Eliécer Campuzano narrando fútbol pero esa teoría se diluyó con los años pese a que tenían la misma tesitura de voz. Gran amigo, notable conversador, juicioso en el beber y gran comelón y comensal, Esaú ha pasado a la historia radial colombiana como un gran triunfador en su chicle que fue el baloncesto y un excelente animador y locutor deportivo por donde se le mire. Fue reemplazo de más de un narrador en plaza grande por motivos de fuerza mayor y simultáneamente fue un gran aliado de deportistas y dirigentes. Si bien nunca salió del armario en materia de su tendencia sexual personal, nunca se preocupó ni se acomplejó porque dijeran alguna vez sobre su homosexualidad y de allá que su profesionalismo siempre fue lo mejor y lo más enaltecedor de todo. Esaú se nos fue y con él gran parte del baloncesto de Colombia y la emoción de coliseos y tablados…

ARBITRO, DIRECTIVO
Oscar Restrepo, [oscartrapito@yahoo.com]
En esos eventos grandes la voz de Esaú marco épocas. También en todos los grandes certámenes del baloncesto. Asistió a los Mundiales de ese deporte, y se convirtió en árbitro y hasta directivo de la Federación de la cesta. Allá­ confundió sus obligaciones y terminó en el centro de muchas polémicas. Esa fue otra característica. Era amigo de sus amigos, y rival de sus archienemigos. Les daba con un fierro. No les aplazaba la crítica. Justamente hizo de juez y parte, cuando integraba comisiones de la entidad y criticaba a destajo a los opositores gratuitos. Puede ser considerado entonces un abanderado de la cesta al lado de Hernando Perdomo, Luis Fidel Moreno, Guillermo Moreno y Juan Guillermo Múnera, Oscar Uribe Arcila.

ASESINADO EN BOGOTA
O.R. Sus retiros temporales de la actividad del micrófono, generaron muchos comentarios. Mucha gente se metía en su vida privada, y él no lo permitía. Murió asesinado en Bogotá, al sur de la capital un 19 de enero del 2002. Hace cinco años. Inclusive algún familiar lejano, me comentab­a que la tragedia todavía no se había esclarecido. Esaú era nativo del Valle del Cauca. Pero mucha gente se imagino por sus raíces que era de Pereira, Armenia o Manizales. El imitador de voces, él cuenta chistes, el cantante de música popular, el personaje de cualquier reunión. Ese fue Esaú. 

Tres en uno alfredoc el 26 jul 2012

Esaú Jaramillo (q.e.p.d.), narrador diferente (96)

Recopilación del médico Raúl Fernando Maya Aguirre, Popayán  [raulfernandomaya@gmail.com]


El invitado de la semana es vallecaucano, narrador especializado en baloncesto, el deporte de su vida, el que lo hizo conocido nacionalmente porque desempeñó  varios roles. Su trabajo radial lo llevó por varias ciudades del país. En alguna etapa de su vida apareció de incógnito en Medellín con otro nombre, Renato del Campo, para narrar fútbol por Caracol. El perfil de Esaú Jaramillo es presentado por Giovanny García y por Óscar Restrepo Pérez. Primera entrega. La versión original  se publicó en Cápsulas de Fútbol en el año 2007.

Giovanny García, [garciagiovanny@hotmail.com]
Hablar de Esaú Jaramillo Montaño, es decir que conocí­ por mucho años a un ser jovial, atento y amable con el cual compartí­ algunas transmisiones especialmente en Todelar tanto de baloncesto como de fútbol y que siempre fue un ciudadano de toda Colombia pese a su marcado acento valluno… Vallecaucano pero siempre haciendo fuerza por cualquier región donde residiese pues vivió en más de una ciudad de Colombia. Este robusto narrador de buena estatura y que murió con 55 años nos dejo hace poco de forma anticipada (asesinado en enero 19 del 2002 y cuyo crimen sigue impune como suele ocurrir en Colombia, al ser apuñalado en su apartamento de Bogotá) cuando estaba en lo mejor de su producción radial siendo más empresario que empleado… Baloncestista ciento por ciento (era director de la revista Bajo la Cesta), en ese deporte comenzó su andadura desde Cali en Radio Tigre y la Voz del Rio Cauca de Caracol de la mano de Oscar Rentería (surgiendo en los Juegos Nacionales de Pereira en el 75), juntándose con Luis Fidel Moreno y Guillermo Moreno en las grandes transmisiones de baloncesto en Colombia.

RENATO DEL CAMPO
G.G. Comenzó a hacerse famoso en el Mundial de Baloncesto en Colombia (con su famoso canto de canasta al decir “lanza y Aaaaanotenlaaaa”) hace más de 20 años; pero antes había despuntado narrando también fútbol de visitante para Cali (pues era la época de los narradores toderos), luego en Caracol-Pereira en la famosa Voz del Café©, donde estuvo varios años con el fallecido también Augusto Salazar Urrea (un visionario de la radio) y cuando llegaba a esas instancias Luis Alfredo Céspedes luego de comenzar en Todelar hasta el 78. De allá se fue un tiempo a Manizales, luego Bogotá donde estuvo gran parte de su carrera, y  menos de año estuvo por Medellín cuando formo grupo con la dirección de Antonio Pardo García junto a Javier Hernández Bonnet, Jaime Ortiz Alvear, Gustavo Adolfo Rentería Pino y Camilo Sixto Baquero para formar el gran Combo de Caracol en Medellín en los finales de los 70 y comienzos de los 80… Pero al irse a Medellín le dio por cambiarse de nombre pues ya era conocido en todo el país como un gran narrador de baloncesto y no había cuajado con gran sintonía en fútbol en las ciudades donde había estado, por lo que llego llamándose Renato del Campo y vaya locura porque fue todo un desaguisado o el peor gazapo de la radio en Colombia en todos los tiempos. Cuando empezó a narrar (pues llego escondido y con gafas oscuras, cubriendo el rostro con pasamontañas ocultando su identidad, para entrar al Atanasio en su debut) por la Voz de Antioquia, quienes solíamos ser amigos y lo escuchábamos no dábamos crédito a lo que se oía y nos toco luego de descubrirlo personalmente y saludarlo una vez termino el partido, por razones de competencia y demás, decir públicamente que era Esaú Jaramillo con otro nombre…

TAMBIEN FUTBOL Y CICLISMO
Oscar Restrepo, [oscartrapito@yahoo.com]
Se especializó como el narrador del baloncesto en Colombia, aunque tuvo la ocasión de abrir juegos en fútbol y también en el ciclismo. Esaú, nombre bíblico, tenía un vozarrón impresionante. Una gran referencia dentro de la actividad en Pereira, donde dio sus primeros pasos, al lado de Luis Alfredo Céspedes y la voz de Carlos Alberto Cataño, en La Voz del Café, ahora estación de Caracol. Pero en general, luego de esa etapa inicial, empezó a darle vueltas y vueltas al dial de todo el país. Discurrió por Bogotá, Cali, Armenia, Medellín, anduvo por la Costa, por los Santanderes. Era un emigrante del micrófono. Quizás eso contribuyo a no darle una gran solidez profesional, gracias a su poca permanencia en las diferentes empresas por las que paso. Aunque haciendo una evaluación concreta, fue más el tiempo en Caracol, que en otras. Pero en general su discurso contribuyo también en RCN, Todelar, en el Grupo Radial, más tarde llamado Colmundo. En estaciones de Súper, también se le escucho. Es decir, Esaú fue un desobediente repetitivo en cuanto a afincar un proceso decidido. Fue ese trashumante beligerante, bulloso. Simpático.

DE PEREIRA A CALI
O.R. Una de las personas que más lo recuerda es Carlos Cataño, ahora radicado en Miami, donde es la voz especializada de ESPN. “Recuerdo a un narrador con todas las condiciones. En cualquier actividad tuvo buenas ejecutorias, sobre todo en las competencias de Juegos Nacionales, Bolivarianos, Olímpicos, Centroamericanos. Porque dominaba varias disciplinas con una facilidad encantadora. Esaú, en Pereira al lado de Luis Alfredo, creo un estilo, a veces muy crítico, pero en general de acompañar, de proteger al equipo de la tierra. Eso nos dio audiencia, mucha fuerza regional. Por ese mismo motivo, Oscar Rentería, lo movió a Cali, donde hizo una aparición más nacional. Y allá­, con otra gente que lo fue influenciando se convirtió en el mejor narrador de baloncesto que tuvo el país. Lo del futbol, para él era importante, pero para el público era casi secundario”, dijo Cataño. (Seguirá…)

Tres en uno alfredoc el 05 jul 2012

Yamid Amat, el rey de las noticias en Colombia (95)

Recopilación del médico Raúl Fernando Maya Aguirre, Popayán  [raulfernandomaya@gmail.com]


Boyacense con mezcla de libanes, con estudios de periodismo en la Universidad de Virginia, hizo sus primeros pinitos en la Emisora Monserrate en Bogotá, de paso fugaz por RCN para dar el salto a la prensa con El Espacio en donde tuvo una columna que pego  bastante con el seudónimo de Juan Lumumba, identificado como hincha del Santa Fe. A finales de los 70 pasó a Caracol para revolucionar en Colombia los espacios matinales dando origen a 6:00 a.m. 9:00 a.m. El invitado de esta semana es Yamid Amat Ruiz, perfiles presentados por Giovanny García y Oscar Restrepo. El perfil se publicó en versión original en el año 2007 en el blog Cápsulas de Fútbol.


Por Giovanny García, G.G.
Hablar de este veterano periodista colombiano, llamado José Yamid Amat Ruiz, así su nombre tenga mixtura de libanes con colombiano, nacido en 1941 en Bogotá, con estudios de bachillerato en el colegio Salesiano de Tunja y posteriormente graduado en periodismo en la Universidad de Virginia en USA, es pensar que en Colombia tenemos al mas escuchado, importante y laureado periodista radial y televisivo de América Latina, en cuanto a montaje, presentación, trama, idea y creación de las noticias aunada a su gran y masiva audiencia …
Yamid hizo sus primeros pinitos en radio en Emisora Monserrate en Bogotá en los 60… Luego se fue a RCN para hacer comentarios en los noticieros de Radiosucesos…fue por poco tiempo…Luego se le vio escribiendo en El Espacio (allí lo conocí­ cuando viví­ en Bogotá entre el 77 y 78) donde hizo de Juan Lumumba como hincha cardenal, y Juan sin Miedo en la pagina completa de farándula con alguna mezcla de sucesos políticos pero unidos a la farándula… De la radio se va a TV sucesos comenzando los 70 con la dirección de Mario y Alberto Acosta …
Y del diario vespertino capitalino donde estuvo además comentando de su Santafecito lindo por varios años, llega a la gran radio en Caracol noticias antes de terminar los 70 y allá­ se luce como el mejor director de todos los tiempos y le quita la hegemonía de las noticias a Todelar comenzando los 80 por sus grandes innovaciones que las aprueba la cadena y las acompañan con la inversión necesaria…todo era claro: Yamid era el gran director para una gran inversión y ninguna cadena pequeña lo podía igualar además que se quería volver a tener la hegemonía de la radio (el dominio comienza por ostentar la sintonía en noticias) que habían perdido entre los 60 y los 70 con Todelar sin muchas inversión: surgen los reportajes en directo, adiós a la grabadora y los reportajes trasnochados, periodismo político comentado en un país político con 6 am 9 am, desplazamiento en directo a todos los sitios de la noticia y no por teléfono como lo hacían sus cadenas colegas, y las entrevistas en cualquier lugar del mundo así fueran en el exterior con cualquier personaje que interesara ese día a Colombia…

RESPALDO  ECONOMICO
 G.G. Era un modelo de noticiero costosísimo pero único y la única cadena que lo podía pagar y sostener era Caracol, que ve como despegan de manera meteóricas sus ventas en publicidad pues logra el auspicio exclusivo del grupo Santo domingo (favorecido por el gobierno López Michelsen y los liberales a cambio de sus millonarias pautas) y el grupo Gran Colombiano que fue su primer patrocinador de importancia… No había como competir ni en gastos ni en despliegue informativo…recorridos por el Rio Magdalena (en compañía de diarios como el Tiempo y el Espectador con quienes se hicieron alianzas estratégicas), por las selvas, por los mares, viajes a todos los lugares vía satélite y en fin un sin número de hechos que lanzan a la conquista de todo el dial a Caracol Radio en Noticias desde Emisora Nuevo Mundo que con la compra de la poderosa Radio Sutatenza logra llegar a todo el país pues era la que cubría todo el territorio nacional y llegaba hasta los países mas lejanos dejando perplejo a la competencia… Se hizo con los mejores periodistas, como el mismo Pardo de Todelar, Gossain que veni­a de Cartagena, Julio Nieto, el profesor Panesso Robledo, Juan Harvey Caicedo, etc….pagaron los mejores sueldos a periodistas y locutores de la talla de Eduardo Aponte, Manolo Villarreal, Heliodoro Otero, Jaime Martínez y luego Gustavo Niño Mendoza, para que nadie se fuera… Se hizo la mas grande inversión técnica de la radio y hasta los periodistas que llamaban a los personajes en las madrugadas o en las noches para avisarles del tema a tratar eran los mejor pagados y nadie los podía tentar…

REPORTER ESSO
G.G. Yamid era el ideólogo de todo ese revolcón millonario y triunfador, pero conto con tantos y tan buenos colaboradores que siempre le tenían el personaje que buscara en el mundo, así­ fuera un presidente de un país cualquiera, un embajador o cualquier personaje famoso en diferentes lugares del planeta…. Por todo ello se sabe que quien trabaja con Yamid es escuchado y respetado este en el plano que este… Siempre lo considere el más innovador periodista de todos los tiempos y en todos los campos de Colombia… de escuchar siempre un simple noticiero frio y sin critica, se llega a la crónica, el reportaje con audacia y el comentario de la noticia de Yamid y sus correligionarios…. Basta con recordar el reportero Caracol (el primero con las ultimas), o el Reporter Esso, o Caracol con la noticia que fue lo que siempre escucho en la voz de un locutor serio (caso Julián Mercado ya desparecido y creador del grito de reportero Caracol, o Armando Osorio, o Heliodoro Otero, Baltazar Botero, Vicente Cortes o Juan Harvey Caicedo los primeros en leer noticias en los 60) y con buena voz pero que no contaban la noticia y solo la narraban porque estaba escrita, o en los mismos tiempos de Todelar que comenzó a despegar por allá en los 70 con Antonio Pardo una forma diferente al comentar hechos del dia…. Se pasa de esa era a vivir la noticia de manera completa y apasionada con la forma directa, critica y siempre profesional por el conocimiento de Yamid Amad, es decir que en Colombia hay un antes y después de las noticias y de la radio en Colombia…

BENDICION DE ALFONSO LOPEZ Oscar Restrepo, O.R., Periodista hincha. No estuvo tiempo completo en la crónica deportiva, pero me parece que su sueño era ese: Convertirse en comentarista o en narrador de deportes. Fundamentalmente si hubiera podido transmitir todos los juegos de su amado Independiente Santa Fe. Un líder de masas. Un periodista con todos los ribetes. Porque fue precursor de los espacios noticiosos matinales en radio, bajo otros parámetros. No era solo escribir y leer noticias. El incluyo el formato del “anchor” es decir el periodista que encabezo los grupos y dirigía el espacio. En las mañanas de Caracol hizo estragos con lo que venia vigente y exitoso. Lo transformo con el apoyo de juntas directivas y gente que creyó en sus proyectos. Entre otros, el expresidente Alfonso López, su padrino en el ingreso a Caracol Radio, cuando López, teni­a peso con sus acciones y sus decisiones. Yamid, hizo radio en su natal Boyacá, y cuando arribo a Bogotá¡, también paso por emisoras chicas, antes de recalar, primero en medios impresos y luego en la radio más transcendente del instante. Hablamos de los años 70.


CRONICA Y CORRESPONSALI
AS
O.R. En tierras de Tunja, se aproximo más a la crónica escrita, y a corresponsalías. Pero en la capital, se metió de lleno en todas las facetas. La más ingeniosa y fulgurante fue “esconderse” en el famoso Juan Lumumba, para gestionar una página de farándula en El Espacio. La mantuvo por largos años, hasta que Consuelo de Montejo, lo llama como cabeza de grupo del proyecto de El Periódico y El Bogotano, que fueron los dos motores de una gran campaña política, en la que también estuvo la familia de Virgilio Barco, Gustavo Vasco, y Abelardo Forero Benavides, como cabezas visibles. Al proyecto arribaron entre 100 y 150 trabajadores de todos los rangos, periodistas como Javier Ayala, Alfonso Castellanos, Héctor Mora, Jaime Ortiz, Jairo Anchique, Gabriel Ortiz, entre otros y Yamid como cabeza de lo que se bautizara El Bogotano, un vespertino que le iba a quitar acción e importancia al conocido El Espacio. Allá­ tuve la ocasión de conocerlo y acompañarlo. Yo salí de El Espectador, para estar en el proyecto más ambicioso del periodismo escrito de Colombia.

CON EL BOGOTANO
O.R. Hubo tropiezos y aciertos, pero allá­ en toda su dimensión vi a un Yamid Amat, decidido, seguro y con el apoyo de un grupo inversor que estaba convencido de que con sus agallas todo saldría al frente. Pero la parte económica fue desfalleciendo. Yamid soporto con verdadera paciencia los momentos más difíciles del sostenimiento. A punta de venta, de mera circulación, El Bogotano seguía en pie. La publicidad no ayudaba y la gente de El Periódico, ya se había marchado porque el proyecto estaba hundido. Yamid saco su orgullo, redujo la planta, y mostro que con poco se podía salvar. Eso fue hasta 1973. Allá­ se produce su ida a Caracol, de la mano de Alfonso López. Y desde ahí­, ejecuta lo que había pronosticado. Inventa su famoso 6-9 AM.

Tres en uno alfredoc el 15 jun 2012

Judy Lizalda, primera mujer que comentó de fútbol en Colombia (94)

Recopilación del médico Raúl Fernando Maya Aguirre, Poapayán   [raulfernandomaya@gmail.com]

Empezó como secretaria de Caracol en Cali, luego redactora en noticieros y más tarde el salto como comentarista de fútbol. Dueña de una voz realmente encantadora, con licencia de locución emanada del Ministerio de Comunicaciones. El perfil de Judy Lizalda se presenta por cuenta de Giovanni García y Oscar Restrepo. La versión original se presentó en noviembre de 2007.

 

CALEÑA DE PURA CEPA
Giovanny Garcí­a, G.G., [garciagiovanny@hotmail.com]
Caleña, elegante, llamativa, sencilla, con clase y excelente voz es esta afamada mujer, dueña de un encanto especial tanto femenino como profesional que la ha hecho la más conocida periodista deportiva del occidente de Colombia y que además es reconocida como la primera mujer que habló de deportes y especialmente de fútbol en nuestro país.
De secretaria en radio cuando llegó a Caracol, pasó a ser redactora de noticieros y en la gran era de Oscar Renteri­a Jiménez éste le dio la oportunidad al aire por su estupenda y maravillosa voz. Judy comenzó haciendo cuñas, y luego fue incursionando en periodismo al obtener su licencia de locución que por la época de los 70 era el único requisito para trabajar en radio.
Su voz sensual y profunda le dio la gran entrada a la radio caleña y colombiana.después con los años se ha dedicado al periodismo general con notable éxito y se ha mantenido aunque de manera muy regional.no quiso dar el paso nacional y trasladarse a Bogotá pese a las ofertas recibidas y se dedicó exclusivamente en Cali a trabajar hasta hoy, donde ya en su madurez hace periodismo y lee noticias en Todelar en la Sultana.

EN VESTUARIOS
G.G.
Judy por efectos profesionales ha sido pionera en muchas cosas: primera en ir a un vestuario de fútbol (recuerdo una protesta masiva del América su equipo amado que la hizo salir de las duchas cuando entrevistaba a los jugadores); primera en hablar de deportes en radio por allá en los 780; primera en hablar de fútbol, primera en leer comerciales de fútbol en un estadio, primera en trabajar en directo con grupos de hombres en los estadios y coliseos caleños.pionera para el periodismo deportivo colombiana y de allí­ surgieron luego Esperanza Palacio primero en prensa, luego efímeramente en radio con nosotros en Super y al final en Bogotá¡ con el Espectador y el Colombiano en Medellín hasta que se ha jubilado.. También Clara Elena Hernández en RCN Antena Dos que fue la primera en Bogotá a nivel nacional en producir programas de fútbol y especializarse en reportajes futboleros. Había antes movimientos cuando estuve en Bogotá¡ como el de María Elena Chavarro que quiso junto a Blanca Uribe ( después fue la comunicadora de Millonarios) que querían ser mujeres en los micrófonos capitalinos pero los directores de grupos deportivos muy tradicionales y machistas no se la jugaron como si lo hizo Renteria con la Lizalda.

CON OSCAR RENTERIA
Oscar Restrepo [oscartrapito@yahoo.com].
Judy, contra todos los pronósticos llega y se queda. Porque han pasado varios años, y la caleña que de la mano de Renteria y Araújo se metía en los corazones de los hinchas del fútbol caleño, gracias a su esfuerzo, a su carácter y personalidad está viva. La gente inclusive le pronosticaba que en menos de 3 meses, cuando arrancó, no alcanzaría a pasar las pruebas. Pero su posición aguerrida, frentera, contra el machismo imperante en el periodismo deportivo Colombiano, la impuso y la gente la contempla con respeto y admiración, por tantas cosas benéficas que le brindó a la profesión.
Judy, inclusive tuvo que superar serios obstáculos en su hogar, cuando decide que la radio sería su vida, y por supuesto el fútbol su pasión. En los primeros tiempos, haci­a cubrimiento de prácticas de los dos clubes, luego anfitriona en uno de los puestos de emisión de las transmisiones de Oscar Renteria en Cali.

EN TELEVISION
O.R.
También alterna los espacios diarios de información deportiva, de noticias, y con el tiempo pudo vincularse a la televisión nacional, como corresponsal, y luego en la regional, como co-presentadora de algunos, no solo de fútbol. Judy, actualmente en Telepaci­fico, trabaja al lado de Oscar, en Chiva Deportes, donde da conceptos, y juega de memoria por su aplicación, por sus dotes de haber sido una de la primeras mujeres en medírsele al tema en el país, junto a Alegre Levy, Esperanza Palacio, María Elena Chavarro, Claudia Helena Hernández, Blanca Luz Uribe, Lola Salcedo, Gloria López, Ángela Piedad Valencia en medios escritos. Gracias al apoyo de muchos colegas, Judy, siempre ha sido respetada. Por ello mantiene su vigencia, aunque muchas voces le habían pronosticado un pasar fugaz en el periodismo.
No, les ganó a todos, con una absoluta facilidad. Hoy en todos los espacios donde se le escucha, la Lizalda, mantiene presencia efectiva. No es solo una persona decorativa. Es una comentarista firme.

Tres en uno alfredoc el 17 may 2012

Iván Mejía, el analista (93)

Reproducción del médico Raúl Fernando Maya Aguirre, Popayán [raulfernandomaya@gmail.com]


Vida, obra y milagros de Iván Mejía Álvarez, perfil presentado  por Giovanny García (G.G.) y Óscar Restrepo (O.R.). En este blog estamos contando semanalmente la historia de la radio deportiva colombiana, interpretada a través de sus más importantes representantes. La versión original se presentó en febrero de 2006.
COMIENZOS EN MEDELLÍN
G.G.
Iván Mejía Álvarez es un caleño que se fue a Medellín en 1968 y allí comenzó junto a Wbeimar Muñoz sus primeros pinitos de radio hasta que decidió marcharse a España, comenzando los 70, para estudiar su carrera periodística y además conocer lo que tanto le apasiona: El fútbol a gran nivel y no lo desaprovechó. Es el más capacitado y conocedor comentarista de fútbol en Colombia. Profundo, estudioso y con gran visión, Iván Mejía es en mí concepto el que mejor habla de fútbol y el más actualizado (casi que el único que se mantiene al día en tácticas y estrategias). Su sapiencia nadie la puede negar y quienes compartimos con él micrófono alguna vez (en Prodeportivo 1977 y luego en el GRC en 1989)), sabemos lo que decimos. Además gran amante al trabajo y estupendo escritor. Mejor escritor que hablador, pero así su voz no sea radiofónica es otro de los ases que sin tener buena voz, deleita con su claridad.

O.R. Iván estudiaba en Medellín, cuando tuve la ocasión de conocerlo. Hicimos muy buena amistad. Respeto, sinceridad y, por supuesto, compartimos innumerables momentos de su desarrollo profesional en Antioquia. Luego se marcha a Bogotá, casi paralelamente coincidimos. Se pierde por dos o tres años, pues viaja a España, donde hizo de todo para ventilarse en Europa. Retorna a Bogotá y allí conozco más a esta persona de carácter difícil, pero con enorme bondad. Generoso, amigo de sus amigos, duda en olvidar los desplantes que ha sufrido, un mal que creo ya debió corregir, pero ante todo, un ser directo, sin dobleces, hecho en la calle, porque ha sido un caminante y bohemio. Dos hijos, una esposa, conocí su hogar en Cali. Gente maravillosa, guardo un recuerdo especial de su padre, Oscar, con quien discutí de mil cosas y siempre resulte perdedor. De ese palo nació la astillita de Iván, con el mismo presupuesto: Difícilmente pierde una discusión.

IVÁN, PERSONA…
G.G
. El “Gordo” como lo conocemos y le decimos siempre es un buen hombre en el fondo: su mal genio y pésimo carácter lo compensa con su humildad y sus cosas de “niño grande”:  ríe como nadie, con cosas mínimas; habla de futbol y el trabajo con suma sencillez ante los compañeros; disfruta de la comida a todo dar, pues es el mejor comensal que yo haya visto en la radio; fumaba (no sé si ahora lo hace) como una “lavandera mueca” y se le sentía el placer (por el aprendí a fumar en Bogotá, y lo hice por 18 años hasta que terminé el vicio); jugador de golf y otros deportes, menos de fútbol pues la gordura se lo impidió; (alguna vez quiso jugar de portero en Bogotá en un partidillo de periodistas en la U. Nacional, año 1977 al igual que Carlos Antonio también muy gordo en aquella época); aparenta ser viejo pero es joven (apenas llegará a los 60 años), y todo por el exceso de peso. Iván Mejía es buena persona para sus amigos; no es desleal, que es tan importante en un medio de periodismo porque va de frente y sin mentiras: dice lo que siente y eso vale un potosí y así lo hace al aire, granjeándose más enemigos que amigos. Yo diría que es un hombre muy solitario, de pocos amigos, y es más dedicado a su familia. Como director es duro y exigente y como compañero es crítico fuerte de cada paso que se da. Es perfeccionista con la redacción, el reportaje y las noticias que se dan al aire. A mi personalmente me enseñó demasiado: por él aprendí a escribir mis primeras cuartillas cuando en Bogotá desde una máquina, me corrigió mis primeras noticias y mis primeros comentarios, con una gran virtud que pese a su impaciencia es un buen maestro. Luego me siguió enseñando el maestro Jorge Uribe (q.e.p.d.) y quien trabajó conmigo en Prodeportivo al salir Iván y este reemplazo en la redacción. Entre los dos aprendí lo que jamás me hubiese enseñado una universidad (sintaxis, redacción, gramática periodística y ortografía). Por ellos fui corresponsal de la Patria en Bogotá casi dos años, y a la vez de El País en Bogotá y Medellín dos años, 10 años con Cronómetro desde Medellín y 10 años con Nuevos Estadio. Mis grandes maestros en redacción son un orgullo para mí. Creo que como escritor no hay par en la prensa deportiva y si hubiese hecho una revista sería el mejor editorialista. Ha sido corresponsal de muchos países, columnista de los principales diarios de Colombia (últimamente con El Espectador), estuvo muchos años con Nuevo Estadio en la era dorada, y fue también uno de los más allegados a Javier Giraldo Neira que debió ser padre de casi todos los periodistas famosos de Colombia. El “Gordo” Iván cuando lo conocí era más un maestro que un regañón como luce ahora.

O.R. Su labor en Medellín no se sintió mucho porque fue segundo de mucha gente, pero esos primeros pinos le dieron solidez, para soportarlo. En Bogotá, hizo el curso de todos: Súper, RCN, y desde hace unos años Caracol, con la que había comenzado en Medellín. Sus mejores momentos, me parece, fueron con la cadena de Los Pava y en RCN. Ahora, entiendo que disfruta de una amplia sintonía en un horario de mediodía con Peláez. En televisión, compartí el Noticiero Contrapunto (Jaime Soto, Javier Ayala), luego estuvo en noticieros de competencia, y se sentó en la misma silla que dejamos en el Noticiero de las 7. Su fortalecimiento en plena madurez, le llega en una radio acosada por la escasa audiencia, y las dificultades de ventas, pero se que le va bien, por ser un terco, esforzado y persistente. Iván hace como un año me decía que su retiro estaba cerca, pero conociéndolo bien, creo que aun tardaran lustros en que lo deban escuchar o mirar en la TV.

IVÁN, FIGURA…
G.G.
Después de deambular por muchos medios, y escribir en otros se convirtió en figura nacional cuando llegó a Prodeportivo había estado en Medellín en sus inicios pero era un redactor más de Caracol, Radio Visión y hacía vestuarios. Luego, cuando regresa de España, vuelve a Wbeimar lo Dice y está como un año en Medellín, pero su deseo es ir a Bogotá y así parte en el 76 y nos espera en el 77 para formar Prodeportivo, como uno de los cinco fundadores, junto a Antonio Chávez, Armando Moncada, Jorge Eliecer Campuzano y yo. Iván era el eje del comentario y lo hizo magistralmente en plenas eliminatorias a Argentina 78, pero su mal humor dieron al traste con su estancia en el grupo nuestro y se tuvo que retirar apenas para cumplir 3 meses de iniciada la empresa. Llegaría entonces Carlos Antonio Vélez que se venia de Manizales-Caracol a Bogotá para constituirse en otra gran figura nacida en la provincia. Pero Mejía se fue a otros medios hasta que recalara en el grupo de Trapo en Súper con Pastor y luego sigue en RCN-Bogotá por casi 10 años y allí es donde cobra la real importancia de analista de fútbol. No es comentarista de jugadas, sino analista de lo que pueda pasar y por qué pasó lo que sucedió; es la diferencia entre quienes comentan y quienes analizan. Allí Mejía Álvarez es Rey pero le agregó el factor polémico y lo distorsionó con su odio a las rosca paisa, pues habiendo surgido en Medellín, no olvidó sus raíces caleñas, regionalizó el problema de afectos, sus apegos por América y se la dedicó a Antioquia, por lo menos desde el 90 cuando llegó Pacho al Mundial de Italia. Allí ya se veía venir que no quería la rosca paisa y vivimos algunas discusiones en pleno Mundial por su negativismo con la selección de ese entonces.

O.R. Iván, a mi juicio, es más lucido en los medios escritos, que en la propia radio. Tengo el sentir de muchos que se desperdició un magnífico escritor, por su obsesión de la radio. Pero de todas formas considero que cumple muy bien también en los medios electrónicos. Destacó por sus posiciones directas, ejemplo, defensor a ultranza de las gestiones de Millonarios, enormes controversias en Bogotá. Polarizó su convocatoria solo con los azules. Los de rojo no lo podían ver ni en fotografía. Pero él se rebuscaba sus temas, y mantenía inalterada una gran audiencia personal, no del medio. Con los técnicos paisas le ocurrió lo mismo .Los tomo entre ceja y ceja, por su permanente confrontación con la hinchada de Nacional. Muchos dolores de cabeza tuvo el “ex-gordo” por mantener una actitud que debió resolverse con diálogo. Intenté muchas veces convencerlo, pero siempre respondió de la misma forma…”creo que ese es un asunto mío”. Por supuesto ahí terminaban los intentos de paz. Vetado por clubes, federaciones, pareciera que disfrutara de todo ese entorno caliente. Un personaje con el micrófono y otro fuera de la cabina. Una curiosa transformación. Por ello, insisto, Iván es dócil cuando no se ha alterado con discusiones interminables de fútbol o cualquier tema.
(Seguirá).

Tres en uno alfredoc el 11 may 2012

Oscar Restrepo Pérez, el popular “Trapito” (92)

Recopilación del médico Raúl Fernando Maya Aguirre, Popayán [raulfernandomaya@gmail.com]
En estos capítulos se está contando la historia de la radio deportiva antioqueña y colombiana a partir de un conversatorio. Giovanni García, Bernardo Tobón Martínez y Oscar Restrepo. Este día el personaje invitado es Óscar Restrepo Pérez, antioqueño, comunicador egresado de la U. de Antioquia,  más conocido como “Trapito”. La versión original se publicó en noviembre de 2005.

Trapito. Bueno, Benny (B.T.), me pones entre las verdes y maduras, pero ahí voy:

-El narrador al que más le aprendí: Pastor Londoño
-El narrador con el que mejor me sentí: Sergio Ramírez
-El narrador más profesional: Paché Andrade
-El narrador más simpático: Alberto “Patico” Ríos
-El narrador más objetivo: Armando Moncada
-El narrador más dramático: Rubén Darío Arcila (ciclismo)
-El narrador más alegre: Hernando Perdomo Ch.
-El narrador más picante: Alberto Piedrahíta Pacheco
-El narrador más distraído:
Roger Araújo
-El narrador más distendido: Rafael Araújo Gámez
-El narrador más posesivo: José Antonio Churio
-El narrador más equilibrado: Jorge Eliécer Torres
-El narrador menos original: Raúl Palomino Copete
-El narrador que vivió del apellido: Rodrigo Londoño Passos
-El narrador más folclórico: Édgar Perea Arias
Eso como gran resumen a las carreras.

Trapito. De mis datos y anécdotas. En Caracol Bogotá se hizo la rifa de un carro en los previos de un clásico Santa Fe y Millos, y la gente invadió la cabina de Todelar, preguntando el nombre y número del triunfador. Fue el peor golpe en la historia del gran rating del Circuito frente a los caracoleros.
La lucha que libramos para buscar los derechos del Mundial, intentando hacer la cadena continental, que al final no se aprobó, y que pudo haber sido la solución para el futuro.
Las luchas del poder en Cali (Joaco Marino, Pachito Franco) contra la gente de Bogotá, que tú apoyabas y que tú padre, no podía ni ver. Fue un momento muy crucial en la carrera de muchos de nosotros.
El enfrentamiento simulado que se llegó a hacer en muchas polémicas, Deportes y Punto, y demás agregados que no le sirvieron de nada a la radio. Mi caso particular con el cubano Pardo Llada, en la lucha Cali-Bogotá, que dejÓpoco. Lo mismo los enfrentamientos con Javier Giraldo Neira, capital-frente a la provincia.
Las noches de Faes Osman en el Rancho Mexicano, las fiestas que recuerdas con Alex, las reuniones hasta las 5 de la mañana en Cali, en la terraza y piscina del Inter, hablando de todo y de nada. Bueno, mil cosas Benny.

B.T. ¿Quién fue el narrador que nos acompañó en la Copa a BS, AS en la Copa Libertadores de América.. ¿Te acordás el baile de los siete velos con Alex Gorayeb?

Trapito. Jamás me gustó hablar de lo mío, y en propia persona. Lo personal, lo dejo para cualquier día diferente.

Página siguiente »


 
Inicio Propiedades.com.co Inicio La República Inicio Revista Nueva Inicio La Chiva Inicio Revista Automotores Inicio El Colombianito Inicio Gente Inicio Generación