Los 10 “martillazos” de 2012

Llegó la hora de los balances y de echar una mirada al retrovisor de este 2012 para rescatar lo más interesante en la industria durante el año que ya nos deja. Uno de tantos rankings que nos llegan por ahí es el de los 10 modelos más destacables subastados durante este año, vamos entonces a abrir los ojos y maravillarnos con lo que cambió de manos gracias a un generoso martillo. Ah, se me olvidaba: Notarán que Ferrari copa gran parte del conteo, acercándose otra vez a la peligrosa burbuja de los años 80, cuando se pagaban millonadas por cualquier modelo de la casa italiana. Ahí les dejo el dato

10. Ferrari 625 TRC Spider 1957: US $6.511.207.



Lote 325 en la subasta de RM en Montecarlo, Mónaco, el domingo 12 de mayo. Ferrari solo construyó dos de estos ejemplares, los cuales se conservan en inmaculada condición. Motor 3 litros V12 de 320 caballos, caja manual de 4 velocidades.

9. Ferrari 250 GT California LWB Prototype Spyder 1957: US  $6,600,000



Lote 137 en Gooding Monterey el domingo 19 de agosto. Este ejemplar no es cualquier California Spyder, no. Es el que se usó para las fotografías del catálogo original, por lo tanto, es un modelo de preproducción. Motor V12 de 3 litros e igual número de carburadores, 225 caballos, caja manual de 4 velocidades.

8. Ferrari 250 GT LWB Berlinetta Tour de France 1956. US $6,710,000



Lote 231 en RM Monterey el domingo 19 de agosto. Solo 9 unidades construidas.  Diseñado por Carrozzeria Scaglietti. Magnífico representante de la clásica Berlinetta de Ferrari, salió por primera vez a la calle el 15 de noviembre de 1956 con destino a California, luego, en los 90 vivió un tiempo en Inglaterra y regresó luego a la costa oeste norteamericana.

7. Rolls-Royce Silver Ghost Pullman Limousine 1912: US $7.342.933.


Lote 272 en Bonhams Goodwood el viernes 29 de junio. Tiene el récord de ser el Rolls-Royce que ha alcanzado mayor precio en una subasta. Era el automóvil más fino y lujoso que podía conseguirse hace 100 años.

6. Bentley 4 1/2 Liter Supercharged Single Seater 1929: US $7.867.261


Lote 204 en Bonhams Goodwood el viernes 29 de junio. Se constituyó en el automóvil inglés por el que se ha pagado más dinero en una subasta. Este carro se conserva en su estado original, nunca ha sido restaurado y batió en su momento el récord mundial de velocidad al alcanzar 135 millas por hora en el circuito de Brooklands.

5. Ferrari 410 S Berlinetta 1955: US $8.250.000


Lote 117 en RM Monterey el sábado 18 de agosto. Diseño de Carrozzeria Scaglietti. Motor 5 litros V12 Superamerica de 340 caballos y carburador triple. Caja manual de 5 velocidades. Ejemplar unico en el mundo, ganador absoluto en 2009 del Concorso d’Eleganza Villa d’Este.

4. Ferrari 250 California GT SWB Spyder 1962: US $ 8.580.000


Lote 240A en RM Monterey el domingo 19 de agosto. Diseño de Pininfarina, motor v12 3 litros de 280 caballos, 3 carburadores, 4 cambios. Uno de 37 ejemplares construidos y uno de los Ferrari más bellos y deseados por los coleccionistas en todo el mundo. Exganador en su clase del prestigioso concurso de elegancia de Pebble Beach, esta unidad perteneció en algún momento al actor James Coburn.

3. Ford GT40 Gulf / Mirage Coupé 1968: US $11.000.000


Lote 139 en RM Monterey el sábado 18 de agosto. Este ejemplar fue utilizado como camera car durante el rodaje de la mítica película Le Mans de 1969. Exganador de las 24 horas de Spa 1967. Motor V8 de 440 caballos, 4 carburadores Webber, caja de 5 velocidades.

2. Ferrari 250 GT California LWB Competizione Spyder 1960: US $11.275.000


Lote 40 en Gooding Monterey el viernes 17 de agosto. Carrocería especial en acero firmada por Scaglietti (solo 9 unidades construidas). Motor TestarossaV12 de 270 caballos personalmente preparado por Luigi Chinetti, jefe técnico de Ferrari. Solo 3 propietarios en su historia.

1. Mercedes-Benz 540K Special Roadster Von Krieger 1936: US $11.770.000


Lote 123 en Gooding Monterey el sábado 18 de agosto. Como curiosidad, aun está en proceso de restauración, sobre todo en la parte mecánica.  Es un ejemplar único y es el Mercedes, e incluso,  el automóvil de preguerra más costoso jamás subastado. Solo 3 dueños en 76 años.


Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>