Mercedes 190 (W201): 30 años del Baby Benz

El 8 de diciembre de 1982, Mercedes-Benz daba un paso histórico en la comercialización de su portafolio, presentando un modelo “popular” y de tamaño reducido, según las proporciones de la marca, al que apodaron “Baby Benz” y que le daría un empujón a sus finanzas para sobrellevar los años 80 en una feroz competencia por captar la clientela de entrada, aquella que soñaba con tener un Mercedes en su garaje,  quitándole compradores a una pujante BMW que también lanzaba su exitosa carrocería E30 para seguir acaparando la atención de un perfil de compradores no tan serio como el que tenía la marca de la estrella. Había que adaptarse a los tiempos modernos y Mercedes lo hizo con un modelo que si bien no ha tenido la mejor reputación a lo largo de su rodaje, marcó un antes y un después en la historia de la marca, inaugurando e concepto de “compacto premium”.

Entre noviembre de 1982 y abril de 1993, Mercedes-Benz alcanzó a armar 1.874.668 unidades del 190, que se presentó a la prensa mundial una soleada mañana invernal en España, inicialmente producido en una nueva planta de la marca en Bremen, Alemania. Mercedes quería conquistar aun público joven, de buen poder adquisitivo y que no quería subirse al “señorial” W123 que comenzaba a lucir  ya”avejentado” para la época. BMW, su rival de plaza, ya había lanzado desde los años 60 sus series 02 (1968) y E21 (1975), un par de coupés que se llevaban las preferencias de una clientela de espíritu joven cada vez más númerosa.

Así las cosas, desde las oficinas de Stuttgart se dio la orden de desarrollar un modelo nuevo, que conservara los valores de ingeniería de la marca pero que luciera acorde con los tiempos modernos. En su momento fue el proyecto más costoso de Mercedes-Benz, pues se invirtieron 2 billones de marcos incluyendo la construcción de una nueva planta de armado en Bremen y en al ampliación de la existente en Sindelfingen.

Como la idea era tener un modelo de entrada, Mercedes presentó el 190 con un motor muy básico, un 4 cilindros 2 litros de 90 caballos alimentados por un carburador Stromberg, basado en el M102 del 200 W123 pero con 19 caballos menos reduciendo el diámetro y la carrera de las válvulas. Aun así, alcanzaba 180 km/h, cifra respetable tres décadas atrás. La caja era de 4 velocidades con una quinta en opción.

Un aspecto rompedor incialmente en la carrocería W201 de este 190, diseñada por el italiano Bruno Sacco, era su bajo coeficiente de resistencia aerodinámica, pues marcaba un Cx de 0,33, un peso muy bajo (1.180 kg) y además, la suspensión independiente con brazo transversal articulado, tirantes y bielas de empuje fue todo un hito en la época y posteriormente se aplicó a las clases E y S.

El 190 prometía entonces, ser tan seguro como sus hermanos mayores, siendo elogiado por la prensa especializada en su momento como uno de los sedanes con mayor maniobrabilidad del mercado. Esta carrocería marcaría entonces el inicio de un nuevo lenguaje de diseño en Mercedes-Benz, que se vería reflejado en la clase E W124, presentada en enero de 1985.

Para clientes más exigentes, Mercedes preparó una versión inyectada electrónicamente que llevaba la denominación 190E, con motores de 2 y 2.3 litros de 109 y 122 caballos respectivamente. Para 1983 se introdujo la versión Diesel de 72 caballos que reducía a la mitad el típico sonido de este propulsor y que equipó innumerables taxis y flotas de alquiler. 452.806 unidades se construyeron con esta configuración

En 1984 Mercedes presentó la esperada “deportivización” del 190, con el modelo 2.3-16 que llevaba un propulsor firmado por Cosworth y desarrollaba 185 caballos, lograba 230 km/h y ofrecía una serie de adaptaciones a la carrocería que lo desmarcaban de la apariencia de un sedán convencional para ofrecer un aspecto marcadamente deportivo, casi extracatado del campeonato de turismos DTM.

190E 2.6 versión para Norteamérica

Para 1986 las ventas en Estados Unidos no despegaban y la carrocería E30 de BMW hacía de las suyas en ese suculento mercado. Mercedes decidió entonces aplicar exclusivamente para ese país un motor de 2.6 litros y 4 cilindros con una caja de 5 velocidades, desarrollando 170 caballos de fuerza y alcanzando una velocidad de 215 km/h. Para esa misma época, las versiones Diesel ya eran turbodiesel de 2.5 litros con muy buenas especificaciones pero seguían sin causar mayor incidencia en las ventas.

Europa mientras tanto era un buen mercado para el 190. La unidad 1 millón salió de Bremen en marzo de 1988, epoca en la que el modelo tuvo su unico facelift con al aplicación de gruesos protectores externos, iguales a los del W124 y la adopción de nuevos rines y luces de alerta trasparentes, así como mayor espacio interior gracias a una nueva cojinería, aspecto que mantuvo hasta su desaparición en 1993.

Para los más deportivos, aparecía la versión 2.5-16 del 190E, llamada también Evolution y que entregaba 200 caballos de potencia. Estas series llevaban la caja Getrag o “pata de perro” (con la primera abajo) de 5 velocidades, diferencial autoblocante y sillas Recaro.

Para 1991, se adoptó el ABS en todos los modelos del 190 y así finalizó su producción dos años después, abriendo la puerta a la nueva Clase C y subsecuentemente probó que Mercedes podía ingresar a segmentos aun más bajos, siendo este experimento la génesis de modelos como el Clase A de 1998.

A Colombia llegaron bastantes unidades del 190, especialmente del 190E de 2 litros, el más difundido en el país y también fue posible ver algunos ejemplares del 2.3-16 e incluso el 2.5-16, que, obviamente, resultan bastante buscados hoy en día por coleccionistas y entusiastas. Un buen 190E puede obtenerse por unos 12 a 18 millones de pesos según su estado y modelo y las series especiales ya pueden superar fácilmente los 30 millones de pesos. Lo recomendable es buscarlo directamente en buen estado y no ponerse a restaurarlos pues puede resultar dificil y costoso este procedimiento

El Mercedes 190 siempre perdió la batalla con su competidor directo, el Serie 3 de BMW, pero se constituyó en una muestra de buen diseño, aprovechamiento del espacio y la seguridad activa y pasiva, además de inaugurar una nueva clase para quienes el tener un automóvil con una estrella en el capó va más allá de otras consideraciones.

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

6 comments

  1. Juan Carlos Gomez Buritica   •  

    Juan Guillermo muy completo informe de este vehìculo que desde que llego a estas tierras me parecìo muy bonito, interesante carro que aunque tiene sus “historias” no deja de ser en la actualidad muy atractivo, de paso muchas gracias por la completa informaciòn que das apoyado por las imagenes de la pàgina de netcarshow que no conocìa y es muy completa.

  2. Andres Gomez.   •  

    Excelente articulo, solo una anotacion: La version 2.5-16 no llego a Colombia. Solo hay un EVOII propiedad de Automercol. Se dice que hay otro pero no se ha comprobado. Un saludo.

  3. Oscar   •  

    Excelente informe sobre el 190, a pesar de no haber sido tan popular como el chasis E30 de BMW en USA, su motor diesel de la version 2.5 ha resultado ser uno de los motores más resistentes del mundo. Dudo que de la BMW se pueda esperar lo mismo…
    Saludos.

  4. Ricardo Alvarez   •  

    Busco un motor 190D 4cilindros

  5. Ariel Montiel   •  

    Me llena de orgullo al saber mas de este vehículo pues tengo uno hace ya un buen tiempo y les puedo decir con certeza que es bien completo, compacto, seguro, resistente, confortable y por sobre todo muy económico en cuanto a consumo.

  6. Ariel Montiel   •  

    Me llena de orgullo al saber mas de este vehículo pues tengo uno hace ya un buen tiempo y les puedo decir con certeza que es bien completo, compacto, seguro, resistente, confortable y por sobre todo muy económico en cuanto a consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>